Posts Tagged ‘cocaína’

Playbous al carrer.

Imagen

I.

Toreros de calle, de Romeo, y chonis de festeras de peña, de Julietas.

Les piden los Romeos a las Julietas que les enseñen las tetas antes de que salgan a rodar el toro.

Las niñas, que creen que pueden morir astados, les muestran su sexo con piedad de monjas.

Los chicos aprenden todo lo que pueden de la calle, cómo las putas y los delincuentes.

Imagen

Para evitar aprender, en cada esquina de Vall d´uixó hay una vieja ermita, siglos antes mezquita. Mañana un Mac Donals o un dispensario de cocaína. En Vall d´uixó la regalan. Si en la calle no hay ermita, algún santo insertado de una fachada adornado con flores y protegido por un cristal recordará los cuatrocientos años de cristianismo en el pueblo, desde el siglo XVII. Solo hubo en Vall d´uixó doscientos años de inquisición.

Pañuelos blancos de los presidentes de las fiestas de San Vicente piden tregua a los periódicos. Hay riña política entre PP, PSOE e Izquierda Unida.

Realmente no aclaran nada, es un problema racial: Españoles por España, una gran desgracia.

II.

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2014/05/03/penas-vall-contratan-mujer-topless/1107109.html

Recortes de periódicos del suceso, notas de facebook por aquí y por allá, y la contemplación de una foto que sonroja: una mujer escultural humillada en su belleza.

Imagen

En mi opinión:

-Un fenómeno antinatural-

Comprada, convertida en una triste caricatura que camina sola por las calles de vall

d´uixó, la vemos mostrando los pechos desnudos y sus muslos al descubierto. Todo crudo encendido,cómo un útero.

Los toros también van desnudos y son llamados cómo ella, cuando los sueltan de paseo. Son el centro de atención de la fiesta. Las manos de la doncella van en alto, cómo los que se rinden. Sujeta un letrero que anuncia el siguiente acto cárnico:

La suelta de un toro para la diversión de la fiesta.

En un casal la paella se quema. Los jóvenes con dos rayas de cocaína de más, algo de alcohol, han salido corriendo a ver a la chica. Alguien les ha avisado que ya pasa por ahí ese bello trozo de carne desnudo y mudo, con las manos en alto. Tras su paso un cohete, cómo un cometa, estela gris, al final explota, y asoma el siguiente trozo de muslo y chuletas:

el toro.

Imagen

Aún estamos con ella, sola, pobre Julieta sin Romeo.

Palmas, silbidos, gritos, hacen que los pies se muevan, que la sillas queden vacías y que las caras hinchadas por la bebida se asomen a verla.

Un muchacho del casal le ofrece una larga longaniza rosa a la muchacha que en silencio sigue andando por las estrechas y bulliciosas calles con aspecto de calvario.

Estrépitos de risa, alguien sensible llora.

Susurritos y risitas en la planta baja del casal se descorren las cortinas de la violencia sexual. El sexo es una tiranía. Horror. Maldición.

La tarde acabará en pelea de perros.

Las chicas del casal miran de reojo a la modelo.

¿ Sienten vergüenza, indiferencia, asco, envidia?

Son chonis las festeras, clase obrera desclasada que se ha pasado al fascismo y al yoga. Cuando mueran serán incineradas porque está de moda, y sus restos esparcidos en alguna discoteca o establo de toros. Se evitará así que acaben en un cementerio con nuestros antepasados. Mejor.

III.

Imagen

La mujer ha hecho el recorrido. Ha terminado. Se siente mejor, pero ¿ qué nos importa? Se presenta a la parte de atrás de la sede de la comisión de fiestas. Deja el cartel tras la puerta de atrás por la que ha entrado. Hay hombres y mujeres vestidos, entre bandejas de comida dispuestas en una larga mesa al aire libre, cerca se encuentra el toro. La reciben de forma frívola, con las bocas llenas de comida. Ella se acerca curiosa al toro que patalea a su lado, contemplándola encerrado cómo un gladiador que va a subir al circo romano a ser sacrificado por diversión. El presidente se acerca a ella. Los ojos verdes de la mujer sonríen al ver el dinero que cae en sus manos.

Espera, un billete más si me dejas tocar tus pechos- le dice un hombre. Su cara roja cómo una gamba. Ojos viciosos.

Ella levanta las manos indiferente. siente cómo sus pezones se ponen duros ante el tacto de los dedos que los aprietan. Es fisiológico.

Que pose junto a la bestia que ha de morir- exclama un viejo con la bragueta medio abierta.

¿ Te importaría?- pregunta una voz hipócritamente tímida y humana. Lleva anillo en el dedo de casado y una cruz del cuello.

Imagen

Ella dice que no le importaría. Pide otro billete.

Se acerca al animal que la mira nervioso entre las tablas del cajón con sus ojos del color de la miel. Un asta siente el tacto de la madera clavada por gruesas tachas capaz de sujetar a un hombre en la cruz.

Sale vapor blanco del aliento de la bestia entre las juntas de la jaula.

Ella siente compasión.

La cámara recoge la escena.

Ambos trozos de carne posan juntos.

Uno destinado al sexo, y otro a la muerte.

Ambas cosas se parecen.

Imagen

IV.

La canción del torero demuestra que es cultura el toro.

Imagen

Carmen subida a la barrera torera mostrando los pechos,

Con pompones de animadora de baloncesto,

Anuncia el encierro.

Juan el novio torero,

bendecido por el Santo sale a su encuentro.

Sonrían los cielos,

A la muerte me enfrento.

Venga a mi padre nuestro:

El toro y su cultura.

Ea, ea,

aquí llega funesto.

Cargado de cuernos.

Mirad que quiebro.

Ole, ole, ole.

( Paso trotando el toro siguiendo a otro tipo una vez lo esquiva Juan)

Silbidos, insultos. Juan mira a su izquierda, se muestra barrera infectada de gente. Detiene la vista en una persona. Un bulto entre la masa gris y maloliente.

Pero a quien veo subido a la barrera. SI es mi enemigo Pedro- Juan.

Mal quiebro has dado, ojala te hubiera pillado cabrón- Pedro.

Maldito tu villano, baja y arreglemos cuentas farandul- Juan.

Ambos se pelean.

Baja Carmen de la barrera chafando cráneos y manos que suspendidos entre las maderas, cómo pájaros en una rama, esperan que vuelva el toro que ha pasado a ese lugar. Sus grandes tetas al aire al compás de los pompones. Cruza la calle y tropieza con la Vane.

¿ Donde vas guapa?- con los brazo cruzados se interpone en su camino a Juan, también lleva con los pechos al aire. Muestra a Carmen su nuevo tatuaje en el culo.

Mira- le dice.

Carmen con dificultades para leer, apenas sabe, los ojos en el culo de la Vane:

Pro-pie-dad de J-u-a-n.

Aggggggg, puta- le grita pegándole con un pompom Carmen.

El toro llega y los mata. No tiene importancia.

Son incinerados al día siguiente, sus cenizas esparcidas en una finca taurina de Andalucía.

Angelillo de Uixó.


Playbous al carrer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

Encantado de conocer su honor Concejal Adsuero.

Imagen

I.

Cerca de la estación de trenes de Nules se encuentra un grupo de varias casas de planta noble que dan con un umbroso jardín botánico. Allí habitualmente los novios se dan mano, caricias y besos, y los cocainómanos escondidos entre los arbustos esnifan coca y trapichean.

Pocas personas suelen apearse en la estación de Nules, cumpliéndose ese consabido consejo:

“ cuando llegues a Nules, Oh hermano, no te pares.”

Imagen

Nuestra historia comienza cuando un día, en la estación de Nules, se apararon tres hombres de Colombia y una delegación de Coreanos del Sur.

Era un día primaveral en Nules, pero no era un día cualquiera para sus habitantes. El municipio, para eliminar esa fama de delincuencia, solo supera por el municipio vecino de la Vall d’Uixo, y promocionar el turismo, había invitado a una delegación de Coreanos del Sur conocidos tres días antes del día de la fecha en la cual transcurre nuestra historia, por el concejal de turismo de Nules Adsuero, que había ido por cuestiones personales al parque del retiro de Madrid. La casualidad hizo que cuando salían los coreanos del museo del Prado y estaban perdidos , tropezaran con este concejal del PP de Nules. El concejal de turismo, un hombre muy jovial y campechano, hizo unas bromas a las muchachas al verlas. Les dio besos en las manos y les mostró unos pasos de toreo, así cómo emitió sonidos flamencos dando atrevidas palmas. Los coreanos del sur, gente sumisa, obediente, respetuosa, que no suelen hablar por la costumbre primitiva de su país con nadie sin ser previamente presentado, se quedaron admirados de las costumbres tan espontáneas y amigables de los españoles.

Abriendo los brazos , y abrazando de forma afectuosa a hombres, y especialmente a unas sonrojadas coreanas, les decía el concejal con grandes esfuerzos para seguir en pie,con los ojos en blanco y la mandíbula desencajada:

Tenéis herma…nos y her..ma..nas que visitar Nules, la terreta millor del mon, coño.

Aquí…- Miraba buscando algo el concejal en los bolsillos de su pantalón, ¿ donde tengo el móvil? Bueno, es igual. tú fumanchu, apunta este teléfono. Es el mío, soy del PP de Nules. Estáis invitaos a una festuqui todos, y sobre todo vosotras. ¿eh? Hola, hola. ¿ que hora es? Me voy, que pierdo el tren. Adiós, adiós. Llamadme amigos, sois cojonudos. Mis hermanos, mis mejores amigos del mundo, los mejores. Os quiero más que a mi madre coño. Os quiero.

Imagen

Así se despidieron. Los coreanos, cómo es normal en este pueblo, se tomaron muy enserio la prueba de amistad de adsuero y aceptaron la invitación. Un raterillo local de Madrid llamado Pablos, muy amable y afectuoso con los coreanos, se comprometió previo pago de 10 euros por barba de llevarlos a una zona segura de Madrid. En ese lugar encontraron varios taxi sin licencia que les cobraron por 4 kilómetros 30 euros, más propina, y tocadita en el culo a las coreanas.

II.

Imagen

Con carteles de arigato, arigato el alcalde de Nules, el grupo de cultura del municipio de Nules, también llamado taurino, una delegación de empresarios de la cámara de comercio, dieron la bienvenida a los exóticos visitantes, a los que el concejal de turismo les había dicho que eran importantes personalidades de varios países asiáticos, incluso dijo que había un príncipe entre ellos que ejercía su poder en una isla cerca de la india con mano de hierro, pero aun así toda la isla lo quería. La banda municipal toco el himno del municipio de Nules para recibirlos y tiraron tracas valencianas que les asustaron mucho. Los coreanos, trabajadores de una empresa multinacional norteamericana de pantalones, se sintieron muy honrados con la acogida. No paraban de decir lo agradecidos y honrados que estaban.

-Nada, nada- comentaba el alcalde a la italiana- para gente cómo ustedes todo es poco. Cuenten, cuenten en Japón lo que vean aquí y digan a sus familiares que visiten Nules, pero no vall d´uixó, ojito.

¿Mr adsuaro, mr adsuaro?- preguntaba por su ausencia una coreanita enamorada del torero concejal.

Imagen

Es extraño, no ha venido este adsuaro- comentó el alcalde al concejal de seguridad- lo voy a adsuarar en cuanto lo vea. Vienen invitados por él y no aparecer. Este hombre es lo más inconstante, impuntual y malqueda del mundo, si no fuera por lo salao que es y lo bien que lo pasamos en sus fiestas, lo mandaba de una patada a Mongolia.

¿ quiere que mande que lo busquen?- preguntó el concejal de seguridad.

¿ para qué? A saber que aventuras se estará corriendo y donde se ha metido ese Don Juan- respondió el alcalde de nules tratando de consolar a la pobre coreanita que parecía una gitanilla burlada de amor. Pues las mujeres , oh hermanos, se comportan de igual manera en cualquier parte del mundo cuando se enamoran de algún canalla.

Los colombianos que también bajaron del tren en Nules, a la misma hora, se adentraron en el jardín botánico.

Varios mendigos que vivían entre los arboles cómo al tropa de Robin Hood, les estaban esperando y les llevaron a una casa próxima a la estación. Sin osar poner los pies en la noble casa con aspecto de palacete, los vagabundos imitaron el canto del abejaruco y salio una preciosa rumanita vestida con uniforme muy sexy de servicio.

-¿EL señor Valdés?- preguntó la rumanita mirando a un colombiano de estatura media, largos cabellos cubiertos con un gorro de paja de ala ancha. La cara del colombiano amplia cómo una fogasa, ojos negros, barba de un par de días, y un traje de punta en blanco con botines también blancos y tatuajes en las muñecas del Camarón de Colombia, un famoso cantante de ballenato muy querido por su pueblo y muy buena persona, tanto que murió de sobredosis.

Valdés, quitándose el sombrero en la puerta cómo señal de respeto le contestó a la rubia Brunilda parco en palabras:

Soy valdés.

Imagen

A su lado estaban dos hombres de aspecto similar y mudos.

La muchacha les hizo pasar.

Valdés preguntó:

No está el señor Adsuero, tengo su consuelo.

  • Es extraño- explicó la inocente muchacha- hoy mientras yo estaba todavía en el lecho, si que me hiciera el amor cómo acostumbra el señor Adsuero antes del desayuno, ha debido de huir. Cierto es que me ha parecido oírle antes discutir, pero claro, aquí esto es habitual, es hombre de política y pasión y estamos en Nules, donde es mejor que no te arrimes, oh hermano.

    Valdes, miró a su alrededor, con sospechas de traición y le preguntó a sus hombres:

  • ¿ qué hacemos?

    Brunilda, golosa e impaciente, pasando las manos por su cuerpo de joven modelo:

    ¿ NO tiene nada para hacer feliz está pobre chica encerrada entre estas cuatro paredes?

    Un hermoso seno sacó y después la falda levantó hasta dejar a la vista unas finas y trasparentes bragas,

    Valdés, conmovido, palpo el cuerpo de Brunilda y aprobó la operación.

    Tomando asiento en el sofá, colocó Valdés sobre una mesita la cocaína.

    • Brunilda a cuatro patas cómo las bestias,completamente desnuda, ante la mirada de Valdés y sus hombres, esnifa cocaína y luego gateando se encarama a las braguetas de los colombianos muy atenta a complacerlos cómo agradecimiento.

III.

  • Los coreanos del sur pasearon por las cales de Nules viendo con asombros los carafales de los toros, los aborígenes mostrando una procesión de semana santa. EL cura les enseñó a Cristo, y mucho se asombraron los paganos amarillos al ver al verdadero Dios. Luego los bautizó por la espalda, sin que se enteraran los herejes de que ahora están salvados.

    Varios gitanillos fueron exhibidos dando palmas.

Al acto acudieron canis nazis del pueblo que hicieron una exhibición de karate ante los coreanos cómo muestra de intercambio cultural, la influencia de corea en el nativo español es el konfu.

Imagen

  • Mira jefe, con luchacos- exclamó el Joselito vacilando al coreano más viejo.

  • ¿ A qué te meto? ¿ que miras Konfu de mierda?- Encarándose Joselito iba a pegar con una palo a un joven coreano que le miraba, pero fue interrumpido por el jefe de policía.

    -Vega Joselito, venga, ya sabemos que tú eres el amo, ya está bien, lo ha comprendido el chino, no ves que te pide perdón con las manos.

    IV.

En el cuartel de la guardia civil, el concejal de turismo, con cara de torturado denunciaba ese día un extraño suceso. Alguien le había hecho una foto preparando unas rayas de cocaína quedando su buen nombre y su honor, de Adsuero, incuestionables hasta ahora en entre dicho.

Imagen

  • -! Qué asco de gente, agente! Pero, pero, cómo han podido atacar mi honor, mi vida privada.

    Hacerme fotos a mi tomando cocaína. ¿ qué pasa , que no es legal en este país hacerse unos tiritos?

    ¿ Esto que es, una dictadura? Vaya mierda de país, no hay privacidad. Se supone que lo publico no existe, que el mundo ahora solo lo componen personas privadas. Esto es una agravio, no a mi, si no a todo nuestra sociedad. Lo privado está en riesgo agente ¿ me comprende?

El agente de la guardia civil que redactaba el informe, con solemnidad y comprensión ante una situación que pudiera pasar muy cerca de él, dio máxima atención al caso y simpatías.

¿ Sabe quien le ha hecho la foto?

El Concejal de turismo, con dureza contestaba ese día, su habitual simpatía palidecía, más que el de fiesta y turismo, el concejal de hacienda parecía.

Si agente. Lo tengo encerrado en el sótano. A ver si ahora es valiente.

El agente apagando el windous, con el caso claro, listopara arresto, le contestaba en aras de la nueva vida en España:

Bien hecho, ahora actuaremos, al fotógrafo se le caerá el pelo, lo publico no existe, protegemos lo privado. Usted a no preocuparse que le seguirá una vida de fiesta, honor y alegría. , que ahora va todo mezclado.

V.

Imagen

Saliendo a la casa del concejal acuden, con sirenas encendidas, donde casualmente los coreanitos paseaban con el alcalde que al tren se los llevaba. Cuando al verlo el alcalde al adsuero, ya aburrido de los vietnamitas, coreanos o lo que fueran, adsuerado quería dar a adusero en el pelo el alcalde y así fue llamado.

Adsuero, adsuero, a mi vera hijo de perr…

Alcalde, alcalde, villanía- le contestó llevando del brazo el adsuerado adsuero a un rincón del botánico al alcalde, mientras la coreanita muy enamorada, su corazón arrebato por adsuero palpitaba al ver a su enamorado, daba pena verla, tan descompuesta la bella moza de mejillas de porcelana.

Alcalde, debe saberlo, vengo con la guardia civil a vengar mi honor, he salido en fotos tomando cacaína , fue todo una broma, pero se han querido vengar un enemigo de este noble adsuero.

La espada Adsuero mío, la espada o la navaja, que eres de Nules, defiende tu honor- le contestó el alcalde.

Acompáñeme a mi casa que en sótano tengo al traidor, le daremos confesión y detención.

Todo el mundo acude a casa de adsuero y al entrar encuentran siendo perforada por todos los agujeros a la bella rubia Brunilda, daba gusto y pena verla, vergüenza y dicha, siendo tan duramente cabalgada a la joven jaca. Cocaína la había por todas partes. Desde el sótano se escucha un lamento, el cautivo. Y Valdés que tira de la culata del revolver y mata a un guardia civil ,luego a otro,después un coreano metido en el medio. Se produce un tiroteo, Brunilda es alcanzada, luego los dos colombianos y Valdés. Del sótano salió el cautivo y miró cara a cara a Adsuero que agarró la katana de un coreano que había mostrado en el tiroteo, y le cortó el cuello al prisionero, luego temblando tras esnifar la última raya se hizo el harakiri

Angelillo de Uixó


Encantado de conocer su honor Concejal Adsuero. is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

Vall d´uixó dominada por el fuego, y poseída por el descontrol.

Imagen

Resumen de los hechos que se denuncian.

El pueblo de vall d´uixó todas las semanas sufre un incendio.

La sociedad de vall d´uixó está dominada y poseída, solo sirve para ser controlada, y es controlada desde el descontrol y la cocaína.

Sobre amenazas.

Imagen

Quiero denunciar unas nuevas amenazas bastantes kafkianas y ridículas de un vecino que me invita a no volver a escribir. Dice el caballero que se siente amenazado por mis textos y vídeos, no solo él, si no su familia entera. Cuando me comentaba estás opiniones, no paraba de decirme que me iba a pegar una paliza, incluso hizo el gesto de bajar del coche para agredirme. Fue humillante y cómico este incidente que anuncio que continuará ésta semana.

Amen, no deje de hacerse mi justicia en este mi reino por estas cosas, oh hermanos.

Hail, hail, hail….

Escena I.

Imagen

Surge en ésta escena Angelillo de Uixó vestido con túnica blanca transparente y con una corona de flores sobre la frente en la dorada colina de San Antonio. A escasos metros sus vecinos le insultan por la espalda. Espera el filántropo poeta la hora prometida contemplando cómo se ajustan las nubes con el mar, los árboles con la tierra, y la roca con la raíz.

En su mano derecha porta el poeta el libro de los “Hechos y Visiones de Angelillo de Uixó” y en la izquierda el móvil para llamar al alcalde.

Suena el móvil con el polífono de una sirena de un coche patrulla, y luego la canción de los judas priest :

Breaking the law.

Imagen

Alo- exclama Angelillo en postura nerodiana sorprendido por la llamada en medio de sus bellas y esclarecedoras meditaciones visionarias.

Aquí el reten de bomberos y la policía local, ¿donde debemos dirigirnos?- le preguntan inquietos desde el retén cómo soldados ante un combate inminente que se acerca. Están seguros de que va haber un incendio, cosa lógica ya que suele acontecer semanalmente en vall d´Uixó.

-Esperáis el incendio semanal ¿ verdad?- les pregunta Angelillo que adivina lo que piensa la policía: que él puede adivinar donde se va a producir. Seguramente la policía local ha pensado tras tantas publicaciones Angelillo en su blog sobre noticias y calamidades de Vall d´uixó, que tiene todo lo ve, que todo lo sabe.

Y en verdad, oh hermanos:

así es, así es, así es.

Si- confirma con un monosílabo de voz grave y marcial de policía lo que se estaba imaginando Angelillo de uixó.

Aún no es la hora, faltan 10 minutos para que arda vall d´uixó- responde mesiánico con voz de Moisés Angelillo de uixó y cuelga.

Deambula inquieto sobre la colina mirando el reloj.

Los vecinos, paganos herejes adoradores del vellocino de oro, a su espalda cobardemente en grupo le insultan.

En el pueblo se escucha el ruido de los petardos de los días de fallas, y la entrega de los unos a otros a los gritos de amenazas, y al triste holocausto macabro de la sociedad caníbal de vall d´uixó.

Unos a otros se empujan, se roban, se agreden, inmolan toros a dioses terribles, se mueven cómo marionetas por interés, y la corrupción domina sus conciencias.

Imagen

Chirrían sus dientes egoístas ante la desesperación de sus vidas poseídas por el capitalismo, la mentira, el borreguismo y la falta de inteligencia.

El horror,

El horror,

El horror.

El poeta se siente nulo.

Su ánimo se desploma y sus ojos escudriñan los cielos buscando una explicación:

Oh señor, ¡ es la hora!

¿por qué se retrasa el incendio semanal?

De repente, mientras reza Angelillo, en dirección norte surge una gruesa columna de humo espeso desde interior de pueblo que va subiendo a los cielos.

Angelillo ora en voz alta:

Hosanna, hosanna, hosanna en los cielos.

Satisfecho llama al alcalde que se encuentra en la terraza del ayuntamiento regando lo capullos de rosal esperando ser el primero en ver el incendio semanal.

¿ Angelillo? Susurra el alcalde que reconoce el número, pero este ha colgado.

El alcalde le devuelve la llamada.

Hola alcalde, perdone haber colgado, pero es que no tengo saldo. Haber cuando me sube el suelo- le dice mordaz Angelillo.

El alcalde prefiere no entrar en discusiones ahora que la seguridad del pueblo recae en las manos de Angelillo de Uixó.

Imagen

Sabes que no podemos hacer más Angelillo, la recaudación de limosnas de la iglesia ha caído en picado cómo el rublo Ruso- le responde de forma evasiva y con tono semejante al que emplea con la oposición filocomunista del pueblo.

Está bien, está bien- acepta condescendiente Angelillo de Uixó, y le ordena al alcalde la dirección en que debe orientar su catalejo.

Norte, 12 grados, 5 minutos-

Con el móvil en el oído espera a que responda el alcalde que deja la regadora y se va hacia el telescopio militar de la azotea del Ayuntamiento.

Angelillo, Angelillo, solo veo a un grupo de canis quinquis de unos 16 años tomando su dosis diaria de cocaína.

No puede ser alcalde, creo que no ha apuntado bien el catalejo. Desde mi posición estoy viendo cómo la espesa cortina de humo negro tiñe la alta belleza roja de las paredes del castillo de uixó- regaña Angelillo de uixó al alcalde por su incompetencia.

Ah, ¿entonces está al norte el castillo?- pregunta el acalde modificando desde la azotea del Ayuntamiento la dirección de catalejo.

Ahora lo veo Angelillo, que guapada, parece que sea de noche, pero es de día- el alcalde entusiasmado observa la sagrada cortina de humo negro que envuelve con sus tiniebla vall d´uixó.

Melancólico y visionario, camina Angelillo de uixó sobre la dorada y santa colina con dudas de su misión evangélica sobre los paganos de Vall d´uixó.

Sus vecinos agrupados en manada balan y escupen sus amenazas cómo corderos negros:

Será capaz, ahora seguro que denuncia el incendio.

Payaso, que eres un payaso- le grita el grupo de borregos.

Que te vamos a pegar cuatro puñaladas gilipollas.

Chibato, que por tu culpa acudirán los bomberos y la policía al incendio.

¿Debemos llamar a la policía y a los bomberos?- le pregunta el alcalde al otro lado del móvil con un ojo sobre el catalejo y el otro cerrado.

Imagen

Según Alcalde, si el objetivo es que vall d´uixío no desparezca bajo una cortina de humo semejante a la peste, entonces si debemos llamar. Pero, pero, escuche ahora bien alcalde… si queremos cambiar las cosas, lo mejor es no hacer nada. A mi me han llamado hace 10 minutos la policía local esperando instrucciones, y seguramente me volverán a llamar; puedo enviarles lejos Alcalde, muy lejos… a Vinaroz. Ellos seguirán mis órdenes. Anuncie el fuego, y el fuego ha venido. La policía cree que soy adivino, pero no alcalde, solo lógico, racional. En el fondo ellos también, más de lo que parece, pues al llamarme compruebo que algo presentían. Veamos, esta es mi forma de razonar, muy similar al científico de capa y tubo de ensayo:

si todas las semanas arde vall d´uixó, ¿ no es lógico que está semana también arda?

Otra cuestión es ahora que hacer alcalde. ¿ Avisar , o no avisar?

Yo creo que lo mejor es no avisar.

-Pero Angelillo…- balbucea el acalde con una profunda admiración por la mente más prodigiosa de vall d´uixó, pero también preocupado por esa decisión.

-Angelillo, pero… si les das una dirección errónea a la policía, luego te acusarán de haberles engañado, e, e irás la cárcel… y nosotros estaremos perdidos… sin nadie que nos salve, que nos recuerde lo idiotas que somos…

Angelillo, conmovido por las palabras del alcalde y escuchando cómo caen cerca de él las piedras que sus vecinos que le lanzan, responde al acalde con la piadosa decisión tomada de no llamar a la policía y dejar que la voluntad de Dios se haga, y el pueblo de las amenazas y la cocaína desaparezca cómo Sodoma y Gomorra.

-Lo se alcalde, lo se… siempre puedo decir al tribunal que me equivoque- no puede evitar Angelillo que ante esta decisión que ha tomado y las consecuencia que va a sufrir por ella, se le desprendan gruesas lágrima azuladas que resbalan por el bello rostro de mártir y galán.

El alcalde, muy afectado y conmovido por el valor y el coraje católico de Angelillo grita deprimido y angustiado:

OHHHH, no, no, no, noooooo, eso no se lo creerá nadie, que tú, divino Angelillo, te equivocaste. Te encarcelaran Angelillo, no te quepa duda. Te tiras a los leones. La justicia está corrompida. Te lo digo que yo que llevo en política muchos años, totalmente corrompida. En la cárcel te sodomizaran Angelillo, te pegaran los otros presos con un látigo de cuero, harán que te arrastres por la mazmorra un montón de enormes negros mandingos que te insultarán, te escupirán, te humillaran, y yo no estaré allí para protegerte, ni tampoco la policía local.

Alcalde- le corta Angelillo con tono serio- eso ya me está pasando, y sin estar en la cárcel, pero en vez de negros mandingos tengo a mis vecinos, a los España 2.000 de texas, los servicios sociales, el servef, y el coro silencioso de los progres de izquierda que lo saben todo, están en desacuerdo con lo que está pasando, pero no hacen nada porque son unos cobardes al servicio del capitalismo y las mafias.

Angelillo de Uixó. De su poemario y noticiero de actualidad: sentirse Dios, incomprendido y solo.


Vall d´uixó dominada por el fuego, y poseída por el descontrol. por Ángel Blasco Giménez se distribuye bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.