Archive for the ‘opera punk’ Category

El descenso a los infierno del mesías Juan Carlos.
Angelillo superstar.
Coros de la hoguera profética.
Estrofa I.
Marcha de casa honorable hijo sin padres ni auxilio de nadie.
Antistrofa.
En los andenes bajo la tierra.
!Qué obtengas un destino favorable para sacar adelante tu vida!
Estrofa II.
El camino será largo, Oh mesías, Juan Carlos.
Conocerás el hambre, la sed, las penas, la exclusión social, la persecución de los poderosos.
Solo tienes tu personalidad para salir adelante.
Haz que sepan que tú eres el nuevo mesías.
Un libertador.
Antistrofa II.
Encontraras la paz en algún momento.
Pero si te equivocas en tu lucha,
te matara la multitud.
I.
Dejo de oírse el chirriar de la hoguera y su llama revolucionaria. Empezó a dormirse hasta apagarse bajo el asta lunar que declinaba a la llegada de la aurora en el nuevo día, cuando se acerco husmeando y destrozando con sus aceradas mandíbulas un cráneo de cordero que encontró tirado en el descampado, un gigantesco cancerbero de negro pelaje y del tamaño de un caballo. Al ver a Juan Carlos recostado, le ladró de forma fiera entre el canto de los heráldicos gallos.
Angustiado, apenado, el mesías caminaba perseguido por el fiero can por toda la ciudad.
Le pedía ayuda a la gente, más la gente rehusaba a ayudarle.
Coro de Juan Carlos pidiendo ayuda del cancerbero.
Por favor ayudadme, Oh hermanos.
Esto es lo último que me faltaba.
me ha cogido manía este cancerbero nazi.
No me lo puedo quitar de encima.
Va suelto, sin bozal y sin cadena.
La culpa la tiene el gobierno.
No se que le pasa conmigo.
Pero esto os digo:
Aquel que me lo quite de encima,
irá al cielo por ser un hombre justo.
Más oh hermanos, el mesías fue conducido por el cancerbero al mundo subterráneo que era custodiados por varios centauros con fusiles automáticos , ante los cuales el can se detuvo.
Juan Carlos fue arrojado a las escaleras mecánicas que le bajaron lentamente mientras se giraba y veía a través del cristal cómo el perro nazi le daba la patita a los verdugos del sistema y movía el muñón que tenia por cola la cual había sido amputada al igual que parte de sus orejas al nacer.
Al volver la mirada Juan Carlos, se encontró a un revisor frente a él sonriendo.
Intento dar la vuelta para escapar, pero cuando daba un paso para ascender las escaleras automáticas que descendían, le devolvían a la misma posición de partida.
EL revisor pulso el botón rojo de más velocidad entre carcajadas.
EL mesías saltaba, brincaba, intentado no descender. Más sus esfuerzo eran superados por la fuerza de la escaleras mecánicas que iban a velocidad supersónica.
Juan Carlos tras luchar valerosamente contra el mecano más de 15 minutos, dio agotado entre los peldaños metálicos que le arrojaron cómo las bravas olas al naufrago a los pies del revisor. Le saco de la cartera su último billete y le dio a cambio un tiket y la vuelta en forma de dos monedas doradas.
Su tiket señor- le dijo y se alejo.
Coro de voces optimistas que se escuchan en el anden.
Oh ciudadano, las viejas normas nos han pisoteado, ahora nos hemos creado otras nuevas.
Guardarte la buena voluntad de los perdedores, y emprender el camino con valentía de tú salvación personal.
todos los problema se solucionan si eres optimista.
No me molestéis con los pobres y las desgracias de los que sufren.
No alteréis mi egoísmo natural y práctico.
Las respuesta están en el emprendimiento , y en aprovechar la oportunidad de la desgracia de tu fiel amigo.
Bebe de la sangre del que sufre y saca partido de su derrota.
Así te debe manifestar:
Por una vida de placeres.
por una vida sin dolor.
Por una vida sin honor ni cuidado de nada que no sea yo.
Por una vida sin pecado.
Por la primera persona.
que cada cual haga lo que quiera, pero siempre buscando la riqueza.
Por la guerra de todos contra todos y que gane el que más pueda en primera persona del singular.
Coro de voces con dolor e indignadas que se escuchan en el anden.
Oh hermanos, cuanto más observamos las nuevas normas, mejor nos parecen las viejas, pese a que no estábamos de acuerdo.
Vaya una mierda hemos hecho entre todos.
Dan ganas de salir con el fusil al hombro.
Ya nadie vela a los muertos.
Parecemos Judas que hemos vendido a nuestro hermano por un salario ridículo.
O Pedro que niega lo que es por miedo a que lo denuncien.
Nadie acompaña a los que van a prisión siendo inocentes.
Nosotros, teníamos Fe en algo mejor, y lo negamos en publico.
Nos hundimos sobre nuestro muertos pisoteados por jueces, policías, empresarios.
Observamos las calavera intentando buscar un explicación.
Con miedo a que todo termine para nosotros.
Decidme, si se cumple que vienen a por nosotros.
¿ No deberíamos morir con un fusil en el hombro ante de que estos hijo de puta nos claven en su cruz ?
¿ Que me venís a responder, oh hermanos?
II.
EL sol en el horizonte bañaba las mejilla de Juan Carlos. Los transeúnte le tiraron con tranquilidad e indiferencia cínica monedas, y algunas miradas mientras pasaron por su lado esquivando su cuerpo yacente.
Coro de voces alrededor del mesías.
Que gracia.
está borracho-
Qué vergüenza de país.
Todo el mundo es un holgazán.
Pobre persona.
Igual se está muriendo.
Tengo prisa.
Ya se apañara.
Levante y anda.
Busca trabajo.
III.
Juan Carlos se levanto pensando que soñaba y se sentó en un asiento cerca de la papelera a la que se acercaba gente hablando, tirando paquetes de tabaco, papeles, pipas, restos de bocadillos. Su voces coreaban en todo tipo de idiomas, y tenían todo tipo de creencias.
Había seguidores de Mahoma, Buda, Cristo, Stalin, Elvis Presley.
Sonaron unos pasos y un encendedor junto a Juan Carlos, y brotó una llama azulada que se acercó a unos carnosos labios de un bello hombre cuyos dedos estaban cubiertos de sortijas de oro y diamantes con forma de serpientes esculpidas y mujeres denudas. Cruzó las piernas sentándose en el asiento contiguo. Sus zapatos de piel de cocodrilo brillaron mientras un negro se acerco para limpiarlos. Apoyó entre sus piernas un maletín de piel de cordero que abrió. Estaba lleno de dinero y documentos. La llama había encendido un cigarro. Dio dos caladas se le ofreció al negro el resto del cigarro que acepto con mucho gusto mientras lo despedía sin haber terminado, dándole un billete que sonó del fajo al salir. EL caballero volvió a encender otro cigarro aspirando humo del tabaco y expirando.
El ambiente se lleno de humo. Y la caverna quedo envuelta en una densa niebla entre la que se escuchaba el traquetear de las vías cargadas de vagones llenos de almas, silbidos de sirenas, paneles anunciando el ultimo viaje.
Los agentes con sus fusiles automáticos se acercaron con cancerbero y el negro limpiabotas que escoltaban esposado hasta un anden escondido en la puerta de atrás.
No se puede fumar aquí señor-le dijeron.
El hombre miró a los policías entre la niebla. Quedaron cómo hipnotizados ante sus ropa cara y su aspecto de lujo.
Sacó unos billetes y los centauros y el perro nazi hicieron reverencias esperando que les contestará.
Largo de aquí, y soltar a ese hombre. Me ha limpiado los zapatos.- les ordenó y así se hizo.
Cientos de voces se escuchaban entre la niebla, buscándose sin poder verse, hablando todos a la vez. Bajaban decenas de almas en pena las escaleras mecánicas de la luz a la oscuridad, y subiendo de la oscuridad a la claridad.
Miró a Juan Carlos este hombre poderoso de semblante majestuoso. La niebla se alejaba por el túnel lentamente.
Le comento con voz dulce y seductora.
todos sufrimos una airada vida.
Un gran silencio y soledad envuelve la tierra.
Toda esta gente que ves está dormida y en una prisión.
Y Tú puedes despertarla”
El hombre poderoso lazó el cigarro al suelo. Se levantó, y desapareció con la niebla.
Coro del chico que vende periódicos.
Nuestro país se salva, ha vencido la peste de la crisis.
Los bancos están saneados, han pasado el estrés test de la salvación nacional.
Coro de un parado estresado sobre el puente del anden hablando solo antes de cientos de hombres indiferentes que entran y salen de los trenes. Lágrimas de rabia caen de sus mejillas. Así habla a los viajeros.
¿ Bancos con estrés?
Estás dormido mundo.
Habéis hecho humano al dinero.
ahora tiene estrés, miedo, alegría, el dinero.
Todos sois cómplices de esta mierda.
Os habéis vendido la mejor postor.
Coro de gente que viaja.
El dinero tiene vida y ha venido a ayudarnos.
Milagro
Mírame dinero y ayúdame.
Quita nuestras penas para que nos divertamos.
llena nuestra bolsa con tu amistad y nuestros problemas aliviaras.
Tu todo lo puedes en este reino.
Sálvanos poderoso caballero,
oh dinero.
Te construiremos nuevos templo en forma de banco.
Te daremos nuevos sacrificios y comisiones.
Si quieres nuestro brazos te los daremos.
Si quieres nuestras piernas te las daremos.
Si quieres nuestros hígados te los daremos.
Si quieres nuestro ojos te los daremos.
Nuestras cabezas son tuyas.
Si quieres a nuestra madre te la venderemos.
Yo quiero ser tu mejor amigo, oh dinero.
Coro del parado estresado.
Se acabo.
No tenéis remedio.
No puedo comprenderos.
Enciende el parado estresado un trapo de una botella con gasolina, y cuando abren las puertas del tren la lanza produciendo una gran explosión. Los cuerpos humanos arden dando palmas y gritos. Se funden entre los hierros en llamas derritiéndose cómo la cera de las velas de las iglesias.
Suenas las bronciferas campas por la paz, y las doradas trompetas por la compasión.
Ondean las hermosas banderas patrióticas a media asta, y se hinchan el orgullo y sentimiento de venganza cómo los sapos los jueces judíos del reino y los fariseos de los políticos y la policía franquista y asesina.
Coro del mesías Juan Carlos.
Dormir, dormir hermanos míos en este abismo.
El fin no justifica los medios contra Roma.
Yo toda esta sangre la condeno,
cómo la deuda externa.
así no derribaremos sus murallas.
Sana, sana, sana Dios.
Oh gente que veis, ver.
Sana, sana, sana Dios.
Oh gente que podéis habar, hablar.
sana, sana, sana Dios.
Oh vivos vivir.
¿ que habéis hecho de nuestros ideales y del mundo?
Habéis dejado que un santo se pierda.
Y acabe haciendo una locura.
Vivimos en las tinieblas.
Los vivos deben vivir para ver otra vez la luz,
y comprender nuestra revolución y salvación.
Angelillo de Uixó.
 
El descenso a los infierno del mesías Juan Carlos. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a 
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en 
https://angelillo201.wordpress.com/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en
wwwalgarabia.blogspot.com

 

Amaos los unos a los otros. Angelillo superestrella.

amaos los unos a los otros

Coro de oprimidos por el sistema leyendo el periódico.

Paco observó las palomas descender entre la fina lluvia en la azotea del edifico del banco.

Los cristales goteaban lentamente. EL humo de los taxis, el vapor de la lluvia y del aliento de Paco ascendía lentamente. Los coches avanzaban despacio en un gran atasco. De una ventana de la séptima planta se asomo una persona a respirar. Observaba cómo un centauro victorioso el paisaje de luces de la ciudad y su letanía bajo la lluvia.

Un helicóptero de la policía volaba cerca de las cumbres de los rascacielos.

Paco se retiro unos metros hasta la esquina, buscando un buen angulo, y saco un subfusil de la mochila de deporte que llevaba consigo.

La bala avanzo partiendo las gotas que caían heridas a la acera hasta incrustarse en el cerebro de esa persona que se balanceo sin comprender nada. Y haciendo una extraña pirueta casi cómica voló cómo un imbécil por el vacío aterrizando en el techo de un taxi con sus alas muertas.

Luego Paco vació el cargador contra los cristales del edifico del banco que explotaban y se fragmentaban en miles de trozos dejando ver a las personas de las oficinas desnudos de alma, cómo en una radiografía psicológica, muertos de miedo gritando, gimiendo, y corriendo cómo  concejos de feria de aquí para allá entre las balas y las explosiones.

Paco volvió a cargar el subfusil y abrió fuego contra varios policías que cayeron abatidos.

Su sangre corrió mezclada con el agua formando un pequeño torbellino donde había atrapadas varias hojas muerta en el desagüe que lo engullía todo lentamente.

Paco entro en el edificio que le había embargado su casa, sus nominas, y con el que tenía una deuda de por vida que iba a devolver.

El conserje que tantas veces le había dicho buenos días, no dijo nada en esa ocasión y recibió tres tiros en el pecho.

Paco cargo el subfusil mientras el ascensor descendía cargados de ejecutivos que al abrir la puerta vieron a Paco. lLenos de pánico atrapados en esa ratonera metálica de luces parpadeantes que gritaba por el altavoz:

Primera planta, primera planta, primera planta.

Intentaban llorando dar el botón de cerrar mientras cientos de balas por segundo se clavaban en sus cuerpos. La puerta se cerró automáticamente subiendo sus cuerpos muertos hasta los cielos. Haciendo parada en la quinta, la séptima, la novena planta.

Estrofa del Magno poeta tras peregrinar al templo del mesías, ahora deshabitado,sin su legitimo Dios tras su ingreso hospitalario. Allí puede aún ver los escasos gramos de arroz con los que se alimentaba Juan Carlos. Medio paquete de lentejas abierto. Varias palomas picoteando ente las migas de pan de la última cena.

El poeta, embriagado por la paz lanza su grito revolucionario:

“Os ordeno amaros los unos a los otros.

Sea esta la palabra del mesías que flota en este templo”

Las palomas elevan el vuelo y predican el evangelio del amor.

amaos II

Coro de adeptos al amor y el bien.

La idea de amarnos,

está en todos nosotros.

Danza de forma marcial en nuestros corazones.

Solo hace falta que alguien nos lo ordene para sacarla al exterior.

Más no sabemos cómo hacerlo solos.

Necesitamos a muchos para esta misión.

Implica a toda la humanidad.

¿ Cómo lo hacemos, oh poeta?

¿ a que mesías debemos seguir para saber amar?

Dinos poeta, dinos poeta.

Tu que has visto la luz.

que has estado en el templo.

Y has recitado versos

¿ Cómo lo hacemos?

¿ Cómo lo hacemos?

Te pedimos la voz y la palabra.

Magno poeta a los coros.

????????????????????????????????????????????????????

Lo primero que tenemos que hacer,

es coser una bandera con nuestra propuesta para que se vea.

Luego recoger firmas por el amor,

y que no se le ponga barreras.

Haremos un desfile con ella para ganar adeptos.

Y una gran marcha a los juzgados.

allí derrocaremos a la figura de la justicia.

Esa dama de piedra frígida y virgen,

con los ojos vendados.

Y yo mismo la violare para que sepa que es el amor.

esparcire mi semen entre sus senos,

luego la meare.

Será cómo violar a un ciega,

pues tiene los ojos vendados.

Así se evita el delito y el pecado.

Luego libraremos a los presos,

para ver cómo abrazan a los policías y a los jueces,

mientras hacemos ondear la bandera del amor.

Coro de adeptos al amor y al bien.

saberipour20110306205004140

Tu propuesta, Oh magno, es solida y consiente.

Es ideal para hacer un país cómo Dios manda.

Es evangélico y moderno.

Esta bien conjugado el verso.

Lo llamaremos amorlandia en vez de España.

Estamos tan contentos de tu revelación,

que nos dan ganas de gritar.

Que llegue el amor ya

que llegue el amor ya

que llegue el amor ya.

Queremos amar.

Somos adeptos.

Es Tú voluntad Oh señor.

Danos, danos, danos el cáliz del amor.

Te seguiremos hasta la muerte, o la victoria.

Por el amor.

Por el amor.

Por el amor.

Qué aplaque nuestro odio.

EL final de este evangelio termina con una marcha triunfal.

apaluden a agenlillo

EL magno poeta pide fidelidad de forma clásica.

Sobre una tribuna sujeta la bandera del amor, y pide a sus legiones adeptas que juren besando la bandera.

Besad la bandera y jurad por ella legiones del amor oprimidas por el odio y el rencor del sistema de mierda que tenemos

Coro de legionarios adeptos al amor oprimidos por el odio y el rencor del sistema de mierda que tenemos.

Juramos por el amor, estamos hartos de odiar por culpa de este sistema de mierda que tenemos.

Poeta gritando.

Jurad por vuestra sangre.

Coro, desfilando uno por uno y besando.

Juramos por nuestra sangre no volver a odiar y solo amar

juramos por nuestra sangre no volver a odiar y solo amar

juramos pro nuestra sangre no volver a odiar y solo amar

Así miles y miles de seguidores de amor, dispuestos a sacrificar su vida, su alma por la causa al alta del ser humano, el amor, que redimirá al ser humano.

Hágase tu voluntad Juan Carlos.

Angelillo de Uixó.


Amaos los unos a los otros. Angelillo superestrella. by Angelilo de Uixó is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en wwwalgarabia.blogspot.com

Quien este libre de pecado que tire la piedra contra la pecera.

Angelillio superstar.

1535863

El magno poeta se asoma con una piedra en la mano a una enorme pecera de cristal piramidal donde en diferentes sacas y niveles se representa un idílico mundo paradisíaco decorado con montañas, valles, ciudades, pueblos, valles, cuevas, cuidado por sus marinos habitantes que disponen de libre albedrío y su raciocinio para organizarlo.

Disposición estratificada de la pecera.

1345635268_640442_1345635968_noticia_normal

En la cumbre de la pecera, muy cerca de la superficie nadan panza arriba satisfechos con el festín los gordos escualos, junto los gallardos peces espadas de azules agallas. Bajo estos,a su sombra nadan los orondos meros, las morenas de afilados dientes. Nadando un poco más abajo se encuentran un enjambre de miles y miles de plateadas sardinas, arenques, anchoas. Sobre el fondo de la pecera, limpiando el fango y comiendo la mierda de todos los otros, se encuentran  las negruzcas y escuálidas anguilas, los feos rapes.

Estrofa del magno poeta ante la pecera con la piedra en la mano. Observa ese mundo y reflexiona en las palabras revolucionarias del mesías Juan Carlos.

“El que este libre de pecado que lance la primera piedra”

Estrofa  del poeta dejando la piedra en el suelo.

EL tirar la piedra es una cuestión de virtud.

¿ Soy un hombre bueno y justo para lanzar esta piedra?

El Magno poeta se coloca las gafas de bucear sobre su rostro y coloca sobre sus creyentes pies unas aletas. Sube a lo alto del trampolín, y sobre los rojos cielos que le cubren lanza estas aladas palabras antes de mojarse en el mundo.

Quiero ver tu luz, oh mesías.

Quiero saber porque te mueres de hambre Juan Carlos.

El Magno poeta pasa entre los escualos y se mete en una cueva donde hay una sirena.

A la entrada de la cueva hay un cartel que pone Ayuntamiento de Nueva Acuopolis City.

Una hermosa sirenita es funcionaria de ese ayuntamiento. Padece de claustrofobia dentro de la pecera. Necesita oxigeno. Sueña con el amor, con salir de allí. Su conciencia por la noche sueña con el espacio exterior. Viaja de la mano de un apuesto astronauta vestidos ambos con sus trajes espaciales entre los asteroides y cometas en llamas.

Al desperar cada día y verse bajo el agua quiere gritar.

Su trabajo consiste en recoger las quejas que le llevan las sardinas y los arenques de nueva Acuopolis city, y pasársela a su jefe, un enrome mero que trabaja para un escualo que ha ganado en las elecciones la alcaldía de la ciudad mordiendo a otro escualo, ya viejo y mellado.

Canción de Magdalena Sirena.

sirenita

Cortar , pegar, sellar.

cortar, pegar, sellar

cortar, pegar, sellar.

Así paso las horas de mi trabajo.

No puedo más.

Esto es opresivo.

Una maquinaria infernal la de esta pecera.

Cortar , pegar, sellar.

cortar, pegar, sellar

cortar, pegar, sellar.

¿ quien me puede ayudar?

He dado mi vida al mejor postor.

Trabajo para un mero que tiene miedo a que el gran escualo lo devore.

Me pide que selle más deprisa todos estos expediente.

Tengo 33 años y me parece que haya pasado una eternidad aquí.

Mi cola de sirena está vieja ya.

Cortar , pegar, sellar.

cortar, pegar, sellar

cortar, pegar, sellar.

Para que la pecera funciones bien.

Así paso las horas de mi trabajo.

No puedo más.

Esto es opresivo.

Una maquinaria infernal.

Para que la pecera funcione bien.

Ojala alguien le tire pronto una piedra y estalle todo.

Canción Paco el anguila.

tunel tiburones

Oh hermanos quiero que sepáis antes de que sea devorado por el gran escualo y desparezca para siempre por todos mis pecados, esto:

Que en los años que he vivido en esta pecera lo he hecho en medio del fango.

Y si cometí ese crimen contra un arenque, fue porque mis tripas estaban vacías.

La crisis hizo que bajaran a los bajos fondos a muchas sardinas y arenques.

Las anguilas nos quedamos sin la mierda que nos alimentaba, y en nuestra desesperación acabamos enfrentándonos a sardinas y arenques por la lucha por la mierda que nos lanzaban los escualos, los peces espadas, los meros, las sirenas.

Antes de que me devoren quiero advertir  esto al resto de la pecera:

Romperles los dientes a esos tiburones,

quebrar el sable de los peces espadas.

Devorar a los serviles meros ,y que su carne y su sangre os sirva de alimento.

Ahora, yo voy a morir por mi crimen.

No me arrepiento de lo que he hecho.

Coro de los grandes escualos.

luchar contra el ebola

Saltando fuera de la pecera y sudando surgen las figuras de varios enormes escualos, y un enorme pez espada que también suda al  ser juzgado fuera de la pecera. Le acusan de cientos de asesinatos de insignificantes pececillos.

Los sobrevivientes al ataque del pez espada, se han organizado en un coro y claman ante los tiburones que les representan que les hagan justicia.

Coro de escualos al pez espada.

Se le acusa de haber pinchado con su espada la pecera, causando que muchos arenques y sardinas de pequeño tamaño fueran empujados fuera de la pecera y murieran ahogados.

Gran pez espada, con cinismo, sonriendo, derogando su responsabilidad.

Yo cumplía con mi deber.

De me dio orden de pinchar la pecera cuando el encargado de vigilar el nivel de presión se durmió. Había mucha presión en la pecera. Todo podía haber estallado. Era necesario abrir un sumidero.

Una vez vaciado de presión nuestra pecera, los trabajadores taparon la fuga.

La pecera funciona bien.

No hice nada que no contemplen nuestras leyes.

Sigamos nadando, oh hermanos.

Vayamos dentro, que aquí sudamos mucho.

Lo que he dicho es la verdad.

Lo juro por la Gran Ballena Blanca.

Los escualos lo absuelven con un poema Bertolt Brecht.

!Esos peces ya no existen!

Mala suerte para el juez:

Hoy declaran los escualos

que no entienden de escasez

Ellos no recuerdan nada

Y no hay nada que rascar

Que un escualo no es escualo

Si no se puede probar.

La escena termina cuando el poeta sube a la superficie con el alma triste de esta visión marina.

Sale de la pecera y vuelve a pensar en las palabras de Juan Carlos que se muere de hambre en el fango de nuestro mundo.

El que este libre de pecado que lance la primera piedra.

Busca la piedra y dentro de su conciencia mirando la pecera el magno poeta.

Se va hacia atrás, coge carrerilla y lanza la piedra.

La pecera estalla en mil pedazos.

Angelillo de Uixó.


Quien este libre de pecado que tire la piedra contra la pecera. by Angel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en wwwalgarabia.blogspot.com

Angelillo superstar. La muerte Juan Carlos.

DOCU_GRUPO EN_PORTADA_SENCILLA_1.jpg Producción ABC360.

Reparto de Angelillo superstar:

carl-anderson-judas

Juan carlos en el Papel de Jesucristo.

Angelillo de Uixó en el papel de Judas altruista.

Enrique desfachatez, concejal de servicios sociales en el papel de Caifás

Paco Tocino,portavoz de la izquierda cómplice, en el papel de Poncios Pilatos.

Un juez y un fiscal en el papel de jueces.

Pueblo de vall d”uixó en el papel de Sancho Panza.

Dos gallos cantando al anochecer.

Interpolación musical Camilo Sesto: Getsemani. Jesucristo superstar

http://youtu.be/uNC0scLzCcc

I. Coro.

Coro del pueblo de Uixó informados de un caso de desnutrición de un vecino por vivir de un cheque que le daban los servicios sociales de 90 euros mensuales.

Queremos este coro pensar, que si sucumbe Juan Carlos de hambre es por sus locos extravíos.

Que España de locos e insensatos está lleno.

Más me viene este refrán a la cabeza para explicar este drama:

dime con quien andas y te diré quien eres”

Y siempre anda este Juan Carlos con ese poeta, ambos majaretas.

Si a buen árbol se hubiera arrimado, buena sombra hubiera tenido.

Podía haber ido al Ayuntamiento a suplicar.

A cáritas, o a la cruz roja.

¿ De que ha servido su sacrificio?

Vivir durante meses con 90 euros, es de no estar bien.

Estrofa I.

ev_superstar_070405_ssh

El Magno poeta en el templo de Juan Carlos. Este se encuentra convaleciente, en medio de un pesado sueño. Yace postrado y anémico sobre una litera de una casa abandonada donde apenas entra la claridad de fuera. El poeta, triste, le ofrece un cáliz con un poco de vino que deposita en sus labios mientras le alienta con estas aladas palabras:

Debes beber del amargo cáliz del hambre Juan Carlos hasta el final.

Tu has de morir.

Has de saber que la inteligencia y el espíritu de tus semejantes se revuelven contra ti.

Nadie apoya tu causa, ni entiende tu sacrificio.

Vengo de dar la noticia a partidos políticos, a diarios, la he puesto en la red, he hecho un vídeo.

He anunciado que después de dos años de ayudas sociales de 90 euros y ayuno, llegas al fin de tus fuerzas.

Te odian.

te lo digo Yo.

Nadie quiere saber.

Tu problema individual lo debe resolver el colectivo, y a eso no han llegado.

Tú, cómo sujeto desnutrido, eres una pieza dialéctica que muestra la hipocresía de la moral burguesa.

Un problema algebraico con dos variables:

económica y espiritual,

que da cómo resultado.

la estupidez al cuadrado, y tu muerte.

No hay solución ni esperanza Juan Carlos.

Antistrofa I de los liberales en su sede.

caifas

Caifás al alcalde.

Cómo nos gustaría decirle a ese profeta del hambre trozo de basura, inútil, vago, maleante.

Antes a esta gente antes se les aplicaba la ley de vagos.

Ahora pasan por ser ciudadanos, un lastre para el estado por culpa de eso de los derechos humanos.

Un estorbo a la iniciativa y a la moral utilitarista.

¿ a alguien le importa de verdad que este tipo se muera de hambre?

Si se hubiera movido cómo el resto, no estaría así.

Qué lo claven en la cruz.

Antistrofa II de la oposición a los liberales.

cultura de la vall

Nosotros nos lavamos las manos sobre lo del desnutrido.

Luchar contra un caso de hambre, es luchar contra algo pequeño.

Es cómo jugar a ser Don Quijote embistiendo contra los molinos de viento.

Lo mejor es hacer cálculos electorales, y no muchos esfuerzos por la justicia social. Tendremos nuestros escaños pronto sin que se nos acuse de rupturistas, antisistemas, agitadores y aprovechados.

Si hay algo pero que morirse de hambre, es que te digan filotorrista, amigo de hambrientos y desnutridos en el ABC, el levante, el mediterráneo, en la ser.

Ya nos lo vemos venir que por hacer el bien acabaremos por el suelo.

Para no tener que caer de muy alto, lo mejor es no levantar mucho el vuelo.

!Qué país, señores, que país nos va a tocar unir y reconstruir!

Estrofa II.

EL magno poeta observa al mesías ladear la cabeza y mirarlo angustiado.

Pregunta con la mirada:

¿ por qué Yo he de morir así?

Con estás aladas palabras de ánimo el poeta le consuela y responde:

Yo estaré a tu lado observando cómo mueres Juan Carlos.

Valor y ánimo.

!Podremos conseguir tantas cosas si mueres!

Será nuestra victoria.

Para el coro de antisistemas eres un mesías.

Azote de esta putrefacta moral.

miraremos a los ojos de la gente cuando todo termine preguntándoles:

¿ Por qué, por qué, por qué le dejasteis morir sin hacer nada?

Luego no descarto que nos emborracharnos y la liemos parda contra la policía.

(Melancólico el Magno poeta, conmovido por sus tenues suspiros del mesías y sus quejas de dolor)

Yo te velo hoy, oh mesías.

Ahora que todo termina.

Ya te queda poco de sufrir, aguanta.

No estás solo en esta nación.

Hay que salir y decir a la gente:

Mirad, mirad su muerte, y la cruz que nos habéis puesto al resto.

Miradnos a los ojos mientras morimos.

Estrofa III.

3

El mesías Juan Carlos predica.

Yo, yo…

Oh Magno poeta,

tenía Fe en que saldríamos de esta.

En todos nosotros, en la gente.

Tenía Fe en que las cosas cambiarían.

Pero ya ves.

La he perdido.

De esta no me salvo.

Iremos cayendo poco a poco.

Lo veo claro.

He tenido un sueño donde todos moríamos.

Cuanto antes nos maten estos hijos de puta mejor.

! que se cumpla!

Antistrofa II de los liberales a los coros del pueblo.

Al cesar lo que es del cesar.

Y a Dios lo que es de Dios.

Los mercados exigen su sacrificio también llamado pago.

Las leyes no dan excepción, ni tregua.

Son universales, por lo tanto no tiene refutación.

Siempre se cumplen.

No podemos hacer excepciones o de lo contrario otros también querrían cobrar más sin hacer nada a cambio y le país quedaría desolado. Seriamos pasto de los moros.

Juan Carlos tendrá sus 90 euros el día 24 de octubre.

Y cumplirá sus tres meses de generosas ayudas.

Dentro de tres mese más podrá revisarse su caso de nuevo.

Si logra llegar, quizás le economía este mejor, se hayan salvado los mercados y los bancos, y podamos ser más humanos.

Rogamos por su salud, pues todos somos hermanos, aunque algunos estén majaretas y no piensen de forma correcta.

Nosotros, pese a que no lo parezca, también tenemos sentimientos.

En verdad:

Todo el mundo los tiene.

Y ahora pasemos a la fiesta de los toros.

Estrofa IV.

4

Juan Carlos cerrando los ojos muere de hambre después de 2 años de ayuno y ayudas sociales de 90 euros.

Estoy ya muy cansado.

Se acerca mi final.

Me pesan los años y las privaciones.

¿ qué más puede un hombre hacer ?

¿ crees que comprenderán nuestro sacrificio?

Mira mi muerte, Oh Magno.

Mira, mira.

Estrofa V.

El magno poeta con lágrimas, conmovedor, esposado. A la gente que acude curiosa e incrédula a ver el cadáver de alguien que ha muerto de hambre y está clavado en una cruz. La guardia civil arrastra al poeta por haber clavado a Juan Carlos en una Cruz y haberla colocado delante del Ayuntamiento.

Voz del poeta a los coros Sanchos.

Mirad su muerte.

HA sido vuestra falta de voluntad,

vuestro desinterés,

vuestro egoísmo

vuestra inhumanidad lo que le ha matado.

Él no quería morir.

No quería morir.

Podía haber resucitado con una transfusión de sangre.

Con goteros, con una pequeña renta que le garantizará el sustento.

Pero nadie quiso creer que eso fuera posible sin un cambio de gobierno.

Y ahora está clavado en esa cruz por vuestra culpa.

Yo quiero ver,

quiero ver,

quiero ver,

quiero comprender que si se puede ser mejor de lo que somos sin necesidad de morir.

Ved a lo que lleva ser cómo somos.

Tengamos de nuevo fe los unos en los otros, ahora que lloramos y estamos tristes por su muerte.

Es hora de empezar.

Es hora de empezar.

Fue su voluntad.

Dadme la mano,

Oh hermanos,

Antes de que me maten estos centauros.

Coro del juez y el fiscal.

fascismo vall d´uixó

Juzgan al magno poeta por un montón de delitos.

Usted vendió a Juan Carlos.

Angelillo de Uixó. ( se defiende)

Fue su voluntad. Era necesario para ser mejor de lo que somos.

Coro del juez y el fiscal.

Usted trato de aprovechar su muerte para cuestionar las instituciones de los servicios sociales.

Angelillo de Uixó.

Eso lo dice usted no Yo.

Coro del juez y el fiscal.

Es promotor de hostilidades y ataques personales al equipo de gobierno de su localidad,, que por cierto, lo hace muy bien y por el que pedimos el voto.

Angelillo de Uixó.

No cumple con los derechos humanos.

Coro de juez y fiscal.

Clavo el cadáver de su amigo a una cruz. ¿eso es cumplir con los derechos humanos?

Angelillo de Uixó.

lo hice con fines artístico, y culturales. Para elevar conciencias.

Coro de juez y fiscal.

Se arrepiente.

Angelillo de Uixó. ( irónico y desafiante, con Fe ciega)

¿ De creer en lo que hizo Juan Carlos por todos nosotros?

Por difundir su mensaje de paz y de amor.

Jamas.

mucha gente no lo entiende, yo si. La mayoría dice que tenía que haber ido a cáritas, o a mendigar.

Yo creo en lo que hizo, aunque lo traicione.

Era mi papel ser el malo para que el fuera el bueno.

Yo sufrí por él.

y si, lo vendí.

Pero lo quería.

Lo quería.

Y vendí su muerte en vida.

Lo vendí.

Soy judas.

Soy un traidor.

Merezco que me odien gente cómo ustedes, que no tiene Fe.

que me escupan los incrédulos.

Yo creo que se puede cambiar.

Llevo una gran luz y una gran fe que difundir.

Coro de juez y fiscal.

33 años de prisión.

Angelillo de Uixó.


Angelillo superstar. La muerte Juan Carlos. by Angel blasco giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

Opera de cuatro tiros para un perro con ébola.

Tiro Primero.

niño ébola

Cuatro hombres vestidos cómo astronautas descienden de un camión frigorífico cargados de medicinas, tubos, jeringuillas a un piso precintado y acordonado con un cordón sanitario donde hay un perro abandonado. Sus dueños han muerto por ébola y se rumorea en la comunidad científica de que el perro es portador.

Los hombre suben despacio las escaleras, cómo si escalaran la luna. Toman muchas precauciones. Varios monitores siguen sus movimientos que se retransmite por antena tres con fondo de música del exorcista a todo el planeta, que vive angustiado con la suerte del perro.

A dos esquinas los pobres se mueren de hambre.

Una cadena humana han rodeado cáritas y la cruz roja protestando por su situación . Pero nadie cuenta su gesta al estar pendiente la nación de la suerte del perro.

En el matadero de aves les cortan el cuello sin contemplaciones, y la gente los comen.

La misma suerte corren los cerdos.

Pero matar a ese perro no hay derecho.

Llegan los hombres vestidos de astronautas, siguiendo el protocolo hasta la cocina, donde sobre una colcha cobijado asoma el hocico el perro infectado, que los saluda desconcertado moviendo el rabo.

Las televisiones hacen anuncios sale Paul Gasot saltando y encestando en el sol.

Un astronauta medico que llaga hasta le perro lo saluda:

Salve chucho.

Es un pequeños virus para un perro, pero un gran paso para la humanidad si te matamos.

A través de los cristales de los cascos espaciales se refleja la imagen del perro.

Voces de coros clamando por la vida del animal desde la calle:

Dejad vivir al perro hombres medicina.

No es más que un pobre animal que no ha hecho nada.

Vosotros volvéis a vuestras casas.

Sin embargo no queréis que el siga en la suya.

Hipócritas.

Los hombres disfrazados de astronautas acercan sus manos cubiertas con guantes hasta el cuello del animal que no se mueve, sumiso.

Uno de ellos, el jefe, le pincha y le saca sangre.

La mira al trasluz y la guarda en una nevera portátil.

De las emisoras de radio insertadas en su casco espacial les dicen que se retiren, que la calle está movida en apoyo del perro.

Los astronautas, tras llenar el plato con comida y algo de agua, se van poco a poco, bajando las escaleras cómo si bajaran un alto barranco. Tiene mucha precaución y terror por resbalar y respirar ese aire infectado de ébola.

Al llegar al camión frigorífico, unas mangueras rocían sus trajes especiales.

Luego se meten en unas clausulas y flotan en el aire sin gravedad, mientras se desnudan y la ropa la observe una aspiradora. Después pasan a unas duchas, y se vuelven a cambiar para pasar a observación. Allí varias maquinas les sacan sangre, y la analizan. Cuando dan negativo, salen tras cambiarse nuevamente.

El camión arranca y se va entre insultos.

Tiro segundo.

ebola

Abraham, el presidente de la nación, habla a través de los medios de comunicación a la población. Gente democrática que vive angustiada la suerte de Doogy dog, el perro de los Gutiérrez, infectados con ébola que han terminado enterrados por su mala cabeza.

El presidente de la nación, el señor Abraham, dividido entre el orgullo tecnológico de su país y conmovido cómo humano por la suerte del perro, habla para tranquilizar los coros de voces el mismo día en que han muerto de hambre tres chiquillos y el sida avanza hasta niveles del tercer mundo.

Ya han visto ustedes a través de los monitores, las imágenes de nuestros científicos entrando en la casa de los Gutiérrez. Que gran país tenemos, y que grandes medios. ¿ quien no puede estar orgulloso de ser de aquí? ahora que hay tanto rojo diciendo que quiere ser Senegales.

Ha sido un trabajo difícil para nuestros super especializados operarios, y para el consejo medico decidir que hacer con ese perro. Su dueña y su dueño han muerto de ébola, y el perro es transmisor. Por eso creemos que este el animal puede contagiar a la población y queremos sacrificarlo. Se que es una cosa difícil de asumir el concepto de matar a un perro. Una medida impopular, quizás más que subir los impuestos, bombardear un país árabe, o torturar comunistas. Lo siento por el perro, para él no tenemos suero.

Quiero anunciar que por el consejo medico, lo mataremos. Ea.

Tiro tercero.

luchar contra el ebola

La sociedad española se organiza y le dan la noticia a Paul Macartney. Deja su gira japonesa para montar en un superavión a reacción y llegar hasta este país. Del aeropuerto acude al centro del país en limusina con Yoko Ono para subir a un escenario decorado con flores y el rostro de Doogy dog dibujado a tamaño gigantesco en un enorme lienzo que cubre el fondo del escenario con miles de velas, y postales firmadas sobre las tablas. Cantando con su guitarra se pone Paul Macartney al coro, mientras Yoko salta a una pecera con tiburones y en el fondo hace voces tibetanas mediante el lenguaje de los sordomudos vestida únicamente con un tricornio con las orejas de Mickey mausse sobre su cabeza, y un gran bigote.

Canción de Paul:

Dame tu mano,

oh hermano,

help me.

help me.

doogy dog.

¿ alguien me aseguro que tu estabas enfermo?

Oh Yea, Oh yea.

camon, camon baby can.

OHHHHH; OHHHHHH

Los periódicos me contarón que ladrabas.

Ohhhh, Ohhhhhh

,y que por eso estabas enfermo.

y que había que matarte.

¿ Podemos creerlo?

! que cínicos son todo ellos!

¿NO doogy dog?

help me

, help me,

oh broto.

dame tu mano,

oh hermano,

algo está cambiando.

¿ No ves las flores en tu pelo?

Doogy dog.

Están creciendo cómo en el mío.

Yo veo que podemos hacerlo.

¿ de verdad eres un perro?

No eres mucho más que eso.

Un ser vivo cómo yo.

¿ Podemos creer lo que vemos?

Solo necesito tu mano, y algo de suerte.

De verdad, funcionará.

Ya lo veras.

Está vez todo va a cambiar

Empecemos de nuevo.

venga, camon, camón,

Solonecesito una canción para curarte.

Pom, pom, pom hey you.

pom, pom, pom, hey you.

Pom, pom, pom hey you.

pom, pom, pom, hey you.

Pom, pom, pom hey you.

pom, pom, pom, hey you.

Pom, pom, pom hey you.

pom, pom, pom, hey you.

Inténtalo hermano,

y ayúdame a salvarlo.

Solo necesitamos una canción ,

para curar el ébola,

se que así podemos.

Pom, pom, pom hey you.

pom, pom, pom, hey you.

Pom, pom, pom hey you.

pom, pom, pom, hey you.

Pom, pom, pom hey you.

pom, pom, pom, hey you.

Pom, pom, pom hey you.

pom, pom, pom, hey you.

Tiro cuarto.

Monologo de Doogy dog.

Yogi_bear_mascot_costume_Yogi_bear_costume

Presiento que algo ha cambiado en esta casa guau.

cómo cuando tuve mi primera caída de muela y me sentí muy mal. Me llevaron al veterinario que me hizo más mal. Así de enfermo me siento de pensar que les habrá pasado a los dueños, y que va a ser de mi.

Tanto años viviendo bien, y algo se tenía que torcer.

Mira que lo advertí, pero no me quisieron comprender.

EL perro todo lo escucha,

pero nadie le entiende.

Escuche a mi dueña decir que tenían una paciente muy enfermo en el hospital,

y que ella se iba a presentar voluntaria.

Por su expresión note miedo y ladre fuerte.

Ella me acarició y me dijo:

Parece que me entienda.

Vaya que si la entendía.

Seguro que está muerta.

Hace días que no vienen, y esos hombres vestido de marcianos me recuerdan al veterinario con sus inyecciones.

Mi cola no se mueve.

Estoy abandonado a mi suerte.

Vida perra.

Ya no puedo aguantar más esta incertidumbre.

Los hombres siempre saben que hacer en estas situaciones, o tienen un remedio.

Son cómo ángeles que cuidan de los perros.

Supongo que querrán curarme estos hombre que entran.

No veo sus rostros ni puedo olerlos, por lo tanto no los conozco.

Serán buenos o malos.

Incluso y si dentro hubiera simios o fueran gatos.

¿ Por qué pensar que son humanos?

Ah, van de pie.

¿ Pero que me pasa para que lleven esos trajes?

¿ estará relacionado con lo que dijo la ama y se puso tan triste?

El último día lloraba y se tocaba el pulso.

Quizás me haya pegado algo.

A ver doogy revisa tu cuerpo serrano.

El perro se husmea primero el culo, luego los huevos.

No tengo bultos, ni tumores.

Si embargo debe ser algo grave al vestir esas batas esos señores.

¿ Habrán vendido la casa?

Si pudiera salir de aquí, o incluso dejar de vivir.

Creo que me va a salir soriasis otra vez, tengo escamaciones.

Doogy empieza a rascar las paredes estresado. Busca un hueso en la basura.

Corre cómo un poseído por el pasillo.

Un francotirador del csif alerta al equipo científico.

El perro tiene fiebre.

Corre por la casa.

Escarba y ladra.

¿ que orden hay?

Un científico le apremia:

abra usted fuego.

El francotirador dispara.
La primera bala se incrusta en la sien.

El animal cae rodando y se vuelve.

EL francotirador vuelve a cargar y le da en el pecho.

Con la lengua colgando se queda quieto.

Angelillo de Uixo.


Opera de cuatro tiros para un perro con ébola. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en
https://angelillo201.wordpress.com/.

ETA entrega armas y demuestra que son objetores de conciencia.

Imagen

Intro:

Angelillo de Uixó, con las primeras luces del alba mira a su compañera en la cama. La luz del mediterráneo entra suave por la ventana. Contempla a su amiga conmovido por su belleza extendida en toda su esplendorosa desnudez e inocencia. Lentamente se acerca a su boca indefensa, y dulce la besa.

Ella sonríe sumisa y agradecida mientras él la abraza.

Se levanta Angelillo de Uixó de la cama, respira hondo y lee con orgullo el ABC, el Mundo y escucha la Ser.

Todos cuentan que ETA, oh hermanos, entrega las armas.

Música de guitarras eléctricas que suenan al cambiar del dial de la radio y despiden el intro.

Imagen

Escena I.

Imagen

En un maset Guipuzcuano, entre romeros, tomillos, llentiscles y almendros en flor, un joven Etarra despierta en la tibia madrugada de febrero.

Camina por la casa buscando a su madre a la que abraza mientras está saca agua de un aljibe moruno.

Canción del joven Etarra abrazado a su madre.

“Oh madre, yo amo a mi patria,

Y no le niego cualquier esfuerzo,

Pero he dicho adiós a las armas.

Las he entregado al gobierno español.

No puedo seguir matando a la gente.

Oh madre, nunca me gusto hacer daño.

Usted lo sabe bien.

Ahora veo claro mi camino,

Es el de la paz y el amor.

La tormenta se acabo para mí.

La paz es una herramienta,

Que no sabe utilizar el gobierno español”

La madre sujeta a su hijo que se desploma en sus brazos consumidos y poseído por el amor verdadero, cuando llaman a la puerta de esta casa de corderos: los lobos.

Escena II.

Imagen

La guardia civil que ama la guerra, que dispara a la gente en el mar pelotas de goma, entra en la casa con una antorcha.

La madre y el hijo se aterrorizan ante su maligna presencia.

Buscamos las armas, decirnos donde están o quemamos la casa- les gritan.

El hijo observa a su madre de canos cabellos llorar de nuevo por rabia.

Él, objetor de conciencia, le da ánimos.

Madre, madre no llores, mantén su dignidad y no te entregues a su juego del odio ante estas marionetas del gobierno- le dice contemplando cómo la guardia civil rompe las fotos ya amarillentas de su padre asesinado y torturado en un cuartel.

La guardia civil, con expresión de lucha en sus rostros, se exasperan ante el joven objetor de conciencia que muestra la fuerza de su espíritu superior en la actitud y conducta totalmente pacifista pese a las brutales agresiones, burlas y provocaciones de la benemérita.

La porra de un guardia civil golpea la costilla del joven para que hable, mientras otros dos agentes cogen a la madre y le pasan una soga por el cuello para ahorcarla.

Dinos donde están las armas terroristas, o ahorcamos a la puta de tu madre- tratan de intimidar al joven vasco objetor de conciencia.

El joven repleto de hematomas, con el rostro hinchado por los golpes les responde con la cara en el suelo aplastado contra las baldosas por la bota de un agente que la retuerce en su columna vertebral cómo si apagara una colilla:

Se han equivocado de puerta, aquí solo hay objetores de conciencia, escupo en la violencia.

La guardia civil pese a que su carácter es el de una piedra y nada les conmueve, hay algo que les mueve.

Oh hermanos,

no es el hilo casi invisible de una marioneta,

ni unas descarga eléctrica cómo un robot a pilas,

si no una orden es lo que produce que un funcionario del gobierno camine.

Suena el chirrido una emisora dentro del maset.

Charly España, charly España, aquí Ratón Mike Madrid 2.020, nos comunican que ETA ha entregado las armas, lo confirman los verificadores internacional. Ahora ETA es una organización pacifista encargada de difundir el idioma vasco o lo que coño sea eso, y las costumbres del lugar. ¿No estaréis deteniendo a gente de los solitarios maset del bosque acusados de pertenecer a ETA organización terrorista, verdad?

Los agentes se miran dubitativos.

No Ratón Mike Madrid 2.020, ¿cómo podéis pensar eso? estamos patrullando por el bosque- comenta con tono de indignación Charly España.

Se escucha un lamento del joven.

Ay, ay, ay.

¿ Qué coño ha sido eso?- pregunta Ratón Mike Madrid 2.020.

Nada, nada, un compañero que está quitando un alambre tirado junto a un pino para que ningún ciervo se lastime, y se ha pinchado- se apremia a explicar Charly España.

OK Charly España ¿tenéis betadine? Cambio- pregunta Ratón Miky Madrid 2020.

Si, si Ratón Miky Madrid 2.020, pero hemos olvidado el algodón y la mercromina, volvemos al cuartel no se infecte, cambio y corto.

Muchachos, nos vamos- les dice el sargento, y los agentes salen corriendo.

Imagen

Escena III.

Imagen

El joven arrastrándose por el suelo llega hasta su madre que ha caído en una esquina del comedor sin conciencia en estado de shock. Del cuello aún le cuelga la soga, con cariño se la retira y le susurra cantando en el oído:

Canción a la esperanza de los pacifistas vascos

Los que se han educado en cuarteles,

Con el ABC,

O en las facultades de derecho,

Son incapaces de enfrentarse a los hechos.

Que es que nosotros amamos la paz,

A nuestros sagrados bosques,

Al alma de los ríos,

Y la risa de los niños.

Pero el gobierno quiere la guerra.

Y vendrán de nuevo a por nosotros,

Desgarrarán madre nuestros cuerpos.

De nuestra venas, de nuestros ojos,

Brotará la sangre,

Por el corte de bisturí,

De los funcionarios autómatas del gobierno,

Que nos tendrán atados en una camilla de la prisión.

Pero nuestra conciencia,

Oh madre resistirá limpia entre la sangre.

No lloréis madres vascas,

No lloréis, no, no, no lloréis,

No lloréis,

No, no, no, no, no.

No llores hermana,

No, no, no, no, no.

Mañana todo pasará.

Llegará la paz,

Y el derecho a independizarnos.

Somos vascos

Somos vascos.

Somos vascos.

UOHHHH, UOHHHH

Angelillo de Uixó.

Imagen


ETA entrega armas y demuestra que son objetores de conciencia. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at www.scrib.com.

Quien ame la libertad en España debe acabar en prisión.

Dedicado con cariño a Alba González Camacho.

Imagen

Escena I.

Imagen

La acción transcurre frente la puerta principal de los juzgados de Nules.

EL poeta esposado en la puerta canta cómo una estrella del rock bajo la noble bandera de España junto un coro de guardias civiles, jueces, fiscales y periodistas del ABC que le aplauden.

De fondo, una furgoneta con las sirenas azules y rojas encendidas. A través de las ventanas se ven a los reos que cantan las estrofas de la melodía. La mayoría son anarquistas, miembros del 15-M, y un sicario de Medellín.

Uno,

Dos,

Tres,

Grita el poeta cantando:

Cuando el gobierno de España,

Encarcela a cualquiera por escribir su opinión,

El lugar adecuado de quien escribe su opinión,

Es estar en prisión.

Coros de jueces, guardias civiles, fiscales y prensa del ABC.

Hail, hail, hail.

Así es,

Así es,

Así es.

OHHHHHHH
OHHHHHHH.

OHHHHHHH.

Escena II.

Imagen

El poeta se queda rígido cómo una vedette, lo suben por el aire dos recios guardias civiles que le mecen llevándolo dentro del juzgado y sacándolo, lo vuelven a bajar de forma erótica ante la puerta del tribunal.

El poeta sigue cantando, ahora el ritmo es de balada 4 por 4.

Pide el poeta que la sirena silencie, pero las luces de la furgoneta deben seguir encendidas, incluso las de los faros de delante y los antiniebla, estos deben enfocar los cielos para que semejen los antiaéreos del cielo de Berlín en el ataque final de la batalla.

EL estado de España mando mi arresto por mis vídeos y mis escritos.

¡Cuanta fuerza vi ante mi desplegada!

¿ cuantos maderos en mi puerta había?

Cerca de 12.

Dos o tres coches patrullas bloqueaban el camino.

Joder que tíos.

¡Cuanto orden y armonía en sus movimientos!

Y sus botas de cuero, brillantes, fuertes, marcando el paso.

¡Cómo rechinaban por la casa en el registro!

Y yo que de la risa me partía.

Aunque, oh hermanos,

No lo hacía en público para no herir sus sentimientos.

Atónito me preguntaba:

¿Toda esta fuerza para arrestar mis huesos y mi sangre?

Con una carta del juzgado que me hubiera entregado,

hubiera bastado.

Tras el registro me ataron.

Y decepcionados por lo desordenado que soy;

Arrestado me llevaron.

¿Y que es lo que tenían esposado cómo un animal?

Solo mi cuerpo.

Mi cáscara.

Pero no lo importante:

Mi conciencia,

Mi humanidad.

¿ Se creen de verdad jueces y guardia civil, y el gobierno de la nación,

Que arrestando los cuerpos de la gente que escribe y que opina,

Pueden callar la conciencia de estos cuidadanos?

Es admirable el amor a la libertad de mucha gente que escribe en España,

No les importa ir a prisión con tal de decir su opinión.

y así debe ser , con tal de ser libres.

La prisión no nos hace menos libres.

Y nosotros, los ciudadanos, debemos este acto generoso recompensarlo y agradecerlo.

Os quiero a cada uno de vosotros que expresáis vuestra opinión.

A vosotros voy,

Y a vosotros me entrego.

Imagen

Escena III.

Imagen

El poeta cae de rodillas, de la mano haciendo un corro jueces, prensa de ABC, fiscales, guardia civil, lo rodean coreando:

Hail, hail hail.

Este orden injusto defendemos,

Azotes y disciplina,

La corona de espinas,

Y al que no le guste,

A la mazmorra.

El poeta alza las manos al cielo, grita:

No, no, no, no

Noooooooooooooooo.

Suena un trueno y cae un rayo sobre la bandera de España, jueces, guardia civiles, prensa del ABC, y fiscales se retiran buscando auxilio dentro del tribunal

El poeta se pone en pie, una tormenta llega, su sonido semeja a jinetes cabalgando.

Subiendo los peldaños del tribunal el poeta y llamando a su puerta que tiene cerrada para entrar.

Abrir, abrir, jueces, policías.

Está llegando el final,

Una nueva guerra que nos hermanará, o quizás una revolución, viene.

Llega para poner fin al actual hombre.

Llega la esperanza, la unión, el porvenir a través de la guerra.

Abrir, abrir.

Angelillo de Uixó.

Imagen

Una joven condenada a un año de cárcel por ensalzar a los GRAPO por Twitter

La acusada, Alba González Camacho, alias @albacorazonegro, ha mostrado su conformidad con la petición de pena de la Fiscalía por lo que no ha sido necesario celebrar el juicio.


Quien ame la libertad en España debe acabar en prisión. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Attribution 4.0 International License.

La caza del Fauno

Posted: November 27, 2013 in opera punk
Tags: , , , , , , ,

La caza del fauno, de Angelillo de Uixó.

Imagen

Coro.

En las agrestes tierras de Castellón existen Faunos, curas, Sátiros, gitanos, ninfas, guardia civiles, y jueces.

Todos piensan en el amor y en las fiestas.

Sus vidas son alegres y están seguras,

Nada malo les puede pasar.

Beeeeeeeeeee,

Beeeeeeeeeeee,

Beeeeeeeeeeee,

Beeeeeeeeeeee.

Escena I. El Fauno visita Andreita.

Imagen

Un casco herido pisa el césped del jardín,

La luna ilumina una ventana,

Y una doncellita goza abierta de piernas con el blanco rayo.

El fauno la mira y la llama:

Andreita, Andreita,

sal de la casa.

Ven a oler conmigo nuevos aromas.

Beeeeeeeeee.

Beeeeeeeeeee.

Beeeeeeeeeee.

Andreita acude a la llamada.,

Se asoma a la ventana.

Su rostro redondo y hermoso,

Su piel tersa brilla cómo la luna,

Una gran y libre sonrisa asoma,

entre las rejas.

El fauno le entrega una rosa.

Ella triste la rechaza.

No, Fauno de mis amores,

Que esto es cosa de socialistas cabrones.

El fauno cabreado y violento la tira y la mea,

Agarra una algarroba,

Que pone entre sus divinos labios.

Beeeeeeeeeee,

Beeeeeeeeeeee,

Beeeeeeeeeeeee.

Ven Andreita a gozar de los zumos dorados de la vida.

Le susurra balando el fauno.

Arrastra la tierra del jardín,

con los cascos de su pezuña verde.

Suena entre la reja,

el eco de un pájaro escondido entre las ramas.

El fauno va hacia allí y lo agarra.

De un bocado le arranca la cabeza,

Y con la boca llena de sangre y plumas,

Besa la boca de Andreita.

Imagen

Ella lasciva y desnuda,

Le dice:

Espera Fauno que ahora salgo.

Se pone liguero,

Tacones altos,

Falda corta,

Ante la ventana con las cortinas abiertas,

El fauno se saca la pirula,

y se masturba delante de ella.

Ambos corren por las calles de Castellón.

Andreita va montada en su grupa.

La visión de una hoguera los detiene.

A su alrededor hay gente cobriza danzando y haciendo conjuros.

Dan palmas y cantan aleluyas a Cristo,

Mientras se inyectan blanca heroína,

suenan hermosas bulerias.

II. El fauno en el poblado gitano.

Imagen

Un viejo con sombrero y traje de pana antiguo,

Con largo bigote,

bajito,

mirada de fanático,

Actitudes de cómico dictador,

Y un crucifijo de oro colgando de un cuello,

parecido al tronco de una polvorienta olivera,

canta:

Aleluya, aleluya,

En el amor al señor pensamos los gitanos,

1,2,3, Ay ayy

1,2,3, Ay ayy

En el amor al patriarca pensamos los gitanos,

Aleluya, aleluya,

En el amor al fascismo pensamos los gitanos,

Viva España, viva España, viva España,

Decimos los gitanos.

La tierra prometida,

De esta no nos vamos,

Porque al PP al que votamos nos quiere.

El voto cautivo nos salva de acabar en Albania.

Y por eso del PP no nos quejamos.

1,2,3, Ay ayy

1,2,3, Ay ayy

por todo que cuento,

señor Jehová

Las gracias te damos.

Nos has salvado la vida en España.

Bravo, bravo, aplauden los gitanos conmovidos.

Imagen

EL fauno se mete en el coro junto Andreita,

Y todos, serviles, ante las potestades de castellón se arrodillan.

El patriarca saluda al viejo fauno con una rama de romero.

Jachipe, jachipe,

Jarrrrrr hermano.

Que la paz del estado sea contigo.

Y con tu espíritu- le contesta el fauno.

¿ Cuantos cales habéis conseguido para mi?- le pregunta el fauno.

120.000 euros ésta semana – le contesta el señor Heredia mirando el suelo.

Solo eso- grita el fauno exasperado-

200.000 señor Fauno, 200.000, ya sabe que no soy un barcena en cosa de finanzas- replica el patriarca sitiándose cazado.

EL fauno sonríe comprensivo con que intenten engañarle.

Ya lo se buen Heredia, ya lo se. Ve a buscarlos y no engañes- le ordena con tono suave.

Tu y tu, ir a por los cales para el señor Fauno y su amante- ordena dando bastonazos el patriarca a dos chiquillos de confianza.

Heredia, te quería pedir un favor, beeeeeee- dice el fauno en tono bajo.

Diga el señor fauno.

Quiero que tus gitanas bailen para mí y para Andreita.

OH que diver, cómo en las pelis de Disney- Andreita que escucha, besa los cuernos del fauno.

Siéntense, siéntense- les invita a que tomen asiento en el suelo cerca del fuego.

Da dos palmas el señor Heredia.

III. La danza del fuego.

Imagen

Suena Falla tocado por varios chupalos con guitarras vestidos de negro con pañuelos de lunares luceros.

Unas hermosas gitanas,

Envueltas en seda transparente,

Con cascabeles de plata colgando de su sonoro y serpentino cuerpo,

Danzan eróticas, lascivas, violetas, salvajes, y frenéticas alrededor de las llamas,

La suave palma de los pies de las princesas gitanas despiertan a dos demonios que salen de las llamas.

Imagen

Una gitana de más de 300 años.

tuerta,

arrugada,

encorvada,

bajita,

con un vientre enorme que le llega de la cintura hasta el suelo,

Retiene a los demonios entre las llamas con un conjuro.

Estos chillan con deseo de salir del fuego,

La vieja gitana le pregunta al Fauno:

¿ que forma gran señor quieren que adopten los espíritus?

Andreita, responde a la señora- le dice el Fauno.

Andreita piensa.

Que adopten la forma de Lenin y de Hugo Chávez.

Los demonios transformados en estás espantosas formas,

Deambulan entre las gitanas que danzas esplendorosas.

Hablan los demonios:

Hay que acabar con la desigualdad,

con la injusticia,

y con la opresión burguesa.

El proletario debe tomar el poder.

La lucha de clases acabará con la dictadura del proletariado.

Las naciones del Alba se han despertado,

y no volverán a ser ultrajadas por las naciones capitalistas.

Jaaaaaa, jaaaaaa- ríe Andreita mirando al Fauno- por favor, que tonterías la de los comunistas.

Les falta follar.

Que se vayan- ordena el fauno.

Pero me quieres dejar hablar- grita un demonio cuando ve sacar a la gitana una bolsa con sal.

La gitana los hace desaparecer soplando sal de Israel.

¿ Te ha gustado el espectáculo Andreita?- pregunta el fauno.

Si, pero una cosa más deseo- le dice.

Dime.

A esa doncella- señala una hermosa niña de ojos negros misteriosos,

y senos del tamaño de una fragua.

Sus piernas son juncos temblorosos,

Mecidos por el viento de una fecunda ribera

Y toda ella exhala,

Un aroma a lirios y a jazmines que incita a satisfacer sobre ella el deseo.

El fauno la señala, y la coima se acerca obediente.

Más le vale, claro.

Andreita le pasa sus manos blancas sobre sus muslos y sobre su sexo,

Y a una caravana se va con ella,

Mientras los gitanos dan palmas,

Beben vino para divertirse.

y matan varios marranos,

que tiran a las llamas ensangrentados y medio vivos para asarlos.

Imagen

Dando gracias la vida.

Dando gracias porque todo los días es un puta fiesta.

Beeeeeee,

Beeeeeeee,

Beeeeeeeeee,

Canta el fauno que danza entre los hijos de las sombras.

Mala gente de piel cobriza,

Cargadas de instintos asesinos.

Donde pisan, nada florece.

Más que cadáveres y risas.

La guardia civil y varios curas que hacen ronda,

Al ver los cuernos de fauno se retiran.

Beeeeee,

Beeeeeee,

Beeeeeeee.

Una blanca cigüeña pasa somnolienta por el cielo.

Y luego una lechuza.

El fauno se espanta al ver estás señales.

Andreita, termina que nos vamos- le chilla.

Andreita saca pronto la lengua muy bañada del clítoris.

¿ El señor fauno vendrá la semana que viene?- pregunta el patriarca.

Claro- responde el Fauno.

IV. La cacería del fauno.

Imagen

Margen Albión, la Atenea de Castellón,

cerca de una fuente de Castellón,

surge entre borboteante agua.

Va vestida con una blanca gasa transparente,

ceñida a su anatomía, y portando un potente arco.

Reparte esperanza en un barrio de proletarios repletos de desgraciados del 14-M, punkis, raperos y squeiter.

Así les habla a está alienadas masas inservibles para la revolución:

Tenemos políticos corruptos, que están robando al pueblo, que están robando lo que es de todos.

A esta situación hay que ponerle fin.

No se puede aguantar.

Si quieren guerra la tendrán.

Guerra, guerra, guerra, corea el 14-m y el resto de pobres inconformistas.

Mirad, el fauno de Castellón- grita un vigía que tiene que alertar de jueces, prensa, y policías.

Y ya todos miran hacia allí,

y ven pasar la sombra del fauno que temblorosa huye saltando.

Hoy morirás maldito Fauno- dice Margen Albión que le pega un empujón a un squeiter y le coge el patín para perseguir al fauno.

El fauno, que no sabe de física, comete el error de ir cuesta abajo,

y Margen por eso lo alcanza con comodidad.

Saca una flecha del carjal,

Y alcanza la nuca de Andreita que la traspasa de parte de parte,

La flecha le atraviesa la boca y escupe sobre el cráneo del fauno varios dientes.

Este se detiene.

Y baja de su espalda los despojos de Andreita.

Beeeeeeeeee.

Beeeeeeeeeee.

Beeeeeeeeeeee

Alza sus cuernos a la luna,

Rasca con su pezuña verde la acera y embiste.

Imagen

Una flecha de Margen Albiol le alcanza en el pulmón.

Sale el aire cómo un pitido zumbón.

Pip,pip, pip.

Pero la bestia herida prosigue su embestida con los cuernos apuntado hacia la vestal.

Le hace un quiebro,

y le clava en la espalda dos banderillas.

La bestia sangra, está malherida.

Ponte a bien con Dios, pide perdón de tus crímenes, salva tu alma- le dice cristiana y piadosa Margen.

Osana a ti Margen,

Gran cazadora de Faunos.

Mil veces seas loada por tu nobleza.

La bestia que sabe muchas tretas se pone a llorar.

OHHHHH, si piedad, pido perdón Margen.

V. Muerte.

Imagen

La luna ilumina está escena que transcurre en la calle Alloza.

El fauno está de rodillas,

se acerca a Andreita y besa con dulzura el cadáver.

Lágrimas de Fauno caen sobre la frente de la difunta.

Margen se acerca para acariciarlo,

dándole el último consuelo al fauno.

Cuando la bestia, a traición,

le clava los cuernos en el costado.

Roja sangre tiñe el divino costado de Margen Albión.

El fauno mal herido y moribundo ríe cobardemente.

Y se prepara para embestir de nuevo.

Aunque su cuerpo se tambalea.

Pero aun así, coge carrerilla haciendo un supremo esfuerzo.

Margen dispara otra flecha que se clava en su corazón que se desgarra.

La sangre sale de la boca del fauno, se tambalea entre las paredes de las casas.

Llama al timbre de los portales cómo último acto de venganza,

y poco a poco va cayendo hasta caer a los pies de Margen Albión.

Los hermosos ojos de Margen se vuelven vidriosos,

Su pura y santa mano se posa en su costado.

Está perdiendo la conciencia,

La misma que le ha permitido ser santa,

Ser pura,

Tener bellas ideas,

Y ser por todos nosotros amada.

Mil palomas bajan de cielo.

Y con el pico le cosen la herida.

Angelillo de Uixó.

Imagen


La caza del fauno by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en www.scribd.com

Escena bucólica del PP.

Imagen

Dedicado a las madres, a los niños y desempleados de Vall d’uixó

Intro con acordes de guitarra:

Mi mayor, la menor, y re mayor o menor, es indistinto.

Escena I, el trovador de vall d´uixó.

Imagen

Tras la puerta de la iglesia de la Asunción,

Boom,

suena una bomba o una tambor.

Y sale a escena el trovador Angelillo de Uixó vestido de Cristóbal Colón.

Unos niños con sus abuelitos y sus mamas juegan,

Ríen,

Danzan en la plaza,

Y el caro poeta extendiendo sus divinas manos hacia Dios,

Así llama al rebaño con sus aladas palabras,

que vuelan cómo palomas por la plaza.

Hail, oh hermanos,

Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria,

Boom.

Sabéis que las cosas han ido de mal a peor,

y que los diferentes gobiernos de estos últimos años,

y los que están por venir,

para salvar a la patria tienen que explotar a los trabajadores.

Hail, hail, hail, hail.

De ésta, no saldrá España,

sin violencia, ni explotación.

No, no,

Por favor niños,

no lloréis.

Ánimo, ánimo.

Mujer,

A ti que te veo con tu hijo entre tus brazos,

Entre tus hermosos pechos.

No lo despiertes.

Y recuerda su sonrisa hoy,

Pero no la defiendas,

Nada puedes hacer, oh mujer.

Que duerma, que duerma,

O….

Que muera, que muera.

Eso he venido a decirte.

Hail hail, hail, hail.

Aplausos de la gente.

Y comentarios:

Es un genio este Angelillo de Uixó.

EL trovador inclina la rodilla y recibe unos merecidos dengos que le tiran al suelo los viejos y las viejas.

Cómo un perro se inclina el trovador y recoge los dengos con la cara del rey para comprar vino en el mercadona.

Acordes de guitarra tocados por unos mariachis para despedir esta escena.

Escena II, PP y parados cara a cara.

Imagen

Cientos de obreros de vall d´uixó tirados de las fábricas,

arrojados a las calles,

sin saber cómo sin trabajo pueden ganarse el pan,

buscan ayuda en el Ayuntamiento.

Llaman a todas las concejalías.

La llamada de los parados:

Tom, tom, tom, tom,

Señor concejal,

señor alcalde,

somos los desempleados.

Por favor, por favor,

trabajo, trabajo.

Sin trabajo no sabemos cómo podemos ganarnos el pan.

La contestación.

Fríos, indiferentes,

Deshumanos,

Sin mirar a los ojos a los desempleados.

Con los pies sobre la mesa con la carta magna en la mano:

“Examinaremos su caso,

¿ Sabe usted escribir?

Si es así, ponga su nombre en este papel,

Y tendrá derecho a que estudiemos su caso”

Escena III. La escena bucólica.

Imagen

Un concejal del PP, aburrido,

Harto de recibir en su despacho delegaciones de gitanos,

de madres llorando,

de hombres temblando buscando trabajo o su pan diario.

Sale a dar un paseo.

Cerca de la iglesia de al Asunción por donde camina,

Hay, oh hermanos,

una escuela.

EL concejal,

Es un hombre de cabellos plateado,

Alto y gordo,

de mediana edad.

Vestido con camisa blanca y vaqueros,

Camina solitario esperando que nadie le vea.

Pasa junto a unas monitoras de 20 años,

Altas,

muy guapas,

con gafas de sol de pera,

Morenas,

Sonrientes,

Delgadas y con curvas.

Perfumadas cosas buena,

Con ropa de sport de marca muy ceñida,

Que les marca su sexo y el tanga.

Una docena de niños alborotados juegan junto a ellas,

Que les ponen las normas.

El concejal, tras sus gafas, sonríe observando la escena.

Y dice apoyándose en una esquina:

Oh hermanos,

Aquí debiera estar la prensa.

Para escribir:

España entera es feliz.

Hail.

¿ quién pudiera contradecir a este concejal del PP?

Mirad esos niños cómo se divierten,

Cómo se persiguen.

Mirad, oh hermanos, esas trabajadoras

Cómo irradian felicidad.

No veo explotación laboral, ni violencia.

Solo alegría, alegría.

¡Y esos niños!

Si aun mañana puedo verlo y contarlo.

Serán cómo yo.

Los están preparando para luchar por las empresas y el mercado.

Les están explicando que en el mundo debe haber explotación y miseria,

Y que hay que aprovecharse de ella.

Cualquiera que esto lo comprenda,

Sobrevivirá.

Si la fortuna no se inclina de su lado,

Será menos desdichado.

Hail, hail,

yea, yea,

hail, hail,

yea, yea.

Oh baby, baby, baby.

En el mundo solo hay explotación y miseria.

No la invento el PP,

¿ Que quieres, Oh hermano, que te diga?

Y a los parias que me preguntáis que qué hacemos para ayudar a combatir la violencia y los excesos del capitalismo.

¿Qué queréis hermano que hagamos?

¿Acaso instaurar el comunismo libertario?

Antes de eso.

Un millón de guardias civiles,

Un millón de soldados,

Un millón de marines norteamericanos,

Un millón de periodistas,

Un millón de mercenarios pagados por los empresarios,

Un millón de parlamentos,

Un millón de jueces,

Un millón de escualos,

Un millón de naciones.

Un millón de perros rabiosos.

Un millón afiliados al PP y otro al Psoe

Pondrían la pezuña sobre el pobre.

España saldrá de la crisis cómo siempre,

A través de la violencia y la explotación.

No lo digo, en una esquina,

feliz de ver la alegría y la risa,

lo cuenta la historia.

Hail, hail, hail.

Angelillo de Uixó

Imagen


Escena bucólica del PP by Ángel blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Based on a work at https://angelillo201.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at www.scribd.com.