Parar un coche con la cabeza, colmillo lácteo.

Posted: April 25, 2015 in dadaísmo
Tags: , , , , , ,

Parar un coche con la cabeza, colmillo lácteo.

DSCN0260

Dedicado a la protectora de SOS  Sagunto por su ayuda y la adopcción de uno de mis cachorros.
El hombre nos decía tumbado en medio de nuestra camada entre los colchones donde todos nos esparcíamos que la vida de su especie era una fabula de seres serviles, y que las historias cómo colmillo blanco, el libro de la selva, reflejaban la humanidad mejor que la divina comedia o la biblia. Luego, el hombre que nos daba de comer, más bien poco que mucho, porqué  según nos contaba decía que él no era un siervo de la clase media, y  prefería morir tirándose a las vías del tren antes que meterse en una fabrica a producir para algún cerdo burgués de su pueblo. Con un extraño instrumento de cuerda y madera, unido por un cable a una caja que retumbaba cómo una tormenta, el hombre producía unos agudos musicales que nos espantaba a todos, hasta que nos acostumbramos. El hombre nos miraba bajo la cama y nos decía que esta música serviría para derribar las murallas de babilonia de vall d”Uixó.
Los vecinos llamaban a la puerta, pidiendo que por favor dejara de derribar el orden del mundo de una forma tan poco artística o llamarían a las autoridades para informarles de sus planes musicales.
La camada rodeábamos a nuestro hombre,  lamíamos sus heridas cuando se quedaba en silencio mirando por la ventana.
Entonces salíamos a pasear. A él le gustaba ver cómo olíamos los orines, los excrementos y las flores, decía que eramos auténticos dadaistas y se ponía de rodillas a imitarnos.
Cerca del bancal donde pasábamos, hay una carretera por donde pasaban  cajas cuadradas ruidosas con humanos montados dentro que le negaban la mirada a nuestro hombre.
Yo un día me aleje de la camada, empecé a caminar curioso por ese camino sin flores y duro. Era algo que tapaba lo natural, bajo esa capa gris luchaban por brotar pequeños tallos. El hombre siempre nos alejaba de ese camino, diciendo que cualquier cosa fabricada por los de su especie era peligrosa para nuestro mundo, una trampa.
Para mi era una coacción, una presunción del saber del hombre.
Vi cómo una cosa grande, ruidosa se acercaba directa hacia mi, y yo pensé que la podría parar con la cabeza, y no me aleje.
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Parar un coche con la cabeza, colmillo lácteo. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en wwwalgarabia.blogspot.com
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s