32464391_1930693886987535_235097211178844160_n

La  buena gente honrada y decente de España  sale a la calle a que les reconozcamos.

Por eso coloca mesas y papeles para que les firmemos y apoyamos sus buenas razones.

También en Vall d´Uixó los conocemos.

Yo, cuando veo a la maravillosa buena gente , me asusto y me preocupo. Será porque soy malo e indecente, por eso voy a la policia  y al ayuntamiento a advertirles que el fascismo está lleno de buena gente. Pero me dicen que no me preocupe, que es gente decente.

La buena gente quiere que se recuerde siempre y con cariño el fascismo, y que sus asquerosos crímenes sean impunes. Por eso piden que se mantenga la cruz de los caídos por Dios y por su bando de asesinos. Como ellos solos no pueden conservarla, llaman a todos de forma pacifica , para que se les respete hasta la nausea colectiva sus atrocidades, y se le rinda tributo inmemorial  al caudillo y a su estirpe. Pero esto no es suficiente para la gente decente, quieren también imponer la cadena perpetua y la pena de muerte- ¡ qué buena gente! – Les preocupan los crímenes, por eso van al bar España a tomarse unas cañas con menores.

La buena gente también se equivoca señores.

Al fin y al cabo¿ quién se conoce del todo?

A veces, también cometen algún que otro crimen, pero no pasa nada, se pide disculpas y se pasan las firmas para que se perdone el error al que es buena gente.

A la buena gente no les preocupa acabar con  cadena perpetua. Uno podría pensar mirando al múltiple imputado, el senador y ex alcalde de vall d´Uixó , Óscar Clavell ,  que tiraba piedras en su propio tejado cuando rodeado de buena gente pedía  firmas para que se mantenga  la cadena perpetua. Pero al clavar mi mirada en la suya, reía sabiendo que la cadena perpetúa nunca rodeará su cuello en el patíbulo de Estremera, por larga y sombría que sea la lista de indicios y acusaciones que tiene. Eso es cierto señores, mientras existan pobres manteros que paguen el pato de unos  jueces incapaces de ser independientes del fascismo y el abuso,  o se sienten cargados de prejuicios contra aquello que no les gustan porque no son buena gente, no los vean en misa , o su color de piel sea diferente.

Si estás de acuerdo firma conmigo

Todos los presos a la calle y al presidio a perpetuidad la buena gente.

 

Angelillo de Uixó.
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s