Siento una interferencia a mi mensaje.
Alguien ha vuelto a anotar que en mi mente crecía una tormenta alterna.
Siento llover en mis ideas
bailando por la acera cara al Sol.
Me siento bien como un conejo en una jaula
saliendo de una chistera.
Una princesa enana
me ordena abrir las piernas contra una pared que dice:
Entrada.
Al lado de un foco y una silla,
sentado junto un calentador
hay un viejo carpintero con una mascara de Jesús.
Me pregunta donde iba sin Zapatos.
Ahora lo comprendo:

! Dios Mío,
estoy descalzo!
Clavan un clavo eléctrico a mi pie
que me hace recordar cosas bellas que creía olvidadas.
Veo colores intensos fluyendo en todas direcciones.
Aterrizo en la manta de un convento,
sujeto por cuatro fuertes monjas
que me dan la bienvenida al concierto.
Desde la arena,
veo subidos  en la barrera
caras asomadas de buenos ciudadanos
aplaudiendo mi cogida.
Piden que me lleven a la hoguera.
Creo que hay una gran interferencia en las mentes
que impide viajar a cualquier idea
que no pase por las llamas de la policía creativa.
Angelillo de Uixó.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s