Archive for July, 2017

Dos poemas que hablan de autoempleo con temática municipalista , el poema para los merados está basado en mi experiencia a primera hora de la mañana con la cosecha de tomates a través de un vídeo comercial realizado en youtube, y L´Homo turístic es un  relato recibido por email de un amigo. Lo dejo como lo encontré como anónimo.
vídeo y fotos:
Poema para los mercados
Esta es la cosecha de hoy.
nuestro esfuerzo yace sobre la mesa junto la oscura bascula.
Pesar el trabajo, medirlo, calcularlo….
!Que duro es esto para un alma noble!
Un muro y una ventana ,
nos separa de las matas donde ha transcurrido nuestra acción.
Huelo las hierbas.
El olor a jarabe de las tomateras.
Ahora llega el gran grito devastador:
El del mercado.
A él le da igual el sufrimiento, la explotación, los oprimidos.
Le manda al pobre :
Levántate y anda.
Y el pobre sin espíritu obedece.
Esta es nuestra cosecha de hoy.
Yo soy su sembrador.
¿ tendré pues que soportar los disparates del mercado?
No.
hoy mi fruto será repartidos entre amigos y enemigos.
Esta es la cosecha de hoy.
El triunfo de las penalidades.
La que es regalada en medio de las necesidades.
Así habla la voz en el trigo.
El alma forjada en la fragua del dolor.
La vida en peligro.
EL hombre sin honra.
EL que es perseguido.
Yo emprendedor.
Mensaje para mañana:

hoy he ganado a los mercados, al final los he regalado, pero tengo más, quien quiera que pida, no bajo el precio.
Angelillo Uixó.

L’homo turístic

En la taula l’ordinador, segells i paperassa. Aten al ciutadà des del silló teclejant les dades personals i omplint el número de registre. Amb la lletra menuda i poc inteligible vaig complimentant un text ple de cites i literatura.

La funcionària llegeix amb cara llarga la demanda, sense saber a quin departament dirigir-la. Sóc l’homo turístic que ofereixo els meus serveis a la ciutadania.

Amb xancles, pantaló curt i camiseta estampada treballe per un sou temporal i de sol a sol. Puc fer una ruta turística per l’església, carrer Major, el Fadrí i l’ajuntament. Preparat en idiomes sóc simpàtic a un mòdic preu. Visita per les botigues i bars amb un suplement pel guia. Venc banderetes dels païssos originaris dels turistes; un èxit entre la gent menuda ! Recomane el tren turista roig amb campaneta que recorre el centre de la ciutat (malgrat que el conductor em sembla un tipet desagradable que mai estarà a gust amb la vida).

Ella no entenc que vull. Sí, és fàcil, jo seré l’homo turístic que amb un salari i amb un conveni municipal ajudaré en la tasques turístiques de la vila. La registradora ho consulta i em respon que ella no sap si ficar l’escrit en la secció laboral, turisme o secretaria de l’alcaldia.

He pensat ser un emprenedor des de les últimes noticies en premsa. El consistori vol empentar el turisme amb la difusió del patrimoni i l’atracció dels turistes que arribaran a l’aeroport. Es una bona ocasió per ocupar un lloc en el sector. A més tinc un bon currículum de passejades per la ciutat (no per gust si no per avorriment).

M’han dit que em contesten en uns dies el nou departament de turisme i oci (bé, en realitat, són els bars, tasques i restaurants que volen fer caixa).

Angelillo de Uixó y anonimo JM P.

En el barrio de la Horda de Vall d´uixo. Bajando del mejor barrio de la cova, por el mejor camino para llegar al otro donde iba, fue entonces cuando soy  apedreado por la espalda por un grupo de canis que siguen mis pasos como si yo fuera un venado.

La horda.

inútil preguntar quien ha  sido,

todos unidos,

la horda.

Tomo jura de lo que conozco y he visto,

creyendo que es un mal peor la policía,

incluso que ser asesinado por…

la horda.

II.

Desfondos de barrios olvidados,

crisol de la mugre.

Tablas de bancos en el parque donde lanzan sus juramentos los atestados.

La gente decente de allí,

!que risa cuando algo ocurre!

La clase honrada trabajadora,

!que risa cuando algo ocurre!

cuentan cuando son noticia,

a los medios de comunicación que están espantados.

Que ellos son gente decente y no merece lo que les pasa.

La horda.

La casas de aquellos obreros de la fábrica destruida.

Cuyas fachadas han sido peladas como una navaja a una naranja por el sol.

Soportan sus calles mal asfaltadas,

muros llenos de insultos racistas,

que nunca han conocido una esponja con jabón para limpiarlos.

Brilla la suciedad hasta en la palabra.

La horda.

Dos enamorados como Romeo y Julieta,

asomados en la ventana,

escupen entre risitas a un gatito recién nacido.

Maruja que acaba de abandonar al gatito, pasa en la peluquería a que le hagan la permanente.

Por la calle suben unos chicos con un balón dando golpes a las papeleras y

canturreando una canción que nadie entiende.

Una maceta con rosas la rompe un hijo a su madre,

después de castigarle.

La madre se encierra.

Una fila de coches mal aparcados son rallados por un anciano.

Música de discoteca en una cochera,

los gemelos Samuel y Emilio,

esnifan la cocaína de Papa y Mama.

Mohamed y Hassan con una katana hacen un vídeo de hijad en youtube.

Un gitano sin hogar y su familia mean en la puerta de un tetrapléjico para ocupar su vivienda.

Un rumano con un taller de coches clandestino  en la planta baja discute con la colombiana de arriba por las goteras.

Dos maricones se hacen una paja en un sofá viendo en la televisión la gala de Gran Hermano.

Andrés aprende a escalar subiendo a su balcón.

Un grupo de nazis fuman marihuana descalzos en el parque.

Varios testigos de Jehová llaman a los timbres y anuncian que Dios les quiere.

Un desempleado por las privatizaciones  de correos intenta suicidarse metiendo la cabeza en el horno de la cocina.

Dirección para las coronas:

Calle Omega Número 23, segunda izquierda. código postal 12.600.

La horda, Vall d´uixó, Castellón.

Alicia llega del trabajo. aparca su toyota y baja con su bolso de moda. Está muy segura de ella. Los chicos la miran. Ella les sonríe primaveral. Al subir a casa, se observa  en el espejo satisfecha de lo que contempla. Coloca sus manos en sus tetas y las acaricia orgullosa.

Madre mía, como estoy- exclama.

Todo le va bien. Tiene trabajo, cosas bonitas y unas tetas preciosas que todo el barrio desea.

Su vecina Juaquina, con principio de demencia senil , se asusta al ver  una mujer enrendo en su casa. Coloca el abanico en la boca y le pregunta al reconocerla:

¿ Qué te ha pasado Miguel?

Miguel se recoge la falda y le responde a su madre que no se mueve mirándola fijamente.

Ya se lo he dicho muchas veces madre, ahora soy mujer.

Juaquina se abanica sin comprender nada y le pregunta:

¿ Y a qué viene eso Miguel?

Su hijo Miguel  le responde con el bote de pastillas abierto:

Venga madre, que he venido a darle las medicinas para la demencia.

Una niña pasea con un concejo con bozal por la calles sola se cruza con un hombre que habla solo. Se cruzan  sin verse.

Un grupito de chicas adolescente en minifalda en un portal se ríe de una amiga suya que esta disgustada porque la han pillado y grabado en un vídeo comiéndole el coño a otra muchacha en el servicio de una discoteca. Un macarrila y traficante se acerca con su coche nuevo de alta gama y les invita  a dar una vuelta. Tres chicas aceptan. a una la rechaza. El coche se va con dos muchachas, una de ellas es la del vídeo que se ríe de que se ha quedado sin subir al coche.

Uno de los chicos con el balón ha roto un cristal de un camión, y se han puesto muy contentos el resto gritando gol.

Los nazis que fuman marihuana me persiguen y tiran piedras por la espalda.

La policía hace ronda.

EL gatito con el escupitajo en la cabeza junto al bordillo de la acera sigue allí maullando hasta que el coche de reparto de pizzas lo aplasta.

Romeo y Julieta desde la ventana le gritan al muchacho con las pizzas:

¿ Por qué no llevas las coca colas? ¿ No entraban en la oferta con las pizzas?

 

El pizzero se pega un golpe en la cabeza:

mierda, se me han olvidado.

las guarda y se va a por las coca colas.

Los novios riendo escupen al gatito muerto y cierran la ventana.

Gritos de las flores del parque, retuercen los arbustos y patean las hierbas un grupo de chavales.

La vida de la horda  siguen plácida pasando.

La voz en el parque.

El guardián en el  trigo.

La horda.

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1,2,3,

la guitarra en el parque,

vienen las hormigas cantando,

tejiendo la muerte con sus antenas.

1,2,3,

la guitarra en el parque,

Van las hormigas desfilando,

bajo el orden del mundo.

Sus bocas confusas y juntas.

Voces que anuncian el fusil.

Desplegan sus antenas

rodeando unas tomateras,

rojas e indefensas,

que penden de las cañas,

atadas junto los muros del viejo molino,

convertidos en ruinas.

Pronto vendrán legiones de hormigas,

para arruinar las cosechas,

de debajo de la tierra,

de las grietas de los muros,

de los botes de colillas de tabaco.

A atacar  en masa,

a cualquier cuerpo desnudo.

El mundo está herido,

con  el humo tóxico de la ciencia.

Avanza de forma mecánica y lineal,

como en un desfile de hormigas.

Nada detendrá esta agónica marcha.

Ni siquiera el desengaño que se abre frente al abismo.

1,2,3

la guitarra en el parque.

Las hormigas vienen cantando,

tejiendo la muerte en su boca.

1,2,3

La guitarra en el alma.

Soy yo. 14 de Julio de 2017 a las 10:54
Coplilas de el comercial verdulero.

El Ángel en su “pará”

Pasen, señores y vean,
lo vendo todo barato,
si no lo vendo me mato,
ya no queda pa´comer.

Me desterraron al paro,
pero paro sin cobrar
y espero con mis tomates
poder ya comprarme el pan.

Ya no tengo nada más
tampoco una mano amiga
que me quisiera ayudar
para salvarme la vida,

Pasen todos y llevense
solo a dos euros el kilo
pasen pasen y salvenme
¡no quiero pegarme un tiro!

Bueno, barato, bonito
vayan pasando señores
¡más barato que las flores,
a dos euros solo el kilo.

 

Angelillo de Uixo y soy yo.

explicación del poema.

este es un poema asociado con mi trabajo. alegoría y alerta del ascenso del fascismo en España. está unido al de ayer titulado “me hablan los tomates de madurar, poema a 2 euros kilo” y a los versos dedicados de “soy yo” a ese poema, que he editado bajo el mío y habla certeramente  de mi situación. Las hormigas del tomate, está basado en una anécdota que paso a explicar al lector, por ser muy importante para mi y haberme dejado intranquilo el resto de tarde y parte de la noche. Ayer en el ocaso, cuando estaba a punto de irme a mi casa de mi huerto, vi un par de chicos que merodeaban por los bancales que ocupo. Se metieron en la casa abandonada que hay junto al molino y que sirve a las pandillas de escondite y centro de reunión. No estuvieron mucho tiempo en la casa. luego, al verme trabajando les debió parecer pintoresco y divertido. Se colocaron en la centenaria acequia  que  serpentea cubierta de hierbas sobre los bancales. Estuvieron muy cerca de mi. Y allí se quedaron, mirando de forma amenazante. Como he dicho cuando iba a irme,  ellos llegaron. No es que tenga prejuicios étnicos raciales, pero como dijeron, aunque no de forma directa, sino hablando entre ellos, que iban a robarme, que quedé. Me tocó esperar, estar allí sin molestarles, plantado como mis tomates 15 minutos de tensa espera escuchando sus gilipolleces.  lo que me molesto, y me dio franca pena, fue la violencia de como me miraban. Y lo de robarme, cuando aparentemente, se veía que no pasaban hambre y solo buscaban herirme y humillarme. ¿ Aún me pregunto que les he hecho yo, o el resto de gente que plantamos a estas pandillas fascistas? cuando pasan nos amenazan, nos roban, nos insultan. Solo falta que nos escupan o nos meen en la boca. Y lo curioso es que son pobres, aunque no pasan necesidades porque sus padres se las cubren. Y lo más curioso, es que apoyan al capitalismo fascista, del que son víctimas.

Fotos de nuestra oferta:
A 2 euros el kilo maduros.
Oh tomate
junto las ruinas del viejo molino,
me hablas solo del pasado,
en tu difícil equilibrio ,
entre las cañas y las piedras.
Hay un mundo material perdido entre nosotros.
una tierra que me acoge y me expulsa ,
cuando la toco.
Tierra de exilio.
Tierra de miserias.
La siento así.
Tu serás eterno.
Pero yo,
solo hombre…
puedo cambiar.
Una nueva conciencia joven
ríe entre las piedras,
y me expulsa.
El viejo angelilo
que vende tomates a 2 euros el kilo.
¿ Dónde se halla,
en esta hornada de gente,
 la chispa de la compasión?
Están todos reunidos en ellos.
Edipo.
Hamlet.
Mordred.
sus ideas me hacen temblar.
La gran reunión de las masas.
Hoja mecida en el viento.
Me siento perdido cuando hablan.
Son inamovibles como la roca.
Esta es la tierra de Niniland ,
y la del político ladrón.
Suyos son todos los derechos.
Suya es la herencia de la tierra.
Aquí unos estudian y no saben nada,
otros tienen de todo y no hacen nada.
Así termina mi trabajo en el huerto,
con un sollozo y un cartel ,
vendo tomates,
A dos euros el kilo.
El viejo angelillo.
La voz de la nada.
Angelillo de Uixó comercial..
 La oferta es real hasta acaba existencias.

 

Este es el cantar de la casta, la imposición de la inferioridad a los pobres.  Código de la higiene social para ninis, canis, chonis y masas obreras. Gran oda a la humillación. Investigación sobre la irracionalidad , la desesperación de ser , el nihilismo de existir , la agonía del poder y del deseo.

Soy yo roto atravesando en la noche el cristal  donde se refleja la luna lleno de miedo, y descendiendo sin brillo a la nada. Tengo miedo de perder la esperanza de amar. Tengo miedo de ver mi  vida bajo la ley,  la moral y el orden. Creo  que será peor el futuro que viene  que la muerte.

La luna de los chandalas, la voz de la casta, la dominación las masas, hail.

I.

Golpeó la luna a la imaginación de piedra, donde habitan los cuerpos de cobre y estaño echados en  el suelo del establo.

Fregó con su brillo la luna los ojos de viejos reyes mojados en sueños por los ríos donde fueron expulsados de todos los reinos por donde pasaron.  Por eso al despertar, hablaban medio locos y borrachos, como mendigos  entre las ruinas y las fuentes.

Allí estaban juntos, donde se dan las hondas caídas de la dignidad y el alma impuestas por la fuerza de la ley, la costumbre y la moral.

Llegó la luna al sentimiento paralizado, al rostro inerte como losas. El corazón se hizo redondo blanco y blando con forma de collar, cuando una cabeza de  chandala que buscaba la luna entre las vacas, se alzó de su sucia alfombra hecha de paja y boñiga de vaca. Sus pobres tinieblas se helaron, al contemplar en la ventana del establo junto al viejo molino de arroz,  la luna sobre sus parpados.

Qué extraño es verte tan cercana, tan brillante, Oh Luna, sobre los establos de los chandalas.

¿ qué buscas entre estas indignas castas? Aquí no hay ningún emperador que quiera hacerte suya. Los gritos son negros como la noche. Las vidas oscuras y estrechas como las grietas. Los sueños son barro . todo es pecado, la vida es un espanto. Nuestros ojos son privados de verdad. No hay nada que comprender, más que el antiguo testamento. Estamos juntos, pero somos desleales los unos con los otros. Nos herimos como animales por un quítame allá esa paja. Un momento de alegría es tan culpable como el incesto. Nos movemos al arbitrio del poder. Hacemos sonar nuestros resortes y cadenas ante nuestros dueños con alegre ritmo, como el dong del emperador.

Oh Luna, arranca tu ancla de esta vieja ventana, presiento la muerte.

¿ No ves en el establo lo que hay?

Casi hombres una raza degenerada guardada entre las vacas. aquí dormimos juntos los chandalas dentro de una hoguera. Somos cenizas para la ley. Hombres de carbón que se deshacen cuando los prenden. Solo servimos para arder. Nuestra casta ha sido creada para ser dominada. Tengo vergüenza de verte, brillas demasiado, como una mujer dura y lúbrica de otros tiempos, a la que amar con pasión.

La luna se apartó de la ventana olvidando un rayo apoyado. Lo besó con amor el chandala, dejando en sus manos un  reguero de  leche blanca que llevó a la boca para adorarlo. Al verlo de rodillas orando y chupando aquella leche prohibida , sus compañeros lo asesinaron.

 

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

 

 

 

índice6

 

 

 

Así hablaba Paradón escuchando las noticias, intentando con su ingenio abrir con un corta uñas la lata de atún desmigado del programa de alimentos para los más desfavorecidos que ofrecía el gobierno de España. Se podía saber si el atún, los botes de judías, de melocotón , era de los programas de alimentos gratuitos si carecía de ranura abre fácil. Bien difícil se lo ponían a los que iban a por alimento el gobierno, que jamás estuvo tan bien cerrado los botes de habichuelas, de garbanzos, de lentejas como los de estos programas que parecían llevar candado, como la ley mordaza que varias veces le habían aplicado a Paradón los jueces del presidente de España.

¿ Acaso no vamos todos solos , abandonados y a la deriva cuando más abajo por la sandalia opresora del presidente del gobierno y sus huestes de banqueros, policías, jueces, y fiscales. Así pues ,se abren heridas de forma mucho más sencilla que esta lata de atún con los excesos vehementes del presidente del gobierno de España declamando en el aniversario del asesinato por un grupo guerrillero de Angelillo Blanco , que su muerte era como haber perdido su vida, como arrancarle un ojo. Entonces se monto un profundo guirigay, porque a muchos se tocaron el ojo, y recordaron que se lo saco la policía del presidente del gobierno en las manifestaciones pidiendo empleo y dignidad, otros recordaron a las palabras del presidente a sus familiares asesinados de forma inmisericorde en una cuneta por la guarida civil, otros se quejaban por vivir en un contenedor de basura y estaba muy jodidos porque antes vivían en una casa que se había quedado el banco rescatado pro el gobierno. Pero el único que parecía no enterarse del daño que hacían sus palabras era el presidente del gobierno que seguía hablado así por la radio que retransmitía el mitín en un banquete rodeado de ministro,curas y militares:

“ La patria se alimenta de mártires como Angelillo Blanco que se enfrentan a los enemigos del país que pretenden destruir la paz y la unidad. Pero nuestras fuerzas de seguridad donde descansa bravamente el brazo ejecutor de la autoridad mantiene a salvo de las organizaciones terroristas a cincuenta millones de españoles, que pueden salir seguros a la calle y respirar libertad gracias a que infatigables no hay terrorista que se les escape. Hasta en los lugares más inimaginables, en parques haciendo de titiriteros, en ateneos haciendo chistes de Carrero Blanco, son atrapados en pleno delito.

Se escuchaban los aplausos de fondo, Paradón colocando el oído al altavoz, prestando atención a otros sonidos casi ocultos, podía escuchar como el obispo se lanzaba a la bandeja con el lechón y le decía al mancebo que la llevaba que lo dejara allí y trajera champán. La voz del ministro de hacienda no reparaba en el gasto al caviar. Una vez se retiro el presidente ele preguntó una periodista a la ministra de empelo que se arrancaba un trozo de salmón ahumado de su boca tan grande como la cabeza de un hombre sobre la cifras de empelo.

Hoy no es día para recordar eso.

Paradón, ahuyentando su oído de la radio exclamó: recordando:

Pues yo Paradón de Vall d´uixó el día que asesinaron a Angelilo Blanco ya buscaba empleo, y tantos años después sigo igual. Señores políticos, dejen de recordar el pasado de difuntos preocúpense de verdad de los vivos. Haciendo palanca el  corta uñas roto salio volando hasta el ojo de Paradón que se quedo tuerto mientras condecoraban a varios policías por su labor en la lucha contra el terrorismo, tras detener a un hombre cubierto por globos de colores en un banco, que llamaba ladrón al gerente.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.

 

 

 

Poema para un viejo Ángel.

En una vieja tierra abandona donde se esconde una gran inversión.

I.

La Aurora besa los granos

que cavan buscando su luz.

Gime la tierra soledad de hombre de campo.

Rodeada de hierbas.

Pisadas de ratas,

chillando juguetonas caminan juntas y señoriales,

entre las brozas donde hacen su nido.

Allí, una chumbera con sus palas abiertas,

se mete en el viejo molino destruido.

Las negras merlas ,

en el ocaso saltan chalada sobre las eras abandonadas.

Las ranas de las charcas sin agua,

lanzan su suplica desde una viga caída del puente a Júpiter,

que les envía una garza.

Si acaso venís,

hombres atraídos por las mujeres de Ciudad Señora.

Y os asomáis a la última charca.

Veréis que los peces no huyen al veros bajo el agua.

como una tuna os saludan aleteando sobre un plástico que contiene el agua,

en lo más profundo del estanque.

Esperando todos junto el final.

II.

OH Cuidad señora,

cuando llegue la noche,

brillantes estrellas.

Se encenderán las hogueras.

Y saldrán las mujeres de fiesta

cantando desnudas y lúbricas bajo la luna.

III.

Oh señor ,

cubre mis ojos al concepto educación y feminidad.

Para caminar con verdad y rigor en este duro y seco valle.

Oh Vieja Deméter

Haz que mi guadaña espante los cuervos y siegue la hierba.

Que mi voz atraiga al agua.

Para que los nuevos hombres me observen con el gesto compasivo,

cuando clave el corvo pico sobre la tierra.

Sacando de la torva,

un corazón duro y brillante como el estaño.

Angelillo Uixó.

fotos de cuidad señora  para una tierra que esconde bajo su abandono una millonaría inversión, atentos a nuestra petición en el blog. cuidad-senora.html

 

En un corral con el trigo segado en lo alto de la colina. Un pino en el centro lo invade. aires de descuido y desorden en el corral. Cae el grano del tiempo en el suelo. Su semilla si es dura germirá- exclama la voz de un hombre que mira al cielo. Sus ojos le queman al elevarse a Dios. Un viento abrasador recorre un valle reseco y polvoriento de vall d´uixo. Tierra de captus. árboles secos. En el pueblo cercano, festejos. En un punto cercano, en la otra colina, se lee el letrero, Texas, pintado de cal sobre el viejo depósito de agua.Se escuchan las palmas, los gritos, los cantos de chadalas, canis, chonis y gitanos, festejando el cumpleaños de algún mamarracho involutivo, degenerado por el estado de bienestar que solo crea enemigos del hombre.

Hay que amarlos e invitarlos a mi cumpleaños- exclama este hombre, voz en el trigo, guardián en el secano.  Vocea hacia el pueblo.

Su voz la recoge un cuervo que anuncia su cumpleaños dando vueltas por los parques.

Ante un grupo de canis y ninis de las fiestas de peñas, el cuervo parlante  anuncia el banquete de Angelillo. así les invita:

Con satisfacción, Oh amigos y enemigos, hijos todos del hombre. Se os invita  a compartir el aniversario de un vecino que vive en estado de sabiduría y gracia. Subir a la caseta de Angelillo. Os espera en su banquete de aniversario para ahuyentar las tradiciones. Está preparado para abrir el tarro donde se acumula la mermelada de sus años. Pero os advierto. No es para todos los gustos. Os ofrecerá tarta de ajo para fortalecer el sentido del gusto. El cuerpo debe llorar, pero no por el corazón, sino por el paladar. A todos se os dará para lamer mermelada de su cuerpo. Pero recordar, está cargada de recuerdos llenos ácidez. Los años han dejado una agradable amargura. antes de lamer su cuerpo, debéis haber sido purificados mediante la confesión, y el juramento a rechazar el bienestar que ofrece la familia.

Sigamos al cuervo- los convence el canis que vive de su madre. Junto él está el nini que vivía de su  padre, el nini que vivía de su abuelo, el canis que vivía de la venta de las drogas, y ell ninis que trabajaba en una escuela taller.

al llegar a la puerta en la colina de San antonio, llaman. La puerta se abre sola  como en una casa fantasmal.

Sentado en el suelo rodeado de perros, aparece la figura del sabio que amable extiende la mano con ademán de que pasen.

Os ha traído aquí vuestro espíritu festivo.

La puerta se cierra y un viento aullando lleno de lamentos se cuela por la chimenea.

Esto es una fiesta. se necesita comida.

Dando palmas Angelillo.

Rápido, rápido, que entre mi padre vestido de doncella con bandejas de guindillas, cebollas y ajos para mis amigos chandalas. Esta casta necesita sus alimentos, que han dado origen a su raza. El padre de angelillo vestido de mujer, arrastrando sus largas barbas y la lengua fuera por el cansancio de trabajar el huerto de angelillo, pasa al comedor donde están sentados en el suelo los comensales, ofreciendo como banquete los dones de la tierra.

angelillo nota que mientras comen sus amigos, hay demasiado silencio. Y sintiendo pesar en su corazón le pide a su padre ya que es su cumpleaños que hable de él.

Padre- le ordena angelillo- cuente a estos amigos algo de mi infancia.

El padre con la bandeja en las manos secándose el sudor con la falda les cuenta:

Cuando angelillo era un chiquillo de diez años, y ya por aquel entonces daba lecciones a sus maestros. acudíamos  muchas veces invitados a cumpleaños, como este que estamos celebrando-. Yo  era  el padre que más  elogios recibía. El resto me decía con envidía:Ángel que hijo tan bien educado tienes, se sienta en la mesa y escribe poesías en silencio, mientras nuestros hijos se golpean con los palos de las escobas. Yo los miraba, y sentía una gran orgullo por mi hijo. Nunca leí lo que escribía. Incluso le invitaba a participar con el resto de niños a jugar. Le decía, algo preocupado ala vez que orgulloso, angelilito mío. ¿ por qué no quieres ir a jugar con el resto de chicos? y el me respondía: Son vulgar escoria padre, parecen monos en vez de futuros hombres.

Basta padre. interrumpe angelillo, no haga que de tantos halagos me avergüence.  He hecho voto de humildad.

el padre sobrecogido

¿ desde cuando hijo?

angelillo.

Desde hoy padre. Y ahora retirese o le pego con el látigo.

Angelillo a sus comensales

amigos míos, como véis un padre solo puede hablar bien de su hijo. Imagino que vuestros padres también hablarán así de vosotros.

El canis que vivía de su madre, con tristeza comiendo ajos susurra.

Mi padre no me quiere.

Más el sabio angelillo felicita al padre de este canis y de este modo lo consuela bendiciendo sobre su cabeza:

Piensa que ama al mundo y desprecia esa mezquindad burguesa capitalista  llamada familia.

A vosotros os digo, amad al mundo y despreciar a vuestra familia.

El canis que vivía de traficar con drogas, un enano vil con la astucia de una serpiente, pregunta malicioso intentando sorprender al sabio angelillo.

Yo tengo un hijo de dos meses con una quinquí de quince años, y si no fuera por mi hijo estaría en la cárcel. La pareja es buena.

amigos míos, es hora de beber leche de burra- dando palmas manda angelillo entrar a su ex novia que ha tenido un hijo con otro hombre. Entra cargada con sifones repletos de leche de burra.

La mujer mira a angelillo con desprecio mientras este ríe sabiendo lo que va a decir, y cuenta a los invitados al banquete.

me prometía que se suicidaría si tenía un hijo suyo. decía que antes de formar una familia se largaría de casa. quería que dejará de trabajar para estar con él, porque no podía vivir sin mi. Lloraba cuando salía a trabajar a la residencia.  Cuando le preguntaba de que íbamos a vivir si uno de los dos no trabaja, me contestaba que pensar en eso le daba igual, que esa forma de pensar era la de un vulgar obrero, y no la de un hombre enamorado. Después de estar con él dos años ,acabé en el psiquiátrico. La mujer , se quita un pañuelo de su cuello de cisne. Pasa sus blancas manos por su cuello.

Estás son las marcas que me dejó la cuerda cuando me intenté suicidar.

angelillo tomando la bandeja va repartiendo los sifones Levanta el suyo y lo bendice:

Hermanos míos, tomad de esta leche de burra, apurad hasta la última gota , pues esta llena de alimento, lealtad y amor.

Paz y bien a todos.

difundir este mensaje, que poco se necesita para encontrar amigos, y que poco se necesita para aceptar un compromiso que nos anula como personas y nos evita evolucionar. No sigaís la huella de otor hombre. Inventar l vuestra

De este modo los canis y ninis se levantaron . Angelillo  quedo pesando si se había equivocado en su vida en algo.

Poco a poco opinando que había dicho un montón de tonterías, el sueño le venció. La luna pasó por su ventana y viajo por muchas edades.

Al despertar,  volvía a ser un niño en otro sitio, con otro padre, con nuevas oportunidades.

angelillo de uixó. os agredezco de corazón, tanto a enemigos como el amigos que estéis en el mundo tanto conmigo y contra mi. Todos sois igual de importantes en esta función. Gracias.

 

Una muchedumbre de turistas desplazada para conocer Segorbe, por fin  sonaban ya sus voces dentro de la torre del verdugo. Atraídos como las gentes de este pueblo hasta hace  solo un poco más de un par de siglos a la quema del hereje, escuchaban los turistas los autos que procesaba el licenciado en historia que los guiaba. Dos chicas jóvenes y sexualmente exuberante del grupo, echadas en los peldaños de la torre , se entretenían  hablando de moda y ungüentos de belleza, frascos afrodisíacos,  en posición de sacrificio, sin saberlo. Esperaban descansado la salida del grupo en la puerta, de lo que fue la casa del verdugo, sin saberlo. Resbalaba dentro de la torre un eco lejano del llanto de las víctimas entre las cámaras de vigilancia , que velaban por el cumplimiento de las normas y el respeto por la casa del verdugo. El dolor y el tiempo habían dejado un desierto de piedra floreciendo en la torre. a cada paso, cada vez más lejano, se recordaba en las paredes el año de la reconstrucción del edificio; la escuela taller que llevó a cabo dicha obra, el dinero empleado de los fondos europeos y la firma del político, inmemorialmente agradecido por el pueblo de Segorbe, que firmó la autorización para llevar a cabo dicho proyecto. Si los turistas se hubieran separado de esa capsula del ocio cultural que representaba con sus imperfecciones en la rehabilitación, la torre del verdugo, y hubieran pensado en la historia como un proceso de tiempo dentro de una civilización. hubieran sentido vértigo al llegar a la azotea de la torre, y descubrir observando las vías del tren rodeadas de una rica vegetación de estás agradecidas tierras ricas en agua del Palancia , así como contemplando el panorama urbano de techos de teja, calles estrechas, campanarios sobre los que volaban en círculo palomas, o las carreteras, parques, y aquellos matices que al ojo ofrecía al turista la altura de la torre para confirmar, que desde el siglo XIV en Segorbe no había cambiado nada.

El ángel del tiempo parecía asomado a las alas de un avión, cuyo brillo plateado sobre el cielo azulado marino, recordaba la expulsión de los judíos y moriscos. El guía, señalando a los turistas el plano, mostraba como un coronel en el papel, la puerta de Argén para que a su orden la visitaran. Obedientes al circuito los turistas se entregaron a los papeles  del ayuntamiento para curiosear por la ciudad. Al atravesar las murallas por la puerta de Argén, varios carteles recordaban la reconstrucción fechada en el 2004 , así como se explicaba de la escuela taller encargada de las obras, el presupuesto, y el político inmemorial al que el pueblo de Segorbe debía tan gran consideración. Tras la puerta, se entraba en el barrio  donde un día estuvieron los judíos. Ese pueblo tan extraño, que fue hasta  un día de 1609 tan Español , como el político que firmaba las escuelas taller. En el ambiente  de callejones volvía a estar presente el agónico dolor. Lo expresaba el viento, lo decía agua de las fuentes, lo contaba la voz de la piedra por cuyas  grietas  hablaba el ángel del tiempo que reconstruía los centenarios rumores que se propagaron para dar pie a una conspiración y fabulación alienante contra los hombre que compartían la misma civilización, tras esas mismas calles separadas por una muralla dentro del mismo pueblo de Segorbe por tener diferentes creencias religiosas. Y que desembocó un día, tan solo en un día, en que fueron arrancados de cuajo, como un muro en una reconstrucción  barbaramente. Fueron extirpados  de esa civilización, y muchos, millares de ellos, hasta del mundo. Sus huellas se perdieron en oriente medio, o en el mar. El grupo de turistas miraba el mapa bajo el cartel con la fecha de la reconstrucción de un camino moro adoquinado que bajaba al río, y que fue recientemente reconstruido por una escuela taller formada por un colectivo desfavorecido de habitantes de Segorbe que sufría  exclusión social por el sistema. siendo financiada esta escuela taller por fondos europeos. Al final del cartel aparecía el nombre del político inmemorial de Segorbe que había firmado la orden para proceder a las obras.

Bajo el castillo y las murallas, cincuenta caños de agua, cañas y juncos mojados,fuente lanzada contra el río.

El Palancia , de aguas verdes tranquilas en los frecuentes remansos. Recordaba en sus orillas un punto ahogado en el tiempo, que el turista de masas no conseguía apresar. los bares florecían prósperos, arrancado al agua el paisaje, y al  recuerdo la historia.

fotos en

planeta-de-turistas-muertos-la-torre.html

Angelillo Uixó.