Preludio de una nueva odisea.

Intro:

2001: A Space Odyssey-Strauss

Escena I.

PMZ2b
Las cámaras de un supermercado flotan sobre una vara de acero que lanza con el sol destellos que parecen la superficie de la luna. El pequeño motor realiza una maniobra de rotación y el zoom enfocan en la esquina derecha de sus puertas automáticas a un hombre negro joven y fuerte que acaba de acoplarse en la puerta , conforme se mueve la cámara se va retirando hasta la esquina quedando inmóvil.
Escena II.

2001_odisea_02

El ojo rojo de vidrio frío monitoriza a este ser humano que ha sobrevivido a las caminatas de los camellos en el desierto, al ataque de chacales en las charcas donde bebían agua con barro con las manos, las incursiones nocturnas de búsqueda y captura de los tratantes de blancas y esclavos en las cuevas donde junto al fuego descansaban refugiados e inmigrantes en medio de la oscuridad de la noche y la nada del desierto que consiguió atravesar entre palizas, balas, para lanzarse pegado su cuerpo como si fuera una serpiente sobre un tronco hueco, remando con las manos, y sumergiendo su cabeza en muchas ocasiones bajo la espuma y salitre que amenazaba con hundir el pequeño tronco … hasta llegar a ese supermercado de vall´d uixó donde junto a la puerta queda convertido en una cucaracha. Mira a su alrededor desubicado. Observa perplejo  a un pequeño paracaidista de plástico caer del cielo. Ha sido lanzado de un cuarto piso de la finca de enfrente cuyos ventanales más altos quedan bañados por el sol. La cabeza de un niño se asoma riendo asomado entretenido de como viaja el paracaidista  dando vueltas lentamente hasta tocar el suelo con la cabeza hacia arriba cuando un perro suelto se lo lleva en la boca y el niño sufre un ataque de ansiedad. En su rincón convertido una estatua de carne negra, las cámaras ven como saca un plato con dudas. Parece balbucear algunas palabras incomprensibles que se le atragantan. Con ellas no consigue expresar el sufrimiento personal en que se encuentra a la gente que parece surgir a su alrededor de todas partes atraídas por una llamada.

Escena III.

estación espacial
Las cámaras vuelven a orbitar, giran 180 grados hacia unos vehículos motorizados que hacen su incursión en el parking. Aparece un grupo de seres humanos en moto que llevan cascos sobre sus cabezas. Otros seres al salir del coche empujan grandes carros metálicos de la compra cuyas pequeñas ruedas chirrían mientas conducen estos artefactos en absoluto silencio. Parecen flotar por el parking sus pies con la mirada perdida  bajo gafas de sol. les salen cables de los oídos conectados a los dispositivos móviles que cuelgan de una correa del cuello. Siguen la llamada del supermercado que los va guiando. Las puertas, cuando detectan su presencia se abren súbitamente. Dentro suena un vals de strauss anunciando las ofertas que armonizan con la demanda. El ajetreo dentro y fuera es incesante. Con cada minuto que pasa  el parking se va llenado de nuevos vehículos.

Escena IV.

espana-2000

Un pequeño grupo de argonautas a la salida reparan en ese hombre de la esquina convertido en símbolo del error, de lo primitivo, del yo inferior. Observan su rostro divertidos ante la vergüenza que siente este hombre. Su mirada y postura de ser arrinconado expresa toda la humillación que está padeciendo. Él no consigue tener un lenguaje propio que pueda explicar su metamorfosis de hombre valiente, fuerte: a débil. Su posición sirve para escuchar a un miembro de este grupo que lo acaba de elegir  para hacer un comentario moralista donde confunde la circunstancia de estar en esa esquina con la causa que lo provoca.
el humano arrinconado sujeta el plato que vibra formando su figura un monolito de carne negro. Solo sus ojos fuera de sus órbitas parecen darle vida, y el ritmo los latidos de las venas de su cuello apunto de reventar ante los argonautas. El resto de su ser está apagado y  pegado a la pared como un caracol junto a la puerta que vuelve a abrirse dejando pasar varios carros de la compra que penetran por la sección de cosmética.
Lo abandonan  entre risas subiendo a sus BMWs quedando él atrás en el retrovisor  con el plato entre sus manos mientras una explosión interna quema su alma cuando a su rincón llegan dos personas espirituales llenas de amor que le dan varios céntimos y creen que tienen ante ellos a Jesucristo. Le dicen que él puede servir para crear el reino de Dios en la tierra y le dan ánimos, un abrazo y se quedan junto a él cinco minutos tocando la flauta.

Escena V.

fernando-trapero
Aparece en escena un humano harapiento sin ningún interés en las ofertas del supermercado, ni en la felicidad que prometen a quién entre en sus amplias salas. Su presencia llama la atención de las cámaras. La luz roja de seguridad se enciende parpadeando.
Un rebaño de viejas, gordos, y subnormales que entran y salen del supermercado al ver a  estos dos sujetos que forman un contrapunto al plano moral de la escena se alarman mostrando  sus bocas abiertas . Los oídos les pitan cuando el nuevo harapiento les dice.

! que mal olor desprendéis hipócritas degenerados de moral burguesa!

Cerdos fascistas.
Los clientes salen filmados en  la escena por las cámaras  con las manos en los oídos.
Formáis un rebaño insoportable- prosigue el harapiento-
el harapiento, un hombre de raza  blanca traviesa el monolito negro, las puertas se abren y se mete en la sección de ropa y sale con un traje de caballero
Pese a su nueva apariencia  que tranquiliza a todos los visitantes del supermercado, siente una profunda angustia nacida de la tragedia de todas las personas  metidas en ese lugar que se someten a un  lenguaje inventado, que no les es propio si no creado por otros.

Consignas, eslóganes, símbolos estúpidos que suenan en ese extraño lugar con forma de pirámide capitalista.

Escena VI.

mqdefault
Con el cambio de música a pop tiene lugar una extraña representación. El caballero parece enloquecido  mirando  en la sección de tecnología. observa  la cantidad de tonterías que se han inventado últimamente.
!Asombroso!- Exclama
una muchacha vestida de hombre , con americana amarilla, se aproxima al escuchar esto  hacia él sonriendo, y le pregunta:
¿ Puedo ayudarle en algo caballero?
Si , desaparece de mi vista-  le contesta
ella obedece sin dejar de sonreír recordando las ofertas:
Sus deseos son ordenes, desaparezco, pero recuerde, que con una televisión de plasma como la que tiene a su lado se lleva una mochila nevera. Qué pase un día feliz entre nuestras sugerentes ofertas.
El caballero se dispone a escapar cuando tropieza con un chico con gafas y granos
Un dos por uno en calzado caballero- ofrece sonriendo.
No- responde casi llorando mientras intenta huir
Dos chicas vestidas de cerveza se acercan a un pasillo sin salida con sus pompones, y se empeñan en ponerle un venda en los ojos y que beba de dos orinales llenos de cerveza y diga cual es mejor.
Logra escapar escupiéndoles la cerveza en la cara mientras empiezan a discutir  entre ellas si es amstel o turia.
Escena VII.

images

Las cámaras filman al hombre disfrazado de caballero y al negro estrechándose las manos, quedando como un enigma está conducta para las cámaras. Desde los monitores siguen la escena en silencio unas persona sentadas frente a ordenadores, cámaras, teléfonos. Observan sin llegar a comprender lo que puede significar que unan las manos.
Escena IX.


Durante seis meses se siguen produciendo las mismas IV primeras escenas. Las cámaras están acostumbradas a ver en ese rincón donde el sol solo brilla hasta las 10 de la mañana al muchacho. cada día su rostro parece de más perdido, más cansado.
Al cabo de seis meses desaparece.

Escena X.

th
El plato aparece en el suelo del supermercado chafando un papel
Nunca más volveré a vall d´Uixó. Ni nunca más volveré a sujetar un plato  para pedir.
La odisea continúa en Glasglow .
La mano del harapiento levanta el plato y lo recoge sonriendo a la cámara.
Angelillo de Uixó. basado en hechos reales. Suerte compañero. gracias por invitarme a Glasgow, cuando puede subir iré.

Licencia de Creative Commons
Preludio de una nueva odisea. by ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s