Los gatos de caza Novaliches: la carrera de colmillo blanco.

Posted: April 24, 2015 in dadaísmo, educación
Tags: , , , , , ,

Los gatos de caza Novaliches: la carrera de colmillo blanco.

gato de novaliches que acaba de cazar una culebra en la acequia.

gato de novaliches que acaba de cazar una culebra en la acequia.

DSCN0237
Regresando extraviados por el camino, rodeados de la señales de la derrota de la guerra civil: búnker partidos, trincheras olvidadas cubiertas de vegetación, masías sin techo con sus muros repletos de musgos sujetando el tiempo. Toda una zona abandonada en una pedanía desconocida en medio de una zona de fruticola olvidada desde la guerra. Cómo exploradores avanzábamos en retirada por una tierra roja de amapolas, cargada de agua cruzando por todas partes solemne. Mirábamos asombrados los viejos postes de telefónica, desaparecidos del paisaje de casi todos los sitios. A modo de símbolos de castigo para los esclavos romanos cruzaban imperiales sobre las colinas con cuervos y grajos colgando recordando los cadáveres de los vencidos.

DSCN0246
El tren cruzaba el camino, con su colección de alcaldes pidiéndonos el voto si se hubiera detenido.
Pero paso de largo de los alrededores de Novaliches famosa por sus paisajes y sus arboles.
Nosotros buscábamos en nuestra excursión contemplar los restos de la guerra civil, aunque vimos poco por habernos perdido.

Junto la primera casa que separaba el pueblo de las eras, cruzada por una gran acequia me detuve al escuchar un zarpazo y le dije mi compañero:

Mira.
Un gato lanzaba su zarpa contra el agua y sacaba una serpiente que intentaba en vano luchar. Le hincó los colmillos y la sujeto con las garras hasta ahogarla.
El gato nos miró con una culebra marrón entre sus bigotes con miedo a que se la quitáramos.
Y se un salto para evitar que le persiguiéramos se metió entre un agujero de la vieja casa dispuesta a comérsela.
Yo recordé a colmillo lácteo, uno de mis cachorros husky que tenía en adopción de una perra abandonada que recogí.  se encontraba a 60 kilómetros al sur, en vall d´Uixó, unido a su camada, con los instintos aletargados, aprendiendo  a compartir, imaginando que su vida giraría en torno a su camada, pero no podía ser así.

Ojala nunca tengan que matar culebras mis perros para vivir- le comente apesadumbrado a mi amigo que me preguntó que iba a hacer con ellos.
Necesito que los adopten, pero no hay nada en toda castellón preparado para la adopción. Los políticos son cómo ese gato, están asilvestrados, a los perros que no son de clase media, portan chip, tienen puestas vacunas y dan muestras de civismo y educación:

los sacrifican cómo si fueran Cristo.

Olvídalo- me comentó mi amigo- tenemos un país tan arruinado que no permitirá que nada sin medios económicos viva, ni un perro podrá hacerlo.
Penetramos por la única calles de Novaliches, yo tenía los ojos en colmillo lácteo, y ni siquiera me percate que cruzaba el pueblo de la utopía. No había ningún comercio, ninguna tienda, y el ambulatorio que solo abría un día a la semana estaba lleno de balas de la guerra civil.

Veía a colmillo lácteo junto a su madre y sus hermanos jugando por la casa, adormilado y sin ganas de hacer grandes viajes, ni de que se despertaran sus instintos, que es la peor desgracia que le puede ocurrir a un animal, a una mujer, e incluso a un hombre.

DSCN0233
Angelillo de Uixó.

Licencia de Creative Commons
Los gatos de caza Novaliches: la carrera de colmillo blanco. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s