Almenara al borde de la ruina.

Image

I. Estudio sociológico de sus gentes.

Almenara es un pueblo construido al borde de una montaña,

y que está al borde de la ruina.

Unos fanáticos demócratas,

Inflexibles, e intolerantes,

Mil veces peor que Hitler,

Mil veces peor que Franco,

Un millón de veces peor que nuestro amado Stalin,

Han hundido en la miseria a su tolerante y flexible población.

Image

¡Que le vamos a hacer!- suelen reflexionar de este modo sobre su situación sus pacíficos habitantes.

Almenara se extiende hacia un fértil valle abierto que llega hasta al mar.

Sus caminos son serpenteantes.

Animados por el borboteo de las acequias, cuyas aguas somnolientas se arrastran entre los camellones, y la sombra de alguna anguila surge onírica y evocadora, entre las turbias aguas y la cenicienta tierra rebosante de fértiles barbechos que nadie trabaja.

Cuelgan de las ramas de sus árboles abandonados brillantes naranjas, y es fácil ver trepar alguna rata que hace su nido junto la urraca.

En Almenara hay mucha tierra desnuda,

Cuya vergüenza pagaron a precio de oro.

Image

Una vez que viajaba en mi bicicleta por esa zona de España, le pregunte a un viejo encorvado sobre una parcela que parecía pasar el tiempo en su palmo de tierra.

¿Pasando el rato viejo?

ÉL se río.

Si.

Tiene bonitas las cebollas viejo- le dije muy amable- Seguro que las fumiga con ortiga.

El viejo me contesto:

No les tiro nada, absolutamente nada, me da igual que crezcan cómo si no.

Vaya- dije- admirado de la autarquía de esta vieja momia.

Me sudan los cojones- me aclaro el viejo que noto mi admiración por él ante su noble gesto de desprecio ante la producción y la economía- me dieron tres millones de euros una promotora por este campo de melones para hacer casas, pero quebró con la crisis la puta promotora, y al dueño de la jodida promotora, una banda de rumanos le pego un tiro en el cráneo. Allí lo mataron- me señaló el lugar y se puso a reír.

Jaaaaa, así que vuelvo a plantar en mis tierras. Lo que saco luego lo vendo, pero no me hace falta, porque tengo tres millones de euros. Que se vayan todos a la mierda. Jaaaaaa- se volvió a reír este viejo sabio enseñándome sus encías descubiertas, yo también me reí con la divertida anécdota.

Le di un beso en la calva al viejo de Almenara, le robe tres cebollas y me fui a mear donde ejecutaron al empresario.

Jaaaaa- escuchaba seguir descojonándose al viejo cuya risa se mezclaba con la mía que orinaba con ganas mientras lo llamaba para que meara junto a mí.

Image

II. Paseo por las trincheras de Almenara.

Image

Un caro amigo a mi corazón, una mañana de domingo mientras escucha por la radio la misa de radio nacional de España, llamo a mi casa por si quería acompañarle a una excursión guiada por las trincheras de Almenara.

No, no se. Juan M…, no se, es que tengo muchas cosas por hacer- le dije.

Te vendrá bien salir Angelillo de casa y conocer gente- me comento para animarme.

No se, no se..- le conteste yo- ya sabes que me pongo muy nervioso ante seres humanos que no conozco- además tengo que limpiar la casa, zurcir un pantalón, y tengo jaqueca.

Lo que quieras- me contestó, y ya se iba cuando lo detuve con estas sensatas palabras:

Espera Juan M, caro amigo, aguarda, aguarda, a que me cambie, y te acompaño.

Image

III. Poesía.

Bajo el castillo de Almenara la tierra está cubierta de espinos.

Hay una pinada silenciosa que inquieta mi alma mientras paseamos,

Y una dulce voz despierta lo que ahora duerme en nuestros recuerdos.

Un secreto sepultado bajo la arena.

Revuelta ayer por un clamor de infantería,

Golpeada por una atronadora descarga de artillería que sonó cómo un millón de trompetas que hizo resbalar las piedras de la ladera.

Y tiño el cielo de rojo y la tierra de sangre.

Honor y gloria a ellos hermanos.

La tormenta llego del cielo sembrando la tierra de bombas.

Los cuerpos estallaban desmembrados,

El olor a pólvora y la rabia ante la barbarie del enemigo fascista,

Hacia valientes los corazones de nuestro amado ejercito.

En sus posiciones a pecho descubierto,

Estos Hércules y Apolos guerreros,

Con coraje los detenían,

Cómo el mar se detiene en la orilla.

La espuma rabiosa salía de la boca del fascista,

Que derrotado retrocedía.

En el cielo una bandada de aviones se enfrentó.

Y en el aire murieron varios fascistas,

Que cayeron en picado hacia el suelo.

En su caída desde el firmamento arrasaron varia casas de Almenara.

Piedras, cuerpos humanos, alas, animales, comida de la huerta, mezclado todo

era empujado por las calles vacías a la muerte entre llamas, humo con un pavoroso estruendo que hacia gritar de miedo a las madres y los niños.

El horror,

El horror,

El horror.

Image

Mientras en la ladera del castillo, las balas silbaban hermosas canciones.

Varias minas desmembraron de cuajo las piernas de unos legionarios.

Sus chillidos de dolor y sufrimiento llegaron las trincheras enemigas y fueron muy bien recibidos por nuestro ejercito.

Aun así, cumpliendo su deber con una sola pierna, era digno de ver y admirar, cómo se arrastraban entre los espinos hasta que agotados y desangrados sus cuerpos se convertía en nada.

La bendición de la guerra duro durante toda la mañana y parte de la tarde,

Hasta que de repente se hizo el silencio,

Y la gloriosa tormenta se alejo,

Dejando la tierra llena de cadáveres.

Angelillo de Uixó.

Image


Almenara al borde de la ruina by Angelillo de Uixó is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.
Based on a work at https://angelillo201.wordpress.com/.
Permissions beyond the scope of this license may be available at www.scrib.com.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.