Archive for April, 2016

Bodas sin Sueños de Óscar y Pedro.

Todos con Óscar y Pedro
en esta noche de esfuerzos
que vendrán para caer abatidos ,
sobre los molinos quemados,
a provocar a Don Quijotes vencidos.
Que por no protestar ,
se tragan su propio aliento contenido,
para que los cocodrilos respiren bajo el agua tranquilos.
Y al alba hermanos,
cuando se renueve el día y el llanto,

se abrirán los bocas con una mordaza de hierro sobre el silencio,
y los corazones pedirán socorro rebuscando bajo las alfombras trabajo,
en esta España fecunda de azahar y limoneros,
así como de palabras enigmáticas,
que se clavan como astillas en la piel.
Alzada una cruz,
bajada del monte a una charca ,
que descansa bajo un puente para que no se vea.
Arriba se cruzan miradas de honestos ladrones.

Fríos novios del robo que acuden a su boda,
al borde de un ataque de nervios,
porque hay una escena confusa,
que se anuncia con flores y aplausos.
Vivan los novios,
viva el robo.
Angelillo de Uixó.

Bodas sin Sueños de Óscar y Pedro. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

El valle de los caídos para los niños.
Poema en defensa de la educación Marxista.

 

 

OH Tu , cementerio infantil,
donde pervive con paso tranquilo,
el paso del tiempo dentro del hogar y las aulas.

Herencia fascista escrita en el mármol
que despojas del trabajo a los niños,
dejándolos en un abismo
sobre el que flota la actual educación.

La educación sin trabajo infantil,
Larga espera de un mediodía,
de llegar a la vida media,
para aspirar a ser de clase media.
Vía parcial carente del todo,
eslabón que no conoce el sentido moral del trabajo que hace.
Dime, Oh Tu,
que a estas edades tardías,
como una sombra amenazada,
fichas por vez primera.
Y lo que ves no te gusta,
porque es como aquel
que no puede amar lo que no conoce.
Y a fuerza de la costumbre,
el trabajo lo expulsas y lo odias,
lo repeles como un gato el agua,
y te adentras por mares lejanos
para naufragar en el ocio,
y volver a casa convertido en una bestia.
Seamos profundos,
y aboguemos por el trabajo infantil.
A los 9 años,
el niño puede empezar a trabajar,
para que su vida sea alegre,
y no se vuelva un perro.
Correr, correr,
como si huyerais de un puñal,
para salvar a vuestros hijos del capital,
donde solo le enseñan a pensar,
como sueña un burgués:
prosperar sin trabajar.
Así delirantes Ídolos de cristal,
chabacanos asomados a las pantallas de la tele,
nuevos héroes que daría risa y vergüenza a los antiguos Griegos,
pueblan las mentes quijotescas de los seres incipientes.
Es hora de hacer mover,
las aspas de los molinos,
con los brazos de los niños.
Angelillo de Uixó, en defensa del trabajo infantil o tu hijo se hará guardia civil.

El valle de los caídos para los niños. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Un Dios para todos y todos para un Dios.

CIMG8949

Así fue como el psicólogo municipal de Vall d´Uixó escuchando campanas bajo del monte a la plaza a ver que pasaba. Allí encontró a mucha gente que se había juntado para rezar al   Dios que adoraban.

Y esto fue lo que el psicólogo les dijo:

De Anticristo a cristianos,

no vengo a vosotros a haceros la guerra hermanos.

No tengo tiempo de luchar contra Dios y contra los socialistas a la vez,

además….

debo regar la huerta ocupada, preparar una instancia al ayuntamiento pidiendo dinero, puentear el contador del agua, y robar  a mi vecino unos pimientos.  Por eso escuchando las campanas he bajado corriendo y estresado  solo para deciros que vuestro Dios no es para todos. Por eso habrá  que hacer otro que no sea tan minoritario.

Un Dios para todos y todos para un Dios.

Vivir sin Dios, tal  y como van las cosas sería una locura, y asesinarlo, un espantoso  crimen.

La única solución que veo, es que votemos a ver que Dios queremos.

Yo abogo por un Dios autoritario.

Que tome parte activa en el bien, dictando lo que está mal.

Que sea peligroso y declare la guerra a la gente inteligente.

Y al enfermo que lo  mate.

Que haga trampas con las mujeres, y les cubra de motivos a los fanáticos.

Os hablo como psicólogo, necesitamos un Dios misericordioso y compasivo, que se divierta y  que juegue, tanto como sufra cuando alguien quiera condenarlo.

Un Dios con instinto de supervivencia, como los hebreos, con una gran conciencia dispuesto a no dejarse matar.

Ese es el Dios al que yo me elevo, con el que dialogo y al que pido que votéis.

Venga hermanos,

dejar de ser paganos y  vamos a rezar,

ocupemos la iglesia que hay mucho trabajo que hacer,

yo solo no puedo con todo.

Así fue como maravillo a todos los paganos rezadores de su pueblo,

Y bien contentos estuvieran de saber

En el pueblo de vall d´uixó

que un nuevo Dios  estaba por nacer.

Angelillo de Uixó.
Un Dios para todos y todos para un Dios. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

 


“ Tengo que hacer el mal para llegar a ser un fascista”
Estas fueron mis primeras palabras escritas en poemas del alma para un diario virtual que estaba editando, después de hacer callar a todos los testimonios que había escuchado sobre el fascismo, para tratar de adaptarme a la situación social de vall d´Uixó mientras leía unos versos que me dedicaba mi socia M.B. Ibáñez por si tenían encaje en alguna estrofa:

“Te paso este ovillejo por si te cuadra donde colocarlo.

(vastagos de hetaira es hijos de puta en cristiano, esta explicación no es necesario ponerla)

Ovillejo a los vástagos de hetaira.

¡Señores fascistas me oyen?
¡os follen!

Por el culo os metan hierros,
¡por perros!

Del mundo seréis proscritos,
¡malditos!

Cabezas huecas, chorlitos,
pronto llegará vuestra hora,
huid, corred ya sin demora.
¡Os follen, perros malditos!”
M.B. Ibáñez.
No había tiempo que perder. Si quería sobrevivir , debería poner de rodillas a un grupo de beatas, empujar a un minusválido por las escaleras, besar la mano de un empresario, pedir muchas citas a la alcaldía socialista para no hablar de nada y dar mucha pena, diciendo que mi vida era un ocaso que daba mucho asco y ser muy pesado. Solo así la bancada socialista me daría como a muchos, un puesto de trabajo barriendo la acera.
El mal, tan maravilloso, siempre tan jovial, es lo que más une a la gente para bien o para mal.
¿ Qué más da?
El éxito en vall d´uixó está en el embustero, en el gitano actor, en la compasiva socialista de ONG, todos ellos seres anti humanos para un fascista.
Y yo, pobre de mi, hasta ahora he de reconocer que a lo largo de toda mi vida solo había hecho una triste actuación, la del bien. Me había convertido sin darme cuenta en el aislamiento de la soledad en un santo, en un ejemplo viviente del nuevo testamento.
Sin embargo nunca es tarde para cambiar- es lo que me dijo el cura de la parroquia cuando le pedí una bolsa de comida.

Mientras escribía esas palabras en mi diario, se me revelo el verdadero significado del cambio escuchando en la cadena Ser a Zapatero:
Quiérete a ti misma mujer, tu vales mucho, mucho, no sufras más princesa que no vale la pena.
Que alocado ritmo de felicidad nació en mi corazón, como me reí de puro contento gritando al cielo:
salvado por Zapatero.
Aunque al momento a mi mente volvió la realidad que me acompañaba por mi falta de experiencia.
¿ A quién puedo conocer que me enseñe a hacer al mal?
Solo conozco desgraciados que le pegan a su novia y a su perro, pero eso es poco mal para lo que quiero hacer. Ese camino no lleva a ninguna parte, solo a gozar con el cariño de la familia, es decir la novia y el perro apaleado.
No, estaba claro que si quería hacer el mal y ayudarme necesitaba aspirar a más.
En el mal hay que se ambicioso, debe brillar como un diamante sobre la corona de la muerte en este valle de los caídos por la mano de Dios y de España.
¿ que conocía yo que podía aportar a la sociedad?
El hambre, la exclusión social, la indignidad, el sufrimiento, la soledad, el ser examinado por psiquiatras que experimentaban nuevos fármacos conmigo. Yo era la receta contra los inadaptados. Un tesoro nacional.
Entonces pensé, y si después de años y años de degradación pudiera adaptarme a la sociedad y que me miraran de nuevo todos bien convenciendo a los fascista de un gran sueño que ni ellos se han atrevido a ver:
La creación de una raza de enanos españoles, primos cercanos del gitano, que se mataran entre si a los pocos años de nacer.
Cerré los ojos y empecé a pensar.
Coño, ¿ qué debía hacer?
Lo primero seleccionar bien las leyes, los códigos, los alimentos , y sobre todo las conciencias y meterlos en una probeta, para agitarlo bien aderezado con una buena ley mordaza y un nuevo código penal.
Jueces , policías, empresarios, de castellón dispuestos a darme dinero para todo esto, estaba seguro de que encontraría antes que trabajo honrado, que al fin y al cabo, y siendo sincero , tampoco de eso tenía como ellos mucho entusiasmo. Si había que cuidarse en el mal había que hacerlo bien. No era fácil en estos tiempos el ser un buen fascista. Mi lucha, mi camino, acaba de empezar cuando escuché las sirenas de la policía llegar, no debían saber que ahora iba opositar a policial nacional.
Angelillo de Uixó y M.B. Ibáñez.

El Anti Franco, diario de un psicólogo. by Angelilo Uixó y M.B Ibáñez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelilo201.wordpress.com.

.

Bienaventurados sean todos aquellos que vienen aquí a plantar un árbol  para luchar contra el cambio climático.

Fueron las palabras elegidas  por las autoridades de Vall d´Uixó el día del árbol. Las mujeres progresistas  iban ataviadas de  un vestido de follaje ,   haciendo hermosas poses entre las ramas para pasar inadvertidas como inteligentes, ellos, menos alegres , vestidos de madero para que se notara que eran serios.

Luego, tras plantar cada uno de ellos un árbol,   se fueron a cultivar su  moderna conciencia,  cada cual  a su casa.

Los hubo que acabaron de inmediato frente al televisor, otros cayeron en las garras del supermercado, otros fueron presa fácil  del  nuevo sofá, pero  todos  llenos tenían algo en común en el día del árbol:

Estaban seguros de su virtud y el bien que hacían al mundo.

¡Ojala hubiera más gente como yo!

se decían admirados cuando se veían.

Se tenían los progresistas en una valía que no la merecían.

Al cabo de no mucho tiempo, todo aquello que plantaron se seco, pues el calor avanzaba a un ritmo similar  como la estupidez humana.

Entonces llegué yo, humilde visionario, en forma de colono ocupador, empujado por  el hambre.

Todo estaba arrasado a mí alrededor,  parecía el jardín de Satanás.

Hierbas y rastrojos, escorpiones y caracoles,  y  bichos viscosos empezaron a salir empeñados en mal recibirme  cuando en toda aquella tierra mi azadón aterrizó.

Más miseria que la mía hacia siglos que esa tierra no conocía, cuando Yo solo abrí,  más que un pelotón  de desempleados contratados por el ayuntamiento, que  hacía con ellos experimentos de la vista gorda de que el empleo andaba mal.

El interés en toda aquellas gentes,  el cobrar, siempre lo tenían en la mente.

De arriba abajo, de abajo arriba, todos parecían dominados por la misma idea. Daba igual a dónde mirar una mala  inversión de la humanidad sin sentido, una escalera hacia abajo, donde en el fondo de todos aquellos peldaños  estaban ellos con el cobro.

 

 

¿ A qué tipo de hombre se podía amar si eran todos  lo mismo?

solo se diferenciaban en que los progresistas tenían algo  más de capital por haber subido más lejos de abajo, y recodaban los malos momentos.

Pero los jardines de vall d´ Uixó se caracterizaban porque  no ocultaban que quienes los crearon  solo  eran gente  de rebaño donde estaba vetado   hablar de otra cosa que no fuera el pago.

Una vida distante, sin pies ni sentido, con un lenguaje que no era ni propio, al igual que sus experiencias, una trampa donde siempre se acaba en la cama con alguien después de comer o cenar, era bien recibido como el secreto de la buena vida. Bendecida por su cura, aplaudida por la prensa, vendida por los políticos, y sobre todo una vida  fácilmente alcanzada con un puesto de trabajo.

Que sencillo era para ellos,  todo lo contrario que para mí , no pasar hambre haciéndose policía o traficante, político o tendero, siendo una  mujer o una  vaca liberal.

Para todos ellos  había igual de derechos y garantías.

Así es como llegué yo a alterar mi vida, cuando escogí el grito y el dolor, la soledad a la multitud y la tierra a trabajar, sin depreciar nunca la guerra y llegar a matar.

CIMG8928

Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
los jardines d elos insoportable de vall d´uixó byÁngel blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.