Colmillo lácteo frente las instituciones.

agradecer la ayuda de  SOS sagunto,  ayer sin que sepa si es de modo propio, o por parte de la protectora,  una voluntaria de esta  protectora se pasó por casa  dió 40 kilos de pienso.

agradecer la ayuda de SOS sagunto, ayer sin que sepa si es de modo propio, o por parte de la protectora, una voluntaria de esta protectora se pasó por casa dió 40 kilos de pienso.

DSCN0273

La entrega a la alegría, a los juegos, a la contemplación entusiasta de la naturaleza de colmillo lácteo y la camada de la que formaban parte junto al resto de sus siete hermanos por los rocosos bancales de valld”uixó, donde en plena primavera efervescente de plantas con sus puntas espigadas y flores blancas y amarillas naciendo aromáticas  hasta de debajo de las rocas,  se debía a la ingenuidad en la inseguridad de la conciencia del hombre con el que vivían. Felix,  entregado a la derrota de si mismo al alejarse de su amor hacia ellos pensando en un ataque de desesperación que llevarlos a alguna institución sería lo más adecuado para resolver el problema de que hacer con la camada, nacida de una perra abandonada que cuidaba de forma altruista.
Varias personas le habían preguntado al respecto que iba a hacer con los cachorros.
En las conversaciones siempre le mencionaba las instituciones: protectoras, perreras.

DSCN0272
Le aconsejaban sus vecinos que fuera a la perrera, o a la comisaria de policía y que llamara al timbre tras dejar  los cachorros en la puerta envueltos en un manita con unas monedas y un cartel explicando:
Me los he encontrado y no sabia donde llevarlos.  Confió en que ustedes les presten auxilio debido.Atentamente, un vecino que prefiere pasar desapercibido de vall d”uixó

DSCN0262

Sela era una joven idealista que detestaba el trabajo que realizaba de comercial para una gran empresa capitalista, y en sus ratos libres se volcaba a la protección de los animales en una protectora de una localidad vecina.
Estaba acostumbrada a ver a gente desconcertada sobre que camino adoptar con los animales con los que convivían, y que por los innumerables circunstancia presentadas en la vida  terminaban teniendo una camada con los consiguientes problemas de que hacer con ellos.
sucedía de diferentes maneras, que a unos los mataban al nacer, algunos eran abandonados en la carretera cuando hartos de poner carteles nadie los adoptaba. En ocasiones los llevaban a perreras después de haberlos tenido algunas semanas en casa  confiando en que otros hombres, formados y técnicos, especializados en estos asuntos, se preocuparan por ellos.
Las perras madres,  que todo lo veían, pero en su condición de servidumbre  no tenían voz, veían la transformación de sus propietarios, la gente con la que convivían, que pasaban del amor hacia ellas, a ser los verdugos de sus cachorros, o delegar el acto de verdugos al azar en las carreteras o en las perreras.
Sela se encontró a colmillo lácteo junto al hombre con el que convivía, Felix, que le habló con la voz ahogada, y le relato inseguro de si mismo que no sabía que hacer con ellos.

DSCN0268
No quiero llevarlos a una perreta-  comentó Felix mencionando el camino más duro y corto para salir del apuro- el imaginarlos dentro de una jaula llorando día y noche, esperando que le pongan una inyección, me perseguirá  en la conciencia cómo  si condenará  en un juicio a alguien inocente de mi familia, y de otra parte no puedo tener 11 perros en casa. Mi situación económica es un desastre, si bien es cierto que necesito para mi muy poco dinero para vivir, pero todos en conjunto necesitamos más de lo que pueda llegar a tener.
Félix no esperaba que Sela que lo escuchaba cómo había hecho con otras muchas personas le contestará diciendo que ella tampoco creía en las instituciones humanas creadas para la protección de los animales, y que llevarlo a la perrera era lo último de que debía hacer, qué intentaría darle su apoyo en la difusión para la adopción a personas con intereses comunes en el aprecio a la naturaleza y las personas. Sela viendo la pobreza en la que vivía Félix bajo con su coche y subió un par de sacos de 20 kilos de pienso.
Colmillo lácteo cunado regreso Sela jugo entre las piernas de la hermosa joven para llamar su atención. Olía  la el idealismo y la libertad espiritual de la joven.

ella lo cogió y lo deposito junto a su pecho, le dió un ligero beso en la cabeza y lo bajó al suelo con delicadeza donde se enroscó junto a sus hermanos formando una bella estampa idílica de igualdad y fraternidad.
El hombre que vivía con colmillo lácteo seguía teniendo que resolver que hacer con esas vidas que le reclamaban su consideración, con las que tenía un compromiso. Se sintió feliz de encontrarse con Sela, y volvió a pensar cómo pensaba antes de que la desesperación le hiciera pensar cómo los demás: que lo mejor era llevarlo a una protectora.

DSCN0267

1295616861604
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Colmillo lácteo frente las instituciones. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en wwwalgarabia.blogspot.com

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s