Archive for the ‘opera punk’ Category

Jesucristo no pagó al fisco: la biblia según el ABC.

Jesucristo no está al día con hacienda.

Jesucristo no está al día con hacienda.

Siglo primero de nuestra era, en un lugar de Galilea de cuyo nombre no quiero acordarme, meses antes de las elecciones.
Música de trompetas desde las murallas de Jerusalén, obras de mejoras del alcantarillado en las calles de Belén. Carteles del emperador Augusto en el muro de las lamentaciones con un balón de fútbol que le entrega a un niño Palestino.

En lo alto del monte Vodafón, esperando la llamada del número Uno, Jesucristo medita entre las zarzas sobre si en el mundo hay solución.

índice

Judas, entre las paredes construidas de barro seco de las casas de Galilea, bajo los tejados quemados de la última intifada, entre los esclavos sublevados crucificados a lo largo de los caminos que conducen hacia Roma; ve la oportunidad de crear un partido nuevo y verdaderamente revolucionario al escuchar las voces de los Galileos oprimidos que han perdido la esperanza.

Voz de Joven galileo cristiano desempleado,

( el porcentaje del paro juvenil en galilea en el siglo uno es del 51%) :

Yo lo sabia, Cristo es un traidor. Van con piel de cordero, pero es cómo todos. Yo me rapo el pelo y me hago del partido romano. Hail.

Voz de la Madre soltera Caldea, sin ningún tipo de cobertura social. Vive de las oscuras donaciones de cáritas y la cruz roja, investigadas por la hacienda romana:

No, no era un milagro lo de los panes y los peces,  los sacaba del mercadona sin pagar, lo dice el ABC. Ahora lo hago yo y me tiran a mi y a mi niño en el circo a las fieras.

Cojo resentido de su curación.

Antes de ser curado era de clase media, ahora que ando soy pobre.
A mí desde que me curo solo he tenido desgracia, Adeccolaboris me despido cuando vio que caminaba. Los romanos le quitaron la subvención por discapacidad que cobraba la empresa por mi. En mi lugar hay  un cabronazo enano negro sordo y manco.
.
Un soldado que ha perdido un ojo en una manifestación luchando contras los romanos.
Grita fuera de si:

traidor.Pacta con  romanos, utiliza su mismo lenguaje, acude al templo donde están los viejos hebreos.
Llorando con su único ojo:
Yo perdí el ojo por él.

ya no lo quiero,

quiero mi ojo.

caifas
Caifás manda cargar los burros de galilea con panfletos del ABC para repartir propaganda por toda la región agitada y turbulenta.

! Pobre jerusalen!
Los burros salen cargados hacia los altos del Golan, hacia las provincias Sinaí, caminan los burros por agrestes sendas repletas de ladrones y criminales.  Reparten los panfletos sus conductores.
En las cuevas los asesinos leen atentamente la gaceta:

dame, dame, dame, dame, dame, dame más, dame, dame, dame más, me entregare a ti, pero dame, dame, dame, dame, dame, dame

dame, dame, dame, dame, dame, dame más, dame, dame, dame más, me entregare a ti, pero dame, dame, dame, dame, dame, dame

Al César lo que es del César y a Dios lo que es Dios.
Jesucristo que se llamaba a si mismo la renovación, el sanador del pueblo, no ha sido más que cómo el resto: un filibustero.
Ha ocultado a la inspección de hacienda una beca por estudios bíblicos que el rabino del templo universitario de Jerusalén le concedió.
Entre los adobes de paja y ante la multitud insatisfecha, prometía este vocero populista de la extrema izquierda, cabestro de los antisistemas, azote de los mercados, amigo de dictadores, enemigo de la república de roma y del imperio, instigador de las intifadas, simpatizantes de terroristas nacionalistas:
Dar rentas a los pobres,

mejorar la sanidad publica,

operar a los ciegos y a los mancos.
¿ Y de donde iba a sacar el dinero para todo esto, si escupe contra los mercados?
Pues según el señor Jesucristo, que no tiene ninguna propuesta realista, dice que del cielo.
!Válgame Dios! -cómo diría un gitano.

Además de todas estás aberraciones, el señor Jesucristo pretendía dar lecciones morales contra la corrupción, cuando es el primero que anda con rameras cómo María magdalena imputada en varios casos de prevaricación, y a la que no le da vergüenza exhibirse desnuda ante las autoridades de Galilea fieles a Roma.

Este humilde escribiente, apolítico de derechas, se pregunta:
¿ En que manos estamos?
¿ Cómo no ha ilegalizado  todavía la audiencia nacional la marca electoral de Jesucristo?
Os advierto que si gana está gente vendrá el apocalipsis.
Jesucristo  no es un liberador, si no un vengador.
Creara Gulags por toda galilea.

Se cree Alejandro Magno, es un guerrero.
Provocara la guerra cómo los Griegos contra todos nuestros vecinos.
Meterá en nuestras casas Okupas.
Llenará el país de inmigrantes  a los  que tendremos que lavar los pies.
Nos obligara a repartir nuestro dinero, ganado con nuestro sudor y trabajo con gente que no quiere ni vale para trabajar.

Acabara con nuestras tradiciones y religión, y nos convertirá a todos al Islam.

monte-sinai
Jesucristo en lo alto de monte vodafón espera la llamada de un muerto.
Por el sendero suben varios beneméritos acompañados de carpinteros que llevan maderos para construir una cruz.
Angelillo de Uixó.

solo hay que atreverse a pasarlo para que se hagan realidad los deseos.

solo hay que atreverse a pensarlo para que se hagan realidad los deseos.

Licencia de Creative Commons
Jesucristo no pagó al fisco: la biblia según el ABC. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en scribd.com, wwwalgarabia.blogspot.com

Todos somos Sokiedad Alkohólika

Mahoma, Jesucristo, Buda hacen retumbar las doradas murallas del paraíso entonando con sus legiones de infantería ligera aerotransportada de ángeles:

Nos vimos en Berlín.

La saliva de los Borbones y del ministro del interior alcanza a los subalternos del ministerio de justicia mientras coreando todos juntos  pegando patadas a las puertas de los calabozos donde están los presos cantan:

Jaulas de tierra.

Los concejales de servicios sociales, cáritas y la cruz roja en la esquinas con las manos abiertas sujetan una hucha pidiendo limosna y tocan con la flauta:
Automarginado.


No hay navidad que en el corte inglés la gente se empuje en las abarrotadas escalera mecánicas, sudando cómo cerdos, bailando poseídos, y abriéndose paso con los codos mientras los empleados del corte inglés silban y tatarea eufóricos pasando la visa de los clientes:
Feliz falsedad.


En el coto de doñana los pescadores miran cómo suben los peces río arriba haciendo sonar sus afinadas agallas que cómo un sonido de cascabeles acuáticos que imitan la melodía:
Ya vienen,  peces mutantes.

 

Los militares de maniobras en el bosque miran el firmamento con ojos de apocalipsis envueltos en su traje de camuflaje  volar las rapaces con los auriculares en los oídos escuchando:

De palomas y buitres.

El jefe de una gran empresa acude a hacer las entrevistas para un puesto de trabajo dos horas tarde, con una camisa de pana y los zapatos italianos de lujo en la mano cantando:

Hay que quemar las ETTs.


Levanto la mano para parar un taxi.

( le ordeno)
Al concierto de sociedad alcohólica rápido.

¿ No se ha enterado caballero?
¿ De qué me tengo que haber enterado?- pregunto.
Lo han censurado- responde.
¿ De verdad?
Y no solo eso- me dice sacando una pistola que mete en mi boca.
Queda usted detenido, soy guardia civil y usted es un apologético de terrorismo.

Un ultimo deseo antes de morir ( le digo con las manos en alto)
¿Cantamos el Ariel ULTRA?

 

Es mi favortia- responde.
Angelillo de Uixó y el guardia civil cantan Ariel ULTRA.
Un disparo suena, el cristal del mercedes se llena de sangre, la puerta trasera del coche se abre y un cuerpo cae. Suena seco.  EL humo del tubo escape pasa por encima de su cabeza caída con los ojos abiertos, la sangre resbala hacia la alcantarilla y la gente sale de sus casas sabiendo que ha sido la policía.

todos cantan junto al cura de la parroquia:

Sin dios ni na.

 

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Todos somos SoKiedad AlKoholiKa by angelillo de Uixóis licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en wwwalgarabia.blogspot. scribd.com

 

El descenso a los infierno del mesías Juan Carlos.
Angelillo superstar.
Coros de la hoguera profética.
Estrofa I.
Marcha de casa honorable hijo sin padres ni auxilio de nadie.
Antistrofa.
En los andenes bajo la tierra.
!Qué obtengas un destino favorable para sacar adelante tu vida!
Estrofa II.
El camino será largo, Oh mesías, Juan Carlos.
Conocerás el hambre, la sed, las penas, la exclusión social, la persecución de los poderosos.
Solo tienes tu personalidad para salir adelante.
Haz que sepan que tú eres el nuevo mesías.
Un libertador.
Antistrofa II.
Encontraras la paz en algún momento.
Pero si te equivocas en tu lucha,
te matara la multitud.
I.
Dejo de oírse el chirriar de la hoguera y su llama revolucionaria. Empezó a dormirse hasta apagarse bajo el asta lunar que declinaba a la llegada de la aurora en el nuevo día, cuando se acerco husmeando y destrozando con sus aceradas mandíbulas un cráneo de cordero que encontró tirado en el descampado, un gigantesco cancerbero de negro pelaje y del tamaño de un caballo. Al ver a Juan Carlos recostado, le ladró de forma fiera entre el canto de los heráldicos gallos.
Angustiado, apenado, el mesías caminaba perseguido por el fiero can por toda la ciudad.
Le pedía ayuda a la gente, más la gente rehusaba a ayudarle.
Coro de Juan Carlos pidiendo ayuda del cancerbero.
Por favor ayudadme, Oh hermanos.
Esto es lo último que me faltaba.
me ha cogido manía este cancerbero nazi.
No me lo puedo quitar de encima.
Va suelto, sin bozal y sin cadena.
La culpa la tiene el gobierno.
No se que le pasa conmigo.
Pero esto os digo:
Aquel que me lo quite de encima,
irá al cielo por ser un hombre justo.
Más oh hermanos, el mesías fue conducido por el cancerbero al mundo subterráneo que era custodiados por varios centauros con fusiles automáticos , ante los cuales el can se detuvo.
Juan Carlos fue arrojado a las escaleras mecánicas que le bajaron lentamente mientras se giraba y veía a través del cristal cómo el perro nazi le daba la patita a los verdugos del sistema y movía el muñón que tenia por cola la cual había sido amputada al igual que parte de sus orejas al nacer.
Al volver la mirada Juan Carlos, se encontró a un revisor frente a él sonriendo.
Intento dar la vuelta para escapar, pero cuando daba un paso para ascender las escaleras automáticas que descendían, le devolvían a la misma posición de partida.
EL revisor pulso el botón rojo de más velocidad entre carcajadas.
EL mesías saltaba, brincaba, intentado no descender. Más sus esfuerzo eran superados por la fuerza de la escaleras mecánicas que iban a velocidad supersónica.
Juan Carlos tras luchar valerosamente contra el mecano más de 15 minutos, dio agotado entre los peldaños metálicos que le arrojaron cómo las bravas olas al naufrago a los pies del revisor. Le saco de la cartera su último billete y le dio a cambio un tiket y la vuelta en forma de dos monedas doradas.
Su tiket señor- le dijo y se alejo.
Coro de voces optimistas que se escuchan en el anden.
Oh ciudadano, las viejas normas nos han pisoteado, ahora nos hemos creado otras nuevas.
Guardarte la buena voluntad de los perdedores, y emprender el camino con valentía de tú salvación personal.
todos los problema se solucionan si eres optimista.
No me molestéis con los pobres y las desgracias de los que sufren.
No alteréis mi egoísmo natural y práctico.
Las respuesta están en el emprendimiento , y en aprovechar la oportunidad de la desgracia de tu fiel amigo.
Bebe de la sangre del que sufre y saca partido de su derrota.
Así te debe manifestar:
Por una vida de placeres.
por una vida sin dolor.
Por una vida sin honor ni cuidado de nada que no sea yo.
Por una vida sin pecado.
Por la primera persona.
que cada cual haga lo que quiera, pero siempre buscando la riqueza.
Por la guerra de todos contra todos y que gane el que más pueda en primera persona del singular.
Coro de voces con dolor e indignadas que se escuchan en el anden.
Oh hermanos, cuanto más observamos las nuevas normas, mejor nos parecen las viejas, pese a que no estábamos de acuerdo.
Vaya una mierda hemos hecho entre todos.
Dan ganas de salir con el fusil al hombro.
Ya nadie vela a los muertos.
Parecemos Judas que hemos vendido a nuestro hermano por un salario ridículo.
O Pedro que niega lo que es por miedo a que lo denuncien.
Nadie acompaña a los que van a prisión siendo inocentes.
Nosotros, teníamos Fe en algo mejor, y lo negamos en publico.
Nos hundimos sobre nuestro muertos pisoteados por jueces, policías, empresarios.
Observamos las calavera intentando buscar un explicación.
Con miedo a que todo termine para nosotros.
Decidme, si se cumple que vienen a por nosotros.
¿ No deberíamos morir con un fusil en el hombro ante de que estos hijo de puta nos claven en su cruz ?
¿ Que me venís a responder, oh hermanos?
II.
EL sol en el horizonte bañaba las mejilla de Juan Carlos. Los transeúnte le tiraron con tranquilidad e indiferencia cínica monedas, y algunas miradas mientras pasaron por su lado esquivando su cuerpo yacente.
Coro de voces alrededor del mesías.
Que gracia.
está borracho-
Qué vergüenza de país.
Todo el mundo es un holgazán.
Pobre persona.
Igual se está muriendo.
Tengo prisa.
Ya se apañara.
Levante y anda.
Busca trabajo.
III.
Juan Carlos se levanto pensando que soñaba y se sentó en un asiento cerca de la papelera a la que se acercaba gente hablando, tirando paquetes de tabaco, papeles, pipas, restos de bocadillos. Su voces coreaban en todo tipo de idiomas, y tenían todo tipo de creencias.
Había seguidores de Mahoma, Buda, Cristo, Stalin, Elvis Presley.
Sonaron unos pasos y un encendedor junto a Juan Carlos, y brotó una llama azulada que se acercó a unos carnosos labios de un bello hombre cuyos dedos estaban cubiertos de sortijas de oro y diamantes con forma de serpientes esculpidas y mujeres denudas. Cruzó las piernas sentándose en el asiento contiguo. Sus zapatos de piel de cocodrilo brillaron mientras un negro se acerco para limpiarlos. Apoyó entre sus piernas un maletín de piel de cordero que abrió. Estaba lleno de dinero y documentos. La llama había encendido un cigarro. Dio dos caladas se le ofreció al negro el resto del cigarro que acepto con mucho gusto mientras lo despedía sin haber terminado, dándole un billete que sonó del fajo al salir. EL caballero volvió a encender otro cigarro aspirando humo del tabaco y expirando.
El ambiente se lleno de humo. Y la caverna quedo envuelta en una densa niebla entre la que se escuchaba el traquetear de las vías cargadas de vagones llenos de almas, silbidos de sirenas, paneles anunciando el ultimo viaje.
Los agentes con sus fusiles automáticos se acercaron con cancerbero y el negro limpiabotas que escoltaban esposado hasta un anden escondido en la puerta de atrás.
No se puede fumar aquí señor-le dijeron.
El hombre miró a los policías entre la niebla. Quedaron cómo hipnotizados ante sus ropa cara y su aspecto de lujo.
Sacó unos billetes y los centauros y el perro nazi hicieron reverencias esperando que les contestará.
Largo de aquí, y soltar a ese hombre. Me ha limpiado los zapatos.- les ordenó y así se hizo.
Cientos de voces se escuchaban entre la niebla, buscándose sin poder verse, hablando todos a la vez. Bajaban decenas de almas en pena las escaleras mecánicas de la luz a la oscuridad, y subiendo de la oscuridad a la claridad.
Miró a Juan Carlos este hombre poderoso de semblante majestuoso. La niebla se alejaba por el túnel lentamente.
Le comento con voz dulce y seductora.
todos sufrimos una airada vida.
Un gran silencio y soledad envuelve la tierra.
Toda esta gente que ves está dormida y en una prisión.
Y Tú puedes despertarla”
El hombre poderoso lazó el cigarro al suelo. Se levantó, y desapareció con la niebla.
Coro del chico que vende periódicos.
Nuestro país se salva, ha vencido la peste de la crisis.
Los bancos están saneados, han pasado el estrés test de la salvación nacional.
Coro de un parado estresado sobre el puente del anden hablando solo antes de cientos de hombres indiferentes que entran y salen de los trenes. Lágrimas de rabia caen de sus mejillas. Así habla a los viajeros.
¿ Bancos con estrés?
Estás dormido mundo.
Habéis hecho humano al dinero.
ahora tiene estrés, miedo, alegría, el dinero.
Todos sois cómplices de esta mierda.
Os habéis vendido la mejor postor.
Coro de gente que viaja.
El dinero tiene vida y ha venido a ayudarnos.
Milagro
Mírame dinero y ayúdame.
Quita nuestras penas para que nos divertamos.
llena nuestra bolsa con tu amistad y nuestros problemas aliviaras.
Tu todo lo puedes en este reino.
Sálvanos poderoso caballero,
oh dinero.
Te construiremos nuevos templo en forma de banco.
Te daremos nuevos sacrificios y comisiones.
Si quieres nuestro brazos te los daremos.
Si quieres nuestras piernas te las daremos.
Si quieres nuestros hígados te los daremos.
Si quieres nuestro ojos te los daremos.
Nuestras cabezas son tuyas.
Si quieres a nuestra madre te la venderemos.
Yo quiero ser tu mejor amigo, oh dinero.
Coro del parado estresado.
Se acabo.
No tenéis remedio.
No puedo comprenderos.
Enciende el parado estresado un trapo de una botella con gasolina, y cuando abren las puertas del tren la lanza produciendo una gran explosión. Los cuerpos humanos arden dando palmas y gritos. Se funden entre los hierros en llamas derritiéndose cómo la cera de las velas de las iglesias.
Suenas las bronciferas campas por la paz, y las doradas trompetas por la compasión.
Ondean las hermosas banderas patrióticas a media asta, y se hinchan el orgullo y sentimiento de venganza cómo los sapos los jueces judíos del reino y los fariseos de los políticos y la policía franquista y asesina.
Coro del mesías Juan Carlos.
Dormir, dormir hermanos míos en este abismo.
El fin no justifica los medios contra Roma.
Yo toda esta sangre la condeno,
cómo la deuda externa.
así no derribaremos sus murallas.
Sana, sana, sana Dios.
Oh gente que veis, ver.
Sana, sana, sana Dios.
Oh gente que podéis habar, hablar.
sana, sana, sana Dios.
Oh vivos vivir.
¿ que habéis hecho de nuestros ideales y del mundo?
Habéis dejado que un santo se pierda.
Y acabe haciendo una locura.
Vivimos en las tinieblas.
Los vivos deben vivir para ver otra vez la luz,
y comprender nuestra revolución y salvación.
Angelillo de Uixó.
 
El descenso a los infierno del mesías Juan Carlos. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a 
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en 
https://angelillo201.wordpress.com/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en
wwwalgarabia.blogspot.com

 

Amaos los unos a los otros. Angelillo superestrella.

amaos los unos a los otros

Coro de oprimidos por el sistema leyendo el periódico.

Paco observó las palomas descender entre la fina lluvia en la azotea del edifico del banco.

Los cristales goteaban lentamente. EL humo de los taxis, el vapor de la lluvia y del aliento de Paco ascendía lentamente. Los coches avanzaban despacio en un gran atasco. De una ventana de la séptima planta se asomo una persona a respirar. Observaba cómo un centauro victorioso el paisaje de luces de la ciudad y su letanía bajo la lluvia.

Un helicóptero de la policía volaba cerca de las cumbres de los rascacielos.

Paco se retiro unos metros hasta la esquina, buscando un buen angulo, y saco un subfusil de la mochila de deporte que llevaba consigo.

La bala avanzo partiendo las gotas que caían heridas a la acera hasta incrustarse en el cerebro de esa persona que se balanceo sin comprender nada. Y haciendo una extraña pirueta casi cómica voló cómo un imbécil por el vacío aterrizando en el techo de un taxi con sus alas muertas.

Luego Paco vació el cargador contra los cristales del edifico del banco que explotaban y se fragmentaban en miles de trozos dejando ver a las personas de las oficinas desnudos de alma, cómo en una radiografía psicológica, muertos de miedo gritando, gimiendo, y corriendo cómo  concejos de feria de aquí para allá entre las balas y las explosiones.

Paco volvió a cargar el subfusil y abrió fuego contra varios policías que cayeron abatidos.

Su sangre corrió mezclada con el agua formando un pequeño torbellino donde había atrapadas varias hojas muerta en el desagüe que lo engullía todo lentamente.

Paco entro en el edificio que le había embargado su casa, sus nominas, y con el que tenía una deuda de por vida que iba a devolver.

El conserje que tantas veces le había dicho buenos días, no dijo nada en esa ocasión y recibió tres tiros en el pecho.

Paco cargo el subfusil mientras el ascensor descendía cargados de ejecutivos que al abrir la puerta vieron a Paco. lLenos de pánico atrapados en esa ratonera metálica de luces parpadeantes que gritaba por el altavoz:

Primera planta, primera planta, primera planta.

Intentaban llorando dar el botón de cerrar mientras cientos de balas por segundo se clavaban en sus cuerpos. La puerta se cerró automáticamente subiendo sus cuerpos muertos hasta los cielos. Haciendo parada en la quinta, la séptima, la novena planta.

Estrofa del Magno poeta tras peregrinar al templo del mesías, ahora deshabitado,sin su legitimo Dios tras su ingreso hospitalario. Allí puede aún ver los escasos gramos de arroz con los que se alimentaba Juan Carlos. Medio paquete de lentejas abierto. Varias palomas picoteando ente las migas de pan de la última cena.

El poeta, embriagado por la paz lanza su grito revolucionario:

“Os ordeno amaros los unos a los otros.

Sea esta la palabra del mesías que flota en este templo”

Las palomas elevan el vuelo y predican el evangelio del amor.

amaos II

Coro de adeptos al amor y el bien.

La idea de amarnos,

está en todos nosotros.

Danza de forma marcial en nuestros corazones.

Solo hace falta que alguien nos lo ordene para sacarla al exterior.

Más no sabemos cómo hacerlo solos.

Necesitamos a muchos para esta misión.

Implica a toda la humanidad.

¿ Cómo lo hacemos, oh poeta?

¿ a que mesías debemos seguir para saber amar?

Dinos poeta, dinos poeta.

Tu que has visto la luz.

que has estado en el templo.

Y has recitado versos

¿ Cómo lo hacemos?

¿ Cómo lo hacemos?

Te pedimos la voz y la palabra.

Magno poeta a los coros.

????????????????????????????????????????????????????

Lo primero que tenemos que hacer,

es coser una bandera con nuestra propuesta para que se vea.

Luego recoger firmas por el amor,

y que no se le ponga barreras.

Haremos un desfile con ella para ganar adeptos.

Y una gran marcha a los juzgados.

allí derrocaremos a la figura de la justicia.

Esa dama de piedra frígida y virgen,

con los ojos vendados.

Y yo mismo la violare para que sepa que es el amor.

esparcire mi semen entre sus senos,

luego la meare.

Será cómo violar a un ciega,

pues tiene los ojos vendados.

Así se evita el delito y el pecado.

Luego libraremos a los presos,

para ver cómo abrazan a los policías y a los jueces,

mientras hacemos ondear la bandera del amor.

Coro de adeptos al amor y al bien.

saberipour20110306205004140

Tu propuesta, Oh magno, es solida y consiente.

Es ideal para hacer un país cómo Dios manda.

Es evangélico y moderno.

Esta bien conjugado el verso.

Lo llamaremos amorlandia en vez de España.

Estamos tan contentos de tu revelación,

que nos dan ganas de gritar.

Que llegue el amor ya

que llegue el amor ya

que llegue el amor ya.

Queremos amar.

Somos adeptos.

Es Tú voluntad Oh señor.

Danos, danos, danos el cáliz del amor.

Te seguiremos hasta la muerte, o la victoria.

Por el amor.

Por el amor.

Por el amor.

Qué aplaque nuestro odio.

EL final de este evangelio termina con una marcha triunfal.

apaluden a agenlillo

EL magno poeta pide fidelidad de forma clásica.

Sobre una tribuna sujeta la bandera del amor, y pide a sus legiones adeptas que juren besando la bandera.

Besad la bandera y jurad por ella legiones del amor oprimidas por el odio y el rencor del sistema de mierda que tenemos

Coro de legionarios adeptos al amor oprimidos por el odio y el rencor del sistema de mierda que tenemos.

Juramos por el amor, estamos hartos de odiar por culpa de este sistema de mierda que tenemos.

Poeta gritando.

Jurad por vuestra sangre.

Coro, desfilando uno por uno y besando.

Juramos por nuestra sangre no volver a odiar y solo amar

juramos por nuestra sangre no volver a odiar y solo amar

juramos pro nuestra sangre no volver a odiar y solo amar

Así miles y miles de seguidores de amor, dispuestos a sacrificar su vida, su alma por la causa al alta del ser humano, el amor, que redimirá al ser humano.

Hágase tu voluntad Juan Carlos.

Angelillo de Uixó.


Amaos los unos a los otros. Angelillo superestrella. by Angelilo de Uixó is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en wwwalgarabia.blogspot.com

Quien este libre de pecado que tire la piedra contra la pecera.

Angelillio superstar.

1535863

El magno poeta se asoma con una piedra en la mano a una enorme pecera de cristal piramidal donde en diferentes sacas y niveles se representa un idílico mundo paradisíaco decorado con montañas, valles, ciudades, pueblos, valles, cuevas, cuidado por sus marinos habitantes que disponen de libre albedrío y su raciocinio para organizarlo.

Disposición estratificada de la pecera.

1345635268_640442_1345635968_noticia_normal

En la cumbre de la pecera, muy cerca de la superficie nadan panza arriba satisfechos con el festín los gordos escualos, junto los gallardos peces espadas de azules agallas. Bajo estos,a su sombra nadan los orondos meros, las morenas de afilados dientes. Nadando un poco más abajo se encuentran un enjambre de miles y miles de plateadas sardinas, arenques, anchoas. Sobre el fondo de la pecera, limpiando el fango y comiendo la mierda de todos los otros, se encuentran  las negruzcas y escuálidas anguilas, los feos rapes.

Estrofa del magno poeta ante la pecera con la piedra en la mano. Observa ese mundo y reflexiona en las palabras revolucionarias del mesías Juan Carlos.

“El que este libre de pecado que lance la primera piedra”

Estrofa  del poeta dejando la piedra en el suelo.

EL tirar la piedra es una cuestión de virtud.

¿ Soy un hombre bueno y justo para lanzar esta piedra?

El Magno poeta se coloca las gafas de bucear sobre su rostro y coloca sobre sus creyentes pies unas aletas. Sube a lo alto del trampolín, y sobre los rojos cielos que le cubren lanza estas aladas palabras antes de mojarse en el mundo.

Quiero ver tu luz, oh mesías.

Quiero saber porque te mueres de hambre Juan Carlos.

El Magno poeta pasa entre los escualos y se mete en una cueva donde hay una sirena.

A la entrada de la cueva hay un cartel que pone Ayuntamiento de Nueva Acuopolis City.

Una hermosa sirenita es funcionaria de ese ayuntamiento. Padece de claustrofobia dentro de la pecera. Necesita oxigeno. Sueña con el amor, con salir de allí. Su conciencia por la noche sueña con el espacio exterior. Viaja de la mano de un apuesto astronauta vestidos ambos con sus trajes espaciales entre los asteroides y cometas en llamas.

Al desperar cada día y verse bajo el agua quiere gritar.

Su trabajo consiste en recoger las quejas que le llevan las sardinas y los arenques de nueva Acuopolis city, y pasársela a su jefe, un enrome mero que trabaja para un escualo que ha ganado en las elecciones la alcaldía de la ciudad mordiendo a otro escualo, ya viejo y mellado.

Canción de Magdalena Sirena.

sirenita

Cortar , pegar, sellar.

cortar, pegar, sellar

cortar, pegar, sellar.

Así paso las horas de mi trabajo.

No puedo más.

Esto es opresivo.

Una maquinaria infernal la de esta pecera.

Cortar , pegar, sellar.

cortar, pegar, sellar

cortar, pegar, sellar.

¿ quien me puede ayudar?

He dado mi vida al mejor postor.

Trabajo para un mero que tiene miedo a que el gran escualo lo devore.

Me pide que selle más deprisa todos estos expediente.

Tengo 33 años y me parece que haya pasado una eternidad aquí.

Mi cola de sirena está vieja ya.

Cortar , pegar, sellar.

cortar, pegar, sellar

cortar, pegar, sellar.

Para que la pecera funciones bien.

Así paso las horas de mi trabajo.

No puedo más.

Esto es opresivo.

Una maquinaria infernal.

Para que la pecera funcione bien.

Ojala alguien le tire pronto una piedra y estalle todo.

Canción Paco el anguila.

tunel tiburones

Oh hermanos quiero que sepáis antes de que sea devorado por el gran escualo y desparezca para siempre por todos mis pecados, esto:

Que en los años que he vivido en esta pecera lo he hecho en medio del fango.

Y si cometí ese crimen contra un arenque, fue porque mis tripas estaban vacías.

La crisis hizo que bajaran a los bajos fondos a muchas sardinas y arenques.

Las anguilas nos quedamos sin la mierda que nos alimentaba, y en nuestra desesperación acabamos enfrentándonos a sardinas y arenques por la lucha por la mierda que nos lanzaban los escualos, los peces espadas, los meros, las sirenas.

Antes de que me devoren quiero advertir  esto al resto de la pecera:

Romperles los dientes a esos tiburones,

quebrar el sable de los peces espadas.

Devorar a los serviles meros ,y que su carne y su sangre os sirva de alimento.

Ahora, yo voy a morir por mi crimen.

No me arrepiento de lo que he hecho.

Coro de los grandes escualos.

luchar contra el ebola

Saltando fuera de la pecera y sudando surgen las figuras de varios enormes escualos, y un enorme pez espada que también suda al  ser juzgado fuera de la pecera. Le acusan de cientos de asesinatos de insignificantes pececillos.

Los sobrevivientes al ataque del pez espada, se han organizado en un coro y claman ante los tiburones que les representan que les hagan justicia.

Coro de escualos al pez espada.

Se le acusa de haber pinchado con su espada la pecera, causando que muchos arenques y sardinas de pequeño tamaño fueran empujados fuera de la pecera y murieran ahogados.

Gran pez espada, con cinismo, sonriendo, derogando su responsabilidad.

Yo cumplía con mi deber.

De me dio orden de pinchar la pecera cuando el encargado de vigilar el nivel de presión se durmió. Había mucha presión en la pecera. Todo podía haber estallado. Era necesario abrir un sumidero.

Una vez vaciado de presión nuestra pecera, los trabajadores taparon la fuga.

La pecera funciona bien.

No hice nada que no contemplen nuestras leyes.

Sigamos nadando, oh hermanos.

Vayamos dentro, que aquí sudamos mucho.

Lo que he dicho es la verdad.

Lo juro por la Gran Ballena Blanca.

Los escualos lo absuelven con un poema Bertolt Brecht.

!Esos peces ya no existen!

Mala suerte para el juez:

Hoy declaran los escualos

que no entienden de escasez

Ellos no recuerdan nada

Y no hay nada que rascar

Que un escualo no es escualo

Si no se puede probar.

La escena termina cuando el poeta sube a la superficie con el alma triste de esta visión marina.

Sale de la pecera y vuelve a pensar en las palabras de Juan Carlos que se muere de hambre en el fango de nuestro mundo.

El que este libre de pecado que lance la primera piedra.

Busca la piedra y dentro de su conciencia mirando la pecera el magno poeta.

Se va hacia atrás, coge carrerilla y lanza la piedra.

La pecera estalla en mil pedazos.

Angelillo de Uixó.


Quien este libre de pecado que tire la piedra contra la pecera. by Angel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en wwwalgarabia.blogspot.com

Angelillo superstar. La muerte Juan Carlos.

DOCU_GRUPO EN_PORTADA_SENCILLA_1.jpg Producción ABC360.

Reparto de Angelillo superstar:

carl-anderson-judas

Juan carlos en el Papel de Jesucristo.

Angelillo de Uixó en el papel de Judas altruista.

Enrique desfachatez, concejal de servicios sociales en el papel de Caifás

Paco Tocino,portavoz de la izquierda cómplice, en el papel de Poncios Pilatos.

Un juez y un fiscal en el papel de jueces.

Pueblo de vall d”uixó en el papel de Sancho Panza.

Dos gallos cantando al anochecer.

Interpolación musical Camilo Sesto: Getsemani. Jesucristo superstar

http://youtu.be/uNC0scLzCcc

I. Coro.

Coro del pueblo de Uixó informados de un caso de desnutrición de un vecino por vivir de un cheque que le daban los servicios sociales de 90 euros mensuales.

Queremos este coro pensar, que si sucumbe Juan Carlos de hambre es por sus locos extravíos.

Que España de locos e insensatos está lleno.

Más me viene este refrán a la cabeza para explicar este drama:

dime con quien andas y te diré quien eres”

Y siempre anda este Juan Carlos con ese poeta, ambos majaretas.

Si a buen árbol se hubiera arrimado, buena sombra hubiera tenido.

Podía haber ido al Ayuntamiento a suplicar.

A cáritas, o a la cruz roja.

¿ De que ha servido su sacrificio?

Vivir durante meses con 90 euros, es de no estar bien.

Estrofa I.

ev_superstar_070405_ssh

El Magno poeta en el templo de Juan Carlos. Este se encuentra convaleciente, en medio de un pesado sueño. Yace postrado y anémico sobre una litera de una casa abandonada donde apenas entra la claridad de fuera. El poeta, triste, le ofrece un cáliz con un poco de vino que deposita en sus labios mientras le alienta con estas aladas palabras:

Debes beber del amargo cáliz del hambre Juan Carlos hasta el final.

Tu has de morir.

Has de saber que la inteligencia y el espíritu de tus semejantes se revuelven contra ti.

Nadie apoya tu causa, ni entiende tu sacrificio.

Vengo de dar la noticia a partidos políticos, a diarios, la he puesto en la red, he hecho un vídeo.

He anunciado que después de dos años de ayudas sociales de 90 euros y ayuno, llegas al fin de tus fuerzas.

Te odian.

te lo digo Yo.

Nadie quiere saber.

Tu problema individual lo debe resolver el colectivo, y a eso no han llegado.

Tú, cómo sujeto desnutrido, eres una pieza dialéctica que muestra la hipocresía de la moral burguesa.

Un problema algebraico con dos variables:

económica y espiritual,

que da cómo resultado.

la estupidez al cuadrado, y tu muerte.

No hay solución ni esperanza Juan Carlos.

Antistrofa I de los liberales en su sede.

caifas

Caifás al alcalde.

Cómo nos gustaría decirle a ese profeta del hambre trozo de basura, inútil, vago, maleante.

Antes a esta gente antes se les aplicaba la ley de vagos.

Ahora pasan por ser ciudadanos, un lastre para el estado por culpa de eso de los derechos humanos.

Un estorbo a la iniciativa y a la moral utilitarista.

¿ a alguien le importa de verdad que este tipo se muera de hambre?

Si se hubiera movido cómo el resto, no estaría así.

Qué lo claven en la cruz.

Antistrofa II de la oposición a los liberales.

cultura de la vall

Nosotros nos lavamos las manos sobre lo del desnutrido.

Luchar contra un caso de hambre, es luchar contra algo pequeño.

Es cómo jugar a ser Don Quijote embistiendo contra los molinos de viento.

Lo mejor es hacer cálculos electorales, y no muchos esfuerzos por la justicia social. Tendremos nuestros escaños pronto sin que se nos acuse de rupturistas, antisistemas, agitadores y aprovechados.

Si hay algo pero que morirse de hambre, es que te digan filotorrista, amigo de hambrientos y desnutridos en el ABC, el levante, el mediterráneo, en la ser.

Ya nos lo vemos venir que por hacer el bien acabaremos por el suelo.

Para no tener que caer de muy alto, lo mejor es no levantar mucho el vuelo.

!Qué país, señores, que país nos va a tocar unir y reconstruir!

Estrofa II.

EL magno poeta observa al mesías ladear la cabeza y mirarlo angustiado.

Pregunta con la mirada:

¿ por qué Yo he de morir así?

Con estás aladas palabras de ánimo el poeta le consuela y responde:

Yo estaré a tu lado observando cómo mueres Juan Carlos.

Valor y ánimo.

!Podremos conseguir tantas cosas si mueres!

Será nuestra victoria.

Para el coro de antisistemas eres un mesías.

Azote de esta putrefacta moral.

miraremos a los ojos de la gente cuando todo termine preguntándoles:

¿ Por qué, por qué, por qué le dejasteis morir sin hacer nada?

Luego no descarto que nos emborracharnos y la liemos parda contra la policía.

(Melancólico el Magno poeta, conmovido por sus tenues suspiros del mesías y sus quejas de dolor)

Yo te velo hoy, oh mesías.

Ahora que todo termina.

Ya te queda poco de sufrir, aguanta.

No estás solo en esta nación.

Hay que salir y decir a la gente:

Mirad, mirad su muerte, y la cruz que nos habéis puesto al resto.

Miradnos a los ojos mientras morimos.

Estrofa III.

3

El mesías Juan Carlos predica.

Yo, yo…

Oh Magno poeta,

tenía Fe en que saldríamos de esta.

En todos nosotros, en la gente.

Tenía Fe en que las cosas cambiarían.

Pero ya ves.

La he perdido.

De esta no me salvo.

Iremos cayendo poco a poco.

Lo veo claro.

He tenido un sueño donde todos moríamos.

Cuanto antes nos maten estos hijos de puta mejor.

! que se cumpla!

Antistrofa II de los liberales a los coros del pueblo.

Al cesar lo que es del cesar.

Y a Dios lo que es de Dios.

Los mercados exigen su sacrificio también llamado pago.

Las leyes no dan excepción, ni tregua.

Son universales, por lo tanto no tiene refutación.

Siempre se cumplen.

No podemos hacer excepciones o de lo contrario otros también querrían cobrar más sin hacer nada a cambio y le país quedaría desolado. Seriamos pasto de los moros.

Juan Carlos tendrá sus 90 euros el día 24 de octubre.

Y cumplirá sus tres meses de generosas ayudas.

Dentro de tres mese más podrá revisarse su caso de nuevo.

Si logra llegar, quizás le economía este mejor, se hayan salvado los mercados y los bancos, y podamos ser más humanos.

Rogamos por su salud, pues todos somos hermanos, aunque algunos estén majaretas y no piensen de forma correcta.

Nosotros, pese a que no lo parezca, también tenemos sentimientos.

En verdad:

Todo el mundo los tiene.

Y ahora pasemos a la fiesta de los toros.

Estrofa IV.

4

Juan Carlos cerrando los ojos muere de hambre después de 2 años de ayuno y ayudas sociales de 90 euros.

Estoy ya muy cansado.

Se acerca mi final.

Me pesan los años y las privaciones.

¿ qué más puede un hombre hacer ?

¿ crees que comprenderán nuestro sacrificio?

Mira mi muerte, Oh Magno.

Mira, mira.

Estrofa V.

El magno poeta con lágrimas, conmovedor, esposado. A la gente que acude curiosa e incrédula a ver el cadáver de alguien que ha muerto de hambre y está clavado en una cruz. La guardia civil arrastra al poeta por haber clavado a Juan Carlos en una Cruz y haberla colocado delante del Ayuntamiento.

Voz del poeta a los coros Sanchos.

Mirad su muerte.

HA sido vuestra falta de voluntad,

vuestro desinterés,

vuestro egoísmo

vuestra inhumanidad lo que le ha matado.

Él no quería morir.

No quería morir.

Podía haber resucitado con una transfusión de sangre.

Con goteros, con una pequeña renta que le garantizará el sustento.

Pero nadie quiso creer que eso fuera posible sin un cambio de gobierno.

Y ahora está clavado en esa cruz por vuestra culpa.

Yo quiero ver,

quiero ver,

quiero ver,

quiero comprender que si se puede ser mejor de lo que somos sin necesidad de morir.

Ved a lo que lleva ser cómo somos.

Tengamos de nuevo fe los unos en los otros, ahora que lloramos y estamos tristes por su muerte.

Es hora de empezar.

Es hora de empezar.

Fue su voluntad.

Dadme la mano,

Oh hermanos,

Antes de que me maten estos centauros.

Coro del juez y el fiscal.

fascismo vall d´uixó

Juzgan al magno poeta por un montón de delitos.

Usted vendió a Juan Carlos.

Angelillo de Uixó. ( se defiende)

Fue su voluntad. Era necesario para ser mejor de lo que somos.

Coro del juez y el fiscal.

Usted trato de aprovechar su muerte para cuestionar las instituciones de los servicios sociales.

Angelillo de Uixó.

Eso lo dice usted no Yo.

Coro del juez y el fiscal.

Es promotor de hostilidades y ataques personales al equipo de gobierno de su localidad,, que por cierto, lo hace muy bien y por el que pedimos el voto.

Angelillo de Uixó.

No cumple con los derechos humanos.

Coro de juez y fiscal.

Clavo el cadáver de su amigo a una cruz. ¿eso es cumplir con los derechos humanos?

Angelillo de Uixó.

lo hice con fines artístico, y culturales. Para elevar conciencias.

Coro de juez y fiscal.

Se arrepiente.

Angelillo de Uixó. ( irónico y desafiante, con Fe ciega)

¿ De creer en lo que hizo Juan Carlos por todos nosotros?

Por difundir su mensaje de paz y de amor.

Jamas.

mucha gente no lo entiende, yo si. La mayoría dice que tenía que haber ido a cáritas, o a mendigar.

Yo creo en lo que hizo, aunque lo traicione.

Era mi papel ser el malo para que el fuera el bueno.

Yo sufrí por él.

y si, lo vendí.

Pero lo quería.

Lo quería.

Y vendí su muerte en vida.

Lo vendí.

Soy judas.

Soy un traidor.

Merezco que me odien gente cómo ustedes, que no tiene Fe.

que me escupan los incrédulos.

Yo creo que se puede cambiar.

Llevo una gran luz y una gran fe que difundir.

Coro de juez y fiscal.

33 años de prisión.

Angelillo de Uixó.


Angelillo superstar. La muerte Juan Carlos. by Angel blasco giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.