La policía de Nules busca el Anticristo en el municipio.
Dedicado la artista neo gótico que ha pintado la iglesia de Nules.

DSCN0013
I

Coche de la policía local de Nules bajo la luna llena en un cruce de caminos que forma una aspa donde fueron fusilado en la guerra civil 12 republicanos que hoy siguen en el mismo sitio enterrados sin más tumba que los bordillos. Espera bajo la farola, apoyado en el paredón el padre Recaredo Centelles, cuyo cráneo calvo y amarillento de difunto queda cubierto por una boina con birrete.
La campa de la iglesia desprende luces blancas de bronce que gime iluminando todos los tejados de las casas de Nules entre chillidos, maullidos, bocados y peleas de callejones donde las palomas ahogan sus plumas e hígados en sucios charcos de aguas corruptas.
Un policía joven, con gafas de sol nocturnas se baja inquieto, sospechando frente la imagen hierática y solemne de procesión del sacerdote, que aparece en trance de momia.
( con dudas, en voz baja le interroga)
¿ nos ha llamado padre?
El diablo anda suelto- les contesta sin abrir la boca.
Un ruido fuerte de latas de conserva rodando alarmas el policía que se gira y saca el revolver en menos de un segundo apuntando al aire.
Un golpe brusco de viento le quita el arma que cae al suelo.
El compañero del policía que sigue en el coche sale apuntado a Recaredo Centelles dispuesto a detenerle:
Tírese al suelo ahora mismo, queda usted detenido.
Recaredo Centelles sigue en el mismo lugar sin moverse rezando en latín:

rei publicae poenas dependerunt.

Sin inmutarse canta cánticos gregorianos , su voz forma un huracán que hace sonar la campana de la Iglesia de Nules, el viento impide moverse a la policía ni pedir ayuda. Dos rameras surgen de las sombras, se arrodillan junto a Recaredo Centelles y decapitan con un cuchillo de carnicero a un gato que llevan.
vitia alecuius.
grita Recaredo, la farola estalla y desaparece entre las sombras junto a las rameras.

¿ están ustedes bien? les estaba esperando-
suena una voz a la espalda de los dos policías que están conmocionados. Sus cabezas se giran lentamente escuchando sus corazones palpitar, ven el rostro de Recarero centelles lleno de inocencia y ternura
Aggggggg- los dos policías pierden la cabeza de la impresión y se quedan catatónicos.


II.
Titulares del periódico mar muerto, y su voz en las ondas, la radio la cadena cher:
El anticristo ronda Nules, protéjanse hasta que la policía lo abata.
Voz por las ondas de los medios de comunicación:
noticias locales de cadena cher, son las 10 de la mañana.
A parte  de lo que les veníamos diciendo del anticristo, y sin que tenga importancia, un grupo de fascistas de Nules y Vall d´Uixó han pegado una paliza a un inmigrante musulmán, y han quemado una mezquita. Damos paso al portavoz de la policía.
Portavoz policial:
Hola Julian, gracias por dejarme hablar.
locutor de la cher.
es un placer colaborar con la policía.
Portavoz policial:
Bien amigos, ciudadanos, parece que se acerca el fin del mundo, pero no se preocupen, la policía local de Nules está preparada para responder. Gracias al gobierno tenemos una gran ley antiterrorista que hará que el diablo se lo piense dos veces antes de hacer el hijo puta por nuestro reino.
El locutor de la cher.
¿ Y sobre los nazis podría decirnos algo?
Portavoz policial:
Que se anden con cuidado o los pillaremos.
Locutor de la cher:
Ya lo han escuchado oyentes, ahora el tiempo: sol y más sol con frío. abriguémonos bien y coloquemos un crucifijo en la puerta de casa. Recuerden: si se encuentran con el anticristo llamen el 092.
III.

interpolación musical:

AC/DC – Highway to Hell


El inspector de la guardia civil observa  detenidamente las paredes neoclásicas marcadas con las señales del anticristo, gotea por los muros de la iglesia la palabra: Satán.
La caligrafía ( anota) violenta, y los mensajes contundentes:
Sois una secta.( a la iglesia)
Vosotros sois el anticristo.( a la institución de la iglesia)
¿ Tiene usted idea de quien ha hecho esto padre?- pregunta bajo el tricornio el inspector al padre Recaredo centelles.
El diablo- responde Recadero haciendo la señal de la cruz, y pidiendo perdón por la blasfemia.
¿ Y que cuerpo piensa usted que pueda tener padre este diablo?
( tono de la típica sorna chusquera y entrañable de la guardia civil cuando quiere ponerse esplendida)
añade serio:
Si quiere le enseño las fotos de unos anarquistas, a ver si se ha reencarnado en estas criaturas el maligno.
Recaredo ( mirada bizca, lo observa sin ganas de mirar las fotos, sintiéndose incomprendido, intuye que el guardia civil está en pecado y reza por él en voz baja)
Se acercan a Recaredo centelles varios seres deformes que se inclinan ante él. Impresionan al guardia civil por su aspecto humano, y la sumisión que demuestran.

Sus bocas sucias están repletas de dientes podridos, el pelo mal rapado del que brotan escamas por los escemas, los brazos tullidos, los arrastran caídos deformes. Sus rostros morenos y rojos de sol están salpicados de verrugas y granos de cojones en la punta de las narices, los mofletes y los pesados parpados. Hablan a la vez la jauría de forma incomprensible.
Tiran sin miramientos a la autoridad de la sotana de sacerdotes exigiendo comida:
manduca padre, agachipe, pisum de perro, queremos jalar.
Venga bonitos pasar al refractario que hay gachas- les indica maternal Recaredo abriendo el portón de la iglesia por donde se cuelan estas infames criaturas que forman una repugnante procesión maloliente.
¿ qué era eso?- pregunta el guardia civil horrorizado.
Las víctimas de zapatero- contesta Recaredo.
El guardia civil se santigua.
Vuelve al asunto que le ha traído.

Bueno padre, cursare una orden de detención de todos los rojos, y al que señale usted lo empapelamos para que le sirva de ejemplo a satanás y sus melenudos seguidores , buenos días- se despide el inspector cuando nota cómo sale humo con aroma a azufre del cuerpo del sacerdote. Levanta los ojos hacia la pared de la iglesia que forman un manantial de sangre, y se escucha nacer algo de las piedras del muro que empieza a moverse. Los ladrillos forman una mano portando una balanza, a la que le sigue en el nacimiento una cabeza de mármol que representa diosa justicia. Lleva una venda de metal antibalas en los ojos, y avanza hacia él. EL suelo del peso se rompe. EL agente saca su arma reglamentaria y abre fuego. La escultura de tres metros de altura lo alcanza, sus pétreas manos lo ahogan.

descarga
Angelillo de uixó.

La policía de Nules busca en Anticristo en el municipio.by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en angelillo201.wordpress.com.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s