Posts Tagged ‘banda de angelillo uixo’

 

 

El ángel de la desesperación llega con el rock and roll  en autobús a la ciudad de Vall d´Uixó . Su presencia  anuncia avalanchas de gente congregadas en la plaza del pueblo para verlo llorar y vomitar con calimocho por todos las miserias  que sufren los pobres.

Voces de los vendedores mexicanos peruanos de bebidas ambulantes poniendo la nota discordante al acto,  venden sus productos con orgullo de clase:

Calimocho fresco para el chico y la chica,  rica birra anarquista, condones de colores y sabores, papelillos de liar para fumar la mandanga,  gasten en vicio cochinos pendejos  pijos para ensalzar  la revolución de los gringos:

sexo, droga y rock and roll.

Viva la cerveza Zapata  pendejos…

El che murió para que te emborracharas.

Distorsión en la política. Camarilla de autoridades reunidas con una fuerzas de seguridad y la prensa del régimen. Hay pesar y preocupación  porque con la llegada de una gran banda de rock hay indicios de que pueden hacer una versión reivindicativa local un grupo cover  a esa superbanda  reivindicación social, y  cuyo mensaje minoritario  pueda confundir el orden de algunas personas, como paso con las activillas marxistas en el siglo XIX. Se advierte con veladas amenazas de salir mal en la prensa a los progresistas, ya que se espera de que se haga  solo ocio para un publico de  gente reivindicativamente amansada, y moderadamente alcoholizada.

Juramentos  ante la virgen y las trece rosas de la alcaldesa de Vall d´uixó que así es.

Pongo la mano en el fuego como alcaldesa de Vall d´Uixó y roquera metalera, de que en mi pueblo nadie va a decir , ni siquiera estando borracho, drogado, o poseído por el demonio, que ronda fuera de las iglesias y las instituciones del estado , algo que ofenda a las autoridades o al rock and roll. En VAll d´uixó se respira terror  como en el resto del país, y se escucha cuando ya no hay fiestas solo a los perros ladrar, las riñas de borrachos,  las campanas de la iglesia, los navajazos  de los desheredados de la fortuna, y los llantos en los velatorios por algún joven de 20 años atropellado por algún putero borracho que no vio el paso cebra. Y esto es  posible gracias a ser ciudad mordaza. Hay libertad para beber, para drogarse, para suicidarse, para atropellar, para vivir en el paro años y años con todo el respeto  y garantías de la ley, pero gracias a Dios, no hay libertad de expresión. ¡ Que bien se gobierna sin ella!

El bloc de notas se cierra con una sonrisa de satisfacción  bajo de unos bigotes en forma de los cuernos de la luna invertidos.

La hueste del orden abandona el Ayuntamiento con la prensa imparcial que siempre le acompaña.

Suena el  eco en retirada de taconeos nostálgicos  de caballos, y encarnizadas cargas de sable contra manifestantes. La semana trágica es sustituida por la semana en el FIB.

 

Ráfagas de olor a alcohol y vómitos en las calles. Temperaturas de Apocalipsis que anuncian el fin del mundo por un calentamiento global. La decepción de vivir como telón de fondo en cada mamarracho que deambula perdido, intentado aferrarse a una esperanza, aunque sea tibia y lejana, carente de sentido como el vicio y la lucha de todos contra todos.

EL ángel de la desesperación grita elevándose por los cielos de Vall d´ Uixó. Los cuerpos más frágiles ante sus aullidos caen al suelo abatidos con las manos en los oídos, los ojos desbordados en lágrimas.

Empieza el concierto. En un cuarto de Vall d´ Uixó.

 

 

 

Hala camaradas a la ukelele  y al batería,  aquí estoy  ensayando mientras   espero a la banda . Preparando un welcome a los que vienen. Hoy llega a Vall d´uixó, la ciudad dormitorio, la cuidad con más vicio que en Sodoma y Madrid,   con más presos y gente en espera de juicio que  Guantánamo, a  la que llega la gran banda del rock obrero español, Reincidentes. Los que han hecho que mucha gente joven se haga de izquierda por que en la izquierda hay más calimocho que en la derecha. Y para ello deconstruiremos su mejor canción , y seguramente la canción más pura de todo el rock hispano. El rock que comparte una lengua que hablan millones y millones de personas, con una de las clases obreras más explotadas, desmovilizadas, y violentadas del planeta por autoridades cacicales,  a uno y al otro lado del charco. Regimenes siempre con marcado tinte autoritario, hasta cuando hay democracia. El sino de la cultura hispana, dos pasitos por detrás de sus vecinos, y siempre con  la cabeza aplastada por la bota del legislador  o el paramilitar. La canción que interpretaremos al ukelele, a la guitarra y a la batería  es : vicio. Una verdadera catarsis emocional para la clase obrera. Abocada a su degradación física y moral  no solo en el trabajo, sino fuera de él. La canción vicio es pura desesperación, es la caída al infierno sin solución de toda movilización, por eso me cuesta entender que la gente baile y se ría en vez de ponerse a llorar o rezar. El tema da de pleno en un verdadero quebradero de cabeza para las organizaciones sindicales anarquistas: la birra y las drogas.

¿ qué hacer, qué hacer?

¡Qué hacer con esta cuestión!

Reincidentes nos trae la buena nueva  del vicio de una forma honesta, sin hipocresía, más quizás ser una banda que tiene una actitud de celebrar el vicio y a un público muy vicioso. ¿ es un sermón de la gran banda, una crítica, o una apología al vicio esta canción?

Cada uno que saque su conclusión si le queda alguna neurona que no se le haya ahogado en cerveza. En mi opinión , saludo a la letra de la canción, a  la pincelada de naturalismo y de realismo de sus versos, y desde luego, suscribo que  el vicio del que ellos hablan es mucho más puro que el vicio burgués, o el vicio de la gente de poder. Verdaderamente, ya hablamos de palabras mayores cuando el vicio sube de clase social, vicios sádicos, a los que un porrero, un ocupa, un obrero borracho no puede llegar, ni tendría una voluntad tan dura para alcanzar ese nivel de sadismo y crueldad . A este nivel solo puede llegar un legislador, un gran ejecutivo, un juez, un famoso periodista, un fiscal, o el diablo.

Os paso mi versión:

 

Vicio.

 

 

“Religión, recogida de basura en el monte,

Buena cara ante la prensa,

Vicio, vicio.

Ser tolerante con todo el mundo

Menos contra los que se puede ir.

Acudir a las asociaciones culturales

Y a las universidades como fuente de poder.

Sin Cristo no puedo estar.

Vicio, vicio,

Sin la autoridad no existe nada

Vicio, vicio.

Fomentar la ignorancia, la propaganda de que todo va bien,

Avalar la ley mordaza.

Vicio, vicio.

Meter a la gente joven y  sana en la cárcel  por  gritar en la calle,

o  encerrarlos en psiquiátricos por que te critican.

Someter sus cuerpos y sus necesidades sexuales a una gran represión

Hasta aniquilarlos física y moralmente .

Vicio, vicio.

Hacer Silenciar  para que nadie sepa quien eres.

Tener unos buenos modales de gente de universidad a la hora de entrar a matar.

Te hace el más impune e impúdico  de los criminales y te iguala a Dios.

El sexo, la droga y el rock and roll es desesperanza, resignación y una mascara de la muerte social”

 

Suena el concierto, aplausos, risas, fotos.

Al terminar se desmantela el concierto, la función ha terminado, nadie ha sacado de las letras ninguna conclusión. Cada cual tiene menos dinero y menos neuronas. Chinos, peruanos y mexicanos siguen la banda como rémoras vendiendo condones, papelillos de fumar, cervezas. La policía cobra todos los meses su sueldo como las autoridades civiles.

La prensa asegura que aquí no pasa nada.

La prensa asegura que aquí no pasa nada.

La prensa asegura que aquí no pasa nada.

Se escucha en una habitación un tiro en la sien y una explicación.

Aquí no pasa nada, solo que alguien que estaba en contra del sistema se ha matado.

La prensa asegura que aquí no pasa nada.

 

Angelillo Uixó.

Terror al escribir, terror al salir a la calle, terror de vivir en España.