Posts Tagged ‘cambio climatico’

 

 

Hoy el viento sopla como un huracán.

No tienes el síndrome de Lear

Pero estás empezando a volverte loco de verdad

Las bolsas de plástico pasan por tu cabeza hacia el mar

Viajan por el aire  vibrando como un adagio de Bach.

 

Sabes que la puerta de tu casa no aguantara,

Y no puedes hacer que el viento deje de soplar.

A una monja se le sube el hábito hasta el cielo

Hasta que el crucifijo que incorpora se  le ancla a una rama.

Mientras ella parece una marrana satánica dando gritos en pelotas.

Se abren y se cierran las ventanas.

Se caen los maceteros.

Se encienden y se apagan los letreros luminosos.

Parece que es el viento el que manda en este pueblo.

A los bomberos y a la policía les duele la cabeza.

Se quejan más que los taxistas contra Uber y cabify

de que sople tanto el viento, y que no haya forma de detenerlo,

porque los muros , las casas y las podas ninguno está bien hecho.

Y tú hoy tendrás que pensar como ataras la puerta de tu casa

Si no quieres que se vaya.

¿ Y 100 puertas dónde irán, dónde irán?

Ya puedes correr contra el viento si no quieres lamentar

Que empiecen a volar.

Angelillo de UIxó

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

Advertisements

Dos poemas sobre el cambio climático y le cambio social, en tiempo real. Publicados previamente por mi en otros blog:

http://patrimonienextincio.blogspot.com.es/2018/02/hada-material-de-angelillo-de-uixo.html

 


I. Hada material

Hada que estás sobre una colina,
hecha de escombros y cascotes,
malhumorada te abandonas en un rincón,
junto al pino quemado.
Hada echada a la contaminación,
materia gris de mi pueblo.
Gente sin educación.
Ogros de la construcción.
Hada material,
! que transformación espiritual!
Mi guitarra suena
y el hada se asoma.
Te invoco:
No tenga miedo, vengo sin la hormigonera.
Solo busco en el bosque,
mi alegría y mi persona.
Aunque en mi pueblo.
las hadas sean materiales,
y vivan con ogros de la construcción.
!qué depravación!
La culpa es de la educación.
Angelillo de Uixó.
cualquier viajero que suba por el camino principal a San Antonio Vall d Uixó, quizás buscando el amor entre los encinares, no lo encontrará bajo sus ramas, pues cada vez son más escasas y retiradas. Pero pegados a las casetas, el escombro forma montañas, y entre el escombro, unos cactus de un verde fuerte, casi verde fuego, un verde duro, un verde que atraviesa la vida con púas. Y entre esas plantas, su gente. Los dueños del escombro, los que hicieron trizas el paisaje, aunque hay algunas excepciones. Pero lo que es imposible, es ponerse de acuerdo para encontrarse. No hay un árbol cuya sombra nos pueda reunir .

/mostrar-poema-480966

 

II. La nieve y la flor.

Febrero.

como si hubiera muerto en primavera,

y resucitado en invierno.

Salgo del desierto como profeta sobre la tierra.

Piedra, pitera y almendro.

Las flores se enfrían en mi piel quemada por el hielo.

Parece que hubiera andado por el cielo

y estuviera fuera del tiempo y de lugar.

Reconozco las montañas y los valles,

A las flores y a la nieve  sobre la tierra seca y cálida.

Está en mi el gemido de las abejas,

la herida de la escarcha sobre las lagartijas.

Mis pequeños alacranes tienen nieve en sus dulces aguijones

La araña y la palmera se esconden entre sus redes y sus hojas,

acribilladas por el frío.

Y el hombre palidece misterioso  tras los cristales.

Amigos míos,

mañana el sol será abrasador.

Volverá el viento del desierto.

El tiempo es un legado berebere en Vall d´Uixó.

creerme.

EL que tenga Fe en mi, no tendrá frío.

Angelillo de Uixó.

 

 

 
Eran las tres y media de la tarde, mi reloj presentía como yo que no llovería en mucho tiempo. Estaba junto la puerta de casa en manga corta  un cálido 18 de enero. Me entretenía contemplando  un cielo azul transparente rayado por  las columnas de humo blanco de los aviones que formaban un tres en raya sobre mi cabeza . Por la radio, encendida en el cuarto, escuchaba a la alcaldesa de Vall d´ UIxó lo bien que iban las cosas en fitur , la feria  de turismo, para el pueblo. Estaba contando como había cerrando una gran oferta turística  que atraería a las grutas y río subterráneo  de San José, en Vall d Uixó, turistas que visitaban el castillo de Sagunto. A la hora en que me dijo que vendría, llegó puntual como prometió la cuba. Subía pesadamente el camión por la cuesta de San Antonio. Parecía una escandalosa tormenta. A cada bache del camino, hecho por los vecinos hacia años, lanzaba agua por los costados. Cuando le di el alto. paró saltando  agua como una ola por encima del depósito y los cristales de la cabina. Golpeó el suelo el agua como hacia meses que no ocurría. El camionero bajó lentamente. Gesticuló algo parecido a un saludo, y me preguntó donde estaba el aljibe. Entramos juntos. Echo un mirada a la casa, y lanzó sin darse cuenta un silbido.
-Esta hecha una mierda jefe- le dije yo como excusa- la crisis me ha afectado de lleno en este asqueroso pueblo. Y la maldita sequía no me ayuda, los pocos ingresos que tenía, venían de hacer alguna chapuza y de unas huerta. Ahora no tengo chapuzas, y en la tierra con esta jodida sequía no crece ni las malas hierbas, y este maldito  Ayuntamiento, la tiene liada conmigo. Estamos malditos aquí.
EL camionero indiferente  a lo que decía me acompañó a la cocina donde estaba el aljibe.
Unos treinta o treinta cinco metros de manguera se necesitan- contestó.
Salimos a la calle y empezó a desatar las mangueras que iba tirando en rollos al suelo. Yo le ayude a unir las bocas. Una vez estuvo todo dispuesto me mandó ir al aljibe a sujetar la manguera porque iba a tirar con mucha presión. Escuche como arrancaba un pequeño motor independiente enganchado en la parte trasera del motor y efectivamente, casi no me dio tiempo a coger la manguera que empezó a pegar golpes contra las paredes de cemento del negro aljibe cuyo suelo seco de veía. El agua, estrepitosamente cayó produciendo un gran estruendo, como un golpe salvaje y alegre. Yo, por mi parte parecía luchar contra una anaconda, la manguera se levantaba periódicamente. Así estuve unos 15 minutos donde cayeron unos 10.000 litros de agua. De vez en cuando miraba hacia atrás y veía empapado el pasillo y un gran charco en el comedor. Por los agujeros, producidos por los arrastres de las gomas salían chorros de agua en todas direcciones, hacia arriba, hacia abajo, hacia un lado o hacia otro. Yo me sentía alegre de tener ese agua, como un agricultor sediento. Pensaba preparar los semilleros, para volver a plantar, sobre todo tomates y pimientos, lechugas, sobre todo a partir de marzo, incluso comprar en la cooperativa de Vall d´Uixó, a  la que cada vez me gustaba menos ir, al haberse convertido en una cooperativa para domingueros, cara y con poco genero, y no de mi gusto. Nada como hacerse el semillero uno mismo, con sus semillas. Pero necesitaría algunos kilos de patatas. Las que guardaba para plantar,  por desgracia, ante el hambre, al igual que el trigo y el amaranto, me las tuve que comer.
el motor de repente silenció. La goma pegó unos golpes espasmódicos quedando quieta.
El camionero y yo empezamos a recogerla.
Ya en la puerta, me entregó  la factura.
Son 100 euros.

De un pañuelo saqué el dinero, Apenas me quedaba poco más. Le pagué.
El hombre me miró, se quitó el guante, y me dio la mano.
Suerte amigo- me dijo al despedirse.
cuando me soltó la mano, subió como bajo. lentamente. costándole un poco llegar al asiento por estar algo fondón. Arrancó. Sonó pesada y monótonamente  el motor. una pequeña columna de humo negro se formo cuando acelero mientras soltaba el freno de mano. Poco a poco, las ruedas empezaron a girar haciendo sonar todo el metal del vehículo al moverse. Y así , como si se arrastrará se fue alejando por la cuesta de San Antonio hasta desaparecer.
Angelillo de Uixó.
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 


Fragmento del hombre del cielo. Esta basado en el relato de un viaje a las minas de chóvar, la nevera de alfondeguilla y la visita a mi huerto junto un amigo. Publicado cada fragmento en diferentes blogs, en esta parte, la segunda, se relata la llegada a la nevera y la visita a las minas. La anterior se puede leer en:
2017/11/pataleos-en-el-huerto-avalamos-un.html

/2017/11/patrimonio-de-nieve-desde-alfondeguilla.html

2017/11/pantano-musulman-de-chovar-la.html

 

I.

Pataleos en el huerto, Avalamos un hombre nuevo.

Ignoro porque no llueve. El cielo se ha alejado de nosotros, como muchos de mis semejantes se han alejado de la tierra. Hoy el planeta que nos acoge lo observamos con pena, como una bestia vencida que nos inspira respeto moribunda entre nuestros brazos . Y en nosotros, ha nacido  un hondo temor hacia nosotros mismos, hacia el destino delirante que nos hemos reservado llevados por una razón  deshumana. Ya se escuchan las primeras voces de rodillas en la tierra arrepentidas de lo que nos depara. piden a la tierra a la que llaman gaya, que nos extermine. Han empezado a sentirse culpables. Los antiguos temores de los hombres hacia los bosques oscuros y las bestias, han desaparecido como los pantanos, muchas fuentes, y los propios bosques que albergaban esos temores. Esta naciendo un hombre nuevo, a punto de desarrollarse plenamente. Si consigue este ser formarse , lo hará sin ninguna concesión a la historia, a la moral, al pesimismo, a la compasión; alguien como yo no tendrá razón para seguir existiendo y deberá desaparecer, pues ninguna vida alejada de la prosperidad, seguridad y riqueza podrá sobrevivir. O deberá hacerlo fingiendo ser feliz entre miserables condiciones vitales en constantes revisiones formativas y seguimientos de funcionarios de la gestapo socializadora emprendedora. El destino   de muchos humanos resistentes a esas mejoras materiales , que albergan de desespiritualización de la vida,  serán calificados de inadaptados al superior cambio, al igual que especies vegetales y animales que desaparezcan. La tragedia que se cierne sobre nuestras cabezas y bosques tiene tales dimensiones,  que al lector dejamos elegir  a su gusto para describirlas en este relato entre:
de  apocalipticas , o de extinción.
Entre tanto, yo estaba preparado para servir a estos fines. Mi papel era ser humillado en el nombre del hombre nuevo. Nuestro combate era desigual. La cantidad de medios del hombre nuevo eran infinitamente superiores a los míos, donde yo, desventurado de mí, un hombre solo y que solo poseía la palabra. ! tan desvirtuada, tan libre de contenido, tan suelta por el aire como una paloma! sin que dijera ya nada a nadie, y volviera de nuevo como convertida en un bomerang contra mí. Mis edades pasaban envuelto cada vez en una soledad y distanciamiento más abismal con el resto de la sociedad ,que pasaba a toda velocidad delante mía , mientras yo me encontraba recluido en islas de robinson, en paraísos perdidos donde fabricaba mis mundos para sobrevivir. Pero esos mundos eran invadidos. No estaban tan perdidos como deseara mi irracionalidad, conductora de lo que me quedaba de existencia. El hombre nuevo allí estaba,  como una pesada sombra que me perseguía.
Una día bajando a mi huerto la encontré. Iba arrastrando la carretilla y el agua que transportaba como una bestia para regar y  observé a la escuela taller t´avalem en mis terrenos. Entonces la sombra apareció, como en esas ocasiones suela hacer.
¿ qué quieres realmente, oh sombra, nacido de hombres?- le pregunté.
La sombra arrastrándose  por el suelo me contesto enganchada a mi pierna.
Tu voluntad, tu adaptación- me respondió.
Jamás, criatura grimosa, soberbia  y banal nacida de la ciencia y la técnica. He descubierto tu secreto que te destruirá-
¿ cual? gritó la sombra.
Temes a tu padre, la gran sombra- comenté observando como fumigaban con productos tóxicos como los empleados por los nazis con los judíos sobe mi huerta la escuela taller-Hitler- añadí.
La sombra se alejo inquieta.
Entre un arbusto habló.
Eso solo retrasara al hombre nuevo.
entonces le interrogué con malicia, porque sabía que pese a que se sigue el ideal nazi, hoy se pretende que venza  con persuasión, sin violencia aparente contra los marginados, desadaptados, desplazados.
¿ cómo conseguiréis la creación de un hombre nuevo, ese ideal superior inspirado en nietzche y que tan mal entendió  hitler, y del que estáis tan alejados?
la sombra se fue y quedaron unos chicos de escuela taller pateando mi huerto porque así se lo habían mandado. El fin de ese aprendizaje era aprender a humillar y a no tener piedad. Los chicos de la escuela taller deberían llegar a ser hombres nuevos. Por eso su monitor les enseñaba a atacar un huerto ecológico de una persona que lo trabajaba sin contrato y sin ser su propietario.
Esos chicos cuando terminaran su escuela taller deberían pensar como un emprendedor o un nazi, pero nunca como un trabajador o un humanista.
La orientadora laboral del inem forjaría sus mentes para una victoria personal, resultado de toda una nación emprendedora y prospera con sus fronteras cerradas a  la pobreza y abiertas a los negocios.
cuando los estudiantes trabajadores de la escuela taller se fueron, entre yo. caminé sobre los guisante y espinacas pisadas, entre los rojos amarantos que los mayas mezclaban con la sangre de los sacrificios, caminaba sintiendo que era yo el pisado, el sacrificado. Y al sentirme pisado, humillado, me sentí compasivo, casi resucitado. Lloré por la violencia, y me reconforte entre la devastación.

II.

Patrimonio de Nieve, desde Alfondeguilla con calor.

Un opel corsa aparcó junto a mi puerta  de mi casa, tal y como estaba previsto, y más o menos a la hora acordada. Solo seis minutos hicieron que la puntualidad no fuera absoluta. Una mano llamó sin crispación  a la puerta, mientras mis los brazos que estaban inmóviles gravitaron sobre la mesa en el salón para levantarme. Al abrir, me encontré unos ojos azules como el cielo que me observaron puros como la nieve. Transparentes como una medusa me deslicé por la contaminación que rodeaba mis restos.
¿ en que encantamiento descansas? pensé que me preguntaba mi visitante al ver el panorama desde la puerta de la casa. Yo mismo me lo había preguntado muchas veces que maleficio padecía sin saber que responder. Pero no dijo nada al verme tan desolado y con mi universo tan perdido. Hacia tiempo que no había nada que ocultar. Pobreza, soledad, exclusión, desempleo, arrinconamiento, eran públicos. Si, cierto, pero no acobardamiento. Esperanza ninguna, pero no me ponía la cuerda al cuello ni la cuchilla en la muñeca dentro de la bañera, pese a que había muchos amigos que me apreciaban que me lo recomendaban. no con malicia, sino por verdadero amor hacia mí, porque motivos tenía, como millones y millones de españoles que esperaban con ansia terminar sus vidas el instituto de la eugenesia nacional.
Nuestras manos y brazos se juntaron en un abrazo sincero.
Hacia tiempo que no recibía la visita de un viejo amigo de mi tierra, que me conoció en tiempos donde mi miseria no eran tan grande y abismal, hasta el punto de hoy ser dramática de ver para mis  amigos. Tristes puertos donde muchos prefieren no recalar y buscar otros más alegres. Sin embargo en esta ocasión no fue así.
He venido a visitarte angelete, tenía ganas de verte- comentó mi amigo P.
¿ a dónde vamos?- preguntó con interés por conocer la zona. no  es que sea de lejos, de Burjassot.

antes de salir fuimos a un bar a desayunar donde le puse al corriente de la situación socio política local.
Lo que más le llamó la atención fue la descripción que hice de la belleza de la joven alcaldesa de vall d´uixó, de la que no tenía ni idea , al igual de que estaban convirtiendo el pueblo en un eurodisney .
¿ de verdad no lo sabias? le pregunté asombrado. A lo que me replicó con sinceridad:
que ni idea.
luego caí en la cuenta , que era normal que no lo supiera,  al ser de Burjassot y haber en esa localidad con facultades y una gran vida cultural, mucha población universitaria que odiaba eurodisney.
Noté que estaba realmente interesado en conocer el paisaje sobre todo con algo histórico al ser arqueólogo. Orley, las cuevas de san josé y su poblado íbero ya lo conocía. Pensé unos segundos. Yo por mi parte he de confesar que la sequía era lo que más me preocupaba en el paisaje.
Iremos a un lugar que se derrumba- le comenté- añadí. Las viejas minas de cinabrio  de chóvar y la nevera de alfondeguilla. Las has visitado alguna vez?- le pregunté.
No- me respondió satisfecho con la visita.
Tendremos ocasión de ver el cambio climático. Luego te enseñare en mi huerto la charca y otro día que vengas el fondo, el gran lago de vall ´d uixó que se ha secado.
Llegamos al pueblo adormecido. tranquilidad y silencio, ni un alma. Los grandes caserones serios. Almendros en los solares entre las casas. al doblar una esquina donde terminan las casas, el camino se abre, cerrándose sobre su curva. Dos cuestas, una a la colina con una torre mora derruida entre chumberas, y el otro al pantano musulmán de Ajaez. La tristeza al contemplarlo sin agua. Nos invade el temor que contagia  al cambio climático.
En mi opinión , esto que ves es peor que la crisis democrática que sufrimos por la crisis. le comentó a mi amigo P.
bordeamos el pantano.
dormido esperando, nos encontramos al hombre de estas tierras como un idiota tumbado en el suelo envuelto en traje de camuflaje. Enfrente tiene un triste perro atado a un olmo. nos pregunta:
¿ van para arriba?
a las minas- le respondo como si fuera el rey salomón.
Si ven unos perros me los tiran para abajo. Los soltamos  ayer para el jabalí y aún no han vuelto.
Pobres palurdos miserables- pensé para mí. Nos alejamos sin decir nada. El hombre siguió recostado.
Así es este pueblo- comento a mi amigo, que exclama pobres animales.
El camino se cubrió  de alcornocales- majestuosos árboles del corcho. De aquí se saca el corcho- le expliqué a P contemplando uno grupo de ellos cuya corteza despojada hacía poco dejaba un tronco rojo y robusto.El bosque en chóvar cubre los senderos, oscuros, frescos, resistentes a un clima seco. ¿ quién no se emociona al ver esto?  Noté que mi amigo lo hace. El sendero iba subiendo, escabroso y polvoriento era el camino, con desprendimiento que cubrían  laderas enteras. Columnas de piedras. Pedregales y alcornocales, encinas también asomaron a nuestro paso. En un pequeño barranco. La fuente fresca, estaba seca. Los helechos amarilleaban. Es noviembre y estaba todo seco. Las fuentes no hablan, están secas como las gentes de nuestra tierra. En el lecho de la fuente fresca, una margarita, la más bella que haya visto en mi vida. Su blancos pétalos, nieve y pureza. . Fe y esperanza, entre las avispas del barro que devoraban las criaturas del agua ahogadas en la tierra. Proseguimos por caminos de rojo rodeno, hasta que a mitad ladera, una de las minas. Sus misteriosas entrañas selladas con una maderas, Unas vagonetas para que los turistas se hagan fotos. sacaban Mercurio, cuanto dolor  para separar la plata y el oro. Sentí un extraño eco, al meter mi cabeza en la negra entrada.  si nos aventuráramos en la mina. ¿ a dónde bajaríamos?- rápido saqué la cabeza a la luz y proseguimos, subiendo. Hasta llegar a la pista. A lo lejos  observamos el Peña Golosa. Sierras calvas, azules, difuminadas se muestran, y los vestigios del último incendio de Eslida- Artana localidades a nuestro pies, aunque no se vean, como alfondeguilla en la que estabamos, y ya muy cerca de su nevera, rodeada de trincheras de la guerra civil. El mar, azulado, su costa desolada por la construcción. El clima estropeado. La nevera entre trincheras y una pinada. Vestigios de otros tiempos, cuando nevaba. Hoy parecía el chepa de un camello entre la arena de las trincheras. Sobre su cúpula,  la majestuosa visión del castillo moro de Castro. este parece volar sobre las altas y puntiagudas peñas sobre las que descansa al filo de 800 metros de altura. El viento seco sube y baja por las puertas enrejadas hasta el fondo del foso de la nevera de castro, buscan cantando lo que nunca encontrará, la nieve que no ha de llegar más.
Bajamos tranquilamente. En el pantano ya no estaba el cazador, pero el perro atado seguía allí, dejando en el ambiente su estúpida presencia. nos miró el animal con pena.
En el bar de la cooperativa  entramos para comer. Es lunes. lo encontramos casi vacío . un milagro de estos pueblos, fondas desiertas. se sorprenden de vernos la poca  gente que había. EL bar descomunal , construido con amplitud  para concentrar a los trabajadores de las cooperativas.  ! aquellos tiempos en que se juntaban los trabajadores para preocuparse por su situación de clase! hoy vive el bar de los turistas de fin de semana. Una chica joven, y guapa nos atendió . El lunes cerramos a las tres y media-nos confesó cuando pedimos . solo le quedaba una ración de carrillada . Aceptamos, pero como era ración  para uno, lo arreglamos con un bocadillo. así que mi amigo y yo compartimos carrillada y bocadillo de embutido. todo muy bueno. La chica nos atendió  muy bien. postres, y cafés. Nos fuimos  dejando unas vistas preciosas al pueblo y las montañas a las que dan la galería   de este inmenso y humilde bar, amueblado con sillas  del tipo de escuela. cuadros costumbristas que pensé que serían hechos por algún pintor local. en uno de ellos se representaba el bous al carrer  junto al ayuntamiento. otro, el de un hombre en la torre del pueblo. fotos gigantes de toda de chóvar en blanco y negro.
Junto a la fuente donde llenamos una botella de agua, regresamos a vall d ´uixo para despedirnos mi amigo y yo, hasta dios sabe cuando.
III.

Pantano musulmán de Chóvar, la reconquista del clima

En la garganta del barranco de Ajuez, junto las huertas y el pueblo de Chóvar, se detiene un hondo suspiro. Un muro retiene el agua y un trozo de historia,  pero el cielo y la tierra se han roto y ya nadie llora, solo contemplan como se van las cosas. Las hierbas que mueren crecen en el lecho reseco. Contra el muro quedan agónicas culebras y peces. Los turistas gentiles sonríen, y fotografían el pantano convertido en postal de escuela donde se enseña que fue moro, sin notar que se fueron los ruiseñores de este lugar.
Angelete, ¿ qué dices? te veo turbado- comentó mi amigo P. mientras contemplábamos el pantano y yo recitaba las palabras del verso anterior que nacían de una reveladora presencia que sentía  en el paisaje. Una rebelión y adhesión descansaban en cada piedra, en la suave brisa, en el agua. Las nubes pasaban rápidas sobre mi cabeza, y una voz en mi interior luchaba por rechazar el sistema en crisis que me envolvía del estado español.
¿ nos vamos? – me preguntó mi amigo.
Espera, quiero contarte una leyenda. Vayamos a esa peña junto la presa.
Fuimos a la peña y nos sentamos.
¿ Conoces la leyenda de Ali Chóvarcassim?- le pregunté.
No. respondió.
Entonces empecé a narrarle una historia local que todo el mundo en chóvar conoce.
La leyenda transcurre en los primeros años de la conquista musulmana, ya pacificado este territorio de castellón con la huida de los bizantinos y los monjes a Suiza , dejaron una profunda inestabilidad social y política causada  por las ordenes de los monasterios y los señores godos del feudo. Estos quebraron las arcas publicas en sus cortes,, conventos y palacios   hasta unos limites solo conocidos  con el partido popular de hoy. La peste, el hambre, la desolación, la incultura, el caos, la anarquía y la barbarie eran las verdaderas  dueñas del pueblo español. La gente del siglo VIII pensaban y comentaban hambrientos que era el final de los tiempos. Y razón no les faltaba para pensar así.Gracias a  Alá , el país no acabó en manos de  vikingos ni Normados que merodeaban por el norte y hubiera sido un desastre. La llegada de los musulmanes vino a ser una bendición de Dios, pues trajeron grandes sabios y adelantos. si alguna vez este país ha sido una potencia cultural , y no una potencia de bestias conquistadoras ha sido con los musulmanes. Y eso  lo reconoce hasta el propio Aznar. Universalmente es conocido Averroes. Sin embargo, en este lugar llegó un sabio montado en un impresionante camello blanco, que no tenía nada que envidiar a aquel sabio. Si hubiera ido a Andalucia  nuestro sabio y no a castellón, seguro que se recordaría con mayor esplendor sus nombre.  la fama, la historia, no son justas. Unos hechos se engrandecen cuando no deben, y otros mucho más reveladores  caen en el olvido, como lágrimas en la arena del desierto. El nombre de Ali Chovarcassim debería haber llegado al Cairo, a Bagdad, a Medina, Córdoba.. sin embargo, no salí de aquí. Las montañas lo recuerdan, el barranco, las fuentes, el pantano…
Este sabio era el encargado de administrar este lugar, y quiso hacerlo de forma democrática. Era un gran conocedor del mundo griego. Traductor incansable de Platón y Aristoteles, y visionario. Anunció que no se podía gobernar oprimiendo a la gente, ni imponer las creencias religiosas. Aventuro que el mundo durante siglos y siglos viviría marcados por las fronteras de tres religiones. La cristiana, la judía, y la nueva del Islam. Según Ali Chovarcassim no habría ninguna religión nueva en el mundo tras estas. Aseguro que si desaparecieran del planeta estas religiones, llegaría una era terrible de ciencia y ateismo, heraldos del apocalipsis.
MI amigo P. asombrado exclamó- estamos en los albores de ese terrible momento.
Si P- contesté. Las profecías de Chovarcassim  son asombrosamente ciertas. Aunque no está escrito en sus textos, los cuales puedes leer en la biblioteca y el ayuntamiento de chóvar. En mi opinión, creo que notó al llegar a occidente la decadencia moral y cultural, y eso le hizo escribir esas adelantadas profecías que siglos después Ortega y Gasset copió con todo el descaro del mundo. Pero este sabio, no fue en el sentido estricto un poeta, ni pensador, fue hombre de acción. Visiono el cambio climático antes que nadie, y actúo. Él ,como los nuevos invasores del territorio, eran gentes del desierto. La carencia de agua de sus tierras les engañó a muchos musulmanes pensando que españa era un paraíso. era un paraíso para ellos porque veían agua por todas partes.  esto era porque entonces llovía y nevaba . Incluso aquí ,donde nos encontramos. Ya has visto la nevera de alfondeguilla.  Sin embargo, nuestro sabio pronto se dio cuenta de que necesitaban agua para desarrollar la agricultura, muy abandona por cierto por los pelotazos urbanísticos de conventos y palacios que cubrieron españa, para acabar muchos de ellos sin inaugurar por la invasión musulmana,  recayendo  en manos de ocupas y vándalos  ociosos que vagaban de allí para aquí, destrozando conventos nuevos que hoy serían patrimonio de la humanidad hispano musulmán. En chóvar, que estaban a punto de terminar la ermita, se propagó el rumor que el nuevo visir de castellón iba a convertirla en mezquita. La gente se movilizó contra los invasores, pero gracias a Chovarcassim no llegó la sangre al río. Reunió al pueblo en la plaza del Ayuntamiento con el espíritu de dialogo y tolerancia que le caracterizaban. Desde allí les ofreció un referendum pactado con garantías sobre la conversión. Les ofreció que si se convertían al Islam construiría una gran presa fudamental para desarrollar la agricultura. Esto daría puestos de trabajo tanto a los albañiles como a los agricultores y mercaderes, activando el comercio local. Y no solo eso, acceso a la ruta de la seda para la famosa miel chóvar. La construcción de una calzada empedrada  hasta vall d´uixó por la sierra. También prometió acabar con los abusos impositivos del vasallaje y del feudo que la casta utilizaba para sus privilegios acabando con la hucha del pueblo. Mucha gente joven de chóvar se convirtieron  al islam. Aunque sufrieron los insultos de sus padres y los conservadores que ridiculizaban su nueva fe, y las promesas de Ali Chovarcassim. Incluso el párroco de aquel tiempo, que entraba en opiniones política, y odiaba publicamente el islam. Prometió que si cumplía aquel moro su programa electoral para el que no había presupuesto, él se haría del islam. El pueblo de chóvar, harto de los curas y señoritos, viendo que pasaban los siglos y las cosas no cambiaban, optaron por dar un vuelco radical a su pasado y se hicieron musulmanes. El Islam ganó por mayoría en chóvar, vall d´uixo, moncofar, solo perdió en villavieja, que por eso se llama villavieja, pues ese año del 789, se llamaba  villanueva por haber sido inaugurada dos años antes.Desde los comicios por lo rancios y conversadores de sus gente pasaron a llamarla de este modo.
Desgraciadamente, lo peor de los españoles no cambio. La envidia. Había gente muy ultra de chovár que odiaba mortalmente de Ali Chovarcassim. Un día, en esta peña en la cual habitualmente meditaba, y según dice la leyenda, que cantan seis ruiseñores mirando el pantano recordando a aquel hombre fantástico.  Lo ultras conservadores lo cogieron,  le ataron una piedra la cuello y lo lanzaron al pantano.
Mira angelete- mi amigo señaló en el escaso charco rodeado de barbos y carpas como surgía ala superficie algo parecido a un esqueleto humano. Dio una vuelta circular y se volvió a hundir.
Nos levantamos y llegaron seis ruiseñores que se pusieron en el lugar donde estábamos mirando la pantano.
Angelillo de Uixó.

 

 

El 5 de octubre del año 2017 corte con la cabeza el suelo al dejar caer la regadera. Me elevo sobre un pedregal de vall d´Uixo, como un asceta perdido en un mundo liberal contemplando dos realidades  contrapuestas, y a la vez cientos, miles, de realidades implícitas unidas entre ellas dispuesta a encerrarme en un laberinto. Sobre mi mundo  arena, tierra, sequedad, y aislamiento, degeneración por cuanto me rodea. A mi alrededor solo hay  libélulas que se posan entre los palos que sirven para que trepen los guisantes, cuyo dolor está escrito entre sus hojas debido al efecto de la presión atmosférica. En el fondo del horizonte, aun se ve lo que les ha atacado. “La calima” como una bestia  surgida de las profundidades , se balancea blanca, suspendida entre el mar y los edificios de los pueblos del contorno  que podía divisar entre agrestes y desoladas colinas, Nules, Moncofar. El calor y este efecto propio del verano producía unas temperaturas sofocantes, que atentaban contra la vida vegetal, “tan inadaptada a los cambios”. los días previos a este día, fueron idénticos a este , y los meses de  verano que se acaba de ir, el más  tropical que se tenga constancia, y el verano se adentraba en territorio otoño. Otoño según las horas de sol y el calendario, pero no un otoño de llovía como tantas canciones, un otoño seco.
Las piedras de este lugar, mis compañeras de destino, entre las que acabare recodando el mundo, como un canto rodado que una vez cantó a este tiempo, eternamente viviré como piedra, son testigos de lo que digo:-
ellas decían amontonadas unas sobre otras, “tan llenas, tan duras, tan eternas frente a tanto cambio” no recordamos nada igual a este día.
Desde hacía meses, no llueve. Lo que  hace diferente  a este día  del día ayer, y el  motivo que interrumpe mi mundo de piedra, que algo ha movido,  es la visión de esa niebla blanca de calor flotando. La primera siembra de invierno, está perdida.Los guisante yacen mustios empalados junto las cañas. Se habían arrojado rendidos a las ramas en la madrugada, para descansar asfixiándose lentamente. Sabía que para muchos de ellos, echarles agua era una perdida de tiempo en estos momentos.Las hojas de acelgas, parecían los tentáculos de los pulpos escarbando en la arena de un fondo . Las lechugas estaban acostadas, amarillas, enjutas y ásperas sobre el suelo. Tenían color amargo, habían perdido su liberal color a la vista. Para este rincón, y lo que nos acontecía, a nosotros las criaturas del pedregal,, hombre, azada, matorral, huerto, era un día de derrota. Solo un zafarrancho de agua nos podía salvar. El viejo algarrobo lo sabía. El agua. Ella vibraba en mis manos a diario. cien, doscientos litros ,pasaban de la roca de la fuente a mis manos. El viejo bar oasis, se cobraba algún café de mi parte, y alguna una ironía de la vida con su palmera verde pintada en la fachada. Yo  atrapaba el agua como en el sahara, en garrafas para derramarla  lentamente para que la chupara la tierra, como se chupan los labios cuando se ama o cuando se finge amar. Pero este día, 5 de octubre como si la calima anunciara uno de los otros cambios que vendrían, al presionar el grifo, salia un pequeño chorro de agua de la fuente del oasis. a través del negro agujero recibía su blanco néctar con estrépito de cascabeles, arrastrando un murmullo y un olor aséptico  de agua-  hipocresía  de estos tiempos, mientras se desinfecta el agua, se ensucia el aire. El viento arrastra partículas nuevas y mutantes, como llegan a los campos nuevas especies invasoras, una de las cuales aplaste contra mi antebrazo. dejando al mosquito tigre entre mis pelos enterrado. Llego con el agua en carretilla como un asceta neolítico en un paisaje de cavernas rodeadas de chumberas, bajo los cuales estaban mis ajos, cebollas, tomates, amaranto. Mi sabana africana en vall d´uixó. me falta la tribu. Allí estoy yo estacado, cavernícola indomable luchando contra la calima y el homus cognitivus. El hombre más repelente de todos los tiempos: el racional y político. EL agricultor que me rodea, esta incorporado a la red de agua, es ajeno al cambio climático, pero igual de pobre que yo en su balance de resultados, se admiraba de las toneladas de naranjas que conseguía de cuatro fanecadas sin esfuerzo, ocho, diez toneladas, doce, más o menos. Y unos mil euros de perdidas anuales. Y eso no era nada, su logística estaba a punto de saltar por los aires. El cambio climático venía de mil maneras inconcretas. Todo cambia a cada segundo. Hoy calima, mañana gota fría, heladas y al día siguiente sol. Las probetas científicas que nos había conducido  hasta aquí , acabarían flotando en el cieno, pues la ciencia no había descubierto nada real, solo el peso, la comparación entre las superficies de las cosas físicas. Las vecindades humanas serán ya un nido humano de miseria personal . colmenas humanas agotadas, servían para alojar náufragos, seres de la caverna en ciudades pomposas, urbanas, modernas, con personas arrojadas a la hoguera de la exclusión, la corrupción y la degeneración. algunos de volvería gayas, portavoces de la tierra, otros se tirarían a la tabernas, o al sexo. Cada cual es responsable de iluminar su mundo con estupideces. Un orden mundial basado en los actos de cada uno. Liberalidad absoluta. Un desierto mental amenazando ¿ qué puede llenar el desierto? la familia, el coche, la patria…. No, ante ese desierto el suicidio. junto ese desierto mental como analogía, el desierto físico, cada día muchos metros de diserto avanzan. Y la gente  huye de esos desiertos que les llegan. Y vendrán como llegaron los bárbaros la gente del desierto. Y es posible que se detengan ante nosotros. y al contemplar nuestro mundo, no  nos aplasten y nos admiren, y no devasten nuestra civilización,y se unan a ella como ciudadanos de segunda en el sector servicio. Pero queda otra salida, si por nuestra propia estupidez no nos destruimos, que es el plan A, queda el plan B. Retroceder para avanzar. un colapso general. Un cambio climático que termine con las cosechas, la pesca, la ganadería. Y que el hombre sano respire con su lanza. Que truene el clan, el aullido de los lobos, las orgías en las selvas. La vida sencilla de un mongol. La sonrisa de un bárbaro. El sonido de los cuernos. Las migraciones de los pueblos por las estepas. Y que durante miles y miles de años nadie pueda relatar esto porque nadie sepa leer. que solo tengan de estos millones de vidas recuerdos las piedras.
Angelillo de Uixó

 

Uno de tantos ruegos para que llueva.

Habíamos pedido agua a la virgen de la Asunción en vall d´uixo,  a no tardar más para septiembre, cosa que estaba dejando de ser habitual , porque bastaba asomarse a la ventana, si desde allí se veía el campo, y no una fachada vertical de un edificio de la ciudad dormitorio, para comprobar que la madre tierra, gaya, se estaba quedando seca. Y esto era motivo de muy pocas discusiones, pese a lo inusual  del seco y cálido clima que se presentaba. Había en los debates negacionistas del cambio climático, pero firmes  defensores de quemar fósiles, hacer crecer en PIB todos al años un 3%,  apostar por el urbanismo y el turismo desenfrenados con miles de aviones pasando por nuestras cabezas, los grandes cruceros en nuestros fabulosos puertos, así como los grandes supermercados, la desregularización económica,  el trabajo temporal, y la defensa de las tradiciones patrióticas . Por eso en vall d´uixo, la convocatoria  contra la sequía se hizo oficial y de cara al negacionismo, a mitad de septiembre, cuando las autoridades, que no se atrevían a entrar en estas discusiones metafísicas de doble cara en una misma carta, sobre la existencia de un cambio climático , por qué corrían el riego, o mejor dicho en terminología científica. Tenían  la probabilidad de un 50% de que saliera negativo lo del cambio climático. Por eso, para contentar las diferentes opiniones de los vecinos sobre la sequía, y sus más que dudosos recuerdos meteorológicos, , y no comprometerse en este mundo, sino en el de más allá,  en el que la mayoría no creían, se recurrió a la tradición, que al fin y al cabo es también cultura, iniciativa y método. Por eso el Ayuntamiento contacto con el párroco de la Asunción para encargar una profesión para que lloviera. este, de rodillas frente a nuestro señor en soledad, pensaba  si nos había olvidado. Por eso le alegró  que se acordaran de sus servicios cuando un funcionario entro y dijo Padre. abrió una bolsa y dejo en las manos  que párroco unas monedas por el encargo ante la mirada perdida de Jesús. El pueblo y el césar volvían a tener Fe.  En la romería, convocada por facebook y la radio. un éxito estadístico, se mezclaron turistas y aborígenes. muchas cabezas ese día junto las piedras de la iglesia. tantas como nubes pasaban, negras y cargadas, prometiendo un buen resultado a la ofrenda. las campanas sonaban. las miradas se elevaron al cielo rogando a un cielo eléctrico :

“Oh señor de la gaya tierra,

ruega con nosotros,

te esperamos aquí abajo.

¿ es pecado contaminar?

¿ Ha llegado el momento del empobrecimiento de las masas?

Las campanas enmudecieron cuando el rayo dijo:

soy el trueno.

Unas gotas de barro cayeron al suelo, algunas llegaran a dar con el zapato de los manifestantes que aún corrían sobrecogidos. Fueros dos minutos de agua y barro, que se quedó en los tejados. Las alcantarillas y los desagües  se cubrieron por el nivel de las aguas, y este fue el mayor momento de peligro para los políticos ,porque podía deslucir toda su actuación. Afortunadamente , nadie se dio cuenta de  que entre las ruedas de los coches bajaba un agua mezclada con espuma y aceite de motores que no iba a ninguna parte, se quedaba junto algún bordillo detenida.

Al día siguiente se difundió la gripe, y los habitantes del pueblo pensaron que habían pecado.

II.

Para empezar  José, el tiempo, en estas coordenadas históricas y meteorológicas en las que estamos perdidos . Tengo pendiente escribirte la carta que te prometí, pero el propio tiempo, el calor, la sequía, el campo, establecen un dialogo conmigo que me arrastra al olvido de otros deberes, incluso el de dejar de ser pobre, que es el dialogo que mantiene la gente que me rodea con su voluntad. Del empleo, el proyecto que te conté que debo presentar. Estoy obligado desde que el ayuntamiento compró las tierras que ocupo . debo hacerlo  para justificar mi ocupación . Burocracia de  la autogestión. Me servirá de terapia mental. Imagino que ya estarás en México ordenado las fotos, las notas de tu viaje por España, que podrías titular: seriedad a la española tras un fracaso social y económico sin precedentes, o la españa de Pinochet . ¿ cuántas cosas no te esperabas ver de este desmadre hispánico semejante a una dictadura hispanoamericana de los años 70? miserias ahogadas en bares en la avenida suroeste de vall d´uixo, las más visibles. Pero la mayoría , como te conté y te mostré, son miserias escondidas en casas, escondidas en los partidos políticos, dentro del ayuntamiento, en el agujero negro de los servicios sociales, escondidas en los sindicatos, escondidas en las parroquias, en las empresas privadas, en las cañerías de aguas fecales que se desbordan por el río y de las que hablaremos. España, un país tranquilo, desarrollado y seguro. Claro, un tópico de unas televisiones, o hablando en terminología española, un nodo, como el que México es  un estado fallido. Lo de las televisiones y las naciones, es una tómbola. Sale una noticia, Escobar, narcotraficante mexicano, y a partir de ese momento van preguntado a las audiencias que van subiendo o bajando las categorías de ese país. De estas opiniones se configura la nota global, se esparce como un virus y  se consensúa entre todos los poderes mediáticos, económicos y políticos. quedándose  fija unos años. A españa por ejemplo no le han recalificado su ancla opinativa desde el 2008. Y ya toca bajarle la nota, a categoría de estado fallido situándola por debajo de venezuela. Hemos conseguido bajar a fuerza de someternos a países más ricos como alamania y francia a los que imitamos socialmente en hábitos de consumo y gustos para parecer relevantes. no  solo está implicado en nuestro declive nuestro nivel económico de miseria para una amplia capa de población entre como pudiste comprobar me encuentro. Sino nuestra cultura. testimonio de pobreza son las fotos de mi casa,  o las que me rodean. Difunde en la facultad de méxico, venga a Moctezuma, con las que me hiciste  cargando agua en una carretilla de una fuente para regar esas huertas ocupadas, y sobre los españoles de los que hablamos y viste  deambulando apáticos, semi vivos, sin trabajo ni horizonte vital , que pertenecen a ese nuevo genero humano llamados de excluidos. Haz un relato de  justicia social  a mi pueblo, los excluidos zoombies. Los vampiros de españa. A los que hay que aceptar como una fatalidad de los tiempos del progreso, y del que toman buena nota las estadísticas para que no hagan nada en contra de su situación , y sobre todo, contra la vida de los que los oprimen.  Eso es lo que más teme este sistema y  la conciencia de nuestras fuerzas armadas: jueces, periodistas, políticos, contertulios. ya superan a los fascistas en cuanto a rabia y  estupidez. El fanatismo de jueces, policías, periodistas. Están obsesionados que le pase algo a los opresores. El síndrome de Mariano Rajoy.  la ley mordaza, su  terapia. El sometido que aguante. Fascismo puro y duro, pero disimulado por las autoridades  bajo tutela de jueces y la policía, que aquí son los que cortan de verdad el bacalado , y al alcalde  o concejal de turno. Los jueces son el verdugo legal  contra el cambio. Antes con ligeras censuras muy selectivas, pero ahora  cada vez más generales.  Sus causas más inexplicables, como sus autos que ya son de Fe. Que los trabajadores aguanten, mal ,pero lo de los excluidos sociales, como son tratados, lo digo en tercera del plural, pero en primera lo conozco bien. Es nauseabundo, incluso hasta Franco o Hitler vomitarían ante tanto desprecio por la humanidad puesta en absoluta degradación.  Recuerdos de Vicente, nuestro mejor pintor. Tuvo una gran impresión al conocerte, y cuando me ve, me pregunta por ti.  Como viste nuestra cultura está por los suelos. Vicente es un ejemplo, pinta como Velázquez, pero tiene una cultura barbara, atroz. El resto de la cultura de vall d´uixó es igual o peor que Vicente. Muchos se enmascaran bajo una capa de orgullo por algún premio, y alguna palabra culta echada en la frase, una educación con muchas ausencias, y una falta absoluta de compromiso y veracidad en sus manifestaciones  tanto personales como culturales y artísticas. En cuanto  al pueblo. Lo que hay:  ninis, drogadictos, festeros, mercheros, canis, chonis,  madres  despreocupadas a las que les quitan los hijos los servicios sociales, carne de cañón , al grito de:

yo español o yo española.

Viven como pequeños traficantes  de droga para ganarse la vida,  venta de objetos por intenet de los que cobran una comisión, robos,  prostitución, cría de perros de presa, la caridad, servicios sociales que hacen de cordón umbilical que se va enrollando en su mente hasta asfixiarlos… Todo esto ocurre  sin violencia directa por parte del estado. por lo que la policía, si no se hacen más anarquistas de lo que son afiliándose a la cgt,  les permite seguir vivos si no salen de barrios como texas, un campo de concentración sin muros más que los económicos sociales, que los progresistas bohemios llaman mentales.

Menuda impresión le has dado a José, fuiste muy negativo hablando de españa, no dijiste nada bueno, y eso no es- me comentó Vicente preguntando  sobre ti el otro día que le vi sentado un banco. Te escribo mi respuesta.

Y tú fuiste muy negativo hablando de México, expresando todos los tópicos del narcotráfico que salen en la tele y diciéndole que no había visto cuadro como los tuyos-

Pero son buenos mis cuadros- contestó.

Eso nadie te lo discute Vicente. Eres el mejor pintor de vall d´uixo, aunque no reconocido. Sorprendes cuando ven tu obra. En cuanto a España, estuviste toda la mañana contando tus peleas vecinales. ¿ o acaso no te tiran el agua de la alcantarilal el que tienes al lado y filtra por tu casa? la disputa no hay quien la resuelva desde hace años? O tus cuadros llenos de personajes miserables. La anécdota del pobre y el hueso de jamón al que hiciste un cuadro que cuelga de esas paredes de suelos venecianos donde se filtra el lodo entre las obras de arte. Menuda impresión se llevó cuando le contaste como murió tu padre en la puerta de su casa en almenara , y los vecinos pasaron por encima del cadáver para desvalijar la casa.

Y sobre ti, otra vez, me pregunta

¿ cuando volverá?

Está en México. Son viajes que no se hacen cada día y más para alguien  del pueblo. Aún no es famoso.Estará trabajando en su proyecto en la facultad. México posee mejores universidades que las nuestras. aunque tú no lo creas por tu arrogancia de español,  cuando esto es un desastre, y no hay motivo para sentirse orgulloso de ser español, más bien  lo contrario, avergonzado. México no es solo más rico que españa. También nos supera  cultura.  En literatura ya está muy por encima de nuestros contemporáneos. Cosa que es fácil con un Arturo Reverte, una Almudena Grande. Prefiero una crónica de Carlos Monsivás que todo los libros de Gala juntos, o a un Juan Rufo que a un Cela.  nuestro  país es una anomalía geográfica  de áfrica en europa, o tu que eres anti clerical, por citar a   valle Inclán ya que hablamos de literatura:

“España, en su concepción religiosa, es una tribu del Centro de África.”

¿Ves está chica rubia que pasa empujando el carrito con un niño ?- señalando a una jovencita caminado con su air pont- y empujando a la vez el carro con su bebé que pasó por nuestro lado- una africana que no ha puesto coto a otro africano.

 

al final reconoce.

La verdad es que el país esta peor que en mis tiempos. Hemos retrocedido muchísimo-. luego pese a su edad, me preguntó mi opinión si creía que se debía a la globalización, o a  la tecnología.

Yo creo Vicente, que se debe por culpa a la perdida de las ideologías, de los principios, de la moral. Lo peligroso de hoy en día es el dogma. Y este reza así: emprendimiento, felicidad, placer. Para esta gentuza de psicólogos, políticos, periodista, pensadores, educadores, banqueros, solo puede existir lo que no sufre. Por lo tanto , para ellos solo cuenta la gente que vive bien. El resto, emigrantes, pobres, refugiados,  marginales, les tienen horror. pero como es gente sin cojones, no se atreven a exterminarlos ni a ayudarles. Se quedan de perfil leyendo libros de novela histórica, de autoayuda, o van al teatro,  a alguna carrera patrocinada por el ayuntamiento para animar a gente sana y decente, o van esquiar contratando a un monitor o monitora diplomado en deportes y turismo, a nadar, o se van comer paella…que se yo Vicente. Son un muro de indiferencia que no para de sonreír porque les va bien y son felices dentro de su burbuja. Por cita otra vez a valle Inclán:

“Hay que establecer la guillotina eléctrica en la Puerta del Sol.”

todos los progresista  conservadores están covocados con los contertulios, la patronal y la sindical.

Vicente.

¿ Y Pablo Iglesias  y los de podemos?

yo moviendo las manos como un podemita cuando vota en asamblea.

Los primeros , para que no se revuelvan diciendo que es inhumano y un acto violenta la guillotina.

Vicente calla.

Para despedirnos, otra Vicente de Valle, para que la pintes:

“El mundo es un esperpento.”

 

Como podrás comprobar José, te hablo del tiempo. De un tiempo detenido, secuestrado por las autoridades. Interrogado y que se interroga en las ruinas que adornan una geografía para los turistas. El tiempo del que se habla tanto, y tan mal. El que sacude a México con terremotos o a Estados Unidos con huracanes. Aquí bajo el sol, llueve bajo la tierra. El verano se adentra hasta el invierno. 18 de septiembre, estamos a más de 30 grados. Una gran bola de fuego seca la tierra. parece que  estuviéramos bajo los motores de propulsión de un cohete espacial. El paisaje está mustio. El tiempo se ha hecho infinito, ha salido de los relojes para que nada cambie.

 

 

 

! No veas lo que comemos!-

Es tan poco lo que sabemos, y  somos tan dependientes    los unos de los otros hoy en día, que necesitamos tener conciencia hasta para comprar y ganar. No es extraño por ello que en esta integración social tan asfixiante , haya llegado hasta la final de un concurso nacional  sobre educación y salud- en un país donde la guardia civil entra sin tapujos en las imprentas catalanas buscando propaganda de ofertas políticas. ¿ es usted independentista? venga con nosotros que se lo vamos a explicar en el médico  – una escuela de vall ´d uixo donde nos conciencia para ganar sabiendo sobre lo que comemos, o lo que sabemos de lo que no sabemos. Franco está metido hasta en la cesta de la compra. Con el Caudillo había trabajo para los españoles en el campo. Es lo que oigo decir a la gente joven de vall d´uixo, sin estudios, sin trabajo, sin conciencias de clase,  ni de la historia. nacidos entre los años noventa y el dos mil . Afinados en barrios subproletarios, viendo pasar la vida moderna a través de sus pantallas: viva franco, viva españa.

También algunos de mi generación dicen esto. Y estos a diferencia de los jóvenes han trabajado todos, como yo. Si diez años, o como mucho veinte, pero trabajaron cuando había trabajo malo y abundante.  hoy en paro, y sin conciencia de clase ni  ayer, ni hoy, ni mañana. Lo que ganaron se lo llevo la discoteca. Ahora  solo les queda el grito de:
yo español, español, español.
Efecto de la cocaína, los tripis, el lsd, el nacionalismo de siempre para chavales y gente  de mediana edad con DNI español, arruinados. educados en que obedecer es humillante, como es humillante no tener coche. ser pobre despreciable, o  la opinión de  alguien independiente que  critique su jerárquica  jauría, donde aúllan desde abajo contra los de abajo, para ellos un extraño, un enemigo,  una persona amargada con la conducta enfermiza de un loco.
yo español, español, español, tengo derecho, estoy arruinado. La contradicción y su interrogación colectiva:
Pero esto….  ¿Como ha pasado si soy español?
El nacionalismo cabe en el supermercado.  Un gran adelanto del desarrollismo. Un orgullo del progreso, un prodigio de la economía los supermercados. El mercadona español, como  el chino.
Incluso yo voy de vez en cuando. Ya no quedan masoveros como a  los que cantaba labordeta:

Tierra para labrar.
agua para sembrar,
eso quieren los hombres
que están arriba en aquel mas.

Pastos para el ganao,
hijos para criar,
y al llegar el invierno
tener leña pa calentar.

Frutos en el frutal,
fuerzas para segar,
y al entrarles la muerte
tener su tierra pa descansar.

Tampoco hay comercio local de productos locales. Ni simpatizo con el pequeño comerciante local. Es tan cruel y avaricioso como el grande. la clientela que hace un esfuerzo algún día de no ir  al supermercado, se venga de las cajeras que podíamos llamar automáticas, en la moral de los vendedores ambulantes. En algunos casos ejerciendo de vendedor he sido martirizado.
A un euro la lechuga, señora.
pero  si tengo dos en el supermercado por un euro, y más grandes. Y los tomates.. pero que pequeños. EL otro día compre unos enormes , como melones.
como no quiero reñir no suelo decir nada. Y suelo aceptar lo que dan.
Dando  una vuelta por vall d´uixó, con la curiosidad que dan los supermercados y el recuerdo de lo que conocí, que no se me  va de la cabeza pese a los muros de hormigón que  han puesto. Yo aún veo que había varias anegadas de naranjos donde ahora ha aterrizado  hay un Aldy. Los mosquitos le comen a uno en pleno septiembre como nunca en las puertas del aldy. me paro y me rasco. Son mosquitos nuevos, más sangrientos. quizás lo haya traído este supermercados. No son como los de antes ,que solo salían a alimentarse por la tarde, y te avisaban con un zumbido de cortesía que te preparaba. Ahora el mosquito tigre esta a todas horas. Inagotable en su trabajo, como las dependientas del supermercado.
la lista de supermercados es grande en vall ´d uixo. Controlan la totalidad de la soberanía alimentaria. Aunque eso es ya meterse en temas políticos y medio ambientales. En mi opinión. Para comer algo medianamente valenciano en frutas hortalizas, el massy mas. La atención de primera si te toca una cajera de Moncofar. Si queremos pescado bueno, nada mejor que el Erosky. Las trabajadoras forman parte de la cooperativa, la mayoría mujeres. Muy activas e implicadas en su trabajo. Para productos de limpieza baratos, el mercadona. Acercarse a la fruta o verduras, peligroso para la salud. Las cajeras nerviosas, tensas. Dialogan poco, siempre pegadas a las maquinas. Dicen que son las que más ganan del conjunto de supermercados. Así les va. Todo conflicto, toda reivindicación desde que tengo uso de razón se resuelve con la paga. El motivo siempre es el dinero. El resultado éxito o fracaso es si hemos conseguido más o menos dinero. Mercadona ha ganado esa partida, como la calidad más alta en la mayoría de productos en mi opinión el Bon Area. Un supermercado pequeñito catalán. Ambiente familiar, sueldo como todo los del sector, incluido mercadona, siempre bajos.
Sobre el nuevo charter, he entrado una vez. Me crucé con una trabajadora que conocía de los servicios sociales. Me alegre de que estuviera trabajando. Se le veía contenta y con autoestima. En cuanto al supermercado, ni chicha ni limonada. standar al resto. EL consum, a lo barato. Lo bonito de este super el encuentro con otras civilizaciones. Mucho musulmán, rumano, colombiano, como en el lidel. Los macarrones y tallarines de allí , que es mi plato más sofisticado, me gustan mucho. Mi dieta suele ser de ajos y cebollas de mi huerta con pan y aceite. En la temporada de verano en mi huerto no falta el tomate, la lechuga, la bachoqueta, el garrofón, el pimiento.  la acelga todo el año, como la espinaca, suelen quedarme varios kilos de patatas, generalmente sacados entre mayo y junio, al igual que el trigo. Ahora en otoño, brotan ya solas las semillas que solo debo trasplantar en los camellones de borrajas, guisantes, acelgas, cilantro, lechugas. Para navidades, el amaranto, mejor que la quinoa y el arroz. Una ligera tormenta hace que dos semanas después este preparada la simiente con las hortalizas de temporada. Lo que como, depende del tiempo y mi esfuerzo. Una tensión entre el exterior y mi supervivencia. Creo que no es del dominio publico, ni está en los anuncios de los supermercados,  la miseria en la que vive el campesino español.

¿ sabemos que bebemos al tirar de la cadena?

Supongo que en este país nadie de izquierdas se atreve a decir más verdad  que Almudena Grande, que sin ninguna vergüenza ha canturreado esta mañana por los micrófonos de la cadena ser , con todo el desparpajo de una Pantoja de la cultura progresista ,que ella era burguesa y de izquierdas. Le ha faltado decir olé camaradas, para ser  la progresista más popular, si ya no lo es para la derecha y las editoriales. También ha confesado,  o ha condenado a sus compañeros, al señalar con razón y acierto que había muchos más progresistas burgueses.  Claro Almudena, no estás sola, todos los socialistas, los de izquierda unida, los de compromis, los podemistas, hasta los comunistas de los pueblos de España, quieren vivir bien . todos, sin excepción,incluso con un mal contrato. No estas sola. La siguiente en la cadena ser. Esta que viene. Cadena ser local, es decir vall d´uixo. La enhorabuena del locutor. El colegio no me acuerdo cual, cito de memoria, quizás Ausias , no lo sé, está entre diez finalistas de un concurso nacional de no sé que muy bien. El proyecto presentado por una profesora local, me ha tocado el sentimiento para saber tan poco. El titulo si lo recuerdo ¿ sabemos lo que comemos? En mi opinión, desde el punto de vista político social, el menú vallero es este,muchos , la mayoría, lo que pueden, es decir lo barato del supermercado. Otros ni eligen, lo que les dan en cáritas y cruz roja. Desde el punto de vista ecológico, como aun estamos en este lugar  en una fase de obra y turismo, y no hay perspectiva inmediata de progreso financiero en el sector agroecológico, ni gente capacitada para impulsar algo semejante, y  lo más lamentable, no hay alternativa para un cambio social. Puedo asegurar, yo que lo intento, y no me limito a hablarlo en un concurso, y sé una parte de lo que como, plantando en mis huertos  ocupados, desafiando la resistencia y las fuerzas de cualquier progresista liberal de mentalidad burguesa. la verdad no tiene preguntas, es que si sabemos lo que comemos, lo que nos traen de fuera, porque no es que no tenga ayuda el sector agroecológico local . Es que no ha nacido, y ya lo intentan directamente aniquilar. Por ejemplo, yo pionero,  no como emprendedor, sino de los que ocupan el territorio como en el far west , estoy totalmente abandonado a una carretilla y una fuente desde que me secaron la charca, y me declararon indeseable los sherifs. No en el mal sentido de la palabra, sino en el estricto  en que no genero deseo, ni expectativas de deseo, que es el motivo de vida de gente como Almudena Grande. Lo quiero lo tengo, pero siempre respetando la ley. Así trabaja su mente. Para la mía su trabajo es así: lo necesito lo sufro, o lo sufro porque lo necesito, además, mi conciencia de supervivencia y de necesidad, es contraria y está enfrentada a la conciencia burguesa. me obliga a ir siempre en contra de la ley. No porque desee ir contra la ley,  ni contra los burgueses mi conciencia , aclaro, sino porque la ley protege la propiedad, es decir,  la conciencia burguesa  de Almudean Grande, y dicho sea de paso,  la de los demás. Por eso la izquierda de conciencia burguesa, sabiendo como estoy ,me dedican  un amigable e indiferente:- ahí  te pudras desgraciado en el desierto del Belcaire. Ese ha sido todo el respaldo que he tenido y tendré a un proyecto ecológico. No hay maldad en ellos, solo indiferencia, ausencia. Mi pequeño intento en el sector ecológico para mi. Una colección de saber no académico, otra de escritos, un orgullo de creador: el cultivo del tomate en secano, su simiente es un tesoro y un misterio, lechugas casi sin agua , la incorporación del amaranto que tiene muchísimas posibilidades en vall d´uixo.  Concluyendo sobre las noticias de la cadena ser y sabemos lo que comemos antes de pasar a sabemos lo que bebemos.  El genero de la noticia,  y la profesora, al de manipulación, los protagonistas, los progresistas y maestros, todos a una al grito de la cultura nos hace libres. Subliminal,  y lo mío pa mi saca.La rumba del cambio, llega a su punto máximo con las privatizaciones. aguas privadas para todos. Facsa, contrato blindado. Fobesa… Y así una larga lista que puede superar al PP. ¿La diferencia con  el PP el tripartito? El PP no se atrevió a decir, la cultura nos hace libres, y no sonreía tanto.
me voy al huerto, que es decir, me voy a cargar agua.
¿ sabemos lo que bebemos?
Al bajar a cargar agua, a la huerta del molino, el hombre que pasea todas las mañanas a Brandon por ese lugar,  me ha parado.
¿Sabes  muchacho que junto las escaleras ( las que subían al bar oasis hoy cerrado) hay un reguero de agua? allí puedes cargar y te cansaras menos.
Gracias- le he dicho- y he ido hacia allí.
Un fuerte olor ha precedido a la contemplación del nacimiento de un manantial de aguas fecales. Se encontraba  entre unos baladres, alimentando  al río Belcaire a varios kilómetros de su cabecera seca. allí estaba, en pleno centro de su cauce a la altura del puente de San José, brotando de este nuevo manantial  que afloraba del subsuelo con la aportación de  todas las cisternas de vall ´d uixo, que devolvían a lo publico un agua gris y sucia de la intimidad de las alcantarillas, abiertas  por la fuerza del caudal que había disparado las tapas, seguramente porque todos los habitantes de vall d´uixo habían tirado a la misma hora de la cadena. Las tapas imposible de contener estas ofensiva kafkiana ,yacían entre las piedras diseminadas , como escudos de un héroe vencido en una gran batalla, quizás el escudo de un capitán América derrotado por una empresa privada.
En la otra orilla, una vieja  en babero  cogía olivas  y las metía en su bolsillo. no podía llegar hasta ella  sin chafar un montón de mierdas compresas y condones. la mujer me contemplaba entra las piedras y el agua con la carretilla en la otra orilla, quizás pensaba que  iba a  por las olivas.

señora- le he dicho- esta es el agua secreta de los misterios de las cisternas de los hogares privados que se escapan por los ríos. Brotan de las alcantarillas y siguen su curso filtrándose por las tierra hasta los acuíferos.
Todos el río Belcaire está convertido en un ganges por un trasvase , por donde flotan muertas las mierdas, las compresas, los pañales, como si fueran un Hindú, que tras alguna denuncia anónima entierran los operarios de facsa, que tapan la vergüenza de la conciencia de la izquierda burguesa que hacen culto a la empresa privada, en privado con ella, como usted cuando era joven y hacia el amor a su marido, en privado, pero en publico, en defensa de la moral publica.
Entonces la mujer me ha llamado marrano , y yo me he ido por donde he venido empujando mi carretilla.

 

Urbanismo expansivo, villas y paisajes víricos.

Tranquilidad de nuevo para Alberto en casa. Sale a la montaña con su coche. Lucía le despide cariñosa en pijama, con una sonrisa pícara.
Se te olvida Alberto.
le entrega el almuerzo y la comida.
Alberto le devuelve la sonrisa, sus ojos brillan fríos felices al arrancar el coche. Enciende las luces y el motor. Su vecino hace lo mismo en el otro lado de la acera. Se levantan las manos mutuamente para saludarse, y se alejan en direcciones opuestas por las calles de vall d´uixó aún dormidas. El sol todavía no ha salido, faltará media hora para que lo haga, a las 7,45 A.M. Las montañas están en penumbra, pero el primer claror que precede al amanecer se vislumbra entre las tinieblas.
Alberto para el motor.  Sale. Cierra la puerta.  Siente el viento cálido de la mañana en septiembre. Una acera en medio de la nada se adentra por las montañas. farolas apagadas. Montones de tierra removida, piedras colosales esparcidas. Un enorme espacio vacío donde antes hubo algo. Se adentra alberto por el espacio hasta llegar a una inmensa maquina excavadora. Abre la compuerta, la cierra herméticamente. Introduce una llave y un pin. arranca un motor enorme que produce un vertiginoso ruido. Una columna de humo negro del gasóleo sobrevuela un par de metros. Cinco minutos calentando el motor y se escucha el sonido de las cadenas de la maquina avanzando por la montaña cuesta arriba. Alberto contempla las paredes de Aigualit, 20.000 siglos de historia las forjaron hasta ese momento en que Alberto las va a cortar. Detiene la maquina frente a una pared calcárea. A su izquierda en el asiento sobresale una palanca negra que presiona. Acelera con el pie y el enorme brazo parecido al aguijón de un ciempiés se mueve con su enorme punzón metálico. Detiene la palanca y tantea el punto de fricción. Una grieta del jurásico. Un suave movimiento de la mano y el punzón se introduce en ella con gran estruendo haciendo saltar por los aires toda aquella época que va directa al barranco.
2017 AC.
Vuelva a la casilla de partida a antes de la crisis. Tiempo perdido sobre todo para los trabajadores, y dentro de este conjunto , a los que perdieron su trabajo, los que fueron desahuciados, los que se quedaron en la cuneta, los que se quitaron la vida  por no verse en tan asquerosas condiciones de vida. Todos ellos no son nada ya. Forman parte de un proceso de la historia. Como lo que les paso a los dinosaurios, que un buen día se extinguieron. Nadie ha ganado ni ha perdido con la  crisis. Unos se han adaptado y otros, sencillamente no, y así les ha ido. Habrá algún gilipollas que se lo crea.
A las ocho llegan un par de coches a Aigualit. Uno particular y otro de  empresa. Salen un par de personas que se saludan con un tímido buenos días.
Rafa, albañil oficial de primera y encargado. cincuenta años, de vall´d uixo. con más de treinta años cotizados a sus espaldas. Sufrió dos años de paro, y varios cotizando cuatro horas trabajando nueve a cinco euros la hora. Todo esto ocurrió desde el 2008 al 2017. Ahora ha vuelto al tajo cotizando ocho horas y cobrando siete euros hora. Es su primer día en la montaña de Aigualit.
mira Rafa- le entrega los planos Alejandro, el aparejador , 28 años, su primer empleo en la vida a seis euros la hora.
Rafa observa apoyando el plano sobre su coche. pasa el dedo asombrado por el plano.
1,2,3,4 cuartos de baño.
ocho dormitorios, piscina interior, plaza de toros, tres salones. ¿ de verdad esto es una casa particular?
El aparejador colocándose el casco blanco asiente con la cabeza.
Llega una furgoneta , entra pitando.
¿ es aquí aigualit? pregunta el conductor, un peruano.
¿ sois los de la ett? pregunta Alejandro.
Si- responde un hombre de rostro huesudo y curtido.
¿ cuanto sois? pregunta el aparejador.
10- responde el conductor.
bajar- ordena el aparejador.
El disco  solar empieza a brillar dorado sobre las lomas de Aigualit.
de la furgoneta bajan unos hombres bajitos, morenos, huesudos, con aspecto de albergar sobre sus pieles mala fortuna. son dirigidos en silencio. camina con la cabeza gacha mientras los colores del alba se filtran entre sus ropas sucias y desgastadas.
allí en Aigualit, tallará el cincel de una maquina como antaño lo hizo el cantero, un hogar monumental dedicado a la ostentación. Allí, entre los símbolos de pureza del almendro y el olivo , donde anidaron las tórtolas, tendrán su hogar las élites privilegiadas de las grandes estafas, del clientelismo capitalista. La burguesía nacional necesita aire puro. Salir de la urbe, del estrés, del vicio.  El capitalista, incluso el de más bajo rango, el que no tiene empresas ni riesgos, como un juez, incluso un  funcionario, quieren vivir en el campo. Cuando más alto mejor, como una anacoreta, pero con todos los servicios y pecados a sus alcance. Vall d Uixo, ciudad de servicios, corruptos y pecados, se lo puede ofrecer incluso a un diputado. Para todo esto hay que hacer carreteras. Y para hacer carreteras  en montañas rocosas, hay que tirar dinamita. También es necesario hacer alcantarillados que lleven las aguas fecales al río. Y del río a los acuíferos. Todo estos disparates tiene su resultado visible y palpable. Unas casas de cristales asalmonados en medio de una montaña demolida y cuyos colores cambian virtualmente  según incida el sol, compitiendo sus decoraciones con la del ocaso tras las montañas. Las gentes del valle cuando caminan por la ribera del Belcaire, y observan las casas se asombran, y exclaman:
que bien viven los ricos
cuando les cuentan que en esas mansiones, muchas tienen piscinas interiores, o plazas de toros privadas, sueltan un sano olé.
EL que los ricos vivan bien no le molesta a  nadie, ni siquiera a los de izquierda , que solo les falta decir algo que estoy seguro no tardará en decir Pedro Sanchez en el hormiguero:
yo también quiero ser rico.
Flota en el aire de todos los lados, incluso en el oscuro lado de los pobres, esta lamentable expresión, que debía aparejar condena el expresarla públicamente siendo pobre. Desgraciadamente se ha perdido el decoro, el dogma, los principios. Aigualit es un símbolo del declive espiritual.   Si entre la civilización aborigen íbera, esta montaña fue sagrada. Y su nieve era símbolo de la pureza, de tal modo que solo podían subir a ella 12 doncellas vírgenes con una ostra que enterraban en la nieve para preservar su castidad.  y no solo podemos hablar remontándonos en la historia,  sino que en la actualidad  , su nombre está escrito en el callejero de vall d´uixo, y el centro de estudios valleros lleva también nombre. Sin embargo, esto no ha servido, como el recuerdo de las ostras íberas, para que la gente que vive a solo doscientos metros del arranque de esta montaña se identifique con ella. Su destrucción por motivos urbanísticos fue otro símbolo, contemporáneo, por lo tanto no afecto  al espíritu, sino a la conciencia. con el desarrolismo  local cualquier imbécil a principios del año 2.000 se hacia rico. Se forma como las nubes que se junta para acumular agua cuando estallan, una burbuja. Esta amparo lo más bajo de la raza humana, el empresario tradicional local, es decir un cafre sádico, y lo novedoso en esta época, el trabajador como empresario en forma de subcontrata. No tardo esto en estallar esta monstruosidad, unos siete años después, entre el 2007 y el 2008 hizo crack todo aquel desmadre a la española. como una tormenta apocalíptica que llevamos de casi diez años sufriendo. lanzó a la miseria a toda esa chusma de drogadictos, puteros, empresarios de cuatro chavos, fascistas de clase obrera, corruptores de funcionarios, incluso algún pedofilo, seguramente  víctima en su infancia de la indiferencia del resto de compañeros de clase. pero también a muchos inocentes, muchos más qe los mencionados, porque este sistema es tan degenerado, que los inocentes se alimentan, viven de los corruptos. Desgraciadamente  no ha pasado a mejor vida este sistema, no se ha sufrido bastante en este pueblo. No se han repartido lo suficiente los castigos para que no se vuelva a repetir estos ejemplos. Esta emblemática montaña sigue siendo destruida lentamente, como un gusano un fruto sano, como un virus un cuerpo sano. Lentamente como una oruga que devora lo que encuentra a su paso, van  subiendo las maquinas por las paredes Aigualit ,  que caen como hojas dejando un inmenso cráter en el que cabe el apetito de ganancias de los empresarios, las ambiciones de los políticos, la arrogancia y el desdén por la ecología, el paisaje y el resto de ciudadanos, de las llamadas élites, que en españa como en méxico suena a corrupción y trafico de todo lo imaginable. Esto es posible por qué el rico de hoy está bien visto, y la gente es indiferente incluso a su miseria. los ecologistas locales están vinculados a partidos políticos o son comerciantes, o simplemente carecen de estrategias y robustez para enfrentarse a los poderes económicos. Incluso los hay que son ecologistas por ser algo, por encasillarse en algún grupo y no estar solos. Al fin y al cabo ser ecologista esta bien visto y no molesta a nadie, menos a algún padre.
II.
De mis enseñanzas  sobre Mahoma, Buda y Confuncio, epitafio a una montaña.
A Aigualit.
La pobreza pesaba
en tus largas cuestas
repletas de almendros y algarrobos.
Hasta que los almendros y los algarrobos,
se hicieron nubes de polvo entre las piedras.
Al subir por tus lomas,
un ejército de apisonadoras
La tierra se borro.
recibimos con cava tu muerte
Oh montaña sagrada.
Los gerentes de los bancos y los políticos.
Iban borrachos de lado a lado.
Inaugurando tus calles cantando:
“Aún no hemos terminado,
Lo haremos cuando aplanemos tu cumbre,
Oh Montaña Sagrada.”
Angelillo de Uixó.

 

 

La acción transcurre en una ceseta de ladrillos de San Antonio, Vall d´Uixó. La caseta ha sufrido los desperfectos de la crisis económica, y la huerta que la rodea en un bancal del secano, los del cambio climático. Cañas con guisantes cenicientos se yerguen apuntado al cielo, los guisantes forman una dorada corona con sus frutos por el suelo tras sus días y noches en el desierto. Cohetes de fiesta. Tablas de mesa, sillas, bullicio chusmero de gente que nada de lo malo censura. Espanto de santos. Los poetas , los dramaturgos, los pensadores huyen del pueblo que se entrega abominable a compartir con las autoridades en hermandad . Seguro pecado, que nadie de peñas, comparsa, ni fiestas, al igual que los ricos sube al cielo.

El elegido de San Antonio, que se retuerce por llevar una vida de santo, Angelillo de la Cruz, el de las largas hora de trabajo, que desaparece día a día, por una grieta de la tierra que se lleva el agua de su huerta, se levanta de su sabana. Aspecto de cansado. Vida de martirio no elegido por inadaptado. La armonía llega con los cantos de los últimos pájaros vivos que trinan el bolero de rabel , tal y como riendo se lo ordena, mientras abriendo la ventana les relata su sueño. Medita en esas horas que será de la culebra Pica Pica, de samaruc, su pez que siempre le recibe y se mete en su cubo cuando lo hunde para llevar agua al huerto, y al verlo asomar, lo devuelve en el siguiente viaje a su charca. La rana crocratina, y así un sin fin de compañeros de charca.

Dando palmas Angelillo les pide atención. Tres perros, dominador, subordinador y senegal de vall d´uixo saltan a la cama, y a su espalda quedan mirando la ventana. Asoma horizonte árido, brisa de poniente casi fuego penitente de levante, escuchan el relato del sueño de su dueño:

” San Vicente me ha visitado en un sueño, a mí de entre todos los valleros ha elegido por ser el más perseguido. Me ha explicado que solo hay una forma de salvar la fauna amenazada de la charca. Para ello debo atar cada día un pez a un globo de colores y soltarlo por el cielo para que San Vicente lo lleve a la feria con su nombre. allí  la policía local lo bajará de los cielos y lo depositará en una fuente o jarra con limpia agua. Si esto no funcionara, y el mensaje no se entendiera, debería seguir el siguiente pez formando una cadena día a día, así hasta que sean todos liberados. Y si a la charca el ayuntamiento no le pusiera remedio para ayudarla, como persona ahogada,  que dejan que se ahogue, debería seguir por las ranas. También a cada animal que viaje en globo,debe ser heraldo de escrito de San Vicente, un poema en una instancia municipal”

Sacando un instancia con el sello del ayuntamiento Angelillo empieza a escribir guiado por San Vicente :

Peces atados a globos de colores,

en la feria de San Vicente,

dejan los huesos soldados al cobre.

Las faldas de las falleras,

clavan su virgo hasta las estrellas.

Bajo la ceja de San José,

arcos de cuencas secas,

donde se asoma el espejo repleto

de alfileres de peces,

sobre cuyas espinas croan agrietadas

las ranas hundidas,

entre la blanca cal de las piedras.

Un horizonte de ocaso

resuena entre dolzainas.

Los caracoles bailan con sus agónicos ojos,

hasta que una pisada rompe la cascara,

entre el sucio fango seco,

casi polvo estéril

de almas evaporadas

que no tienen entierro.

Escrito el poema, el elegido de San Vicente fue al encuentro de la charca y entre las piedras, casi muerto pudo liberar a samaruc, al que atándolo de la cola al extremo de la cuerda con un globo.

Saliendo volando dio en manos de la alcaldesa que hablaba desde el campanario de la Asunción del cambio climático.

De este modo fue salvado.

 

 

Angelillo de Uixo.

 

Choose a License<style type=”text/css“> .update_bar { background-color: black; color: white; max-width: 800px; margin: auto; padding: 5px; text-align: center; border-radius: 1em; } #content[dir=”ltr“] .update_bar input { margin-left: 14em; background-color: white; color: black; } #content[dir=”rtl“] .update_bar input { margin-right: 14em; background-color: white; color: black; }