Los androides sueñan con un líder

Posted: February 27, 2017 in represión, relatos, distopias, Vall d'uixó
Tags: , ,

 

 

Los androides sueñan con un líder. Capitulo IV del Androide Progresista.

cwsvhiuwiaa-fkt

 

 

Las cosas habían cambiado en aquel estadio de fútbol de Ciudad Error. El recinto reformado recientemente como parte de una promesa política, acogía a aquellas personas que habían perdido su puesto de trabajo con la crisis del 2008. Ahora estábamos en el 2017, y  se quejaban del resultado contemplando los nuevos marcadores electrónicos gigantes desde sus nuevos asientos de la grada ampliada. Las campanas de la iglesia sonaban anunciado una procesión y de la otra parte del pueblo llegaban los petardos del inició de la fiesta de los toros.  En el río subterráneo de ciudad error, principal atracción turista del lugar, había un circo instalado para ambientar a los turistas. Dos años antes estuvieron muchos de los asistentes a ese partido en ese mismo lugar,  cuando el estadio estaba sin reformar y era mucho más decadente. Entonces no estaban disfrutando de un partido de fútbol, sino de un partido político que hacía mitín, el último antes de las elecciones municipales.

El cambio al partido de notó cuando el entrenador del equipo  de ciudad error, el deportivo caridad, cambio a  la delantera, Aventajada, que no era su día. Lo hizo  por Suerte Gol. Entró Suerte Gol en el césped saludando a su grada. Devoción le pasó el balón, y Suerte Gol empezó su gesta que puso en pie todo el estadio. Con la bola entre sus piernas, Suerte Gol, avanzó por el campo sin que nadie pudiera detenerla, bailando con el balón entre las piernas de sus adversarias, el equipo las desalmadas de ciudad Patriarca. Llegó completamente sola con el balón entre las piernas a la meta, donde metió un gol por la escuadra- Inmediatamente ante la gesta se puso en pie a todo el estadio de Ciudad Error, hundiendo las esperanzas de cuidad patriarca que veían como perdían la competición.

Nuestra historia no empieza en este momento. Empieza dos años antes a este partido en ese  mismo estadio, que era una ratonera  de ladrillo de panal en medio del barrio de los Molinos. El barrio de los molinos era un barrio de fincas construido para trabajadores llegados de todos los rincones de España a Ciudad Error. Con el tiempo acabaron esos  pisos en vivienda de protección oficial. cualquiera que acabara detenido en ciudad error, sin dinero, trabajo, ni hogar, era mandado allí  a través de los servicios sociales. Allí se juntaron gitanos, blancos sin trabajo, emigrantes. Las drogas, el acoso vecinal, los robos, la prostitución, la violencia de genero, el fracaso escolar, las iglesias evangelistas,   el abandono por parte de las autoridades y el silencio del resto de habitantes de ciudad error , hicieron el milagro para que aquello se convirtiera en un infierno social que contaba con su estadio de fútbol llamado:

EL Molinon.

Todo lo que sabían los progresistas de ese barrio periférico, era que había fincas enormes, grandes jardines, y un estadio llamado el Molinon. Por eso pensaban que todo debía ir bien, ya que el estado de bienestar proporcionaba oportunidades para todos y no excluía gente.

Los progresistas no sabían ni querían comprender que la mayoría de chulos y macarras que era lo que más había en el barrio del molino, si votaban,  era a Nueva fuerza democracia 2000. Todo el estadio estaba lleno de propaganda de este partido.

Aún así,  se presentó el partido progresista en el estadio del molinon con un discurso de orgullo de los logros sociales del progresismo en barios marginales. Ese día, claro, la gente del barrio fue detenida. La mayoría de los asistentes que había eran progresistas y pijos blancos dispuesto a escuchar un mitín.

¿ Y quién daba ese mitín?

Volvamos al principio, a Suerte Gol.

Pues era Suerte Gol la que  jugaba el partido de fútbol de delantera sustituyendo a Aventajada, la alcaldesa de ciudad error, pero aquel día era candidata a la alcaldía con muchas papeletas para ganar

Suerte Gol era una joven muy hermosa  de 24 años de cabellos rubios como el maíz cuando está hecho que se había alzado con el liderazgo del partido progresista tras terminar sus estudios de emprendimiento, y doctorarse en hiper liderazgo. Su tesis de juventud titulada ” como gobernar sin ser un puto  fascista en España” le abrió las puertas del partido progresista. Su lenguaje sencillo  y la moda, cercano al pueblo,  y a la vez sensacionalista  y atrevido, le encumbró.

Pero, ¿ fue realmente su notable éxito intelectual con la publicación por parte  del diario el Mundo de su tesis, lo que obró tal milagro?

El partido progresista en 40 años de democracia había seguido los derroteros del fascismo a la hora de gobernar. Corrupción, terrorismo de estado, torturas,, persecución política, represión, estaba en su urna ensangrentada. En esos cuarenta años, claro, no siempre gobernó. El partido conservador también tuvo  su alternancia y hubo corrupción, terrorismo de estado, persecuciones políticas, represión. A nivel local, la situación del partido progresista el día del mitín era el de oposición, desde hacia ya 8 años. Su oposición se basaba en dejar hacer a los conservadores hasta que en su delirio de absolutismo se quemaran quemando todo.

! Y vaya si lo quemaron todo!

suicidios semanales,, gente desahuciada todos los días, hambre, torturas policiales, exclusión social, terrorismo local del ayuntamiento. Algo sin precedente desde la dictadura fascista. El resultado de los conservadores fue  la miseria y vivir una vida indigna miles y miles de vecinos de ciudad error.

Pero ese día del mitín, Suerte Gol, prometía en aquel estadio que todo aquello cambiaría con el voto al partido progresista.

Su juventud, su impresionante formación, los logros académicos cosechados en tan poco tiempo, daban esperanza de un cambio sincero. En su discurso, vehemente, duro contra la corrupción, no había una radicalidad ideológica de los viejos demagogos oradores de la vieja política. Ella expresaba un cambio basado en el progreso. Si alguien tenía dudas del progresismo, atacado por radicales anarquistas, y por los de extrema derecha, que parecían darse la mano para demoler a  liberales y progresistas. Sin embargo, los progresistas no se iban a amedrentar ante los radicales. Las palabras expresadas por Suerte Gol en aquel estadio desentrañaban grandes verdades del progresismo que la gente guardó en su memoria y expresó a la hora de votar.

Aún la recuerdo hoy en ese día del mitín con su camisa blanca abotonada por encima de sus pechos, sus vaqueros ajustados, y sus cabellos rubios cayendo hasta su cuello  pidiendo el voto a los asistentes:

Compañeros y compañeras, se han cometido errores producidos porque hasta ahora hemos compartido silogismos demasiado encortesados que nos han llevado a conclusiones poco satisfactorias. Hay una atmósfera de mentiras, que no son mentiras, sino amagos de irrealiades irresponsables que hay que corregir, que no castigar, para avanzar, que no aplastar. Y esto es lo que os propongo con vuestro voto. Yo no vengo a haceros promesas que no voy a cumplir, sino a ser práctica.  No vengo con palabras, pues estas no expresan verdades, y si las expresan, defraudan. Tampoco me he traído unas tijeras como los conservadores. Yo no voy a recortar servicios básicos en el nombre del progreso. Vengo con una calculadora para invertir, invertir en cultura, invertir en ternura, invertir en cuidados. Haremos de ciudad error una ciudad educadora, matriarcal y atea. Y si a alguien no le gusta o no  lo entienden, lo educaremos hasta que lo entienda.

EL estadio rompió en aplausos progresistas, como el día que Suerte Gol metió su primer Gol. Pero las cosas realmente no había cambiado mucho. La mayoría que aplaudían el gol de Suerte Gol, que no eran sus votantes sino vecinos del lugar seguían como el día del famoso  discurso, en paro. Sus hijos era ya casi unos delincuentes como sus padres, que se negaban a entrar en la escuela. Las sectas religiones de los evangelistas proliferaban. Los centros para acoger hijos de españoles abandonados y sin cuidados por parte sus padres estaban desbordados. Cuidad error  los mandaba  por orden judicial y a través de servicios sociales  a estos centros, generalmente tres o cuatro a la semana que iban a parar a centros de toda la comunidad. En esos centros, como el de monte olivete, las chicas  menores eran violadas,  y volvía a repetirse la historia. Esos chicos crecerían y volverían con su madre cuando fuera legalmente adulta, 18 años, al barrio del Molino, con su nuevo hijo, hasta que este desgraciado acabara en manos de la policía local. Yo, entre tanto mientras cultivaba unas tierras y me cruzaba con ellos, me dedicaba a escribir nuestra historia para que no se olvide.

Gracias por leerla, de corazón:

Angelillo de Uixó

<a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”><img alt=”Licencia de Creative Commons” style=”border-width:0″ src=”https://i.creativecommons.org/l/by-nc-sa/4.0/88×31.png&#8221; /></a><br />Este obra está bajo una <a rel=”license” href=”http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/4.0/”>licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional</a>.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s