El miedo de Angelillo de uixó

Posted: December 20, 2013 in instrucción, represión, relatos, distopias
Tags: , , , , ,

El miedo de Angelillo de Uixó.

Imagen

Intro cantado por Eduardo Punsset.

Imagen

Es extraño el miedo…

Deja un color en la cara reconocible que provoca que algún conocido pregunte:

¿ Te ocurre algo? estás pálido.

Eso es el miedo, oh hermanos.

Fin del intro y de la explicación psicológica.

 

I.

Imagen

Cerca de cáritas de Vall d´uixó,

La calle del pueblo donde el hedor humano es más insoportable,

y la miseria y el fracaso de la izquierda más palpable.

 

El Magno poeta se encuentra junto la odiosa puerta con un amigo que sufre una discapacidad.

El amado poeta está blanco cómo una sepia.

Su amigo le pregunta:

-¿Te ocurre algo? Estás pálido.

El Magno, mira fijamente y extrañado a su amigo que está en la cola de cáritas junto a otras almas perdidas o rotas.

Con desconcierto le contesta:

-Esa frase la he escuchado ya antes, pero no puedo recordar donde.

Imaginaciones, imaginaciones. Necesitas comer. -le responde su amigo de buena fe.

Ponte a mi lado en la cola y recítame el poema del otro mundo- solicita el minusválido.

No necio, y menos ahora- con furia le golpea en la mejilla el Magno poeta de forma fascista.

Su amigo que le falta una pierna pierde el equilibrio y cae.

¿Pero que te ocurre?- le pregunta desde el suelo el tullido con lágrimas en los ojos y temblándole la voz.

Se intenta poner en pie, pero no puede.

Imagen

El magno, presa de los nervios y asustado, le pega una patada en la boca.

La gente se vuelve alarmada y observa la escena con pena y terror.

Pero nadie hace nada.

Imagen

Todo el mundo en vall d´uixó tiene miedo de algo, y más que nadie los pobres que son como conejos que se meriendan los ricos.

 

El Magno, se envuelve en la capa y se va por los callejones gritando cómo un animal herido.

Derriba contenedores de basura,

le pega patadas a los coches,

Empuja a una anciana.

Su corazón tiembla.

Suda su recio cuerpo.

Se angustia sobremanera.

Todo lo que le rodea le semeja una amenaza.

¿ Qué me ocurre?- se pregunta cada vez más angustiado.

Todo por una mirada.

Es absurdo.

Tiene que haber una explicación racional a todo esto.

Yo soy un poeta de ciencias.

Además, vivimos en un estado social y de derecho.

Tranquilízate, Oh Magno.

No pueden venir envueltos en una manta por la noche y pegarte cuatro tiros.

¿ o si pueden?

Eso ocurría solo hace 38 años, durante la transición.

Pero en 38 años las cosas cambian mucho.

Y lo que ha pasado en España ha sido para bien.

Las calles están seguras, seguras…

Con la policía.

Pero…

Esa mirada que me han lanzado desde el coche patrulla.

Yo la conozco, si la conozco.

Pero…

Estamos en una democracia.

¡Oh dios ayúdame!

Imagen

II.

De rodillas el Magno en posición fetal en un descampado abandonado.

Tiene agarrada su cabeza entre las manos llorando:

Nooooo, Noooooo, Noooo

Asesinos, asesinos.

Habéis vuelto.

Una voz piadosa escucha a su espalda.

Se gira y ve la cara de un hombre que le es enseguida simpática , por el parecido que tiene con la de las estampitas de Jesucristo.

Lleva una soga en la mano y de forma dulce le habla:

Hombre de Dios. ¿Qué le ocurre?

¿ Le ha dejado la novia?

SI, cómo todas, pero ese no es el dilema, eso fue un alivio- le contesta el Magno.

Vaya- responde el hombre piadoso y bueno.

¿Entonces el trabajo?- trata de averiguar la buena persona.

No tengo-escueto contesta el poeta.

No entiendo entonces sus motivos para lamentarse. No tiene novia, ni trabajo-el buen hombre con una soga en la mano trata de imaginar que problemas puede tener alguien que vive en ese estado de gracia.

El Magno al verlo con la soga le pregunta:

Y a usted ¿que le pasa?

Ya ve, cosas de la vida…le contesta levantando el buen hombre los hombros y con una expresión ambigua.

Imagen

Supongo que deseará paz ¿verdad?- le pregunta el Magno con todo el respeto del mundo.

El buen hombre le responde con mucha educación:

No me gustaría haberle ofendido, pero mientras me ahorco desearía algo de tranquilidad.¿ Se hace usted cargo?

Claro, claro, no faltaba más- le responde el magno dándole la mano al hombre que se va ahorcar .Lo siento de verdad, me iré con mis temores a otra parte. Y disculpe las molestias que le he causado, espero no haber hecho cambiar de opinión.

No hombre no, lo tengo muy claro. La vida es una mierda- le comenta sonriendo el hombre que se va a ahorcar, y añade- Entonces, ¿era ese su problema? El miedo-

-Si, pero por favor no se lo diga a nadie- el poeta se confiesa con algo de vergüenza- La gente de vall d´uixó me tiene por un héroe- agacha al suelo la mirada el Magno.

Jaaaaaaa- se ríe el hombre pasando la soga por un árbol. No tema que no se lo diré a nadie.

Imagen

Angelillo de Uixó.

Imagen

 

 

 

 


El miedo de Angelillo de Uixó by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.