la foto 3g

 

II. Parte de las aventuras de Aladino y Magallanes.

Erase una vez…

los hermanos Aladino y Magallanes  a su llegada a las costas del levante Español desde la  bella Isla de Senegal. Caminaban río arriba por el cauce seco del Belcarie para completar su misión vital . como hacían miles de compatriotas que huían como los españoles de la miseria, el hambre, las enfermedades, y la corrupción generalizada de la sociedad de Senegal.

Una palmada en el cuello dada por el propio Magallanes , sonó en el barranco.

¿ estás bien Magallanes? le preguntó Aladino que observa a Magallanes  rancándose en brazos y piernas, y lo hacía desesperado y chillando . Inmediatamente,  adivinó Aladino la causa del malestar de Magallanes,  sintiendo una enorme punzada  en la pierna , notando como la piel empezaba a ponerse roja, sintió una profunda e irritante escozor que iba a más.

Magallanes, mi sangre- le dijo a su hermano Aladino – esto está infectado de mosquitos. Pensaba que era cosa de áfrica, que en Europa no había.

Yo creo mi sangre, oh hermano mío- le respondió Magallanes- que aquí hay más que en la isla de senegal- .

Aladino desesperado agitaba  las manos a modo de las aspas de un molino espantando una nube de mosquitos que atacaba como un caballero con su lanza a un molino.

No había terminado de decir esto, cuando escucharon un atronador aleteo seguido  un zumbido de tal intensidad, que causo malestar mental en aladino y Magallanes . Ambos se pusieron las manos en los oídos al penetrar el agudo zumbido por las tropas de falopio penetrando por toda su cabeza hasta salir por el otro lado. Varias ratas  entonces huyeron aterrorizadas  al escuchar el aleteo que les era familiar y anuncio de la muerte. Corrían espantadas entre los arbustos que crecían salvajes y retorcidos en el lecho del río seco.

¿ qué animal podrá emitir este sonido? asustado y mirando hacia todos lados  se preguntó Magallanes. Aladino miró al cielo, observando como se acercaba hacia ellos un enorme mosquito tigre. Sus cuatro alas cruzadas  transparentes  debían medir  de parte a parte más de dos metros. El aguijón que salia de su cabeza con el que chupaba a sangre de sus víctimas, era tan grande como el brazo de un hombre.

Corre magallanes, viene hacia nosotros ese mosquito. si nos alcanza ese mosquito que debe ser el  padre de estos  mosquitos, nos desangrará como el barbero de senegal.

A medio metro de altura sobre la cabeza de aladino y magallanes sobrevolaba el enorme mosquito tigre. Los dos hermanos saltaban los arbustos del río y esquivaban las rocas, los escombros, los resto de basura, plásticos… arrojados al río seco que servía de vertedero.

De repente, Aladino tropezó con un trozo de goma de goteo. Esta se quedó enrollada entre sus piernas agarrándose  a uno de sus pies. El mosquito tigre iba a clavarle el aguijón cuando aladino palpando la superficie del suelo dio con una plancha que utilizó a modo de escudo cuando el mosquito embestía. El aguijón se metió en uno de los agujeros de la plancha, a tanta presión, que quedó incrustada la plancha a la cabeza del animal que tenía sus patas oprimiendo el pecho de aladino. EL mosquito elevó el vuelo pegando bandazos con la plancha en el pico intentando desprenderse de ella. No tardó en aterrizar y caminar como una araña golpeando el  suelo  con la cabeza y retorciéndose por las matas para quitarse la plancha. Magallanes, cogió tres metros de goma de goteo y ató la cabeza del mosquito a un pino. No tardaron en aparecer avispas asesinas que empezaron a comerse el mosquito.

Será mejor salir de aquí- con semblante serio Magallanes  señaló a Aladino una vieja tubería por la que huir.

No se equivocó Magallnanes cuando subieron el talud y contemplaron hectáreas y hectáreas en abandono, donde crecía todo tipo de aliagas, cactus, piteras… Solo quedaba en lontananza algún pequeño campo de naranjos como una isla rodeado de más campos abandonados y vertederos ilegales. La única forma de alcanzar vall d´uixo, sin meterse a la general que discurría 200 metros de ellos, era caminando por la tubería que llevaba las aguas fecales a la depuradora.

Un cartel de nuevo recordaba visitar las cuevas de san josé.

ambos hermanos recordaron las famosas grutas subterráneas de senegal, llenas de genios y espíritus.

Ya asomaba la triste figura del pueblo de vall d´uixo, con su forma de colmena clavada a los pies  de unas montañas calcinadas, cuando Aladino y Magallanes observaron una mina al descubierto junto el reguero. El agujero no era muy grande, descendía solo a unos 10 metros de profundidad. Carecía de galerías formando una sima  en forma de cono que iba poco a poco estrechándose. Entre sus paredes y su fondo, había ruedas, ropa, cientos de cajas de zapatos. Y una carretilla.

¿ has visto todo lo que hay en esta mina, mi sangre?- comentó alegre Aladino a su hermano magallanes que observa con detenimiento pensando como bajar hasta allí.

La carretilla seria interesante descender hasta ella y subirla- comentó.

aladino se agachó y empezó a recuperar ropa. Había pantalones, blusas, faldas, hasta una cortina de baño amarilla.

Hagamos con la ropa una cuerda- le dijo a su hermano.

ambos empezaron a trenzar la ropa. una vez hecho esto, aladino se la ató a la cintura y descendió. En el descenso abrió varias cajas de zapatos. Eran unos buenos zapatos ,pero todos del pie derecho. Miro a su hermano que sujetaba la cuerda.

Mi sangre,Magallanes, han tirado una partida entera del pie derecho, hay cientos. Debe ser por tener algún defecto, pero apenas de se ve.

Magallanes haciendo una mueca de dolor, se expresó disgustado :

Ya ves como son los mercados capitalistas hermanito.

Magallanes soltó algo más de cuerda y aladino descendió hasta el fondo.

caminando entre los trastos se dirigió a la carretilla. La observó con alegría , pues estaba en buen uso, solo algo desinflada. Tras desatar la cuerda de su cintura, y atar la cuerda a la carretilla, emitió Aladino un silbido y Magallanes empezó a tirar de ella hacia arriba, pero al hacerlo despertó un avispero.

Magallanes date prisa por Ala, me están matando estas infieles. Magallanes tiró lo más rápido que pudo mientras aladino saltaba por el fondo de la mina picado por el avispero entero. Golpeaba con sus manos el enjambre. pero era inútil. agarró un trozo de conejo cadavérico  con el que tropezó,  y lo lanzo al aire. las avispas , como pirañas aéreas lo devoraron antes de caer con los huesos pelados. La cuerda ,una vez se liberó de la carretilla , descendió hasta  las manos de aladino, que subió casi sin agarrarse por ella entre una nube de avispas.

al subir, se tiró al suelo gimiendo de dolor y sollozando. Magallanes lo cubrió con una manta mientras a él , una nube de mosquitos errantes le atacaba en ese instante. Magallanes montó a aladino en la carretilla  echando a andar perseguidos por los mosquitos. Ya quedaban pocos metros para llegar a las primeras urbanizaciones de vall d´uixo , cuando apareció ante ellos un campo fértil y verde lleno de hortalizas. asomaban tomates, acelgas, bachoquetas, melones, sandias. Su imagen con todo lo visto y sufrido durante el trayecto daba alegría. Había un par de hombres trabajando. sus cuerpos eran puro bronce y estaño. Caminaban  sin camisa a pleno sol , y parecían joviales y animados. Sus larga melenas extrañaron a Magallanes que se preguntó de que raza serían. Un coche que pasaba por la carretera les gritó ladrones. Y pareció afectarles ya que le dijeron:

para, para, si tienes cojones.

al instante apareció un coche de la guardia civil. los dos hombres empezaron a correr  por la tubería en dirección a Aladino y Magallanes. al tropezar con ellos, viendo a aladino en tan grave situación, les dijeron:

rápido, huir con nosotros.

Y fue una cierto, de lo contrario aladino y magallanes hubieran acabado en un centro de internamiento para extranjeros.

magallanes no les entendió, pero los siguió al ver hacia ellos gente con un tricornio en la cabeza, cosa que le dio mal augurio sin saber  el porqué. descendieron por la tubería saltando a un terraplén. Bajo de la tubería había una enorme roca. uno de los hombres dijo unas palabras mágicas:

ábrete puta.

La roca se abrió y pasaron.

Luego dijo otra palabra mágica:

cierrate coño.

Y la roca se cerró.

Parecía una madriguera  por donde avanzaban, hasta que un pequeño agujero  se agrandaba dando paso a unas enormes galerías. allí los cuatro hombres se quedaron en silencio mientras la guardia civil daba voces, mirando desconcertados por todas partes  sin comprender por donde había desaparecido.

Musatafa y mohamed Heredias, entregaros a la guardia civil- se escuchaba a lo lejos.

Durante un rato estuvieron esperando y observándose los cuatro hombres. Cuando pasó el peligro,Mustafa  heredia, un hombre de unos veintiocho años, desnudo de cintura para arriba, y con una melena que le llegaba hasta la cintura como  a Pablo Iglesias, así se presentó.

Me llamo Mustafa heredia

Magallanes hizo muestras de no entenderle.

Entonces Mustafa trajo un libro llamado diccionario.

Lo dejo en las manos de Magallanes que lo abrió.

Salió un genio con gafas y perilla parecido a Unamuno que dijo:

mi señor, soy le genio del diccionario, dime que lengua quieres saber y la aprenderás al instante.

Magallanes le ordenó:

Oh genio de la lengua, haz que mi hermano y yo entendamos el castellano.

EL genio alegre se lo concedió, y desapareció en el diccionario.

Entonces Mustafa les quiso contar su historia:

Como he dicho me llamo Mustafa Heredia, soy un gitano musulmán. MI familia lleva viviendo en este pueblo desde hace cinco siglos. Venimos de marruecos. cuando expulsaron a los moriscos de vall d´uixo, los malditos payos, Ala los maldiga, nos dejaron  quedarnos . Los payos pensaron que eramos cristianos porque eramos gitanos. Sin embargo, mi familia que vino de marruecos, seguía siendo fiel a Mahoma por decisión del patriarca. EL único y verdadero, casi Dios, el grande y sabio , el patriarca. EN esta cueva que estáis nos ha servido de mezquita, así como de refugio para huir de nuestros enemigos, tanto como de  almacén para el estraperlo y el contrabando, pues mucha gente no lo sabe, pero en la guerra contra los franceses y el dictador franco, los gitanos tomamos parte activa en la clandestinidad.

Mustafa hablaba con profundo orgullo de sus antepasados mientras magallanes se maravillaba de la cueva y aladino se iba recuperando de sus dolores.

Magallanes observa las galerías que se adentraban por la cueva cargada de estalactitas.  goteaban formando charcos azulados en el suelo. su boca se asombro al observar la bóveda que tenía sobre su cabeza vio escenas de caza. Bisontes, hombres con arcos y lanzas.

Son pinturas rupestres -comentó Mohemed, el gitano  musulmán algo mas joven. había permanecido en silencio hasta ese momento. De un aspecto familiar a Mustafa, pero con el pelo algo más corto y un tatuaje de camarón de la isla  en el brazo.

soy hermano de mustafa,

así se presentó y preguntó

¿ Cómo os llamáis vosotros?

Mi nombre es magallanes y el que ves herido , es mi hermano aladino. Vinimos en una carabela, la santa María, de la isla de Senegal. naufragamos cuando  un buque fascista francés con bandera esvástica  nos atacó. Así  llegamos a las costas de España. Nosotros venimos de una familia muy pobre. Solo queremos prosperar, somos buenos musulmanes.

Abriendo los brazos Mustafa y Mohamed acogieron a sus nuevos amigos tras las sabias palabras.

Mohamed dio unas palmas y aparecieron dos hermosas gitanas  jóvenes vestidas con trajes de seda transparentes, y pulseras de platas en los brazos, en los pies, y en el cuello.

Estaban dotada ambas mujeres, también de unas largas melenas recogida en una trenza atada con hilos de oro y plata . les llegaba las melenas hasta la cintura, que hacian la forma de una guitarra. sus pechos eran los más bellos que había visto Magallanes, era finos y puntiagudos, dando unas pliegues preciosos a la seda roja que los medio envolvían. parecieron a Magallanes dos diosas, aunque las palabras de ellas contrastaban con esta visión de Magallanes.

¿qué desean nuestros señores de sus fieles siervas?

Mustafa feliz del efecto turbador  que causaba en Magallanes la belleza de su hermana,  le ordenó a esta:

Trae medicina para curar las heridas de este buen hermano.

Las dos hermanas que eran expertas en curar ,miraron a aladino conmocionadas. Jazmin dio unos pasos, y cogió unas algas azuladas que flotaban en un charco. Las picó con un profundo amor cantando una canción. Jamsín la otra hermana, no se quedo atrás. De entre unas rocas agarró unas flores fluorescentes que también pico en un mortero. ambas mezclaron los ingredientes y le pasaron a aladino el ungüento por las picaduras. En un instante su cara volvió a tener la belleza de su resplandor habitual. al abrir los ojos ,y contemplar a Jazmin , quedó prendado.

acompañarnos a comer- les invitó  Mustafa a Magallanes y aladino.

Por unas galerías fueron caminando hasta entrar en una sala llena de jamones de cordero colgando, toneles con salazones, estanterías con los mejores conservas que se pudieran obtener en el corte inglés.

Magallanes y aladino se quedaron maravillados de la gran variedad de alimentos que había. ánforas repletas de quesos apoyadas junto las paredes, tinajas de miel, otras de lentejas, trigo, garbanzos. arroz en pales, bandejas con pasteles y dulces por el suelo. Bricks de zumo, de leche. Una gran alfombra persa y cojines adornaban  el centro de esta galería.

sentemonos, nuestras hermanas nos serviran- señalando los cojines Mustafa heredia les invito a que tomaran asiento.

aladino , comiendo con gran jovialidad y mojando la garganta con un delicioso te de irak ,habló para todos :

que bien hemos hecho en venir a españa, en verdad , siempre imagine que se vivía así. Y preguntado a los hermanos heredia:

¿ es todo el mundo tan rico como vosotros?

Los heredia se miraron.

Todo esto que veis procede es de los servicios sociales, de caritias y la cruz roja. Tenemos un acuerdo  privilegiado con ellos.  Ningún gitano pasa hambre aquí. Durante siglos generaciones y generaciones hemos acudido a estas instituciones perpetuando una rica cultura de la pobreza que nos ha permito adaptarnos a las situaciones donde otros estamentos sociales han perecido. sobre todo, en estos tiempos de la crisis, o en épocas de la persecución. El estar siempre alerta a nuestros enemigos, la clandestinidad, ha hecho de nosotros una raza fuerte y a la que todos temen. Ese temor se traduce en estas prebendas, y en una vida libre, sencilla y feliz. sin la superficialidad de buscar cosas secundarias, como un nombre que brille en la sociedad. que estupidez para un gitano el mundo de los payos. progresar para que te aplaudan y respeten, o para  frecuentar círculos de poder. Nosotros estamos al margen de esas simplezas. Eso en cuanto a nosotros , mi buen aladino. Pero en cuanto al resto. vall d´Uixo es el pueblo mas pobre de España. Hay miserias peores que las de senegal. os ayudaremos para que podáis sobrevivir. Lo primero que tenéis que hacer ,es ir a los servicios sociales, luego  a cáritas  y a la cruz roja.

Mohamed entonces intervino:

tenéis una carretilla ¿ verdad?

así es- dijo magallanes.

Entonces Mohamed prosiguió:

Los barrancos están llenos de chatarra . en el secano perdido queda algarroba, os presentaremos al chatarrero y a un almacenista de garrofas.  Son algo ladrones, pero hacienda les perdona. Es poco lo que se gana, pero nadie os va a regalar nada. Con la carretilla podéis recoger ambas cosas y venderlas. pagan de inmediato y no hacen preguntas. Luego hay algo de  trabajo en dinero negro en la construcción, y en el campo, muy mal pagado, pero ya sabéis, nadie os va a dar nada.

Nos parece bien el trato- dijeron ambos hermanos, venimos de la isla de Senegal . estamos acostumbrados a las condiciones del patrón. La verdad- reflexionó en voz alta aladino- es que España nos recuerda a nuestra áfrica.

A nosotros también- respondieron los heredida riendo.

magallanes recordando el cartel publicitario  que había visto cerca de la tubería de la cueva de san josé, se interesó por esta:

He visto cuando veníamos caminado por la tubería, que había un cartel indicando un gran cueva con un lago.

Ahh, esa cueva. las grutas de san José- exclamó mustafa con desprecio- es una pequeña parte de esta galería. Los payos no han descubierto nada, más que una minucia. La destinan al turismo. si tenéis interés, podemos ir desde aquí y veréis a los payos.

Aladino con vivo interés y entusiasmo comentó:

nos ha recordado mucho la cueva marina de la que zarpamos, en nuestra tierra viven genios en ellas. ¿ aquí es igual?

Mahamed con pena respondió:

antes era así, pero ahora desde que se han metido políticos a la cueva para promocionarla como turística, los han espantado con sus coces y rebuznos.

caminado el grupo un rato con antorchas, llegaron a un estanque con una góndola preparada para zarpar. Mohemed cogió el remo un vez montaron todos , empezando a navegar durante varias horas.

Es mejor no pasar más- aconsejó Mustafa ante una pared que se abría comunicando con la parte donde estaba ya los turistas.

si queréis  verlos, podéis asomaros por esta grieta,  pero recordar, siempre en silencio.

Aladino y Magallenes se asomaron. vieron un triste espectáculo, una legión de góndolas llenas de turistas payos  escuchando la explicación del pequeño lago donde estaban.

Al irse aladino escuchó en una grieta una voz, se acercó acompañado de su espíritu puro como su corazón. al notar esta pureza un pequeño genio surgió de la grieta.

Los heredia se alegraron, pues aquellos a los que los genios se acercan son puros.

Mustafa le dijo feliz a su hermano:

cuanto tiempo sin ver un genio en la parte de los payos, creo que ha sido maravilloso la llegada de estas gentes, presiento que es muy bueno para nuestra cultura, la enriquece.

El pequeño genio se posó sobre el hombro de aladino y le dijo:

dime mi señor que deseas.

Soy un pequeño genio, no tengo muchos poderes, y estoy enfermo por culpa de los payos, pero dime un sencillo deseo y te lo concederé. Recuerda, tu deseo ha de ser sencillo hasta que crezca.

Aladino recordando las picaduras de las avispas y los mosquitos le pidió

Que no me pique ningún mosquito.

el genio pensó  y le mando un murciélago.

.

el murciélago  se posó sobre la cabeza de aladino, y regresaron de su excursión muy contentos. Regresaron a la entrada de la cueva bajo la tubería. sobre ella  se despidieron.  Magallanes y aladino empezaron a caminar con su carretilla por vall d´uixo buscando un lugar para ocupar para vivir.

angelillo de Uixó. continuará.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: