Si ne mora, la tempestad .

Posted: March 26, 2015 in educación
Tags: , , , , , , ,

Si ne mora, la tempestad .
(colmillo lácteo)

la tempestad, el tiempo se nos lleva

la tempestad, el tiempo se nos lleva

memento poster
La tempestad ha cambiado  las alas de su rumbo tras cruzar furiosa sobre vall d”uixó y dejar un paisaje desgarrado y desbordado.
Las cacerolas bajo los techos suenan cómo baterías eléctricas,
gota a gota.
ban, ban, ban, ban,
Las calle cómo cuerdas de violines.
ñiaggg, ñieagggg, ñiagggggg, ñiagggg.
Ban, ban, ban,
gota a gota,
gota a gota.
ñiagggggg, ñiagggggg,ñiaggggggg.
timbales sumideros de alcantarilla acompañando:
gluggggg, glugggggg, gluggggggg.
El viento aúlla cómo platos contra las persianas:
Pam, pam, pam.
Las sirenas hacen de saxo :

auggg, auggg, augggg.

Papeles esparcidos repletos de anotaciones para seguir con unos escritos por la mesa, aparecen en un comedor de una caseta de montaña junto a una verde palangana que recoge en su vientre de caracola el agua. Paredes húmedas por donde se cuela el espíritu la tormenta. Por el suelo encharcado navegan galopando frenéticos una manada perdida de pequeños perritos nacidos hace tres semanas. Pasan a través de las puertas
Desfilan cómo un ejercito unido e instintivo semejante a perritos de peluche, se detienen ante la mirada perdida de su amo, que con remordimientos los observa aterrorizado, presa de los nervios.
Aparta la mirada, se vuelve hacia ellos.

DSCN0056

Amo:
No recuerdo, no se nada, no comprendo.
¿ Cómo fue que no recordar que vuestra madre estaba en celo?

Abrí la puerta para que paseara, y vi cómo se alejaba.
Volvió cansada a las horas, con la piel mojada, y respirando fatigada, con la lengua fuera se acurruco junto a mis piernas.

Colmillo lácteo ( cachorro)

Extrañas palabras la de mi amo.
La tormenta se escampa, y sin embargo parece sumergido en el temporal.
No se si su mente ha sobrevivido a sus desvaríos.
la noche la ha pasado delirando
con fiebre bajo las bóvedas del cielo cuyos luceros no alumbraban,
bajo este techo agujereado.
hablaba de enemigos que le han arruinado.
usurpadores de la patria.
Mencionaba sacar la espada y cabalgar hasta Madrid al frente de un ejército.
Almirante de las fuerzas vivas es España se proclamaba.
Maldecía a un juez, a un fiscal, a su padre, y a la prensa liberal.
e invocaba a satanás para que a todos al infierno se los llevara.
Al amo algo le pasa.

al amo algo le pasa

al amo algo le pasa

Amo:
escuchad bellos cachorros, nacidos en esta cautiva morada,
que ha sido hechizada por las fuerza democráticas.
la situación es grave, no podéis ser mis esclavos por falta de medios.
Intentare ayudaros escribiendo unas poesías.
¿ no os parece una maravilla?
Colmillo lácteo se pone la pata en los ojos y aúlla preocupado.
La regaderas que recoge el agua de la cocina sed desborda.
Amo:
!Dios santo!
parece que este cachorro me escuchara y me comprendiera, y no solo eso, si no que replicara y me censurara.

¿ pero el qué?
( cara de terror por el olvido y el no saber)
Si pudiera recordar por un instante mis sueños para saber que debo hacer ante esta sensación de desasosiego que me persigue y me atrapa, sin saber la causa.
Ante la mirada de estos cachorros aflora con arcanas sensaciones de oscura noche.
Oh Dios santo,
cuanto me desgarro y sufro.
Este suelo sobre el que piso está roto, se abre a un abismo oscuro bajo mis pies.
Metistófeles acude a por mi alma maldita, quiero tu compañía.

EL hombre se gira sobre los papeles que hay en la mesa en un caos atroz y violento a la vista:
ordenes judiciales, citas de servicios sociales, cartones del paro su cuñar, facturas pendiente de pago de la facultad de psicología. Todo abandonado. poesías a medio componer con estrofas sin sentido a ritmo de goteras cuyas gotas caen a una palangana, teléfonos de amigos equivocados.

De rodillas llora.

memento tattoos
Los perritos se le acercan un poco más grandes, han crecido, y le lamen la memoria.
él los mira asombrado:
!Cómo crecéis! !Qué será de vosotros!
La edad os protege,
¿ hasta cuando?
El sol se cuela por la ventana.
Un coro de voces de gitanos de las casas cercanas cantan.
Los cachorros  crecen.
Ve cómo sus ojos se agrandan y desprenden un color azul de mar lejano intenso.
El hombre retrocede asustado, con las rodillas mojadas.
Los perros correteando y chapoteando avanzan hacia él por el caos de su mente.
Angelillo de Uixó.
Si ne mora, la tempestad . by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en scribd.com, wwwwalgarabia.blogspot.com

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s