EL Magnificum Malleficarum.

Posted: May 21, 2016 in tradiciones religiosas
Tags: ,

EL Magnificum Malleficarum.

1463655140_730012_1463655583_noticia_normal

 

No ha mucho tiempo, en el año 2016 de nuestro señor, reinando Felipe VI en un estado amenazado por el propio reino de España, en un girigay de cambio y contracambios, exorcismos, esperpentos, cacicadas y robo ejercido desde el poder. Olas de conservadurismo para tapar las vergüenzas, que eran muchas, leyes mordazas, hambre y carnavales, toros y beatificaciones….
Mascaras todas de la única y grande verdad nacional :
La represión.

Así, que no es de extrañar en ese clima de nihilismo nacional , bajo arcadas diarias nauseabundas de fascismo, que el obispo Cañizares sujetando un buen día la cruz entre sus piernas flácidas, se preguntará si eso no sería herejía. Le daba vueltas a la cabeza de un muñeco de Cristo con el que dormía, que aquello parecía un exorcismo, hasta que una pregunta que bajó como por arte de gracia le alteró profundamente sus convicciones.
El cuervo que tenía enjaulado en sus aposentos pegó un graznido, y el obispo Cañizares arrojó de su lado el pelele Cristo accionado en la caída el botón de On que activó la voz pregrabada del muñeco:
Dejar que los niños se acerquen a mí.
mientras la cara se le iluminaba de color amarillo, , lloraba sangre y estiraba mecánicamente los bracitos en el suelo como un ídolo caído.
Aterrorizado por sus propios pensamiento y la imagen de nuestro señor por los suelo, con está pregunta del Obispo Cañizares comienza nuestra historia:

Pregunta:
El imperio homosexual y las feministas existen para acabar con la Fe católica. Por eso tienen un manifiesto con sabor a herejía donde hacen Santo, bueno y mártir al gay de Zerolo, y a otros muchos como él, para convencer a la opinión publica de que son personas, en vez de monos.

Estos manifiestos tienen el poder de transformar a las buenas almas cristianas en satrapas como ellos.
Mi deber es perseguirlos y llevarlos ante el Papa.
Hay un imperio gay que quiere acabar con la ciudad de Dios.
¿ Y por qué no lo ven el resto?
Por qué son demonios ya.
Adelante Cañizares, solo tú, Oh virtuoso, puedes salvar el catolicismo español de los maricones y las feministas. Opus Dei.
Así fue como el Obispo Cañizares empezó a redactar el Magnificus Maleficarun, donde no solo luchaba ya contra la república gay, sino contra terroristas maricones, antisistemas rupturistas de la unidad nacional, bolivarianos chavistas que pretendían quemar las iglesias, violar a las monjas, matar a los curas, frenar el progreso colectivizando los bancos después de llenar las calles de sangre inocente de policías nacionales y guardias civiles. Y al final del toda está orgía de sangre y sexo, llegar al poder mediante las urnas.

Capitulo I.
Donde el beato Ceñizares escribe las primera líneas bajo la inspiración del Señor del Magnificum Malleficarum.

Es cosa que se aprende en los mandamientos y se observa en nuestras ciudades, allí donde hay un gay está el infierno. Entre ellos se origina el caos y la anarquía. Pero si fuera solo eso, además están las feministas hermanos. Ambos criaturas desdichadas, maricones y mujeres arden en pasiones. Caminan empapados en sus propios vahos pestilentes lujuriosos, galopando como yeguas impúdicas y bestias sementeras capaces de devorar a cualquiera que rece. Pues odian la oración tanto como el casamiento y la castidad.
El imperio gay hermanos, está lleno de pobres de alma enemigos del cielo.
Yo mismo viaje hace ya tiempo a ese reino para enseñarles la palabra del señor.
Entre en un bar de ambiente y preguntado a un hombre semejante a nosotros en la raza, más su aspecto era el siguiente. Iba vestido únicamente con un taparrabos y una pajarita anudada en el cuello, llevaba unas alas de ángel en la espala hechas de tela y en sus manos llevaba un arco y flechas en cuya punto había unas ventosas que se pegaban al corazón de otras desdichas criaturas semejante a él , que le seguían como si fuera un Dios por toda la discoteca.
Le pregunte extrañado a quién adoraba él y los que le seguían.
Y me respondió con toda la naturalidad del mundo que al diablo.
Luego disparó sobre mi su flecha y fui obligados a seguir a esta comitiva que acabó en una monstruosa carroza llena de flores y hombres vestidos de gladiadores que lanzaba redes al resto, y los llevaban hacía esa espantosa carroza a la que se subía por una escaleras. En la carroza había en su centro una columna con una imagen de un vellocino de oro custodiados por dos enormes negros a los que besaban y acariciaban las nalgas.
Pude escapar gracias a que la vigilancia no era muy estrecha, y mi traje de sacerdote me hacia pasar desapercibido, pues en el colmo de su cinismo muchos de ellos iban de sacerdotes, incluso un travestí hacía del Papa, y era el más aclamado de todos aquellos desgraciados. Las mujeres iban de monjas, y levantaban sus faldas carentes de ropa interior.
Sentí como si la tierra se abriera a mis pies, pues era incapaz de moverme.
Sentí como si el mar me hubiera cubierto el cuerpo, pues noté que mi frente estaba empapada.
Sentí como si Dios me estuviera mirando, y tuve vergüenza por sentirme desnudo, pues ya no sabia si estaba vestido o desnudo de como me observaban.
Así es como se puede comprobar las transformaciones de la carne y del alma, en aquello es una enfermedad.
Algunos sin Fe se preguntarán,
¿ Por qué el justísimo lo permite?
No lo hace, sino que pervive en la sociedad con ayuda del diablo, y quiere que nosotros a través de la ciencia lo combatamos.

Por eso escribo este tratado.
No obstante leído éstas lineas si alguien se atreve a darse por atrás, o se mezcle la carne de una mujer con otra para darse gusto, que sepan que recae sobre el no solo mis palabras contra ellos sino la cólera de Dios, dejando en grave riesgo su alma.
Por ello aconsejo que homosexualidad, feminismo, las madres solteras sena perseguidas y sea castigado como delito sus pecados.
Tormento, hogueras, cárcel, manicomio, ordalías.
No obstante,
dejó ante el martirio la absolución de los acusados si se jura y se practica rechazo a sus conductas.
Así como prueba de arrepentimiento será si se denuncia a otros maricones y feministas.
Matrimonio, familia, unidad nacional, tiene permiso de Dios, el resto No.
Capitulo II.
Escrito el 25 octubre del 2015, por el mismo Obispo.
EL obispo Cañizares visita la feria medieval.
El tomás, el alfón, , el pastilla, y el angelillo , treintañeros llegados de los barrios proletarios depauperados por la crisis de barriadas de texas, el toledo y la unión en vall uixó. Convergen en diferentes centros sociales ubicados en la avenida Jaime I que irradian toda la rabia de las instituciones creadas en la existencia capitalista contra los pobres bajo rótulos en las entradas  donde se lee: servicios sociales, cáritas, cruz roja. EL tomás, el alfón, el pastilla y el angelillo proletarios que en su juventud han tenido trabajo temporal de peones y se han emancipado de sus hogares, ahora gritan frente a las vallas de la cruz roja, y junto la caseta de servicios sociales, con instintos de perros porque les niegan el pago del recibo de la luz. Se une a ellos el Trompeta, el marica del grupo, está contento porque le ha dado por culo un moro hace un momento. En su mano como siempre llevaba la trompeta.
Toca algo trompe- le pide el alfón sombrío cuando se une sonriendo el marica al grupo. Hartos de ladrar se separan de la valla para sentarse en un banco de la avenida Jaime I instalado frente la cruz roja.
Y el trompe soplando frente a ellos con sus mofletes anchos empieza a echar aire al instrumento semejando su bella figura la de uno de esos ángeles trompeteros que anuncian los evangelios en los cristales de la iglesia de la Asunción. Interpreta  un sobrecogedor pasodoble torero que anima a todos, incluso a los inmigrante y refugiados que están al otro lado de la acera de la cruz roja formando un grupito entristecido alrededor de la palmera plantada en un alcorque de la acera. Las cabezas cubiertas con trapos las mujeres, y los hombres vestidos como de la mitad del siglo XX.
Atraído por esta estética solemne que no arroja su luz en la historia, el obispo Cañizares pregón de la feria medieval de vall d ‘uixó y boina verde del señor, da un giro en la intersección de la avenida del sagrado corazón de Jesús alejándose de las paraetas de la feria medieval,  para acercarse a la avenida Jaime I atraído por el sonido de la trompeta y la visión de esos cuerpos sin luz que flotan a sus ojos a lo lejos como lejanas estrellas olvidadas a las que debe llegar el señor.
-ME cago en Dios y tanta miseria- grita angelillo sentado en un banco conmovido escuchando tocar  al trompeta :
Ha caído.
Sonriendo el Obispo Cañizares que se acerca alegre pregunta a Angelillo denotando autoridad, como alguien que quiere hacer favores:
¿ Cómo se llama usted señor?
El tomás, el angelillo, el trompeta, el pastilla, el alfón,  miran al escuchar una voz autoritaria viendo un cuerpo que está cubierto de un traje purpura que denota poder, aunque su mirada es feliz como un cristo moribundo en la cruz por estar entre los excluidos. venciendo las contradicciones de la iglesia y los ateos tiende su mano y su bendición sobre la testa de angelillo.
Angelillo- responde sonado su nombre a santo y pobre.
Una fraternal  sonrisa se escribe en el rostro del Obispo cañizares que se acompaña de un claro de nubes del que bajan varios rayos que caen sobre cada una de las cabezas de ese grupo de excluidos mientras el trompe apuntando al cielo con su trompeta mueve su cuerpo ligeramente,  de forma semejante a las mujeres dejando ver con la luz una pequeña mancha a la altura del culo cuando empieza a soplar
El obispo Cañizares en éxtasis y parpadeando susurra bendiciendo y acariciando la cara de angelillo:
Vosotros sois trigo limpio.
Angelillo rechazando la caricia por considerarla falsa:
Usted vive como un rico de un estado traidor y de la fantasía de un Dios muerto.
El obispo cañizares evitando tratar de escandalizarse  con las contradicciones, le responde suave y educado, convincente:

También predico con mi ejemplo y con mi acción: empieza salvándote a ti mismo, eso es lo que digo a la gente como vosotros. Otra de mis máximas hermanitos es: no tengas piedad con los que no sean trigo limpio.  ( meciendo sus brazos ante ellos ) Doy ejemplo de que el amor al prójimo es una mentira, hago sermones de mucha audiencia  donde pido desde el púlpito que nadie ayude a nadie, pues cuando ayudas a alguien esperas algo de este, o peor aún, el prójimo se te mete en casa y te asesinan. Os equivocáis conmigo si me rechazáis por rico y poderoso.  Os digo que   merezco estar entre vosotros Angelillo.. ( rostro amable del obispo cañizares al decir esa última frase que desconcierta a todos)
El tomás se emociona con el sermón:
Usted debería formar un partido político, mucha gente  le seguiría. Yo desde luego, y creo ( señala a sus amigos) que estos también también.

Estos  mueven la cabeza como hierba seca afirmando en silencio.
El obispo Cañizares  agarrando su mantón purpura se sienta entre el tomás y el pastilla que se lía un porro. Hace gesto de una calada que le pasa mientras haba feliz con los muchachos rodeando con sus manos los hombros al pastilla y al alfón:
Veréis hermanitos míos, soy muy vago para eso. Me limito a dar sermones.
Las campanas empiezan a sonar y las autoridades del ayuntamiento que buscanban al obispo lo llaman de forma paternal.
Padre, ya sabemos de su amor con los desposeídos  y los niños, pero el comercio de la feria medieval necesita de su bendición.  ya están preparados  los herejes para la decapitación, los pajes están muy impaciente, y los caballeros de la justa se impacientan con la espadas afiladas echando chispas por saber quien se la va a clavar a la fallera mayor tras el combate.
EL obispo, lento y cansado se levanta.
El pastilla le recuerda:
Padre, el canuto.
Y Don Cañizares  de mala gana por culpa del trabajo se despide afectuoso:
Ay, hijos míos, con mucho gusto me quedaría con vosotros en el camino de la perdición, pero ya veis, la faena, bendecir una empresa, un mercado medieval, un barco de la armada, una bomba nuclear. Vigilias por el bombardeo de Jerusalén para acabar con las mezquitas. La faena de un obispo nunca termina hijos míos.
El tomás, el pastillla, el alfón, el trompeta, y el angelillo se quedan a oscuras en el banco mientras la luz divina acompaña a Cañizares seguido de la historia. Como los perros petrificados en el suelo que adornan las calles: refugiados, excluidos inmigrantes, forman pequeños grupos silenciados,  olvidados, discutiendo entre ellos por un hueso.

Juicio y castigo a una puta endemoniada de Ahora Madrid.

Al despertarse esta mañana de 18 de febrero las buenas gente de Madrid y por ende de España podían hacerlo con algo más de alivio una vez se iniciaba el juicio a la más que probada culpable de puta y bruja de Rita Maestre de Ahora Madrid. Que pasaran cosas así bajo el reinado de Felipe VI no era cosa de extrañar. yo ya las había observado y experimentado un par de años antes en mi carne. Fue estando todavía en el trono su padre Juan Carlos I.Por eso al tener noticia a través de los medios de comunicación del inicio del juicio de una puta endemoniada, no pude más que por lso recuerdos de santiguarme con cierto escozor en las muñecas que fue donde me aplicaran agua bendita cuando un juez de Nules mandó detenerme acusado de ser un vampiro. Me capturaron mientras plantaba patatas para comer. La acusación, anónima, partió un vecino mío, un hombre muy piadoso devoto de San Antonio que estaba convencido de mi vampirismo por una foto que le enseñé donde salía yo disfrazado de Batman con una cruz y un cartel que interpretaba la foto con esta leyenda:
Cristo, el caballero oscuro.
Durante varios días estuve en un calabozo de vall d´ uixó con la única compañía de la biblia, y era alimentado a base de pan, ajos y agua bendita.
Cada mañana entraba el fiscal a mi cuarto a interrogarme esperando que pudiera hacer la confesión que deseaba:
la de hereje.
Hijo mío, hijo mío, confiesa y salva tu alma.
Eran las primeras palabras que me decía el fiscal cada mañana.
Yo al escucharle me volvía en el lecho para no mirarle hundiendo mi cabeza en la almohada, y él se colocaba a mi lado paciente. Mesaba con su larga barba blanca y de forma muy amable me suplicaba convincente:
confiesa por el bien de tu apellido hijo mío, hazlo por tu viejo padre, por la rama de la nobleza Aragonesa de los Blasco de los que procedes de que eres un hereje, que odias a los curas y a las monjas, y así se te perdonaran los pecados. Habla hijo mío, estás aquí por voluntad del señor. Debes sentirte afortunado.
Como yo me negaba a confesar que era un hereje pasaba los días encerrado en el calabozo.
EL fiscal viendo que la biblia que me había dejado no me causaba efecto me entregó periódicos como el levante, el mediterráneo, el ABC donde salía mi foto de Batman con titulares hirientes como:
El batman cristiano siembra el caos en vall ´d uixó.
Vecino de vall d´uixó tenía un pacto con satanás.
O el siguiente titular:
Se hacía pasar por Lucifer para aterrorizar a sus vecinos,
y el peor de todos para mí apellido:
Era amigo de Zapatero.
Los periódicos pedían para mi varios años de reclusión en un convento con el padre Pacheco para que mi instinto de calumnia fuera aplacado con fábulas cristianas.
Según pensaba el fiscal , si conseguía ver ángeles, santos y mártires y a Cristo dentro de mi corazón podría salir a la calle de nuevo. Y no solo eso, podría morir tranquilo de hambre en cualquier esquina de vall´d uixó con la seguridad de que mis vecinos no tendrían temor de que resucitará para atormentarlos.
Al final mi abogado consiguió un buen acuerdo con el juez, que yo acepté encantado, pues ya empezaba a ver a los demonios de verdad en forma de ahorcados en los calabozos que me hablaban. En espera de juicio estaría imputado y vigilado teniendo que ir a los juzgados cada cierto tiempo y presentarme ante el juez para que me hablara del pecado y de las penitencias que deben hacerse.
No podría viajar, ni moverme, ni tendría derecho a trabajar hasta que mi nombre se limpiara, y eso dependería del diario Levanta, ABC, Mediterráneo y de la opinión de mis vecinos que podrían juzgarme siempre que ellos lo quisieran, así como excluirme de las condiciones de una vida digna mientras hubiera una sospecha de vampirismo por mi parte que pudiera atormentarles en el cumplimiento de mis vecinos con sus pesadas faenas y con todas sus cadenas.
Hoy le toca lidiar con los buenos sentimientos de esta gente a Rita Maestre.
Yo estoy seguro de que será sensata y dirá:
Es que estaba endemoniada señoría.
Los magistrados Españoles suelen ser comprensivos en estos casos, se práctica en la audiencia nacional un exorcismo y todo queda perdonado.
Amen.
Angelillo de Uixó.
EL Magnificum Malleficarum. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s