Alicia en el país de los pitidos.

alicia en el país de lso pitidosforo coches

dedicado a mis amigos de foro coches y a todos los camioneros de este cojonudo país.

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2015/06/05/5571b91422601de65c8b459d.html

ww.levante-emv.com/castello/2015/06/05/vila-real-ultima-apertura-lavadero/1274566.html

Si de algo estábamos seguros en nuestro país….

es de que un pitido a un conejita,

no puede ser algo  ofensivo.

si no todo lo contrario ,

algo gratificante, incluso….

incluso…..incluso…

incluso…

Hummm

Si,

lo acabo visionar:

una forma de comunicarse y ofrecerle un empleo una conejita.

e3369314e13267e2i3el clima
Alicia la conejita acaba de dejar atrás la edad legal , no la biológica, es decir la que marca la ley,  18 añitos, que separa esa repugnante frontera  entre lo legal y lo ilegal para acariciarle el pelo a la coneja sin tener, !Oh hermano! un serio problema en el reino del país de los pitidos que pueda hacer que todo un caballero le impliquen en no se que delito repugnante, y que acabe en una mazmorra a disposición judicial y avergonzado delante de su comunidad.
Así de crueles son las leyes en el país de los pitidos, oh hermano.
hipocresía, hipocresía, hipocresía.
Fascismo, fascismo, fascismo.
dictadores, dictadores, dictadores.
amargados.

Alicia se adentro por un agujero estrecho de villarreal tras escuchar unos silbidos de una pandilla de machitos en tirantes con acné que la llamaban un  caluroso y muy húmedo día. Así fue cómo Alicia  cayó tras meterse por un agujero que no sabia si era exterior o interior al país de los pitidos.
En su alucinante y placentera  caída se preguntaba una y otra vez
¿ Dónde voy?
¿ Qué me está pasando?
¿ Qué ocurrirá después?
Tras caer durante 15 minutos aterrizó en el país de los pitidos que le ofrecía debido a su bello aspecto de rubia adolescente y con cara de putón todo tipo de oportunidades para salir adelante y prosperar en la vida.
Caminaba Alicia muy contenta por villarreal chupando un chup chus.
sus tetas querían flotar libres bajo una blusa transparente que dejaba ver un sujetador negro, y su minifalda permitía cuando adelantaba una pierna ver   un tanga rojo.
Era muy gracioso verla mover con su boquita roja esa pequeña bola de caramelo rosa que metía y sacaba de la boca, dejando sobre sus labios un brillo blanco lubrico del acto de chupar.
Los chicos  le aplaudían, los camioneros le pitaban, desde las terrazas las cabezas se volvían.
Alicia estaba muy contenta de entregarse al mundo, de sacar a la gente al exterior, creía ser una princesa amada.

Un enorme BMW negro con mucho polvo en la chapa, ronroneando seductor se acercó a la acera por donde caminaba Alicia a través de los espejos de los  escaparates donde le decía a las blusas de los maniquís con ropa muy bonita:

Seréis mías.

Hola chica- le dijo un hombre de mediana edad, moreno, con un sombrero de copa en la cabeza con  colores pintados de la selección española a la que acaba de pitar. Tenía los brazos llenos de tatuajes de serpientes y mujeres en pelotas, del tipo que se hacen en las prisiones. Su rostro con arrugas prematuras y ojeras le daban aspecto de vicioso.
Alicia hizo cómo que le ignoraba y siguió caminando, aunque dentro de si sonreía y andaba cada vez más coqueta.
El coche avanzaba a su paso, iba tan despacio que el vehículo de atrás le dio un pequeño pitido  para que acelerara, pero el conductor lejos de acelerar bajo la ventanilla de su lado y con el dedo indice le dedicó una peineta al coche de atrás conducido por un aciano cobarde que se asustó al ver por el retrovisor del BMW las pintas del conductor que seguí hablando con Alicia.
¿ Quieres ganar dinero rubia? preguntó sonriendo con una voz silbante muy suave, melosa y amistosa.
No follo por dinero- respondió muy segura Alicia sin dejar de andar y a la vez mirando con más detenimiento al conductor cuyos ojos se movían a su paso con brillo animal.
chica, ¿ Por quién me tomas?- teatralizó su respuesta cómo si estuviera ofendido, replicando bufonesco:

foto-chicas-lavando-el-coche-22

Te ofrezco limpiar mi coche, solo quiero verte hacer eso. ¿ qué hay de malo princesa? yo me sentaré nena, y tú me limpias el coche. Está muy guarro princesa, y es un coche cojonudo. te daré dinero. ¿ No te parece un buen trato?
Alicia  hizo un breve silencio pensando junto los escaparates de la calle.
¿ Te harás una paja?- preguntó sacando el chupa  chus de la boca mientras pasaba  la punta de su húmeda lengua por la punta de la bola del caramelo.
El caballero  ante esa palabra que estimulaba maravillosamente su imaginación sintió reconocidos  sus deseos por parte de Alicia que había entendido todo. Una fuerte punzada dolorosa en su pene hizo que se irguiera, volviéndose un miembro duro capaz de romper el pantalón.  El serpiente que era su apodo,  no perdió  los nervios por la tiranía sexual. intuía que la chica estaba a punto de perderse, que solo había, que solo había…
¿ que había que hacer, oh hermanos?
hacerla rodar un poco más ,
y poner su belleza a trabajar.
Eso es, Eso es.
al cabo de una hora nuestra Alicia estaba untando de jabón el coche del serpiente en bragas, con los pechos al aire y varios tipos se acercaban a ver.
El serpiente cobraba pasta,
y era todo una alegre fiesta joder.

apocalips se noeapo
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Alicia en el país de los pitidos. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s