Nacimiento de un Santo.

Posted: April 1, 2016 in tradiciones religiosas
Tags: , ,

Nacimiento de un Santo.
Las mil y una distopías.

blog/mostrar-poema-387728

 

En mi pueblo y en el tuyo hay un contenedor de basura del que viven varias familias. No es un milagro el que exige estos sacrificios. Si no la burla a uno mismo a la hora de ser humillado ante el resto, pero que a cambio trae un bocado seguro, rancio, pero necesario para seguir viviendo para abrir otro contendedor de basura.
Dando vueltas, cerca de Ayuntamiento de Vall d´uixó rueda un contenedor de basura.
Al abrirlo hay viviendo una familia de titiriteros.
Gente pobre pero práctica.
Han considerado que es más fácil ir dando vueltas dentro del contenedor de basura por el pueblo, y cuando la gente lo abra sacar las cabezas para les den los alimentos, que ir ellos mismo andando a pie buscando los contenedores de basura fresca.
Si tu no vas a la basura, la basura vendrá a ti.
El contenedor donde viven los Manuel es de color verde, con capacidad para que una familia de cuatro personas. Madre, padre y dos hijos se aposentan en el cómodamente. Muchos lujos no hay, pero se respira dentro del contenedor de basura humildad y olor a sacristía.
EL contenedor por fuera tiene dibujado una esvástica nazi y escrito:
Ni uno más.
La gente de izquierdas que va a tirar la basura al contenedor antes de entrar al ayuntamiento se queja por la situación.
Nueva Frascuela tesorera a su amigo York gerente de servicios sociales que tira los restos de pizza del desayuno. La ha cazado de un bocado el pequeño de los Manuel, Jeray.
( los trabajadores del Ayuntamiento susurran sobre ellos bajito para no herir la sensibilidad de los Manuel)

¿ Podrás haber miseria más grande en el mundo?
Vivir en un contenedor de basura y ser de derechas.
York, hombre apuesto con gentil barba y piadoso, seguidor de las doctrinas más Marxistas , da con la solución:
Piensan fuera de sus circunstancias Frascuela.

Prefieren culpar a otro que asumir su participación. Para ellos toda opresión viene del poder, que según esos desdichados trata de destruirlos. Son absolutos en sus juicios.
Se escuchan unos golpes dentro del contenedor, los Manuel están discutiendo de si tenía derecho a comerse todo el resto de pizzas Jeray sin compartir.
La discusión termina a palos.
Los gritos llaman la atención de York y Frascuela que sienten curiosidad por ver que pasa con los Manuel dentro del contenedor de basura.
El gerente de servicios sociales llama al contenedor de forma pudorosa.
¿ Puedo levantar la tapa?
La voz de Manuel desde el fondo le replica apurado entre los llantos de sus hijos y su mujer.
Un momento.
Segundos de incertidumbre y silencio.
Manuel:
Ya.
La tapa se levanta y salen las cabezas de los Manuel sonrientes.
Hola amigos.
¿ qué desean?
York no sabe que decir ahora.
No lo sé.
Lo he olvidado.
La mujer de Manuel, Saendy aprovecha para pedirle a Frascuela otro trozo de pizza

¿ No tendrá usted otro de pizza que le sobre señora?
Frascuela
No.
La cara de Saendy se ruboriza.
Frascuela le anima:
Cuando termine de comer …si quieren, puedo volver con una servilleta.
El menú de hoy es ensaladilla rusa y sopa de espárragos, algo sobrara.
Jeray se queja:
A mi no me gusta.
Manuel le pega en la cabeza a su hijo y le riñe:
Jeray, no seas tan exigente,
no te educo para que seas un señorito.
York se lamenta para si con pesimismo.
!No piensan más que en comer!
York siente asco, quiere irse y atajar una conversación que no lleva a ninguna parte, además, en el ayuntamiento les esperan porque el defícitit de las cuentas no cuadra.
York, desencantado.
Voy a cerrar la tapa.
Una niña pequeñita ( Pilar) con la cara llena de basura que lleva tiempo hablado, desde le principio, pero nadie le ha hecho caso, por fin logra que se escuche su voz:
Algo se está moviendo dentro de una bolsa de basura.
Todos observan una bolsa negra que se agita como si palpitara, desprende calor, la silueta de brazos y pies golpea la placenta de plástico que empieza a rasgarse.
Primero sale un pie,
luego un brazo,
luego otro pie,
después otro brazo.
La basura se pone en pie,
cae al fondo.
sale una cabeza con una aurora dorada.
Gritan todos:

Es un Santo.
La gente acude en tropel al saber la noticia.
EL contender de basura está rodeado por cientos de almas.

El sacerdote municipal exclama con desdén al ver al santo de la basura:
!Qué vicioso es Dios!
A York le llueven las criticas:
Como es posible que un santo viva en la basura,
Dios Santo.
Repetición de las elecciones ya.

La policía local por mandato de York agarran al Santo de los brazos.
Los Manuel no quieren que se lleven de su lado al Santo y luchan con todas sus fuerzas dentro del contenedor de basura.
El santo grita, llora, lo quieren convertir en un mártir.
Se hace una pausa y el Santo habla.
Escuchar hermanos,
yo soy el hombre que trae el orgullo y la dignidad a la basura.
Un hombre repleto de vida e impotente ,y que aún así se le quiere.
Id y repetir mi mensaje.
Pero no solo con palabras, sino con hechos.
Abrir cubos de basura y meteros.
Saldrá de eso algo grande y bueno.
Mohamed Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Nacimiento de un Santo. by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s