El rayo latente que no cesa en vall d´uixó.

Posted: July 28, 2014 in diada, distopias, educación, independencia, PP, Vall d'uixó

El rayo latente que no cesa en vall d´uixó.

Blue_Lagoon_Cult8 copy

Intro del poeta de vall d´uixó sobre unas trincheras de la guerra civil mirando a Orihuela.

Se ha quedado sobre nuestras vidas,

un rayo latente homicida y crispado.

Negras están las montañas,

y cenizas son nuestro corazón.

Sigue, sigue rayo latente,

golpeando con tu furia nuestra impotencia,

cuando más débiles, más tristes y más funestos,

más será nuestra victoria:

la muerte.

I.

vall d´uixó

Amor y muerte,

Niño, martillo y granada.

Guerra y paz.

Fuego de rayo latente que no cesa.

II.

niños de vall jugando granadas

Habían salido a pasear entre las ascuas de las montañas de vall d´ uixó abrasadas por un rayo latente.

Enternecía a la tierra calcinada por el incendio el crisol de voces infantiles colmeneras, cómo un enjambre de abejas hoy calcinadas dentro de sus paneles. Sus brazos abiertos en mil piruetas en sus juegos de saltos y brincos, golondrinas andarinas de las montañas desiertas sobre la nata de las cenizas con aromas a lejía y sulfuros.

Paseaban entre silencio y sombras sobre una alfombra de hojas y ramas arrasadas , alborozadas por sus risas y silbidos que hacían de cascadas y cañas que resonaban entre grutas y barrancos.

Sus ojos lloraban por el humo y se clavaban en los troncos rojos que aún crujían cómo en un apocalíptico lamento, mientras poco a poco se iban calcinando en ese horno encendido llamado Vall d´uixó.

III.

excluidos

Una madre mortalmente depresiva, de barrio obrero, enternecida por todos los problemas lumpen que tenía.

¿ Por qué no está Juanito Abundio a tu lado?- pregunto a su marido que en calzoncillo, abatido, envuelta la cabeza en una toalla y contemplando el programa televisivo de espejo publico:

  • Porqué ha venido a mi y me ha preguntado si se podía ir a dar una vuelta y le he dicho que si- respondió fulminado contemplando cómo daban la noticia de que en Vall d´uixó estallaba una mina que piso un viejo que paseaba por la montaña con su nieto. Este cubrió de sangre y tripas de su abuelo y así lo contaba a espejo publico.
  • ¿ Has visto esto churri?- dijo el marido- vaya cosas pasan en Vall d´UIxó Se levanto y cogió una cerveza.

IV.

problemas paro

Allí donde los hombres libres, ignorando la cobardía dieron batalla al fascismo con resultado de derrota, cómo hoy pero sin gente valiente ni lucha, solo con derrota y victoria de verdugos y jueces, el fuego descubrió el telón.

V.

en la vall

Alzados cómo gacelillas sobre sus tiernas piernecitas, pero gallardos cómo Apolos desde la peña donde se veía la ruina del pueblo vall d´uixó de un lado, y de otro una pendiente repleta de ruinas de la guerra civil, bajaron los niños chillando la ladera y se metieron por un agujero que daba a un gran búnker del ejercito republicano.

VI.

incendio

Más el rayo latente que no cesa despertó la curiosidad de los niños al contemplar una granadas de mano que había colocadas sobre un viejo mapa de guerra donde se señalaba una ganadería de toros que había caído en poder de los fascistas y los republicanos se proponían liberar. También había fusiles apoyados en las paredes.

Los niños salieron de búnker con las granadas y los fusiles y varias bombas de mortero.

-¿Por que no jugamos a la guerra ahora que tenemos granadas de mano y fusiles?- preguntó Juanito Abundio a sus amigos.

-SI- exclamaron lógicamente muy felices el resto de niños y mediante piedra papel y tijera fueron eligiendo a los integrantes de ambos bandos que debían combatir: unos serían del PP y otros de Podemos. Una vez divididos en ambos ejércitos; el bando de Podemos dió la espalda al PP y empezaron a contar en voz alta hasta 100. Luego podrían ir a perseguirlos por el bosque incendiado para abatirlos.

Durante esa mañana estuvieron los niños entretenidos jugando a política, cosa que a nuestro amado Caudillo le hubiera disgustado, tanto cómo supongo agradado a Pablo Iglesias. Los niños se lanzaban las bombas, hacían cómo que explotaban, disparaban con los viejos fusiles haciendo el ruido de las balas con la boca, ya que de podridos que estaban se rompían entre sus manitas.

Cuando se iban a casa a comer, Juanito Abundio les dijo a sus amigos.

¿ Por qué no desmontamos una granada para ver cómo es por dentro?

Vale- dijeron el resto-y sentándose en el suelo alrededor de la granada empezaron a desmontarla. Pero no podían, por eso Juanito Abundio acudió con un martillo que había en el búnker y colándose en el centro del regle de niños exclamo empezando a pegar a la granada:

Ahora veréis cómo se abre.

El resto es historia de espejo publico, Oh hermanos.

Angelillo de Uixó.


El rayo latente que no cesa en vall d´uixó. by angelillo de uixó is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://angelillo201.wordpress.com/.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.