este vídeo es un homenaje a Senegal, un perro de tiro de cuatro años que ha vivido conmigo, hace unos días le diagnosticaron cáncer de médula, hoy mucha gente le está llorando, ayer le estuvimos acompañando, quisiera agradecer el buen trato del hospital veterinario de San Bernardo en Moncofar donde ha estado ingresado estos díasdsc01270

 

Advertisements

 

A nosotros que esperamos al Alba,
con la incertidumbre de la muerte ( Unos)
Otros la de la Cárcel!
No podemos hacerlo hablando,
porque moralmente ya colaboramos con nuestros verdugos.
De buena gana lanzaría crucifijos al fuego.
! cuando asen la Gran Cruz Fascista
los falleros el día del Padre!
Festejando la condena al olvido,
entre burlas con llamas  y pólvora  de aquellos fusilados.
Calla la España que está en pie y esperando.
Y si pasa en España, en Europa,
que  puede pasar ,que es que pasen

Lo harán sobre España que está quieta decidiendo que rumbo,
va a tomar la democracia.
Si pasa, su rumbo es  que acabe de rodillas.
por los que han estado pensando como proteger sus símbolos fascistas.
Una forma legal de ser autoritaria y represiva
esta España está,
la que está lanzando a quien escribe sobre este incierto momento,
a los calabozos.
En un alba de represión, cárceles, dolor y sangre.
Siguen pensando crear nuevos delitos de odio
para que haya Paz a sus crímenes.
Pero yo que estoy con la lengua atada en el tintero.
Estoy donde estoy,
y estoy con la energía de los muertos cargando mi corazón.
Y mi cabeza está con la de animal impedido.
los médicos me liberan de la Cruz para que tome una decisión.
Y yo que soy ateo me la impongo
La vida no vale la pena ser vivida.
Ahora sé que he vencido al tribunal que sentencia sobre mi vida.
Y yo quedo libre de tomar decisión alguna.
II.
En Vall d´Uixó han montado la falla más absurda que he visto en mi vida.
La han disfrazado de sátira tradicional y derechista.
Trata de justificar los símbolos fascistas y las tradiciones imperturbables como garantes de la paz.
Sin embargo tiene que arder, porque así lo manda la tradición. De este modo condenan su cruz que tanto amana  a la hoguera al más puro estilo Ku Kus Klan. Esta es la decisión que han tomado y que ya no pueden modificar, deben obedecer al absurdo.
Angelillo UIxó
Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

La profesora Muda.

Posted: March 11, 2019 in educación
Tags:

(A Isabel )

DSC01440

Y en el silencio donde se encontraban los alumnos,

retumbó atronadora la ausencia de voz,

de la profesora.

Y sentado en el pupitre,

con el contador a cero decibelios,

se encontraba en silencio su alumno favorito,

que era el que más la amaba.

Y viendo que la profesora no podía hablar.

Le dijo a su oído susurrando suavemente:

“contigo aprendemos,

aunque estés callada”

Y ella le respondió en silencio con la mirada,

enternecida ante el alumno que tanto la quería.

Angelillo de Uixó. Basado en hechos reales en clase.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

Como un albañil que levanta obras con la pluma.

Salió al campo a levantar muros:

un tal Angelillo de  UIxó.

Se los imaginó no como los de un calabozo.

Sino al modo de una naturaleza hermosa y dura,

que rescataba de la tumba,

gracias a sus magnificas  metáforas.

Levantó andamios para construir sus palabras.

Sin sospechar que estaba escribiendo sobre sus propios muros:

su FIN.

De ellos iba a caer con sus laureles, para quedar para siempre en la sombra.

Fue observado por sus semejantes dormidos

entre risas e indiferencia mientras obraba.

Todo lo que llegaron a sospechar de su obra,

como una metáfora de un tal Angelillo de Uixó:

es que se iba a matar para nada.

Solo el que es inocente no VE:

EL odio que impera y gobierna en el conflicto de los que están vivos,

y no sueñan ni creen que algo diferente sea posible  en este infierno.

Este hombre solo construye ésta tranquila metáfora imperturbable en todas las edades:

La de los muros.

Y lo hace de forma perfecta.

Pero el tal Angelillo de Uixó, no sabía construir muros.

Está fue la conclusión para procesarlo, tras que fuera en busca de los hombres que en esta tierra trabajan, sufren, yerran, y nadie les canta.

¿ para qué? diría un funcionario de prisiones.

Y él les cantó a los que construyen paranys en esta tierra, a los que siembran en la montaña basura, a los que abandonan animales moribundos.

Lo hizo tras recoger la basura de la montaña,los animales abandonados enfermos, tras denunciar los paranys a unas autoridades que no le hacían ni caso.

Si este hombre os acusó de todo esto:

es que era cierto.

! Y lo castigastéis miserables por juzgaros con amor!

Lanzó como si fueran un boomerang sus metáforas, que le dieron al volver en su otra mejilla en forma de delitos de odio contra él de los que construyen paranys, los que destruyen la libertad y la vida en los despachos de los juzgados, de las empresas, de los que abandonan animales enfermos en el monte que manchan.

Y a nuestro albañil que salió a construir un mundo mejor con su pluma a través del ejemplo, la imagen y la palabra, se la cayó el edificio encima porque mezcló la peor realidad del mundo, con la peor ficción del mundo.

El resultado fue una carcajada de la humanidad por la que se le escapó la vida como a un idiota indefenso en un juicio acusado de todo tipo de delitos de odio. Tan absurdos que hasta podrían pasar por reales por la justicia por sus detalles sin importancia, pero que le acusaban.

Una foto, una metáfora, el nombre de un poderoso hombre  y corrupto…

Su obra le sepultó.

En la lápida de su tumba, a mitad del camino de San  Antonio pone:

Estoy imaginando un mundo mejor aquí dentro,

cuando lo tenga: saldré para explicároslo.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

 

 

 

 

Las mujeres vienen a la plaza,

con sus tambores y cazuelas

para pedir que les abran las rejas.

El 8 de marzo llenan la plaza,

para que les abran a las mujeres:

Todas las Puertas.

 

Las campanas les miran conmovidas,

En el duro aire de afilado bronce donde flotan.

Vibran con el corazón  las cazuelas

Apoyadas en sus manos vendadas.

Pero si os escuchara  el patriarca,

vendría con sus jinetes de azul

ciego de odio a por todas las mujeres de la plaza,

para anillaros con  las ollas,

como a las palomas.

Y la única raja que se abrirá,

Será la de vuestros cuerpos

Donde cabalgaran los jinetes de azul,

Clavando sus estrellas  en vuestras nalgas.

Por el llano llega de la iglesia a la plaza.

el patriarca del odio Casado

Provocando con sus jinetes montados en cerdos,

un terror azul.

En el parque donde no entran las mujeres de la plaza,

Están atrapadas  las niñas con las palomas tras las rejas,

En un naufragio de gritos y plumas blancas:

¡Qué está cazando el patriarca Casado!

¡Que están cazando los jinetes de azul!

¡Que están cazando los jinetes de verde!

¡ Qué están cazando los jinetes con sotana!

¡ Qué están cazando los jinetes con corbata!

¡Qué están cazando los jinetes con túnica!

Alerta mujeres.

Alerta.

Alerta mujeres.

Alerta.

Alerta mujeres.

Alerta.

Angelillo de Uixó.

nota sobre la manifestación.

Como testigo de los acontecimiento de la visita de Pablo Casado el 8 de Marzo a Castellón puedo asegurar que no corrió ningún peligro como cuenta el diario levante entre otros, que sus agentes rodearon a un grupo de pacíficos manifestantes y que el parque estuvo blindado para él que no paraba de reirse de nosotros y llamar a las mujeres que no estaban con él de copas…. el vídeo lo demuestra, desgraciadamente por la carencia de libertad de este país he tenido que publicarlo en privado.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

Estaba en el taller de empleo junto mis compañeros escuchando la charla sobre seguridad en el trabajo, materia obligatoria. Muchos  compañeros estaban cansados y aturdidos de una materia que consideraban sin importancia para desempeñar correctamente su puesto de trabajo. Salimos de allí aburridos en los minutos que nos había concedido la chica que impartía el curso  para despejarnos y tomar un café rápido de la maquina que estaba en el almacén. Esto era una práctica habitual que se había consolidado casi como un derecho, ejerciéndolo  habitualmente cada cuatro horas, es decir, dos veces al día en cada jornada  de trabajo. Una compañera sacó su móvil de camino al almacén a las aulas. Nos leyó la siguiente noticia en el breve paseo.

-Un hombre del Roser de unos cincuenta años está atrincherado en su casa con un arco  flechas, y unos machetes. La policía lo tiene rodeado, pero un vecino ha conseguido  dialogando que se entregue.

La noticia era tan absurda que parecía real.

El medio año festero-dijo alguien, aludiendo a que la conducta de este hombre se debía al fin de semana de fiesta y alcohol que se celebraba en la localidad con motivo de la celebración de medio año de fiestas.

¡Que le den al imbécil ese!- escuché de otra persona.

A mí me pareció una historia bastante triste y cotidiana de alguien desesperado, así como absurda y lógica en este lugar. De hecho la había escrito unos 10 años antes y protagonizado en un vídeo titulado:

acorralado, los que emigran y que quedan en España.

Este vídeo estaba en los juzgados porque pensaban que yo quería hacer algo semejante a lo que había hecho este hombre, pero en mi caso era como una premonición de cosas horribles que no iban a parar de suceder en un sitio donde no hay trabajo, ni buenas relaciones sociales, corrupción judicial, policial, abuso del poder…

Saqué el café de la maquina llevándolo en la mano hasta unos banquitos bajo unos chopos sin hojas. EL aire fuerte de poniente, cálido y molesto de primeros de marzo empezó a soplar en una tierra seca donde sopla un viento airado que nunca deja que caiga el agua. Mi compañera nos enseñó como metían la cabeza en el coche patrulla delante de sus vecinos al último indio de la calle de San José.

EN el Roser entre las barreras de los toros estaba  el arco tirado en el suelo así como varias flechas clavadas en el coche patrulla y en la madera de una protección contra toros de una casa. El último indio ofrecía   un aspecto de ebrio que entonaba tambores de guerra:

Tam, tam, tamtam, tam, tam, tamtam.

¿ Por qué lo has hecho? Le preguntaron varias personas que lo apreciaban y lo conocían de toda la vida. Tienes un hijo pequeño que te está mirando hombre.

El hombre aturdido y desde la ventanilla cerrada solo veía extrañado al vecino que le había convencido de que dejara el arco en el suelo. Este, un hombre anciano de pelo blanco, muy delgado y semblante amable, lo miraba con pena y compasión.

Nos vamos jefe- le comentó el policía mirándolo desde el retrovisor.

¿ Por cierto amigo?- que te ha dicho para que te entregues el tipo ese.

Me ha dicho:

Estás cansado de tanto luchar en esta vida. Deja el arco para que siga otro.

Veréis me he sentido tan mal al escucharlo allí plantado preocupado por mi, que he dejado el arco en el suelo y me he entregado.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Acabo de darme cuenta que si mis fotos, escritos, vídeos, ahora son propiedad de los jueces y policías que los investigan, entonces soy un delincuente, aunque sea por hacer fotos, escribir, hacer vídeos.