Alicia Ángel en el país del Arco Iris.

Posted: May 14, 2016 in feminismo, lorca
Tags: , , ,

 

 

Alicia Ángel en el país del Arco Iris.

Y antes de convertirse en Alicia, Ángel subió muy abatido del mercado a la tumba de su casa en lo alto de una montaña. Desde allí contempló toda la extensión que ocupaba el pueblo de Valleperro , y el dolor se adueño de su alma.
Entonces dijo para sí:

“Poco me importa el dolor que siento”

Así pues, decid todos conmigo habitantes de Valleperro:

Poco me importa el dolor que siento.

Pues pensó en lo alto de la montaña viendo el Valle:

“ Soy un privilegiado siendo infeliz”

Así pues, decid todos conmigo habitantes de Valleperro:

“ Soy un privilegiado siendo infeliz”

Los sonidos de las campanas, las voces de los comerciantes, las tracas de los festejos, las risas egoístas resonaron en el Valle, y el corazón de ángel le dijo:

“ Poco me importa vuestra dicha rebaño”

Así pues, decid todos conmigo habitantes de Valleperro:

“ Poco me importa vuestra dicha rebaño”

Parecía que solo hubiera oscuridad en el alma de Angel, pero esto es lo que aconteció, un arco iris símbolo de la tolerancia brotó de su corazón cubriendo el pueblo en su arco , y uniendo cielo y tierra . En ese arco iris estaba la esencia de cada uno de los habitantes de Villaperro. De tal modo, en forma de luz eran encontrados cada uno por aquel, pues él era un arco iris.

Así pues, decid todos conmigo habitantes de Valleperro:

Él es un arco iris, pese haber sido acosado, perseguido, prendido, juzgado, humillado, confundido, negado en vida, excluido y torturado en ocasiones por si mismo, en otras por el estado.

Así pues, decid todos conmigo de nuevo habitantes de Valleperro:

Él es un arco iris.
Aquel que estaba en la roca, en lo alto de la montaña, con su propia tumba a su pies contempló largo rato ese arco iris que brotaba de él, porque él era todo tolerancia y amor.

Así pues, decid todos conmigo habitantes de Valleperro:

Brotaba de él el arco iris porque él era todo tolerancia y amor.

La noche y el día cayeron,
como caen los higos maduros al suelo.
Todas las luces del arco iris se le presentaron como los deseos más ocultos de la gente que él podía ver, porque él era todo tolerancia y amor.

Así pues, decid todos conmigo habitantes de Valleperro:

Brotaba de él el arco iris porque él era todo tolerancia y amor.

No paraba Ángel de reír al contemplar los deseos más ocultos de la gente, hasta que empezó a llorar. La melancolía y la aflicción lo desconsoló, pues se había también visto y descubrió que llevaba dentro de él una mujer.
Al tercer día bajó al mercado como Alicia, y al verla unos nazis de foro coches le pegaron cantando :
Él es un maricón.

Así pues, decid todos conmigo habitantes de Valleperro:

Él es un maricón.

Subió Alicia del mercado a la montaña muy abatida esa mañana.
Cerró sus ojos morados al ver al arco iris que asomaba de nuevo brotando de su corazón sobre valleperro.
Se encerró como una monja en su cuarto y leyó sus historias de Ángel, Alicias y Arco iris,
La primera fue escrita el 6 de junio del año 2013 y se titulada:
Él es un arco iris
Él es un arco iris tuvo una respuesta del estado que la suprimió con un auto judicial que puede leerse :

Ehttp://wwwalgarabia.blogspot.com.es/2013/07/el-es-un-arco-iris.html
entrada no disponible

Como respuesta a un requerimiento legal enviado a Google, hemos suprimido esta entrada. Puedes consultar más información sobre la solicitud en LumenDatabase.org.

Pero eso no enturbió su ánimo pues tenía muchas otras entradas parecidas.
Escrito 6 de Junio 2015.
Alicia en el país de los pitidos.
dedicado a mis amigos de foro coches y a todos los camioneros de este cojonudo país.
http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2015/06/05/5571b91422601de65c8b459d.html
ww.levante-emv.com/castello/2015/06/05/vila-real-ultima-apertura-lavadero/1274566.html
Si de algo estábamos seguros en nuestro país….
es de que un pitido a un conejita,
no puede ser algo  ofensivo.
si no todo lo contrario ,
algo gratificante, incluso….
incluso…..incluso…
incluso…
Hummm
Si,
lo acabo visionar:
una forma de comunicarse y ofrecerle un empleo una conejita.

Alicia la conejita acaba de dejar atrás la edad legal , no la biológica, es decir la que marca la ley,  18 añitos, que separa esa repugnante frontera  entre lo legal y lo ilegal para acariciarle el pelo a la coneja sin tener, !Oh hermano! un serio problema en el reino del país de los pitidos que pueda hacer que todo un caballero le impliquen en no se que delito repugnante, y que acabe en una mazmorra a disposición judicial y avergonzado delante de su comunidad.
Así de crueles son las leyes en el país de los pitidos, oh hermano.
hipocresía, hipocresía, hipocresía.
Fascismo, fascismo, fascismo.
dictadores, dictadores, dictadores.
amargados.
Alicia se adentro por un agujero estrecho de villarreal tras escuchar unos silbidos de una pandilla de machitos en tirantes con acné que la llamaban un  caluroso y muy húmedo día. Así fue cómo Alicia  cayó tras meterse por un agujero que no sabia si era exterior o interior al país de los pitidos.
En su alucinante y placentera  caída se preguntaba una y otra vez
¿ Dónde voy?
¿ Qué me está pasando?
¿ Qué ocurrirá después?
Tras caer durante 15 minutos aterrizó en el país de los pitidos que le ofrecía debido a su bello aspecto de rubia adolescente y con cara de putón todo tipo de oportunidades para salir adelante y prosperar en la vida.
Caminaba Alicia muy contenta por villarreal chupando un chup chus.
sus tetas querían flotar libres bajo una blusa transparente que dejaba ver un sujetador negro, y su minifalda permitía cuando adelantaba una pierna ver   un tanga rojo.
Era muy gracioso verla mover con su boquita roja esa pequeña bola de caramelo rosa que metía y sacaba de la boca, dejando sobre sus labios un brillo blanco lubrico del acto de chupar.
Los chicos  le aplaudían, los camioneros le pitaban, desde las terrazas las cabezas se volvían.
Alicia estaba muy contenta de entregarse al mundo, de sacar a la gente al exterior, creía ser una princesa amada.
Un enorme BMW negro con mucho polvo en la chapa, ronroneando seductor se acercó a la acera por donde caminaba Alicia a través de los espejos de los  escaparates donde le decía a las blusas de los maniquís con ropa muy bonita:
Seréis mías.
Hola chica- le dijo un hombre de mediana edad, moreno, con un sombrero de copa en la cabeza con  colores pintados de la selección española a la que acaba de pitar. Tenía los brazos llenos de tatuajes de serpientes y mujeres en pelotas, del tipo que se hacen en las prisiones. Su rostro con arrugas prematuras y ojeras le daban aspecto de vicioso.
Alicia hizo cómo que le ignoraba y siguió caminando, aunque dentro de si sonreía y andaba cada vez más coqueta.
El coche avanzaba a su paso, iba tan despacio que el vehículo de atrás le dio un pequeño pitido  para que acelerara, pero el conductor lejos de acelerar bajo la ventanilla de su lado y con el dedo indice le dedicó una peineta al coche de atrás conducido por un aciano cobarde que se asustó al ver por el retrovisor del BMW las pintas del conductor que seguí hablando con Alicia.
¿ Quieres ganar dinero rubia? preguntó sonriendo con una voz silbante muy suave, melosa y amistosa.
No follo por dinero- respondió muy segura Alicia sin dejar de andar y a la vez mirando con más detenimiento al conductor cuyos ojos se movían a su paso con brillo animal.
chica, ¿ Por quién me tomas?- teatralizó su respuesta cómo si estuviera ofendido, replicando bufonesco:

Te ofrezco limpiar mi coche, solo quiero verte hacer eso. ¿ qué hay de malo princesa? yo me sentaré nena, y tú me limpias el coche. Está muy guarro princesa, y es un coche cojonudo. te daré dinero. ¿ No te parece un buen trato?
Alicia  hizo un breve silencio pensando junto los escaparates de la calle.
¿ Te harás una paja?- preguntó sacando el chupa  chus de la boca mientras pasaba  la punta de su húmeda lengua por la punta de la bola del caramelo.
El caballero  ante esa palabra que estimulaba maravillosamente su imaginación sintió reconocidos  sus deseos por parte de Alicia que había entendido todo. Una fuerte punzada dolorosa en su pene hizo que se irguiera, volviéndose un miembro duro capaz de romper el pantalón.  El serpiente que era su apodo,  no perdió  los nervios por la tiranía sexual. intuía que la chica estaba a punto de perderse, que solo había, que solo había…
¿ que había que hacer, oh hermanos?
hacerla rodar un poco más ,
y poner su belleza a trabajar.
Eso es, Eso es.
al cabo de una hora nuestra Alicia estaba untando de jabón el coche del serpiente en bragas, con los pechos al aire y varios tipos se acercaban a ver.
El serpiente cobraba pasta,
y era todo una alegre fiesta joder.

Escrito 8 de Marzo del 2015
Coral de la pobre repuntadora de Angelita de Uixó.
Dedicado a Lucía M.

http://www.ub.edu/geocrit/sn/sn119-82.htm
Hizo grande y prospera Vall D”Uixó en el siglo XX el empresario autarquista Segarra apoyado sobre el pilar maestro del trabajo infantil y el de la mujer.
aquello oficialmente duro desde los años veinte hasta 1.992, cuando se celebraba el quinientos aniversarios de otro gran descubridor llamado Cristobal  Colón.
Ese año la fabrica cerro, pero la historia del zapato no termino, aún hoy a día 8 de marzo del año 2015, día de la mujer trabajadora, las furgonetas siguen distribuyendo zapatos para repuntar por las casas de vall d’uixó.
El salario suele ser de unos trescientos  euros al mes,  de unas 8 a 10 horas al día.
Los sindicatos no dicen nada por ser cosa de la mujer.
los hombres en paro, como leones, se aguantan tumbados a la sombra sujetándose la cola.
Esta es la historia de Angelita de Uixó, mujer buena y honrada que repunta en su casa.

Angelita de Uixó aparece en escena vestida de negro cosiendo en su silla de mimbre en San Antonio, desde su ventana ve  el barrio de texas. Palmas de gitanos y voces de farandules, cantos de gallos y sonido de navajas de fondo.
Ay, que triste es mi vida, yo que quería ser hombre y ver mundo, me veo obligada a zurcir todo el día.
atada a esta silla cómo mi madre lo hacía, mientras el zángano de mi marido lleva cinco años en paro. bebiendo de mi trabajo, comiendo de mi trabajo, colgando el sombrero en cualquier casino con el dinero de mi trabajo, y su esperma es vago, incapaz de alumbrar mi vientre.
Ay, ay, ay que desgraciadita que eres angelita.
Al atardecer las cañas silban mecidas por las brisas levantinas de marzo, y de los huecos algarrobos  salen las voces cómo de niños que le gritan a angelita de Uixó:
Ay, angelita de Uixó que quieres ser madre y la plata no llega.
Ay, angelita de Uixó que quieres ser madre y la plata no llega.
Deseas sentir la ternura de una piel caliente y húmeda
cómo la suela de un zapato recién hecha en tu regazo,
alimentándose de tus fecundos pechos.
Ay, angelita de Uixó que quieres ser madre y la plata no llega.
Ay, angelita de Uixó que quieres ser madre y la plata no llega.
Cose, cose, para la cuna, que cómo Moisés vendrá tu semilla flotando en una barquita de las grutas de San José.
Voces de las  mujeres de Vall d”uixó el día 8 de marzo:
Mirad cómo llamo a los hombres.
Yo si que triunfo con los hombres.
Soy mujer, soy una bomba sexual.
Es mejor trabajar por un euro que nada.
Yo lo hago gratis cariño.
¿ ropa barata me preguntas Lucía?
Ve al chino, por un euro tienes de todo.
el secreto está en que está hecha la ropa por mano  infantil y de mujer.

Escrito 27 Junio del 2015.
Se suicida un moro en vall d´uixó con un hueso de jamón.

Entre naranjos en flor se encuentra pensando Alí.
Cercanas se ven unas dunas y el mar.

Hay una acequia de aguas mansas que viajan por la tierra.
Y unas cañas que beben y silban:
Alí, si vuelves a Vall d´Uixó, cuando aparezca la luna vendrán a por ti con botas militares alemanas y el pelo rapado:
Los payos, los torerillos y los gitanillos.
Alí, si vuelves a Vall d´Uixo te esperan afilados cuernos en la esquina de la mezquita.
Y a Sansón con un hueso de jamón blandiéndolo sobre tu cráneo.

Alí se pone las manos en los oídos.
De rodillas sobre la tierra, descalzo sobre flores de azahar, llora mirando el mar agitado, en eterno movimiento.
Trágame, húndeme. Hazme desaparecer de esta maldita tierra- escribe en un papel.
Y las cañas le dicen:
Sigue este camino Alí.
De su aceitunada frente brotan gotas que salpican la verdolaga en flor.
Su cuerpo hermoso exhala olor a juventud, a santidad, pero su alma tiembla ante las voces que la han fatigado.
Frágil cómo una mariposa avanza cómo una hermosa gacelilla dubitativo, asustado, tembloroso por las acequias.

Y sus carnosos labios encendidos de mil rojos, dan un bocado a una llameante y solitaria naranja sin recoger que envejece sin haber sido consumida.
Y Alí baila cómo un elfo del agua dentro de la acequia junto a los tritones y las caracolas.
El agua se levanta y le dice:
Recuerda Alí , que si te paras y regresas, cuando llegues a Vall d´uixó, en esas casas que se defienden de ti, que te temen, que te odian, te esperan los beneméritos tras la iglesia de la Asunción y te pedirán la documentación.
Y por la noche se encenderán las hogueras.

Los rumis y los cristianos beberán.
Beberán, beberán, el domingo, el día del señor, y comerán jalufo, fumarán hachís, mucho hachís y esnifarán cocaína. Mucha cocaína esnifarán en el día del señor y en el del padre.
E irán a por tí con afilados cuchillos que huelen a incienso, a cocaína, a cuerpo de policía nacional, a partido popular, a padre y a jalufo, pues recuerda Alí ésta enseñanza cristiana :
se es lo que se come.
Y correrás,
correrás, correrás, correrás, por las calles y saltarás muros,
volarás sobre las aceras, y los cascos de las botas militares alemanas de los bárbaros paganos resonaran a tu espalda gritando:
Muerte, muerte, muerte.
Viva España.
Y las luces de la policía bailaran violetas y rojas bajo el inmóvil firmamento que te observa. Sagitario el arquero lanzará contra tí sus flechas.
Las calles serán oscuras, sin nombre, se irán cerrando.
En cambio más voces se levantan contra ti formando muros, prisiones, alambradas.
Alí salta del agua.
Serpenteando y aullando entre las zanjas desaparece dejando pequeños charcos a su paso.
Alí medita grave, sobre un ambiente opresivo. Prosigue caminando junto la senda del agua que no debe recoger.
El alado monigote en su forma, pues así dispuso El altísimo crear a la garza, una que baja del cielo a comer unas ranas así le dice:
Alí no sigas andando hacia adelante.
la muerte te espera al final de este camino.
Regresa a Vall d´uixó Alí, y vivirás.

Hay unos agricultores quemando leña al final de la acequia.
A una docena de metros hay cuatro coches negros con las ventanillas bajadas.
Al verlo rodean a Alí.
Son cuatro las voces

¿ Nos has robado tu las carteras del coche mientras quemábamos la leña? – primera voz.
No- contesta.
Si has sido tu puto moro- segunda voz.
No.
Eres un ladrón moro mierda.- tercera voz.
No.
Habría que expulsaros a todos los moros- cuarta voz.
No.
Llamemos a la policía.- primera voz.
No.
La policía no sirve para nada- segunda voz.
Deberíamos matarlo- tercera voz.
No.
Juruju, juruju, juruju. Paf. Ya está- dice la cuarta voz con un hueso de jamón ensangrentado.

Alí abre cómo una flor sus hermosos ojos profundos, místicos, puros y sus labios rojos.
Se derraman sus huesos sobre una mancha de ceniza blanca, y allí enraízan.
Ocho brazos caen violentos y cachean el cuerpo de Alí. Solo encuentran un poema dedicado al mar.
Cuatro coches encienden los motores y van hacia Vall d´uixó.
Llega la policía.
Ríen al contemplar el bello cuerpo destrozado de Alí,
y en una hoja firman:
Suicido provocado por un golpe con hueso de jamón,
firmó así contra España su muerte.

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Alicia ángel en el país del arco iris by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s