El tropezón de María con la rueda.

Posted: May 18, 2016 in capitalismo, Vall d'uixó
Tags: , , ,

El tropezón de María con la rueda.

CIMG9104

 


Me acompañaba por una estrecha senda agrícola tras insistir mucho en que lo hiciera mi amiga María. Regresábamos entre cantos rodados por el río seco después ver mis huertas ecológicas. Caminábamos por en medio de un pasaje de plásticos, botes , plumas de pájaros pelados al borde de los algarrobos y cañas de este lugar cuyo nombre prefiero no mencionar llamado Vall d´Uixó, o Valleperro si prefiere el lector para no ofender a los lugareños que tienen en mucha estima a su lugar de nacimiento batueco.
De repente, cuando ya estamos cerca de la civilización o del camino asfaltado, María tropezó con una rueda oculta entre las hierbas.
¿ Qué haces María?- le pregunté yo al verla cargada con la rueda.
Pues subirla al camino para que la vea la brigada de limpieza- contestó.
Yo negué con la cabeza.
Aunque la subas no cambiara nada que la rueda pertenece al lugar.
Ella no me hizo caso y subió una pequeña pendiente con la rueda y la dejó acostada en un sitio visible entre unos bordillos y un cuadro de mando de las farolas.
Y le dije a la rueda:
hasta mañana.
Y al día siguiente ya no estaba allí.
Me dije:
No puede ser.
Pero fue que metros más abajo donde la encontramos, que ya estaba otra vez.
Alguien se había divertido echándola por la pendiente y así saqué bolígrafo y papel y como un enamorado escribía a mi amiga María:

La rueda todo ella
es un hueco.
Cuando se encuentra
da igual donde se deje,
que ella va y viene,
viene y va,
rodando como la mañana,
o como la ola del mar.
Por eso nunca se pierde
la rueda,
pues unas manos u otras,
la encuentran y la empujan.
Y embiste al paso como un toro
oculto entre las hierbas
o guardado en un vertedero,
entre los montes y los pastos
para que ardan.
Es la rueda luto.
Antes y después,
Alumbrará plomo con el fuego,
alimentará dioxinas
Hará grande y ancha la ruina Ibérica
con la siembra de las ruedas.

Escrito 14 de febrero 2015, en ese periodo hubo una racha de incendios en el valle, llegué a escribir más de 12 artículos sobre incendios sin repetir ninguno. Este articulo versas sobre la colocación de sofás plásticos colchones en una zona boscosas, donde menores se juntaban a esnifar pegamento, beber cervezas y fumar porros. hoy en día siguen en el mismo lugar los sofás, los plásticos. El paraje de los picnis se llama el rincón de Montesinos y es cercanos a la ermita de San Antonio. Ruedas también hay la ganas y hasta llantas y un volante.

II. Picnic de San valentín.
I.

Entre los huecos abiertos y secos de los troncos muertos,
silenciaron los sentimientos verdaderos.
La zona donde se desarrollaba el picnic estaba hecha pedazos.
La luna había caído capturada entre una red de los plásticos.
Y ardían sus habitantes en una gran hoguera.
Se admiraban de su fuerza futurista,
los picnistas de la zona.
De la rapidez de sus movimientos,
de la inflexibilidad de su pensamiento,
de descubrir la belleza:
en todo lo seco,
en todo lo pagano,
en todo lo duro,
en todo lo muerto.
Cayeron las hojas de las higueras,
con sus frutos verdes al suelo.
y sus ramas se volvieron blancas cómo los huesos.
II.

¿ quién te llamó y te dijo que despertarás con un beso a los muertos?
¿ Puede penetrar el amor en el hueso de un labio?
¿ No fue entre esos arboles, donde hacen un picnic de san valentín esos muchachos perdidos en nuestra zona, donde se ahorcó bajo la ermita de San Antonio el que hizo una rápida fortuna en esta tierra ?
Después de aquel acto de arrepentimiento, cuentan las leyendas locales que no brotaron más las flores, ni el agua.
Hubo largos periodos de sequía,
a los que siguieron años de vendavales.
III.

Hubo una guerra donde celebran el picnic de San Valentín
La ciencia del reparto lucho contra la religión de la codicia.
Las crónicas cuentan que la rapiña venció,
por creer que es más fuerte en el corazón de los hombre robar que dar.
Y se abrió un abismo terrorífico,
una caja de pandora en la psicología de los hombres.
Sonó sobre está zona el canto de las campanas,:
anunciando la ausencia y la desesperanza;
tras la ultima batalla,
la vida se lleno de muertos.
Y los besos se convirtieron en algo abominable:
necrofilia.
III. Mis condolencias a los árboles asesinados por el PP de Vall d’uixó.

Quiero dar mis condolencias a los hermanos árboles talados en la Avenida Jaime I de Vall d’uixó.
Su tala, su muerte, su crimen, ensucia esa calle.
Nuestra conciencia también la han talado ante semejante atropello.
¿ A quien les molestaba?
¿ Qué delito cometieron después de tantas décadas siendo testigos del discurrir de las vidas de los valleros?
III.
El propio Ayuntamiento de vall d´Uixó de forma irresponsable decido talar todos los árboles para que no anidaran los pájaros. Estos hechos ocurrieron el 26 de febrero del 2014.

Mis condolencias a los árboles asesinados por el PP de Vall d’uixó.
¿ Quién dicto esa orden criminal ante esas criaturas inocentes cuya monumental imagen era la única alegría en esa avenida repleta de grises y petulantes oficinas de funcionarios?
No, no tiene ningún sentido esa tala más que una demostración de que ellos, los que detentan el poder lo ejercen destruyendo lo noble, los hermoso, lo digno.
¿ Cual es vuestro mensaje?
que sabéis matar a árboles indefensos.
Qué los siguientes serán los discapacitados, los sordomudos, los negros.
Angelillo de Uixó. Estoy de luto, y pido que las banderas de vall d’uixó estén a media asta una semana.
Escrito el 10 de Abril del 2014, uno de tantos articulos sobre los incnedios a día de hoy no se ha aclarado y sobre algunos de los implicados se ha hecho la vista gorda. Las medidas en materia d incendio son nulas en la actualidad con visas a que vuelva a ocurrir. L interese de las actuales autoridades por el medio ambiente es nulo.
IV. Sigue la ola de incendios en Vall d´uixó.
La noticia:
Una ola de incendios asola Vall D´ Uixó. Desde hace varios meses todas las semanas hay algún incendio. Las autoridades han salido al paso en los medios de comunicación locales junto a bomberos y fuerzas de seguridad con una sonrisa algo fingida y restando importancia al asunto:

“bueno, bueno votantes del PP, no hay de que preocuparse por estos incendios ni por la seguridad publica, se trata seguramente de una casualidad”
Periodista con dudas:
“ 20 incendios en 20 semanas señor concejal ¿ se puede llamar a eso casualidad?

Autoridad carraspeando sin perder la sonrisa ni la estrategia comunicativa:
Seguramente si señorita, lo puede consultar en la ley de probabilidades. En fin, no nos preocupemos mucho por estos incendios y pensemos en el domingo que se celebrará la subida a Pipa, un clásico Vallero de gran interés medioambiental.
I. Hugo tropieza con un encapuchado.
En un claro día, previo a la vuelta a Pipa, los maratonianos se prepararan para la intrépida carrera patrocinada por la concejalía de deportes. En un bello claro, donde se abandona el sendero que sube al agreste monte y se cruza con el camino que se une al pueblo, Hugo, concejal de deportes, regresa de su entrenamiento. Es sacudido por el viril esfuerzo. Sin respiración, se detiene encorvado sobre si, cubierto de sudor, tosiendo y agarrándose las temblorosas rodillas. Sus piernas de gacela saltarina sienten las punzadas de las agujetas cómo si le hubieran perseguido una jauría de canis.
Joder madre mía, tengo que dar ejemplo en la concejalía, y no puedo sin detenerme dar la vuelta completa al monte Pipa, menuda bronca me espera si no obtengo algún buen puesto el domingo, y quizás Vilaba me pise el puesto. Tendría que haberme metido en hacienda, eso si es vida.
De repente, escucha Hugo mientras se lamenta, una voz que pasa por su espalda hablando sola. Es una sombra errante, una figura poco galante, cubierta por una capucha que le hiela a Hugo la sangre.
Palabras del encapuchado:
La llama incendia y quema,
Yo por dentro sufro,
Aunque nadie lo perciba.
Me desahogo con el fuego,
Pues tiemblo de rabia e impotencia ante tanta miseria.
Siento odio hacia este pueblo.
Vall d´uixó me amenaza,
y yo la amenazo.
Que nadie nos culpe de nada.

Sobre la cabeza de Hugo saltan varias chispas convertidas en ceniza.
Levanta la cabeza y ve arder el monte.
Un pino de infinita belleza es abrasado por las llamas.
Otras almas del cercano barrio salen a escena acostumbrados a las hogueras.
Dan palmas y cambian impresiones.
Hay discusiones sobre el valencia y el barca.
Con conocimiento, devoción, y magia ante las llamas,
Siente el numen en su corazón,
cómo la lengua roja cargada de sangre, muerte y pasión,
Se encuentra con sus ojos llenos de penas y pesares.

Cruje el monte,
llora,
se queja.
Su belleza no importa,
Es demasiado dulce para ser protegida, comprendida y querida.
Plumas quemadas de pájaros que anidan en las ramas vuelan calcinadas.
Este arder inflama el orgullo de los despechados, de los desesperados.
Y Hugo se pronuncia corriendo hacia la ducha:
Que casualidad, otro incendio, espero que en la subida no ocurra, que seguro que alguien me intenta chafar el puesto.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
el tropezón de María con la rueda by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.woerdpress.com.

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s