Odisea espacial por el reino de Dios.

Posted: September 6, 2015 in tradiciones religiosas
Tags: , , , , ,

Odisea espacial por el reino de Dios.

DSCN0025images

2015 años después de que un objeto celeste iluminara el cielo por la noche en oriente medio la acción prosigue en  occidente narrada  por las pantallas de plasma de la televisión, las ondas de radio, la prensa, internet…

El sol ilumina una gran cruz  de 12 metros de altura plantada en medio de la Avenida Corazón de Jesús, vall d´uixó. Frente a ella pasa un grupo de humanos  peleándose entre sí por ver quién es el último de todos ellos para ser el primero en recibir ayuda de cáritas o la cruz roja.

DSCN0023DSCN0029

Ese instante  evangélico e involutivo es recogido tanto por las cámaras de seguridad que  observan la conducta de este grupo  sometido a la autoridad de un grupo dominante, como por  la prensa afín a ese grupo dominante que aplaude la madurez y el gran espíritu de concordia, tolerancia y paz de  este grupo humano al margen de una vida satisfactoria. Así  mismo elogian también en sus artículos  los grandes ejercicios de  espiritualidad, tolerancia y conciencia del  voluntariado de cáritas y la cruz roja, encargados de ayudar  y mantener la paz en este grupo hundido en la miseria. En sus despachos psicólogos, psiquiatras, sociólogos, educadores, policías, políticos… de forma fría, con estadísticos computacionales  analizan los datos de la miseria, los cruzan elaborando  análisis factoriales que dan como resultado que es justo que estén en ese estado involucionado y miserable.

DSCN0024DSCN0030

2015 años antes de este momento en vall d´uixó. Oriente Medio, en medio del desierto. La acción es narrada por el nuevo testamento.

11951139_483610065151088_8903594064649611565_n

Apareció sobre los grandes palacios  y las grandes murallas una gran nube  de fuego en medio de la noche, y los grandes monarcas miraron al cielo asustados dejando caer sus cetros, corrieron a esconderse porque creyeron que del astro de fuego que se aproximaba a la tierra  iba a destruirlos. En su pánico escuchan voces  que salían del astro de fuego. Los esclavos que levantaban las pirámides enmudecieron sus cánticos llenos de esperanza, pues entendieron  que un nuevo Mesías se acerba y que les salvaría de su situación dotándoles de alma, y una esperanza en el más allá.  Los viejos dioses  que adornaban los palacios estaban perplejos viendo como la tierra se cerraba, temblaba.  Las montañas humeaban, el viento huracanado devastaba las cosechas cuyos frutos caían en la tierra y  los esclavos se liberaban de sus cadenas y no querían obedecer  al látigo mientras los antiguos hechiceros derramaban sangre  inútilmente para aplacar la cólera  de los dioses que se tambaleaban en medio de grande riquezas.

Tres reyes pensaron de forma diferente al resto, por eso les llamaron sabios. Intuyeron que ese astro  no quería destruirlos, si no que era una señal mandada de alguna parte del cosmos con algún propósito.

En su odisea contemplaron los tres reyes Magos   el sufrimiento, la miseria, el llanto de los hombres. Se dieron cuenta de que cuando más desgraciados eran los hombres más sonreían ante el astro  de fuego que se acercaba a la tierra, y con mayor atención  escuchaban y daban Fe de las profecías, que anunciaban que llegaba un mesías que les llenaría el corazón de alegría, y que resucitaría a los muertos.

Durante 20 noches viajaron tras el astro en dirección este, hasta que se detuvo sobre la cloaca de belén.

En un charco repleto de barro e inmundicias  de esta ciudad polvorienta, cientos de personas pobres y enfermas bebían y cantaban mirando aquel objeto  de fuego. lejos de darles temor, les daba Fe y esperanza, pues así se les había dicho y se habían convencido hasta el fanatismo.

Los reyes sabios llenos de curiosidad entraron a donde estaba el nuevo Dios llegado, esperando encontrar un gran monolito, una fuerza que hiciera saltar al hombre de su estado intermedio entre las bestias y lo que tendría que ser.

EL astro de fuego se apagó  cuando penetraron los tres reyes en  el pesebre. Sobre la ventana asomó de nuevo los cuernos de la luna  que quedaron encajados entre los del  buey que miraba rumiando al nuevo Dios.

Avanzaron hasta el final del misterio, en el centro del pesebre estaba la causa de su viaje. Un bebe, lo más frágil  y débil que había en ese lugar era la nueva deidad. Chillaba, lloraba y   estiraba sus brazos flexibles hacia ellos tres buscando compasión, calor y perdón, mientras los tres poderosos reyes   miraban el futuro de la humanidad desconcertados, y con depresión.

Sospecharon que no iban a salir las cosas bien cuando su madre les dijo que era virgen.

Dejaron el oro, la mirra y el incienso y salieron de allí preocupados por si un pueblo que creía esas cosas podría dominar alguna vez el mundo.

Si así fuera…

sería terrible.

El horror,

El horror,

El horror.

DSCN00272001art

Angelillo de uixó.

Licencia de Creative Commons
Odisea espacial por el reino de Dios. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra enangelillo201.wordpress.com.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s