construcción vall d ´Uixó.

trabajar construcción

aferro sus pies y sus manos sobre el andamio y echo a andar sintiéndose seguro cómo Jesús sobre las aguas sobre un andamio que se movía cómo una noria un día huracanado, con prisas por terminar un sábado para ir a comprar carne refrigerada y troceada en el supermercado.

Pensaba que estaba en su mejor momento, y era un tipo afortunado de tener trabajo cuando ya había superado los primeros metros. Un golpe viento se llevó un tablero del andamio del tercero, que cayó a los pies de su compañero que cavaba una zanja.

Al verlo dudando y entretenido sujetándose el casco que se le iba, le gritó:
Me cago en la puta, date prisa en subir a la azotea y tapar las goteras antes de la tormenta o nos despedirán.

en la construcción II

Y con energías renovadas, dejando caer al vació su casco que se rompió en mil pedazos, motivado mientras su pelo se mecía entre el viento, siguió escalando cómo un cangrejo aferrándose a sus herramientas, desafiando los elementos y el desempleo.

Las bolsa de plástico que volaban chirriando a su alrededor se enganchan en su cuerpo.

Se paro un instante en el quinto a ver el espectáculo más hermoso que había visto nunca:

un cielo formado por un bosque de mil colores de hojas que se extendían cómo una alfombra entre las nubes incendiadas por mis rayos solares de vivos rojos chisporroteantes.

El andamio crujió. Silbó de igual manera que las cañas que se doblan por la brisa del cercano mar mediterráneo, donde crecían junto la orilla de sus barrancos, que llevan en sus entrañas un reguero de aguas tranquilas, oscuras y verdes de escaso caudal.

Su mano llego a la azotea, contemplo la tele asfáltica, el soplete, el pico, la pala y en un ademán de despedida movió las manos con la espalda en el vacío intentado aferrarse a algo mientras volaba haciendo mil piruetas y pensando:

me protegerá de esta caída el hecho de que tenga trabajo.

obra

angelillo de Uixó.

edycon

Basado en la idea del accidente que tuvo lugar ayer en vall d”uixo,  ultimo día del mes de enero del 2015, un día de fuertes vientos con ráfagas de hasta 100 kilómetros hora. ( sin creer la versión del periódico  mediterráneo http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/sucesos/muere-vall-d-uixo-caer-tejado-nave-cerrada_916863.html ) Me baso en el recuerdo de las impresiones que he tenido yo trabajando en la construcción de peón a lo largo de mi vida. Recuerdo haber sido obligado a hacer cosas totalmente prohibidas: desde trabajar sin arnés en azoteas, taladrar una pared subido a un palet elevado por una fenwik, tirar objetos desde un tercer piso cómo mazas, una cizaña, incluso picos y palas , a mis compañeros que les habían mandado abajo el encargado para hacer otra faena. Para no subir ellos, ni que yo bajara, me mandaron que las tirara, y yo bien contento de hacerlo, me sentía un ángel. También recuerdo lo contrario, el ascenso tirando con cuerdas, ganas y garfios de sacos de cemento, sacas de arena, incluso un botijo y un cubo con cerveza, estando de puntillas sobre un encofrado sin barandillas. Tirar una pared sin apuntalar …. y cuando ha pasado algo, la empresa ha mentido, y obligado a mentir a los trabajadores bajo amenazas.


construcción vall d ´Uixó. by Ángel Blasco Giménez is licensed under a 
Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en 
angelillo201.wordpress.com.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s