Archive for the ‘pijos defensores de los animales’ Category

Advertisements

Terminator : Doy unos perros como si fueran mis hijas.c7dfe-hqdefaultTerminator Las Crónicas de Sarah Connor Temporada 2 Josh Friedman 2008 Capítulo 22 -Final- Nacido para Correr (3)

EN la medida en que mi vida y la de colmillo lácteo se remontan como un sueño en la noche de los tiempos, y gozo riéndome de este futuro que nos presentan , hasta que la risa se convierta en tragedia cualquier mañana y el futuro nos alcance con su guadaña y nos deje en la cuneta vengándose por lo que le hemos hecho al intentar resistirnos para que no se cumpla. De este modo , buscando con angustia una salida deseable y de futuro a mi camada de colmillos lácteos que viven en mi compañía y con los que comparto un lazo familiar . Siendo la inclinación de estos animales la de quedarse conmigo y la mía en quedarme con ellos. Pero con eso incumplo el reglas del altruismo actual, del intercambio con mis semejantes. Un problema que siempre he tenido y me ha traído muchos problemas al ser una persona muy conservadora. El origen de mi problema lo tuvieron los primeros hombres ante el dilema de que hacer con los hijos. Quedárselos era una posibilidad y la más natural, ya que esta es la que se da entre los animales. Sin embargo se impuso entre aquellos primeros hombres un deseo de compartir con otros grupos, siendo el intercambio generoso de hijas una forma de comunicación y de amistad. Siendo castigado de forma cruel e inmerecida con leyes muy severas contra el incesto al que se quedaba con sus hijas para si . Aunque realmente en el incesto no se castiga el acto sexual, sino que lo que se castiga es la avaricia de no querer compartir. Y en los casos menos graves que no hubiera incesto, los padres que no se separaban de sus hijos, desde aquellos tiempos, como ocurre hoy en día, estaban o están muy mal mirados por el resto de hombres por el mismo delito: El de no intercambiar con el resto, como los castos. Actitud que tengo y de la que yo también sufro las consecuencia y la ira de hombres y mujeres que me desean y me hacen proposiciones que rechazó.

Hoy en día nos damos cuenta del sufrimiento que se ha causado a la humanidad por como se resolvió este problema.

Lo que me lleva a la angustia y al conflicto con mis perros, que aunque no es de índole sexual , si es familiar.

Pongo muchas veces anuncios para darlos y cada vez que lo hago me siento como ese padre que va a entregar a su hija a un desconocido. Es cierto que debía ser motivo de alegría y de dicha que me adopten los perros, sin embargo sufro cuando me llaman diciendo que quieren uno. Me hundo en las tinieblas de la noche en la que malvivo. Durante días me persigue su recuerdo, y sobre todo mi conciencia. Realmente soy una persona muy conservara, la más conservadora que he conocido. sería capaz de no darle a nadie nada nunca, y esa conducta cuando me la trato de explicar me abruma, me hace sentir vergüenza, me siento como un judío. Oh pobrecito mío- me digo. Entonces con frenesí sabiendo mi problema y que no estoy en el paleolítico feliz, me entrego a la labor de poner anuncios. Sin embargo debo de poner algo extraño de forma inconsciente cuando los redacto, pues mis perros son de gran belleza y porte, y nadie los adopta. Entonces respiro feliz, he sido generoso con mis semejantes. Les doy algo que amo, si la gente no los quiere no es asunto mío. Yo he cumplido con lo que debía hacer de acuerdo con las reglas sociales: dar a mis perros como si fueran mis hijas.

linda_hamilton_terminator_9216_335x

My beautiful picture

My beautiful picture

PICT0011.JPG

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Terminator : Doy unos perros como si fueran mis hijas. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

El perro y la cadena.

DSCN0144
La siguiente historia está basada en hechos reales. A veces el terror está más cerca de lo que parece.
I.

DSCN0140
Se acercaba la hora de la cena. El sol empezaba a declinar sobre el monte, y nos envolvían las primeras sombras crepusculares entre los moribundos algarrobos cuyos gruesos y huecos troncos parecían expirar lentamente en aquella calma mortecina rodeados de anchas matas secas de cientos de arbustos que se agolpaban grisáceos y amarillentos a nuestro alrededor catastróficos y puntiagudos. Respirábamos inquietos sobre la pedregosa senda que formaba una cicatriz marrón que nos permitía lentamente avanzar en medio de ese paisaje de regreso a nuestra casa siguiendo la cresta de una ladera de vall d”uixó, exuberante de rastrojos que ocultaban misteriosos en sus negras profundidades un silencio mortal que anunciaba que iba a pasar algo malo. Era un silencio de inferencia y miseria ante la vida enloquecedor. Solo se escuchaba nuestro paso, y algún graznido de alguna urraca en la distancia. Sobre aquella ladera, escenario para la imaginación de los horrores de la decrepitud. No parecía que fuera posible que hubiera vida animal en aquel reino de rastrojos resecos, retorcidos, brotando de entre las piedras calcáreas que estaban cubiertas de todas estas matas no más altas del metro y medio. Yo llevaba de la cadena a dos perros. Sentíamos mucha hambre, ya que desde el amanecer no había probado bocado debido a que mis recursos eran como ese paisaje, escasos. La vida en vall d”uixó era rácana, miserable, en sus montes y en sus casa. De repente, me creí afortunado por un instante. Vi brotar poleo entre la cavidad húmeda de unas rocas. Y fui a recogerlo, cuando salió corriendo un conejo que se había zampado la mitad de la mata. Sin haberme dado cuanta, para coger el poleo había soltado la cadena de los dos perros que me acompañaban, que se fueron tras el conejo, arrastrando en su loca carrera entre los arbustos las cadenas que chocaban contra las rocas y las plantas que parecían chillar al romperse. Sobrecogido por la violencia de la escena, y con un dolor penetrante  de todos aquellos gritos salvajes de los animales, comencé por mi parte, excitado por mis propios gritos, a llamarlos para que regresaran. Pero fue inútil. Estaban cegados por el instinto de la caza, iban tras el conejo que zigzagueaba entre los arbustos. Entrando y saliendo de ellos.

DSCN0142DSCN0141
Uno de los perros empezó a chillar desesperado a un kilómetro, cerca del fondo de la ladera. En aquel barranco que estaba cubierto palmo a palmo de todo tipo de arbustos y pinos cuyos troncos eran estrangulados por zarzaparrillas trepadoras cargadas de frutos estivales en forma de uva  que se desparramaban con sus colores peligrosos  negros y rojos brillando sobre las ramas secas.
El animal estaba detenido cuando llegue a él. lo deslie pegando estirones a la cadena, y tiraba de él hacia mi para que se tranquilizara, pues estaba tan poseído y agitado por la caza que quería ir a por el conejo. Yo apenas podía mantener el equilibrio, pensé que acabaría en medio del barranco entre todas aquellas matas, pues el perro era tan fuerte cómo yo. Se trataba de una mezcla de pastor alemán con husky de cerca de 45 kilos  de dos años de edad cuya fuerza estaba muy igualada a la mía. así que mientras yo tiraba para arriba intentando salir de ese barranco, él quería seguir adentrándose  por el. Finalmente, a base de chillidos, estirones pude tomar el control del animal. Subí unos metros la ladera, y observé el horizonte. Mi visión quedó eclipsaba pronto entre arbustos tupidos, ribazos, arboles rodeados de hierbas amarillas donde no se veía nada que no midiera más de metro y medio por lo menos.
La noche se nos echaba encima y era imposible dar un paso más sin caer.
A mucha distancia mi corazón tembló al escuchar un aullido lastimero que parecía venir de todas partes y ninguna.
Volví a bajar al barranco adentrándome varios metros entre la maleza siguiendo ese sonido que era de mi perro.
Empece a llamar al animal.

DSCN0143
Escuché un segundo aullido a cierta distancia, quería ir, pero no podía pasar.
Estaba seguro qué no estaría muy lejos, quizás a un kilómetro, sin embargo era imposible avanzar cuatro pasos .
No había duda de que el estaba enganchado  por culpa de la cadena, produciendo un efecto como el ancha de un barco, aunque la diferencia es que aquí el animal estaría luchando desesperadamente  por intentar escapar.
Un sentimiento de culpa, de frustración de rabia se adueñó de mi.
Empece a gritar en aquel barranco, la luna asomaba y se veía sobre mi cabeza la maldita ladera, cayendo sobre nosotros maldita, silenciosa, negra, cubierta de arbustos enroscado cómo serpientes, puntiagudos, erizados.
EL horror, el horror, el horror,
Arrastras empece a subir junto al perro por la ladera  hasta llegar a la senda, y regresa a casa con un profundo dolor en el corazón.
Me asome al balcón y contemple las montañas cuya presencia se notaba en una silueta negra.

Intentaba escuchar algo, pero no se oía nada.
Sentía en el pecho un fuerte dolor,como si alguien hubiera colocado una plancha encendida sobre el.
Me tiré en el colchón , intentaba cerrar los ojos y descansar, pero el recuerdo del animal atado me perseguía.

DSCN0137
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
El perro y la cadena. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Darwin no la vio venir.

imagesno la vio venir
subtitulado: el ocaso del PP.

Chari con la mirada lúgubre que contrasta con el dibujo de un perro feliz imprimido en la camiseta de la protectora de animales de Kastellón de la que es presidenta. Es la única compañía que le queda dentro del despacho número UNO del ayuntamiento de vall d”uixó. Da consuelo a Darwin que va a tener que abandonarlo tras perder las elecciones. Chari apoya una mano en el hombro del alcalde en funciones cuyo rostro de ocaso está tapado por sus propias manos enjuagadas en lágrimas mientra escuchaba  portazos,  pasos rápidos,  declaraciones enloquecidas de concejales que se sucedían por la alcaldía que debían abandonar en breve.

Timbre de voz neurótica del alcalde Darwin , ha perdido los nervios ante la caricia de Chari:

Es todo repugnante, volveremos a un estadio animal en el momento en el que nos vayamos de aquí. cómo esos sucios perros de tu protectora que comen sus propios excrementos sin ningún tipo de pudor y aúllan a la luna lujuriosos. El pueblo de vall d”uixó está destinado a vivir empobrecido por su falta de sentido a la adaptación y la inmoralidad en la que les gusta existir. ahora alienados, elevan sus reclamaciones y quieren imponer su modelo de sociedad animal.
Darwin se quita la mano de Chari del hombro y furioso con el pueblo exclama:
– Es bochornosos escuchar a esos arruinados inútiles desgraciados muertos de hambre que viven en la suciedad más hiriente, animal y repugnante que uno pueda imaginar, reír, brindar con cava, exigir peticiones.

Chari se aleja unos pasos del alcalde moviendo la cabeza, haciendo cruces con las manos y asombrada de los acontecimientos:

182937_495816817151918_1790030682_n

No quiero ver lo que nos aguarda. Será cómo si los perros de mi protectora tomaran el mando y mandaran. Yo, que todos los días contemplo a los perros que recojo y doy gracias de mi humanidad, de haber dejado atrás el estadio animal.
Dios mío…. cómo hemos llegado a esto.
¿ No se explicó lo suficiente del peligro perroflauta?
Girándose hacia Chari el alcalde estupefacto:
Yo tampoco comprendo este retroceso.
Grita:
Son Bolcheviques.

Se hace un silencio en el despacho.
Junto a la puerta se escucha a Pedro de San Pedro concejal en funciones de cultura haciendo unas declaraciones a una cadena de radio. Sus labios se arquean y forman una mordaza que muerde las palabras :

hqdefault

Es tremendamente repugnante la nueva alcaldesa. Yo, mi persona, ha sido testigo de que fue rociada de champan completamente desnuda en el balcón de la sede de su partido. Se transformó ante mis ojos en una tremenda yegua lubrica capaz de devorar a cualquier hombre. Estaba allí con los brazos extendidos invocando  la plateada luna, ante la gente pobre del pueblo que se agolpaban sudorosos a idolatrarla, con los ojos muy abiertos, recreándose en la visión del jabonoso cava bajando por su piel y regando sus gargantas. Yo vi cómo  bebían de su cuerpo cómo si ella fuera una fuente palpitante y tórrida, un manantial  lujurioso donde sumergirse. Esa gente son cómo animales que salen de sus guaridas para beber, comer y aplacar sus instintos más bajos e inmundos. Solo les importa eso, odian el trabajo, la higiene, la moral. Y ella, lejos de parar toda aquella aberración , inmundicia, les invitaba a que se revolcaran y retozaran en la porquería y la suciedad. Son unos guarros, unos animales, unas bestias. Y la alcaldesa la primera. Pero pagarán en el infierno todos ellos, lo pagarán con su alma. Están condenados.

J Ramiro, periodista:
Ya lo escuchan ustedes querido publico lo que nos espera. Despilfarro, lujuria, sexo, homosexualidad, persecución de la gente honrada y trabajadora. Es el fin. Sin duda alguna estamos en disposición de poder afirmar que a medio y largo plazo de que no hay futuro, y que el apocalipsis acaba de empezar con gobiernos de izquierda. Ha sido el pueblo el que ha querido esto, y el que lo pagará. Solo podemos apelar a una alianza internacional angloamericana para que nos invada y rescate.

Voz a modo de eco de Pedro San Pedro.
Eso es, eso es.

Dentro del despacho.

Alcalde de Vall d”Uixó, agarra de la mano a Chari que siente el empujón.

¿ Donde me llevas?- pregunta asustada.

De rodillas- le ordena sacando la imagen de Recadero Centelles y hablando lleno de cólera:

A rezar. a rezar, esto es el fin.
Van a quemar las iglesias esos salvajes,
Empaparán a las monjas con sangre de menstruación y luego las violaran.
Chari llorando indignada imaginando las violaciones inminentes:

es cierto, es cierto.

Alcalde ante la imagen de recadero retrocede espantado por sus sentimientos de culpa:

No me mires así, no puedo hacer nada y lo sabes.
mesa sus cabellos pelirrojos,
Chari lo sigue aterrorizada, el alcalde habla en voz alta consigo mismo cómo un loco:
la cronología,
el tiempo ,
las circunstancias.
¿ qué hicimos mal?
Chari preocupada:
¿ Por qué dices eso?
Riendo desquiciado el alcalde.
Nada. nada, nada.
Les dimos lo que querían:
toros,
fiesta,
caprichos.
Chari con ojos de mujer mediterránea leal.
Hicieron campaña apelando al hambre. Eso es trampa.
Darwin herido en sus sentimientos con el pueblo:

¿ Qué había gente que pasaba hambre y vivían de forma miserable?
Para eso han nacido, y lo natural es que vivan en esas condiciones, es inevitable.
Que luchen por la vida y parezcan los que lo merecen.
Chari que le sigue repite las palabras que le seducen:
que luchen por la vida y parezcan los que lo merecen.

Andan nerviosos por el despacho hasta que ambas caras quedan frete a frente iluminados por la luz de la ventana que entra suave.

Alcalde, reflexivo.
No puedo comprender a los pobres, si viven en la porquería es porque son unos descuidados.

Chari:
Como los perros de mi protectora. SI te contará lo que hacen. Si te descuidas le dan un bocado a una mierda y se la zampan.
EL alcalde al que le vuelven momentáneamente los sentimientos de orgullo en la retirada. Mira los ojos de Chari con un brillo animal de satisfacción:

the aristocrast

Lo que más me alegra de todos los años que he estado en este ayuntamiento es haber quitado las ayudas sociales y todo el daño que he hecho a los inadaptados. Muchos no se volverán a levantar en vida. así cómo haber privatizado la mayoría de cosas publicas. Aún puedo privatizar lo que quede por privatizar  hasta el traspaso de poderes.
Llaman a la puerta que ha estado toda la mañana sin que nadie lo haya hecho.
Es el concejal de servicios sociales que lleva consigo el gesto de espanto:
EL acalde le hace entrar:
Alcalde, la que será nueva alcaldesa está dando vueltas por el ayuntamiento y haciendo preguntas a los funcionarios.
El alcalde cabreado habla tratando de ofender al concejal y le hace señal de que se vaya:
Y a mi que me importa, que haga lo que quiera. Vete, déjame tranquilo, ¿ no ves que estoy ocupado?

El concejal de servicios sociales lanza una mirada que el alcalde no comprende. Observa a un hombre de poder que ha perdido las formas y los nervios. Fiel a la causa le recuerda con cordura:

Dentro de un momento tiene que venir la empresa a la que tenemos que vender la asistencia de los ancianos que es todavía publica. Hay que sacarla de aquí.
El alcalde pegando un golpe a la silla contra el suelo.
Chari retrocede asustada:
Aún soy el alcalde y puedo vender lo que me de la gana de este municipio. Es más, yo mismo la voy a invitar a que presencie la futura alcaldesa  cómo tengo tiempo de vender el asilo a un consorcio chino, el centro de discapacitados a la empresa de seguridad levantina, y dos escuelas publicas a una iglesia evangelista.

Se hace silencio en el despacho, se escuchan portazos de concejales, y pasos nuevos que ascienden por las escaleras. Darwin se retira de la escena que se apaga lentamente.

darwinDSCN0016
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Darwin no la vio venir. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Colmillo lácteo, husky del mediterráneo.

DSCN0016

Hoy necesito cantar la desventura de tu vida,
la que no entiendes ni comprendes,
ni ha llegado todavía.
compañero de esta misma tierra,
que te acoge,
besas
y amas.
la misma que me vio nacer,
crecer amar.

DSCN0020

A escasos metros de donde te paras,
entre esos viejos panales de miel abandonados,
se poso mi primero amor,
que hoy no tiene de encanto,
más que un recuerdo amargado y seco.
cómo la tierra dura por la que caminamos.
senderos pedregosos que cruzamos
bajo un cielo azul sin alma,
que se vuelve mar en el horizonte.
cuyo espacio de vacío,
da cabida a todo tipo de fatales pesares,
cómo esa grama amarilla que hueles.
Alimento una vida errante,
que aquí encontró su castigo.

DSCN0018

Fue aquí mi primera visión de la muerte,
un perro colgado de un blanco almendro,
devorado por las avispas.

Nunca me ha gustado está gente del mediterráneo.
Gente desatenta a los sentimientos,
descontenta con la vida
que disfruta con la muerte.

DSCN0015

No se que haremos juntos,
en medio de estos golpes que nos están dando,
mientras caminamos.
Yo te busco ayuda,
y solo encuentro desconsuelo,
insultos, promesas y mentiras.
Siento una profunda nausea,
hacia está gente desatenta,
que habla del corazón,
de un cambio en su conciencia,
y están en sus asuntos.

DSCN0005

yo sin poder ser ayudado en tu compañía
No se hasta cuando aguantaremos,
sin que la muerte nos encuentre olvidados.

Angelillo de Uixó. Quiero yo portavoz de mis perros con este poema denunciar el desastre que hay montado con la gente de las protectoras de anímales de castellón, psicológicamente enfermos, y por la parte institucional con perreras de castellón que son una campo de exterminio canino.

DSCN0013

Licencia de Creative Commons
Colmillo lácteo, husky del mediterráneo. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.worpress.com.


Marilyn- Mydei

DSCN0099
A continuación tras poner fotos de mis cochorros en una protectora me he encontrado el siguiente mensaje. Por motivos éticos no diré de que protectora se trata. Dejo el mensaje de carmen tal y cómo lo he recibido quitando únicamente el nombre de la protectora.

DSCN0104
Buenos días, Angel. Soy Carmen, de xxxxxxx.
Me estoy dando cuenta de que crees que con poner a los peques en el facebook de una protectora, te van a salir adoptantes para ellos y nada más lejos de la realidad.
Si fuera así nosotros no tendríamos aquí los más de ciento veinte perros que tenemos en adopción.
Para que puedas encontrarles familia, tienes que moverte tú también.
Has de buscar páginas de adopción de mascotas, de otros refugios, de anuncios gratuitos (hay cientos de ellas) y colgar en todas anuncios de tus pequeños.
Así irán viéndolas y te llamarán.
Suerte

DSCN0096

contestación ​

DSCN0103

tienes una gran psicología, has dado en el clavo. te he dedicado  un poema, espero que te guste.

Marilyn- Mydei

DSCN0106

Dentro de sus creencias,
está vuestra mirada vagabunda,
vuestro fin lastimoso,
lo grotesco de nuestra vida.

llenos de mierda en casa,
sucios y hambrientos.
Castigo a nuestra desidia,
a nuestra despreocupación,
nuestro gusto por la corrupción de nuestra carne.
Posad cachorros míos.
Posad que os vean más bonitos de lo que sois en facebook ,
para que las mentes rebosantes de amor no se hieran.
Reír, reír al orgullo de la inteligencia.
De la gran psicología humanitaria.
A esta gente maravillosa de los protectoras de animales.

Con los dientes abiertos,
iremos al infierno.
Para que piensen tranquilos,
pisando nuestros risueños cadáveres hamletianos:
Es que no se preocuparon por nada.
Así es el mundo cachorros míos.

DSCN0102

Angelillo de Uixó.

 

os dejo con la respuesta de carmen que me acaba de dar,   vuelve hacer gala de compresión, paciencia y grande dotes humanitarias y psicologicas. :

Menos mal que ellos no te comprenden y pueden mantener puros sus sentimientos y, sobre todo, sus esperanzas.
La cosa es encontrar el lugar de cada uno y acertar con la calidad de las personas que se los llevan.
Suerte y gracias
Licencia de Creative Commons
Marilyn- Mydei by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en www.algarabia.blogspot.com

DSCN0100