Archive for October, 2013

Empresarios de vall d´uixó celebran la pobreza de los obreros.

Imagen

Esta historia está basada en la cena que aconteció el sábado 19 de Octubre en las grutas de San José. Me han comunicado hoy que  empresarios y miembros del PP comieron cómo cerdos en festín en dos conocidos restaurantes del lugar y celebraron que hay gente que pasa hambre en Vall d’uixó. Yo no soy nadie para juzgarlos, ni lo pretendo, solo soy vuestro humilde narrador.

Cohetes pirotécnicos se abren iluminando el cielo sobre el rocoso y negro paraje de las grutas de San José en Vall d´uixó. En lo alto la luna llena.

En la terraza del restaurante la Gruta hay una larga mesa repleta de bandejas de plata con alimentos; a su alrededor la jauría. Vestidos de frac los caballeros, y con sedosos vestidos de alta alcurnia con pedrería, las perras burguesas. Del cuello les pende a todos una servilleta blanca manchada de grasa y líquidos. Entre los asistentes a la macabra celebración hay únicamente empresarios y miembros del partido popular.

La luna les sonríe a todos ellos.

Imagen

Un empresario del mundo de la formación para desempleados, de un empujón agarra a una joven camarera rumana que sirve unos langostinos; la sienta sobre sus rodillas.

Con brusquedad le acaricia los pechos mientras recibe una gran ovación del concejal de asuntos sociales:

OHHHHHHHHHHH.

La rumana hace cómo que su ruboriza:

-Por favor, por favor señor.

A que te gusta,¿ eh? cerdita-le pregunta el empresario con rostro de caimán y la nariz roja del vino.

Imagen

Ella finalmente claudica su débil defensa, y dice cómo todas con la mirada perdida y pensando en su hijo:

-Siiiiii.

Imagen

Suena la alarma de un reloj de un empresario a las 12 en punto de la noche.

Una negra cortina de nubes pasa entre la luna.

Un brindis, un brindis- ruega un empresario poniéndose en pie con esfuerzo y suspirando con dificultad por el empacho.

Imagen

Hay voces jubilosas todavía hablando excitadísimas por la cocaína.

-Por favor caballeros, por favor, que el señor Amancio va a decir alguna ocurrencia- ruegan varias voces silencio.

Amancio, un viejo empresario del mundo de la naranja, con ojos medio cerrados y somnoliento, toma la palabra achispado por el vino:

“Entusiasmados con la pobreza,

Con ver a los hijos de los proletarios hambrientos,

Entusiasmados con el odio,

Con saber que todas las casa de los obreros están llenas de rencor.

Entusiasmados de nuestra imagen,

Con adivinar el sufrimiento,

Entusiasmados del zarpazo que hemos dado a miles de hombres y mujeres,

Con pensar en sus noches de miedo,

Entusiasmados con el poder,

Con imaginar el sufrimiento que causamos,

Entusiasmados con los esfuerzo inútiles de miles de personas por intentar escapar de la miseria.

Entusiasmados con la guardia civil,

Con escuchar los disparos en el monte,

Con escuchar los disparos por las casas,

Entusiasmados con los gritos de los pobres en las prisiones,

Entusiasmados, entusiasmados, entusiasmados”

Imagen

Con dificultades y sonriendo se recuesta en al silla.

Se produce en el festín un silencio al que le siguen grandes y excitados gritos de:

Bravo, bravo, bravo- rompen en aplausos y explosiones los empresarios y miembros del partido popular entre la lluvia instantánea y breve de color dorado, rojo, azulado de la pirotécnica.

Imagen

En un grisáceo bancal un parado se entretiene en su huerta.

Transporta afanosamente entre las rocas de los bancales cómo un chino unas garrafas de plástico colgadas de una caña de bambú que vierte en un tonel del que surge la manguera del goteo que poco a poco va bañando las hortalizas.

Entusiasmado por el odio y consumido, ahonda los ojos en el agua retenida en el tonel.

Sus pensamiento son funestos.

Un par de desempleados que pasean por la montañeta de San Antonio se paran alegres a verlo trabajar pensando que es feliz.

-Mira Antonio, ¡que entretenido está ese tipo en su huerta! Se le ve feliz.

– Si, Juan, es un tipo afortunado al tener ese trozo de tierra, por lo menos comerá, y no pensará tanto cómo nosotros en nuestras desgracias.

-¿ Llevas para una cerveza en el bar?- pregunta uno de ellos.

-No, no llevo nada, hasta el día 10 no cobro 100 euros del ayuntamiento.

Imagen

Mientras se van este par de desempleados se escucha un zambullido. El desempleado agricultor se ha tirado de cabeza al tonel, sus piernas sobre salen luchando por la vida.

Angelillo de Uixó.


Empresarios de Vall d’uixó celebran la pobreza de los obreros by Angel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Basta de brutalidad policial y basta de brutalidad vecinal

LaraMazagatos

Ayer por la noche,un millar de personas se concentraron y caminaron por las calles del Raval para denunciar la muerte de J. A Benítez a manos de los Mossos d`esquadra.

El pasado 5 de octubre en la calle de la Aurora hacia las 21.30 se produjo una pelea entre dos vecinos que discutían por la desaparición de un perro propiedad de uno de ellos. Cuando los mossos llegaron,los vecinos no se golpeaban y esperaban la llegada de la policía para solucionar el conflicto. Durante la identificación de uno de ellos,un grupo de mossos lo redujeron,lo esposaron y lo golpearon. Como consecuencia de ésta actuación,Juan Andrés Benítez,un pequeño empresario del Eixample,residente en el raval,murió horas después en el Hospital Clínic.

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

View original post

Las vendettas en el pueblo de Vall d´uixó.

Imagen

¿ Qué golpe tan grande les ha dado la vida para que hayan caído en más absoluta inhumanidad?

¿ Con que fiera rabiosa tropezaron para que les inyectara su veneno letal y les convirtiera en lo que son?

¡Oh débiles criaturas!

Frágiles y martirizadas por el sino del infortunio y la tierra maldita de Vall d´uixó.

Lloren todos conmigo, y no dejen de sentir una profunda piedad por estás familias de gente capaz de los más brutales crímenes, vicios y actos plebeyos ante las autoridades.

Recen, recen, todos conmigo por la salvación de estas familias, arquetipos de la sociedad de vall d´uixó que hay que corregir.

 

 

Una de las familias es basura blanca fascista.

Los otros, mercheros, ni blancos ni gitanos.

Viven en las casetas de San Antonio; escupiendo cuando hablan, maldiciendo la verdad, el amor, la justicia, el pensamiento, y teniendo siempre dos cosas en la mente: el odio a los de su alrededor a los que puedan dañar, y el servilismo ante la autoridad.

Imagen

 

  1. Donde un vecino explica la cómo empezó la vendetta.

Imagen

La tía Seba entre espasmos, con el vientre hinchado, rodeada de la estirpe de Caín con los que vive, da un trueno.

Un disgusto me mata- grita mirando la cara de su hijo cuyos diente chirrían, sus ojos de hiena están encendidos cómo ascuas. La tía Seba extendida sobre una tolla playera en la terraza de la caseta ve las nubes blancas pasar raudas galopando hacia el mar empujadas por la brisa que refresca una tierra caliente, seca, y pobre.

Agggggg- exclama agitándose. De su boca sale espuma, y se lleva la mano al corazón dolorida.

¿ No deberíamos darle un masaje cardiaco?- pregunta Pedrín, el nieto de la tía Seba.

El hijo de la tía Seba lo mira con intención de fulminarlo.

Chilla ofendido el hijo de la tía Seba

-Porque tengo la cabeza de madre en las manos. Si no te mato, fill de puta. A mi nadie me dice lo que tengo que hacer.

-Bien dicho hijo, ahhh, ahhh,bien dicho, OHHHHHHHHH- la tía Seba muere feliz contemplando la cara de rabia de su hijo y la pelea que se ha desatado entre ellos.

La muerta recibe varios golpes en la cabeza sin querer de los pasos de los que corren ora huyendo, ora atacando, pues han empezado los Lipapollas a pelarse entre ellos acusándose de la muerte de la vieja.

-La culpa ha sido tuya por lo de las patatas.

-No, no fue lo de las patatas, fue lo del vecino que paseo con el perro suelto y la contestación que le dio lo que la mato.

-No, no fue lo del cambio de las patatas- insiste uno de ellos, pegando un una barra de hierro el lomo de una chiquilla que chilla cómo un demonio.

La familia se divide en dos bandos, los que culpan a los que compraron las patatas, y el caso del vecino con el perro suelto.

Imagen

Los ojos de la tía Seba se le abren y un último impulso eléctrico del sistema nervioso movido por los golpes hace que se incorpore.

Todos paran de pegarse.

-Mirar, la vieja ha vuelto a la vida cómo Lázaro- dicen con la boca muy abierta.

La vieja señala la caseta de abajo y cae redonda.

-Ha señalado al vecino- dicen todos mirando donde ha indicado la vieja.

EL vecino que asomado al balcón escucha la pelea y toca guitarra mientras la tía Seba muere, se defiende alarmado. Su rostro momentos antes feliz, se torna el de la desolación:

 

-No digáis eso coño, que la finada no ha señalado a mi casa- el vecino de abajo señala la casa de al lado, donde vive un hombre tetrapléjico.

-Contra ese, contra ese tenéis que ir- trata de convencerles.

-No, no, que ha señalado tu casa- le dice el hijo de la difunta sonriendo muy feliz.

-Eso es falso testimonio, la voluntad de la tía Seba no era esa- contesta frente la puerta de sus enemigos el vecino.

-No, no, que ha sido a ti a quien ha señalado- insiste el huérfano.

Y todos a coro gritan:

vendetta.

Imagen

III. La vendetta de chirigüilis.

Imagen

 

Conforme se llega a la casa de los chirigüilis empiezan a aparecer por el camino perros muertos, cabezas de gallinas, huesos de animales, plumas, y se escuchan estrellarse mano contra mano, de forma brutal, salvaje, homicida, formando el tribal y antropófago sonido las palmas gitanas. Asciende al olfato en ese lugar un olor a locura sectaria incestuosa, a crimen, a azufre, a gasolina, a barbarie inhumana.

El horror, el horror, el horror.

Imagen

A lo lejos se ve la pequeña sombra de algún niño parido no hace mucho por alguno de ellos deambulando con un hueso de jamón para jugar y merendar entre los escombros. En la entrada de este lugar satánico y maldito, donde hasta Caín sentiría ganas de vomitar, hay un perro pastor alemán nacido para estar atado a una cadena. Su carne se ha fundido con la cadena de un metro de largo. Enloquecido da vueltas alrededor del contenedor de basura al que está atado cómo si fuera un compás abierto; a un metro hacia un lado, y a un metro. Hace esto cuando alguien pasa y los chirigüilis se ríen mucho del hecho y bailan flamenco.

Un contenedor de basura invertido hundido en la tierra es lo que le han ofrecido cómo hogar los chirigüilis a su perro.

Un vecino conmovido por la suerte de este animal, fue a hablar un buen día con los chirigüilis sobre el perro.

Salió a recibirlo un hombre de pómulos enjutos. Le miraba cómo loco, llevaba el pelo malrapado, estaba delgado cómo un tísico, amarillento, y lleno de una rabia infantil, sádica, fanática.

En definitiva, el caballero en cuestión era lo que se diría un hombre débil, un monigote emocional carente de inteligencia y de sentimientos. Le daba mucha pena al vecino escucharlo:

Ay, ay, Ay, payo, payo malo, que el perro es mío, y hago con el lo que quiero, que te mato payo. Mira payo lo que hago con el perro, y quitándose el cinturón empezó a pegar al pobre animal que aullaba de dolor.

Por favor, basta, basta- le suplico el vecino.

Payo, payo, que somos medio gitanos payo.

Desde la ventana de la casa se escuchó un coro de voces no humanas, en dialecto de rumis:

Vendetta.

Imagen

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

 

 


Las vendettas en el pueblo de Vall d’Uixó by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

 

 

 

 

 

 

 

La paraeta fascista de vall d’uixó

Imagen

Esta historia está sacada de hechos reales, las fotos y los hechos han sido conocidos gracias al facebook del camarada Lluis.

Días de la festividad de la Sagrada Familia en Vall d’uixó: farandules, gitanillos, votantes del PP, incluso rojos bohemios y medio borrachos deambulan entre las paraetas cantándole a cuba:

-Oh cuba mi amor, ¿ qué te han hecho con el embargo?

Te deshacen, pero tu, pero tu: resiste amada mía,

Resiste, que pronto abandonare Vall d’ uixo y me uniré a tus palmeras.

Imagen

El porvenir señor, el porvenir. Por la voluntad le leo el porvenir- una misteriosa gitana con un puro en la boca detiene al camarada Amado que habla sobre los fértiles valles de cuba caminado entre las paraetas donde valleros venden bombillas, incienso, mirra, y trozos de hueso de Recedero Centelles que curan todos los males si se coloca cerca del corazón y se cantan dos padres nuestros y un Ave María.

-No, no gracias. Mi futuro lo conozco, irme de este ambiente infernal- le contesta el camarada Amado a la gitanilla.

La contempla confuso y siente ternura ante la imagen de una pequeña gitana adornada con un velo repleto de cascabeles, colgantes de oro, aros de plata, y cientos de cascabeles que penden de brazaletes de plata atados a las muñecas, y así cómo muchos más atados a sus bellos tobillos desnudos ,pues va descalza.

La agarra de la mano, entre el murmullo de voces:

¿ quieres venirte conmigo a Cuba?- le pregunta de súbito, sin reflexionar, impulsado por el deseo.

Ella duda, y le pregunta atónita:

¿ Cuba?

Si- responde él.

Imagen

Miran a su alrededor, escuchan los dos aterrados las voces que les rodean en el mercadillo fascista católico de Vall d’uixó:

Huesos de Recedero Centelles, biblias católicas; la sociedad no valora nuestros esfuerzos por limpiar a los enemigos de la patria, los rojos, los putos rojos, por la sangre derramada de fascistas en la guerra civil…- ambos dirigen la mirada a la paraeta de donde salen esas voces.

La paraeta está adornada con banderas fascistas y cráneos humanos.

Son los 9 niños de padres comunistas que mando encerrar en el sótano de al iglesia de la Asunción en 1940 un teniente de la guardia civil para que murieran de hambre y de sed. Los niños chillaban día y noche:

  • papa, mama, papa, mama.

    Algunos eran bebes y los fascistas obligaban a escuchar a sus padres, cautivos comunistas y anarquistas, cómo se morían de hambre y de sed.

La chica gitana mira los rostros de sádicos, de asesinos, de criminales de los fascistas. La guardia civil que custodia la paraeta al notar las miradas de ellos tiran mano a la culata de su revolver.

Los dos salen corriendo.

Imagen

Angelillo de Uixó. Días previos al genocidio que va a acontecer en vall d’uixó, sospecho el PP de Vall d’uixó van a asesinar gente de izquierdas. Insto a los camaradas a resistir.


La paraeta fascista de Vall d’Uixó by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Amb el vistiplau de l’Ajuntament i la comissió de les festes de la Sagrada Família i el Santíssim Crist de la Vall d’Uixó, podem observar en una paradeta de la fira, unes banderes on s’exhibeix el feixisme i el Nazisme.
Amb normalitat meridiana.

Bonita, cubre tus pechos, de Angelillo de Uixó.

Imagen

I. Breve descripción de los hechos que se denuncian.

Imagen

El señor Amancio, oh hermanos, tiene una tienda de ropa para señoritas muy importante. Por eso no le importa desnudar todos los años a unas zorras sin recursos para que exijan sus derechos humanos o algo así mostrando sus senos ante los medios de comunicación y gritando cómo locas:

“mi cuerpo es mío, yo me desnudo”

Y, Oh hermanos, ¿las habéis visto en la televisión?

Apostaría cualquier cosas a que sí, cerdos capitalistas.

Imagen

¡Cómo disfrutan de contonearse, de pavonearse, de ser el foco de atención, de fomentar la lujuria, el exhibicionismo, el hedonismo, el capitalismo, y de patrocinar la tienda de ropa del señor Amancio!

Ellas se lo pasan en grande haciendo el indio, tanto cómo vosotros de mirar lo que la ropa del señor Amancio momentos antes les cubría.

Así es el capitalismo.

Penetra en todos los grupos sociales, los secuestra, los asesina; mata la reivindicación social.

La mujer hermanos es falsedad- así me lo decía mi profesor de catecismo.

! Y cuanta razón tenía este santo!

Es el único profesor bueno que he tenido en mi vida, el único que se merece mi respeto.

Cuatro cosas bien dichas le diría Don Roque al señor Amancio que pretende llegar muy lejos con el dinero de las pobres mujeres.

Estas pobres desgraciadas necesitan estar siempre guapas, mudadas, coquetas.

Su supervivencia y la supervivencia de su prole en la sociedad capitalista les van en ello.

Imagen

El señor Amancio lo sabe y les proporciona los objetos que necesitan para sobrevivir. Comercia con ellas cómo lo hacía el hombre blanco con las tribus de apaches. Pero el trato es injusto, ellas siempre van a perder.

El señor Amancio no es el único que comercia con las mujeres; muchos burgueses también lo hacen porque saben lo que mueve el comercio que rodea a la mujer:

Diamantes, seda, bolsos, oro, cadenas, látigos de cuero, pintalabios, perfumes, vestidos, armas, compresas, tampones, consoladores, cuerdas, esposas, anillos, champán, yates, fiestas, bozales, plantas exóticas, antidepresivos, ansiositos, maceteros, manzanas, cerezas, viajes, hoteles, coches de lujo, heroína, jeringuillas, sexo, psiquiatras, psicólogos…

II. la foto de Femen.

Imagen

¿Que le parece el ganado señor Rancio? Es de lo más granado- el jefe de marketing acompañado de varios fotógrafos le señala a un grupo de chicas pobres que beben champán, comen y esnifan cocaína.

¿ La gorda también va enseñar los pechos?- pregunta con inquietud por la marca el señor Amancio observando el ganado.

-Ay, estate quieto- exclama una modelo rubia apartando con dulzura la mano a un músico de la orquesta que la soba.

-Tienes una bonita voz. ¿ Sabes cantar?- le entra el músico.

Imagen

La rubia se queda quieta sintiendo el aliento del músico en su cuello, así como sus manos que se deslizan por su hermosa cintura mientras ella corta un trozo de espumosa tarta helada.

¿ Por qué lo dices?- le pregunta quietecita.

Por qué podrías hacer una prueba con mi grupo y grabar un disco- el músico aprieta su cuerpo contra ella que suspira de gusto.

Se gira y observa al músico. Se trata de un chico alto, bien parecido, de ojos vivos que la contemplan lleno de deseo.

¿ De verdad?- pregunta ellas sin parar de pestañear.

¿ Por que te iba a mentir?- le dice él dándole un beso en la boca repleto de tarta helada que él también saborea y luego riega con champán.

¿Entonces la gorda no se pone en topless?- le pregunta el jefe de marketing al señor Rancio.

Imagen

Por favor- contesta él con sarcasmo.

El jefe de diseño toma nota y da instrucciones a los fotógrafos de cuales se tiene que desnudar y cuales no.

-¡Menuda van amontar las feminista de verdad cuando se enteren de este circo!- le dice a un ayudante.

-Venga chicas; zorras, zorras, venga al plató, a desnudarse, quitaros la ropa de inletex- ordena dando palmas el jefe de marketing a las zorras que se agitan serpentinamente cómo gallinas a las que persigue un zorro en un gallinero.

Entre risas y medio borrachas empiezan a desnudarse las alegres zorras.

Tu no bolita de grasa- le dice con cariño el jefe de marketing a una pobre gorda.

¿ Yo no desnudar?- pregunta la gordita-

No- le dice con ternura el jefe de marketing.

Pero así no encontrare marido- la gordita rompe a llorar.

Imagen

Venga, venga cariño, tienes que comprender que esto es un acto feminista. No es este el lugar cariño de enseñar los pechos. Cuando te vayas a casa sales al balcón se los enseñas a los de tu barrio- el jefe de planta dándole un trozo de mantecado consuela a bolita de grasa que sonríe.

Una nube de flases cubre al hembrar.

El señor Rancio mira fijamente a un chica, la más seria de todas. Su mirada es áspera, cómo la de alguien que tuviera dificultades extremas en su vida. Sus pómulos le dan el carácter de una luchadora infatigable, aunque también parece algo zorra. Por un momento le recuerda a alguien al señor Rancio, y siente un profundo terror. El señor Rancio se esconde detrás de unas bambalinas y suspira asustado.

-Oh locura, maldad, perfidia. ¿ Será o no será ella? Se asoma y la vuelve a mirar. Varios fotógrafos juegan en ese momento con sus pechos. Ella traga saliva mientra le meten mano para pintarla.

¿Quedamos luego?- pregunta un maquillador vestido con una túnica de colores que conjunta con su pelo de colores. El rostro del maquillador es el de un enfermo sexual.

-¿ Vas a pagar?- pregunta ella fría.

-¿Cuánto quieres?- pregunta él mirando su hermoso trasero.

-100 con corrida en la cara incluida.

-Ok- le responde él.

El señor Amancio con las manos sobre la cabeza, alejado del murmullo de voces, de flases, de jadeos, de dientes que mastican golosinas, gargantas que beben champán se debate tras las bambalinas.

-Oh dios mío, que han visto mis ojos.

¿No vino hace años a mí una antigua amante con una adolescente parecida a ella diciendo que era mi hija?

¿ Será o no será?

Que horror si es ella, que vergüenza.

Imagen

Angelillo de Uixó.

Artículos relacionados ttp://www.madriz.com/lara-alcaraz-los-medios-buscan-el-reclamo-de-unas-tias-que-protest


Bonita, cubre tus pechos, de Angelillo de Uixó is licensed under a Creative Commons Attribution 3.0 Unported License.
Based on a work at https://angelillo201.wordpress.com.

Vall d’uixo recuerda al nazismo a través de sus fiestas.

Imagen

Vall d’uixó produce espanto, horror, al viajero.

Esta tarde estaba con un grupo de alemanes enseñándoles el pueblo, cuando una procesión de furios devotos de Cristo que celebraban una romería por la judería han venido hacia nosotros.

¿ Católicos?- nos han preguntado pasando las antorchas por nuestra cara.

Si, si- he respondido yo, y les he indicado a mi amigos alemanes que no dijeran que eran protestantes, o lo que los quemarían vivos en la plaza.

Ja, ja- han dicho ellos muy asustados.

Decid el padre nuestro- me ha mandado el chapelan cómo prueba para comprobar nuestro católicismo.

Yo me he puesto de rodillas, los alemanes también, y he empezado a cantar; ellos hacian el coro:

Padre nuestro que estás en los cielos,

satificado sea tu nombre,

perdoname pescado como perdono a los pescadores,

no me dejes caer en el mal,

ni en la tentación,

y…

Basta, basta, me ha gritado el chapelan disgustado.

No te lo sabes, pero me vale, podéis seguir.

Yo he besado su anillo y los alemanes también.

Nos hemos ido corriendo en dirección contraria a la que llevaban ellos.

Imagen

Iban por las calles dando cánticos enfermizos con las antochas encendidas.

Luego han llegado otros con capiruchos y pegándose por la calle.

Un horror, un horror.

-A nosotros recordar a los nazis esta gente- me ha dicho Franktonsteins Wolfengf.

Los nazis muy católicos, e intolerantes, llevar hebillas en pantalones para no caer patalón donde poner:

Dios con nosotros.

Imagen

Angelillo de Uixó del facebook de loli, Un horror lo que estoy viviendo en Vall d’uixó. En estos momento los católicos están cerca de donde escribo, tengo miedo.

La huerta, crónica del precariado de Angelillo de Uixó.

Imagen

Cerca del empedrado de las calles de Vall d´uixó, en dirección a la ermita de San Antonio, podréis, oh hermanos, aun hoy en día ver una pareja de precariados intentando sacar adelante una huerta ecológica.

Las discusiones entre ellos, el desanimo, y los gritos son constantes.

Ayer, esta pareja, en la gloriosa España de Zapatero, fueron dignos proletarios.

Imagen

Ella en el corte inglés; él, proletario reponedor en el carefull.

Muy caro les salio esto.

Vivían por encima de sus posibilidades, hasta que el corte ingles y carefull, gracias a Dios dijeron:

¡Basta ya!

Imagen

Motivos para despedirlo los había, oh hermanos.

Ambos carecían de principios anarquistas y comunistas que les capacitará para desempeñar con responsabilidad social un puesto de trabajo, es decir, el juramento que ata a todo proletario a defender por encima de su vida a su grupo, a su estamento, a sus hermanos, al grito de:

Todos para uno, y uno para todos.

Imagen

Cuando fueron expulsados de su puesto de trabajo, oh hermanos, fue cuando se dieron cuenta de que no tenían compañeros de verdad, ni amigos.

Un árido desierto se convirtió para ellos la fértil sociedad vall d´uixó.

Nadie hizo nada por ellos.

Al revés, los camaradas de ayer de la liguilla de fútbol del carefull con los que jugaban ambos los domingos, dieron la razón al carefull del despido de él , y al corte inglés del despido de ella.

Ella que disparaba el penalti falló.

Y todo para ellos se acabo allí, ese fatídico domingo.

Los jueces dictaron sentencia al día siguiente: despido objetivo con 8 días de indemnización por año trabajado para él, y 20 días por año trabajado para ella.

Él se fue a un bar de vall d´uixó en busca de sus amigos para emborracharse con dinero del finiquito. Ella a una despedida de solteras de unas amigas lesbianas de Moncofar.

-Joder que ambientazo- dice él al entrar embriagado por el ambiente festivo del pueblo.

Imagen

Por las calles las comparsas de votantes del PP vestidos de falleros y falleras desfilaban tras de la orquesta municipal que tocaba el Paquito el chocaleto y lanzaban tracas valencianas en honor a las fiestas patronales de la Putísima Familia.

Una Virgen ramera de 15 años hacia de la madre de Jesús, y Jesús era su bebe que buscaba a su padre.

Un abrazo- abre los brazos de par en par un morenajo latino con toda la falsedad del mundo. El kepsu, solo y aburrido, a punto de irse solo medio borracho, y sin un céntimo más para gastar en cerveza, se abraza a él al entrar al bar con sentida esperanza que convierte en afecto.

Imagen

Una ronda para todos mis amigos- dice él muy alegre y necesitado de un abrazo.

Y ya rápido todos los del bar le saludan muy felices y sonrientes, y juran al camarero que son amigos suyos de toda la vida.

-Desde que era así de pequeñito es mi amigo- le dicen al barman muchos clientes llevando la mano a la altura de sus rodillas y sacando fotos de sus hijos y sobrinos que hacen pasar cómo si se tratará de él de pequeñito.

Él, saca del bolsillo un fajo de billetes del finiquito; y todos antiguos proletarios despedidos de sus puestos de trabajos que andan cómo perros abandonados de bar en bar buscando amigos, exclaman asombrados y excitasídimos ante el aroma del dinero:

OHHHHHHHHHHHHHH.

La caja registradora del bar hace:

Gruck, al abrirse, al igual que los labios del barman.

-¿ Oye, que celebramos?- le pregunta un farandul con espuma de cerveza en el bigote.

-Mi despido- contesta él enfierecido, con ganas locas de emborracharse.

Y todos aplauden la ocurrencia.

Muy buena, muy buena ocurrencia lo que has dicho. Con dos cojones- le felicitan dándole palmadas en la espalada.

Por el bar van comentado la ocurrencia.

-Oye, que este dice que celebra el despido-se escucha cómo un eco mientras dedos lo señalan y se vuelven a él las miradas.

¿Habéis escuchado jamás algo tan ingenioso?

Imagen

José, un discapacitado manco a causa de un accidente laboral cuando trabajaba en una carpintería Segarra sale a la terraza para comunicar la ocurrencia de varios parroquianos que miran el lento avance de la procesión.

Mira fijamente con deseo a la niña que hace de Virgen María. Esta le devuelve la mirada, lo hace furiosa. Levanta al niño para que sepa que es suyo. AL bebe también le falta una mano. José entra al bar huyendo de si mismo, y se mete en el más oscuro rincón y rasca con la mano la pared de un grueso pilar para descargar su conciencia y su vergüenza.

Imagen

-Otra ronda- pide él.

-Otra ronda- pide ella.

-¿ te gusta el Fray Angelico?- pregunta ella a su amiga Manola, una chica con el pelo rapado y que viste cómo un chico y a la que le gusta que le llamen Manolo.

-No, eso es de chicas, pídeme un whisky nena- le contesta Manola que le toca el culo a ella que sonríe. Obediente, cariñosa, comprendida pide un par de whiskys.

¿ Y cómo te va con tu compañero?- le pregunta Manola-

Imagen

Es un gilipollas- le responde cogiendo el vaso de whisky y dando un largo sorbo que le hace toser.

UG, UG, UG, hace, y pide perdón.

Perdón.

Manola hace ademán de no darle importancia.

Dicen que le han despedido del carefull- comenta Manola cómo el que no quiere la cosa mirando las sedosas piernas de ella que las junta muy coqueta.

¿ Cómo lo sabes?- le pregunta ella bebiendo otro sorbo y sintiendo un ligero dolor de cabeza.

El otro día en la cuadrilla de albañiles donde trabajo, el jefe nos mando hacer un remiendo, y cómo se que él trabaja allí, quise preguntarle por ti- le lanza Manola una mirada picara que ella recibe cómo mujer que es, halagada- No se te ve el pelo mona.

Ella sonríe y Manola la abraza con cariño. Ella vuelve a beber, apartándose un poco. Manola le quita el vaso de whisky y el mete la lengua en lo boca y la empotra contra la pared comiéndosela a besos.

-¿ Y ahora que no tienes empleo que va a hacer?- le pregunta el Kepsu con las manos sujetando su cabeza sobre al barra del bar para que no se le caiga.

-No lo se joder- le dice él, ya borracho.

Alrededor de ellos hay tres vasos de whisky vacíos, dos de tequila, y unos 10 botellines de cerveza.

El kepsu melancólico y ojeroso por la melopea, llevándose el dedo índice a los labios y acercándose al oído de él le susurra cómo si confesara un pecado ante un chapelan:

-Yo llevo tres años sin trabajar, ¿sabes hermanoooo? y ya he consumido mi dinero, ero, camionero, ¿pero sabes lo que haría yo si tuviera aun dinerito, ito, itoooo?

Nooooo- contesta él.

Pues haría un huertecito ecologito,- al kepsu se le encienden los ojos repletos de Fe, e hipa varias veces- y luego hermanito, haría una pequeña granja con gallinitas, un par de cabritas, cebras, pavos, y.. y – de repente rompe a llorar hipando.

Joder Kepsu ¿qué te pasa?- le pregunta él conmovido y pasándole la mano por el hombro.

El Kepsu, llorando sobre el vaso de whisky cuyo líquido blanquinoso se expande formando pequeñas ondas que se rompen contra el cristal del vaso cuando caen las lágrimas le habla emocionado:

Mi huerta tendría además un perrito. Cómo Canela, la perrita que recogí en texas de niño y se mato cuando jugando con ella por la casa a futbol saque el balón por la ventana y ella salio despedida tras el.

Canela, cenala, canela, yo te mate- el kepsus llora y se pone a vomitar los panchitos con los que se alimenta desde hace tres días.

Él, traga saliva conmovido. Se mira ante el espejo que hay de fondo en la pared tras la barra del bar, junto a la cafetera.

-Tendrás a canela Kepsu- se levanta haciendo un juramento sobre su rostro reflejado en el espejo.

Imagen

Sale del bar dejando 20 euros sobre la barra que se guarda el kepsu en el bolsillo cuando nadie le ve.

La cuenta, la cuenta- grita el barman.

El kepsu le sigue por la calle y lo alcanza.

– Cuenta conmigo, cuenta conmigo hermano- le ruega de forma sincera, necesitada, desesperada.

Ambos se abrazan mientras una pareja de beneméritos pasan con el coche haciendo ronda.

Bueno ya tenemos un terrenito.

EL kepsu, ella y él contemplan un trozo de tierra que les han dejado cerca de San Antonio. Una pequeña perrita bautizada cómo canela sacada de la perrera servi can a la que iban a inyectarle la inyección letal porque nadie la adoptaba y los perros abandonados se amontonan, trota libre y feliz.

Hacen una paella para celebrar lo que será su huerta, que más que una huerta es un proyecto personal de vida que dispone hasta de una casita de aperos que servirá para corral. Sacan vino y champán, y se emborrachan. Hasta la buena de canela bebe feliz champán, lo que provoca que vaya dando tumbos por la carretera y la chafen.

Al día siguiente el kepsu no aparece para trabajar.

Kepsu ¿ te pasa algo? Estamos aquí esperándote- le dice ella llamándole por teléfono.

Es que no puedo ir, me he hecho daño en al espalda, empezar sin mi ¿ vale?

Vale- contesta ella.

Y ambos cómo si se tratará de Adan y Eva en el paraíso se entretienen. Ora quitando la maleza, ora cavando. Las sugestivas campanas del cercano pueblo de la vall d´uixó acompañan sus labores. Y al terminar el día, ambos están fatigados, morenos y tristes.

Imagen

-Mañana no vendré. Tengo que acompañar a Manola al medico- le dice ella a él.

-¿Qué no tiene madre la Manola?- le pregunta él cabreado y suspicaz.

-Es lesbiana ¿ vale?- le recrimina ella sus inhumanas palabras con insolencia.

-Lo siento cariño, lo siento- le dice él pidiéndole perdón y abrazándola.

-A veces eres muy cabrón con los demás. Ese es tu maldito problema- ella le rechaza su abrazo durante unos segundos, cómo suelen hacer las mujeres, oh hermanos, para manipular nuestras sabias y prudentes sospechas. Al final acepta el abrazo de él.

Los días pasan, las estaciones cambian y el kepsu no mejora de su espalda.

El paro se les ha agotado y pasan hambre, las hortalizas no les crecen.

Los conejos se les han comido los repollos y las zanahorias, los gorriones las espinacas y las acelgas, los topillos las lechugas, los hambrientos del pueblo las cebollas y las patatas.

ÉL se ha vuelto zapaterista, y ella bisexual.

-Vuelve, vuelve Zapatero, vuelve a la patria, que te necesita. ¿ donde estás Zapatero, donde estás? Contigo volverán los felices tiempos del pleno empleo, de las tarjetas de crédito, quiero vivir por encima de mis posibilidades, otra vez, una vez más, una vez más, solo un mes más…

-Por favor, cállate, ya estoy harto de oírte hablar de Zapatero- le dice ella tirándole un trozo de estierco de oveja.

Él, indiferente a sus insultos cotidianos y sus contantes infidelidades con Manola, mira unas coles. En ellos encuentra un feliz gusano oruga que come.

-Oh gusano, gusano, cómo te envidio, obtienes tu alimento de mi trabajo. Gracias a que yo produzco, tú vives. Dime gusano, dime, ¿eres feliz así? Mi jefe lo es, y las personas felices son buena, sin embargo me aplasto.

¿ Por qué, por qué?

¿Fui acaso problemático¿ Acaso noble gusano hice alguna queja?

Mirando el aire y la nada continúa su dialogo con el gusano:

¿ Por qué, por qué?

Ayyyy- chilla ella levantándose de un camellón donde escarda patatas y empieza apegarle y a gritarle histérica:

-Deja de hablar con los gusanos, desgraciado.

Imagen

Angelillo de uixó. Crónica del precariado.


La huerta, crónica del precariado de Angelillo de Uixó by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Vivir en un pueblo fascista: Vall d´uixó

Imagen

La siguiente historia está basada en hechos reales, los nombres y lugares han sido ligeramente cambiados, pero no mucho.

Imagen

Sobre un bancal abandonado entre casetuchas repletas de verjas de alambre colgando de esquina a esquina, entre regles torcidos y ciclópeos focos de obra clavos entre lo alto de un pilar, observando encendidos día y noche para disuadir a miserables a que no entren a los corrales buscando gallinas, restos de comida, chatarra…

Suspira profundamente Miguelín bajo las primeras luces del alba de Vall d’uixó que despierta lentamente.

Otro día en el paraíso-exclama.

Imagen

Su sombra cruza perdida en el ceniciento paisaje hasta dejar caer el azadón sobre la tierra cana. Avanza lentamente arrastrando la tierra cómo una lombriz sobre el melancólico bancal. Con garbo pero sin ilusión, triste; golpea la piedra caliza que se rompe y arrastras unas migas de tierra polvorienta y ennegrecida con olor a rancio que se amontona sobre el camellón. Deja tras el golpe del azadón pequeñas ramas rotas de grisáceos y resecos arbustos. Y otro pasito que avanza Miguelín sobre el bancal.

Alza su frente, y observa vall d´uixó con horror, frustración y angustia. Se pregunta lo que le han preguntado mucha gente que aun le aprecia:

-¿Qué haces viviendo en Vall d´uixó Miguelín?

¿ No ves que es un pueblo de ambiente fascista?

En vall d´uixó solo hay gitanos, guardias civiles, cocainómanos, toreros, mendigos,  y votantes del PP.

Imagen

Galgueando algo cojo llega su pequeño lebrel que se acurruca cerca. Miguelín lo saluda alegre, el perro le devuelve el saludo moviendo el rabo mientras olvida lo acontecido comiendo una pequeña alita de pollo que lleva entre los dientes y devora entre sus patitas. Una de ellas está un poco raspada de una herida de una pedrada que le ha alcanzado de rebote. La china ha sido lanzada desde una ventana por unos rumis de las casas de arriba donde husmeaba entre la hierba seca y medio podrida los despojos del festín de los rumis, que tras eructar copiosamente y emborrachare bajo al luna lunera antes de rezar a ese tan falso dios cómo el oro que venden.

Miguelín observa cómo la furgoneta de rumis baja rauda, pistoneando el motor y echando abundante humo. Se detienen en la casa de los primos que tiene bajo su bancal. Asoman perros atados a motores citroen hechos chatarra sobre escombro, llevan los canes la mirada perdida y enloquecida. El espectáculo turba el ánimo de Miguelín.

Se escuchan varios gritos entre ellos, y acusarse con toda suerte de mentiras; pues los rumis son tan incapaces de decir una verdad cómo de trabajar.

La furgoneta arranca y se va.

A la espalda de Miguelín hay una cesatuchas donde moran fascistas. Asomados a la baranda cómo los cuervos sobre el hilo de los postes de telefonía le miran con rabia de fieras asesinas, una mujer anciana y un discapacitado.

Le llegan algunos comentarios de la tía Sebeta, que en batín se dirigen contra él buscando provocación. Utiliza a su sobrino cómo mensajero, un discapacitado de 11 años con tintes psicóticos fascistas.

-Si Franco estuviera vivo, ese rojo no lo estaría- le dice señalándolo cuando Miguelín se gira.

A él le da igual el comentario después de tanto tiempo y de haber visto todo lo que han hecho los fascistas votantes del PP y los guardias civiles a gente de izquierda. Ya da todo igual.

La tía Sebeta ríe ante él.

Imagen

Buscan infatigablemente un motivo para que Miguelín haga algo para empezar una pelea, algo que desencadene que se tenga que ir de esas tierra.

Miguelín sabe en lo que quiere la tía Sebeta que es suba y le diga:

¿ Qué has dicho?

Entonce la tía Sebeta dirá:

Malparit, eres uns malparit.

Y saldrá el marido, los hijos y el yerno escondidos tras la puerta, y empezaran una pelea que seguramente Miguelín, por numero perderá y acabará en el juzgado, donde él ,al carecer de testigos que declaren a su favor, y ser todos los jueces de Castellón muy de derechas, acabará en el calabozo tras un sumarísimo.

Imagen

Al salir solo podré hacer dos cosas: o irme de Vall d´uixó, o matar con un bate de béisbol a la tía Sebeta. ¿ qué otra cosas se puede hacer?- se pregunta aferrada su mano sobre el mango del azadón y de espaldas a la casa de los votantes del PP que mascullan algo entre dientes.

Miguelín erguido sobre le ribazo cómo un centauro Apolonio, ajeno al trabajo que en cierto modo es estúpido:

! una huerta ecología en medio del fascismo!

Se recrea en su fantasía sobre últimos momentos de la tía Sebeta. Una mujer de cerca de 60 años, bajita, gorda, fascista, y bastante escandalosa. Ha llevado una vida miserable, repleta de desencuentros con todo el mundo, discusiones absurdas, injusticias cotidianas capaz de volver loco a cualquiera. Y ha llegado a la vejez cargada de resentimiento y odio. Razones no le faltan para odiar a los rojos, su vida ha sido una mierda repleta de decepciones, pero no por eso se le debe disculpar o justificar ser facha. Miguelín se la imagina chillando de lo lindo ante el primer golpe con el bate de béisbol en las costillas:

-Asesino, asesino, rojo, aggggg, aggggg, que me matas.

Y luego otro golpe, no muy fuerte, en los riñones:

Aggggg, agggggg.

Se pararía a contemplar cómo se arrastra por el suelo llorando y toda sudada suplicando gracia a su vida.

  • Joder, lo divertido que debe ser matar a golpes a una mujer así. De verdad- le dice a su lebrel que le mira con los ojillos ojerosos y moviendo el rabo.

  • Piensas lo que yo, si no, no moverías el rabo- le dice esto Miguelín acariciando su cabeza.

Se empieza a reír y a cavar con esmero sin dejar de pensar en el siguiente golpe. Su risa le llega a la tía Sebeta que se pone colorada, cómo si adivinará lo que piensa Miguelín. El vall d´uixó es muy fácil saber lo que piensan los demás: En joderte cómo sea.

Imagen

-Sin vergüenza- le grita, mal fainer- dicho esto la tía Seba, cómo abochornada se mete en la casa disgustada de que no sirva para nada la provocación.

Gira con la cabeza al marido, al yerno y a los hijos que dejan en el suelo las cadenas y los palos con angustia.

Migueín deja caer al azada pensando que cae el bate cae sobre la carne fofa sobre la mejilla de la tía Sebeta, y varios dientes vuelan dentro de la boca, y al instante son expulsados. El golpe en la boca es el de sangre, pronto sale el marfil de la tía Sebeta y la espesa sangre. La mujer sudando, con ojos de cordera ruega una y otra vez por su vida chillando de dolor y de humillación. De rodillas la tía Sebeta se pone en la figura de la amantis religiosa y suplicas lastimeramente cómo un perro herido:

OHHHHH; OHHHHHH;OHHHH, Miguelín no me mates te lo ruego.

Y él ríe.

JAAAAAAAAAAa

Luego la mira y reflexiona en silencio junto a ella.

La tía Sebeta, deformada por los golpes, adivina su pensamiento:

Tantos años soportando tus insultos, tus miradas de odio, tus provocaciones, nacidas por parte tuya, sin que yo sepa el motivo nos ha conducido a esta situación. Vaya putada ¿EH?

¿Te crees que tu y tu familia sois cómo la guardia civil o los jueces de Castellón para juzgar a la gente por sus ideas o por lo que escriben?-

-Ahora vas a morir.

Ella todo el rato tendría el rostro repleto de terror adivinado los pensamientos de Miguelín; que cómo los de cualquiera de vall d´uixó son muy fáciles de adivinar.

Miguelín pega con el azadón y rompe una enorme piedra caliza.

La tía Sebeta y toda su familia está sobre el balcón de su caseta espiando, y muy indignados.

-Malditos rojos, malditos rojos. Solo piensan barbaridades. Asesinos-  escucha decir al marido.

Angelillo de Uixó.

Imagen


Vivir en un pueblo fascista: vall d’Uixó by https://angelillo201.wordpress.com/ is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Las lágrimas de la colaboradora social de Vall d´uixó.

Imagen

 

Estoy bajando de la sala de lecturas de la biblioteca de Vall d´uixó para irme a casa.

Percibo ya la luz blanquecina que entra por la pared acristalada de la entrada de la biblioteca. Cuando me detengo de súbito en un descansillo conmovido al escuchar una trompeta que toca el concierto de Aranjuez de forma tan sublime que mis sentimientos se agigantan y me hieren, me traspasan. Esa melodía me hace sentir feliz, pues, Oh hermanos, la música de Falla me encanta; y el tipo ese que la está tocando en la calle le está dando a la partitura de puta madre. Nada de las tonterías de esas orquestas de enclenques músicos de cámaras. No, el tío la está tocando con emoción, con sentimiento, con dos cojones. Seguro que no tiene ni puta idea de leer música, por eso lo hace tan bien.

Imagen

Me asomo tímidamente sobre el descansillo, y puedo ver lo que transcurre en la planta de abajo, la de la entrada.

Hay una chica tras una mesa sentada en una silla, cómo si se tratará de una conserje, pero no es así.

Se trata de una colaboradora social, lleva un par de semanas en la biblioteca.

De su ropa cuelga un cartón cubierto con un plástico donde pone: colaboradora social.

Imagen

Me da mucha pena verla allí, tras la mesa vacía, sin nada que hacer.

Yo siempre paso de largo y de perfil por su lado sin decirle nada. El resto de gente hace lo mismo. Nadie la mira por no avergonzarla.

Todos sabemos lo que son los colaboradores sociales de Vall d´uixó.

Gente sin recursos que acuden a los servicios sociales para que se rían de ellos.

Son unos hijos de puta los de los servicios sociales.

A estos pobres diablos los meten en cualquier sitio publico: colegios, asilos, bibliotecas, para que no hagan nada. Estar allí plantados y que todo el mundo los vea, y todo por 100 euros al mes.

Da mucha pena y mucha vergüenza ver a esa gente. Es cómo mendigar.

Yo creo que sinceramente que peor que mendigar por tu cuenta, seguramente se ganara más.

Una vez conocí a un tipo que mendigaba que me dijo que llego a ganar una vez: hasta 400 euros en un día.

Joder hermanos, me dio ganas de ser mendigo cuando me lo contó.

Pero lo de está chica me da mucha pena, de verdad. Allí tras la mesa, cómo una momia, y es bonita, de verdad.

La suelo ver todas las mañanas tras esa mesa vacía mirando la gente que va a entrar,

y cuando van a entrar agacha la cabeza, supongo que le dará vergüenza que le veamos los ojos.

Mientras subo la escalera para conectarme a Internet suelo pensar en ella:

¿ Qué deberá pensar durante las largas horas que se pasa tras esa mesa de brazos cruzados?

¿Odiará al alcalde y a los servicios sociales?

Imagen

Me daría mucha pena que encima lo viera lógico.

Hace unos días había otra colaboradora social, más fea, y más imbécil, también en la biblioteca. Estaba encargada de apuntar a la gente que utiliza Internet en una hoja, es decir, encargada del orden de la cola de Internet.

Le colgaba de su pecho también el cartelito de colaborada social.

Me dio mucha pena la pobre desgraciada.

Le insinúe con delicadeza sobre su situación mientras pedía mi turno:

-Una cabronada ¿ no? eso de ser a la fuerza colaborador social.

-¿ Por qué?- me pregunto ella sonriendo de forma nerviosa, y añadió cómo un listilla mirándome a los ojos cómo una gata herida:

-A mi me gusta esto. Siempre he querido trabajar en una biblioteca- eso me respondió, oh hermanos. Aunque en el fondo, por la respuesta supe que la pobre quería defender la poca dignidad que le quedaba de cara a sus semejantes, a su grupo social, a su familia, a Dios, y a la comunidad donde vive.

-Pues enhorabuena preciosa. Lo conseguiste- le conteste y no dije nada más, me indico mi ordenador y sentí pena por ella, más de lo que podría ella imaginar, pues soy muy sensible para estás cosas, de verdad.

Imagen

La colaboradora conserje estoy seguro que no me contestaría así, se la nota más sentida.

Lo noto por cómo oculta la cabeza bajo una bolsa vacía de pan con dos agujeros para que no la vean. Yo creo que se pone la bolsa cuando van a la biblioteca sus sobrinitos.

Cuando la veo así, de verdad, me da mucha pena.

Imagen

Hoy me alegro de verla contenta.

La observo desde el descansillo tatarear el concierto de Aranjuez. Mira los cristales esperando que aparezca el músico, y yo también. Ella suspira, ríe, tiene una bonita sonrisa. La verdad es que lo está haciendo muy bien el músico. No es una pieza fácil.

La música suena cada vez más cerca y aparece de espaldas a los cristales la figura del músico. Su pelo es largo, negro y rizado, le cuelga más allá de los hombros. Viste de forma andrajosa, cómo un bohemio, es delgado y bastante alto. La colaboradora se ha levantado. La mesa, esa mesa que es una burla donde no tiene ninguna faena que hacer está vacía. En ella llevo dos semanas viendo cómo coloca las manos, y llora. Ahora también llora, pero emocionada. De alguna forma el músico nota su presencia y sin dejar de tocar de gira y quedan los dos miserables cara a cara. El sopla y sopla las felices notas.

Alegría, alegría, oh hermanos, yo salgo de las sombras y mi presencia es visible, pero ellos no la notan. Ambos están pegados al cristal que los separa, aunque sus almas ya se tocan.

Imagen

Una persona tira una moneda a los zapatos del músico. A él le da igual, la chafa.

Él solo tiene ojos para ella, y ella para él.

Yo les hago la señal de la cruz y los caso.

Angelillo de Uixó. Las indignidades de Vall d´uixó a 11 de octubre del 2013, muy triste lo de los colaboradores sociales, creo que me voy llorar está tarde.

Imagen

 

 

 


Las lágrimas de la colaboradora social de Vall d’ UIxó by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

 

 

file:///home/usuari/Escritorio/7742-%E2%80%9C%C2%A1picoleto-de-mierda-%C2%A1baja-que-te-vamos-a-quemar-el-coche%E2%80%9D

Imagen

Un guardia civil atenta contra si el día de los enfermos mentales.

Imagen

Día internacional de los enfermos mentales. El Alcalde de Vall d’ Uixó con un olla en la cabeza y un globo azul del PP en la mano derecha razona sobre un atril ante un grupo de enfermos mentales del pueblo congregados para el acto.

-Los enfermos mentales tenéis los mismos derechos y las mismas obligaciones que el resto de ciudadanos. Debéis hacer un esfuerzo cómo el resto en la recuperación del país. Por eso os hemos subidos los impuestos, os hemos quitado las subvenciones, os hacemos pagar las medicinas y os hacemos rendir y aumentar la productividad cómo al resto de normales en las fabricas.

Imagen

Nadie os ha tratado con tanta igualdad cómo al resto de ciudadanos cómo el PP.

¿Estáis contentos con el PP? Decir si- les grita el alcalde diciendo con un cucurucho en la boca:

Siiiiiii.

Un discapacitado grita:

Siiiiiii

Y el resto empieza a gritar:

Siiiiii, siiiiiii, siiii

Se exaltan de tal modo por le griterio que empiezan a comerse sus propias manos, a pegarse estereotipadamente con los puños en la cabeza, a agredirse unos a otros.

-Haga algo alcalde-le dice una monja cuidadora de Afanias alarmada por la algarabia.

EL alcalde pincha el globo y todos se callan quedándose con la boca abierta y babeando.

-Lo que decía, son cómo mis electores- le dice en el oído a la monja.

Angelillo Uixó.

Este fue el hipocrita discurso del alcalde de Vall d’uixó en el día internacional de los zumbados; sacado del facebook de Herminia:

Imagen

Al discurs de l’alcalde sobre les malalties mentals, equipara que les persones amb malalties tenen els mateixos drets i obligacions que la resta de persones. Serà per això que els faran pagar l’assistència als centres de rehabilitació i també les medicines?

Imagen

A varios kilómetros de Vall d’uixó, en Pamplona, un guardia civil razona sobre la existencia de ETA en la calle de la milagrosa.

Iba a ir al trabajo, pero de repente se ha parado.

La llave del coche la tiene en la mano.

Habla solo frente a la puerta del coche:

ETA si ETA no.

La gente que pasa lo miran extrañados al verlo hablar solo.

Joder cómo esta el benemérito- dice un paisano a otro.

El sigue hablando solo frente al coche:

Acabar con un grupo terrorista es labor de siglos.

Y ahora dice el capitán que todo se ha acabado.

¿Así?

El benemerito empieza a llorar sobre el techo del coche.

SU cara melancólica:

Imagen

Miguel Ángel Blanco está muerto,

está muerto, está muerto, está muerto,

criando gusanos.

¿ Y todo por qué?

Nada tiene sentido si ETA no existe.

De repente adopta un tono severo, sus ojos no parpadean.

¿ Acaso eso chicos que vi pasar ayer bajo mi ventana ayer no eran de la ETA?

Claro que eran de la ETA,

! y cómo me miraron!

De la ETA que son,

!si lo sabré yo!

Imagen

¿ Y yo que les he hecho?

Nada, nada, nada- pega una patada al coche y varios puñetazos al capo.

¿ Por qué me tuvieron que mirar así?

El agente se muerde el puño. Chilla de dolor, la mano sangra.

¿Y que dijeron ?

“Picotelo de mierda, baja que te vamos a quemar el coche.

Madre, madre- chilla histérico; la gente sale a la calle y lo retiran del fuego con quemaduras

EL coche arde.

Oh.OH dios mío están quemando el coche.

Ha sido ETA, ha sido Eta- grita.

Unas vecinos le ponen un manta y lo llevan al hospital.

Angelillo de Uixó, noticia sacada del facebook de Darío.

Imagen

Un guardia civil destinado en Pamplona simuló en la madrugada de ayer haber sufrido un atentado después de incendiarse su coche en el barrio de la Milagrosa. El agente denunció haber sido víctima de un ataque de kale borroka cometido por dos encapuchados que lo habían amenazado previamente, pero la investigación llevada a cabo por la Policía Nacional apunta que fue el propio guardia el que prendió fuego a su coche.

El turismo, un Skoda Octavia, se encontraba aparcado en una calle del barrio de la Milagrosa, cercana al domicilio del agente, y ardió por efecto de ser rociado con gasolina, sin presencia de artefactos explosivos o incendiarios. Aunque el agente dijo haber resultado herido como consecuencia de la explosión, la investigación tampoco respalda ese extremo, según las fuentes consultadas.

En concreto, el agente, nacido en 1984, presentaba heridas de escasa consideración consistentes en quemaduras de primer grado y cortes en la cara y otro corte muy profundo en el dedo índice de la mano derecha, con posible afección del tendón, y quedó ingresado en centro clínico de Pamplona.

Según el testimonio del agente, a las 2.40 de la madrugada unos desconocidos llamaron al timbre de su casa en el barrio de la Milagrosa de Pamplona para gritarle: “¡Picoleto de mierda! ¡Baja que te vamos a quemar el coche!”. Según el mismo relato, tras bajar rápidamente vio a dos personas rociando su vehículo con algún tipo de líquido y que, al acercarse al coche, se produjo una deflagración que le provocó las heridas.

Fuentes policiales confirmaron que, según las primeras investigaciones, el incendio no se debió a un acto de violencia callejera ni a ningún otro acto de tipo vandálico planeado directamente contra el agente, y que las pesquisas apuntan a que fue el propio guardia civil el que dio fuego al vehículo, por motivos que se desconocen, resaltando las contradicciones en las que incurrió al denunciar los hechos.

Fuente Noticiasdenavarra