Volver para servir, o la gracia del volver.

Posted: April 19, 2016 in capitalismo, Vall d'uixó
Tags: , ,

I.

 

Andaba yo sin esperar ver a nadie una mañana de primavera, cuando saltó una amiga como una alegre gacela para saludarme. Tras darme dos besos, como es mujer, no pudo evitar no contarme  lo último que le acontecía en su vida. Y empezando a llorar me comentó que había vuelto al final, vencida y resignada, al  mundo del  trabajo, después de haber estado parada o ausente  largos años.

Si hacía  cuatro años que no trabajaba, Ángel mío sin alas  ni alma, escucha esto a ti que te gusta reír, tanto como a mí sufrir.  Habiendo sido mi último empleo en una azulejara donde ganaba 1.200 euros, ahora trabajo sirviendo en un hogar cristiano por 200 euros, y no cotizo.  Me desespero  y no es por amor.

¿Cómo lo ves?

Ágil en la contestación, le respondí evidentemente sin parar de reír, por saber lo que es sufrir.

Cuanto me alegro por ti  María José-

Me has recordado el caso de una conocida, escucha amiga, versa sobre una chica feliz llamada Pilar, que de la fábrica de zapatos donde estaba , le  han pasado el  trabajo a casa, la fábrica de zapatos le  lleva  faena todo el mes, cotizando dos horas y trabajando 10. El suelo, un barrido, rozando los trescientos euros mes.

Y lo mejor es esto, María José, es que ella siempre me dice :

¡Qué le vamos a hacer

Eso es Pilar- le digo Yo.

¡Qué le vamos a hacer!

Camufladas como tigres, de blanca chapa y zapatos en la panza, se pasean las furgonetas de las fabricas  repartiendo zapatos  hasta su casa, sin que su codicia  sea  delito en vall d´uixó, al revés a varias de estas fabricas han sido premiadas al emprendedor.

El ayuntamiento  y los sindicatos lo saben

¿pero que hacen?

Jaaaaaaaaa

pardiez callan,

dicen que es mejor que trabajen.

¿Cómo lo ves María José?

Y ahora  te recitaré un poema,

ven María José junto a tu Cupido sin alas para que te de un gran consuelo.

 

 

II.

 

Todo regreso,

tiene una forma de progreso,

por eso volver para servir,

es una forma feliz de volver.

Dar las gracias,

No,

en esta ocasión,

no las merece

con el trabajo que se presta,

sin laureles en la frente se agradece.

 

Así el obrero,

entra como en un convento,

Bien contento del castigo que merece.

Por su gran pecado,

Un salario,

y todo queda perdonado.

El salario bajo, claro,

que ser de clase obrera,

tampoco es tan gran pecado.

Cuanto más bajo  el suelo mejor,

más contento así está el trabajador.

Por eso el desempleado,

se cuenta entre los obreros

como  el hijo prodigo,

rezando aquella oración de:

Que hermoso es volver.

Quien tenga Fe,

Vera en todo esto un milagro,

Lo así cuenta el ABC.

Yo personalmente,

Estoy a favor,

Más palos le daría yo al trabajador.

Mucho me río,

Cuando escucho una moza decir:

Estoy volviendo a servir.

Muchos eran los dirigidos

Que un día en una manifestación vi.

Era el coro de la internacional de la tuna,

todos cantando de rodillas

Este salmo a su patrón:

Ojala supiera señor,

lo agradecido que le estoy.

Y es que hay que reconocer,

que no hay como volver

aunque sea para servir,

como dicen por aquí,

menos da una piedra

que mi señor el patrón.

 

Angelillo de Uixó.

 
Volver para servir, o la gracia del volver. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.worpress.com.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s