Archive for October, 2013

http://cel-agricultura.blogspot.com.es/2013_10_01_archive.html

El Gallinero a lo chuck Norris de Angelillo de Uixó

Entre los guisantes.

Imagen

Mis guisantes dan al camino;

y cuando me meto entre ellos escucho a la gente que pasea hablar de sus asuntos.

Caminan sin sueños, melancólicos, cuentan historias de penas.

Suben el camino paseando ,y regresan por la misma senda, entre casetas.

Imagen

Al fondo se ven los verdes pinares sobre las lomas , y entre torrenteras de las montañas, Vall d’uixó: Gris y monotona.

Yo a veces recuerdo tardes más alegres, huertas mejores.

La que tengo ahora es la más triste.

El terreno es pobre, no hay agua que brote y salte entre las piedras.

Imagen

En este lugar no llueve desde hace meses, y el aroma de la tierra donde no cae la gota es de muerte.

No surge cerámica en la tierra cuando la abró que me recuerde leyendas.

No hay nada del pasado en esta tierra.

Imagen

Angelillo de Uixó.

Creative Commons License
entre los guisantes by Ángel Blasco is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Imagen

 

La izquierda de ayer luchó, la de hoy no.

Imagen

Cómo ha cambiado la vanguardia y nuestro país.

La izquierda de hoy no es la de ayer, pero la derecha de hoy si es la de ayer.

En una ocasión, celebrando una camida campestre con unos amigos, en una conversación jovial, que nadie piense mal, nada de política ni esas cosas, le pregunte a una chica que estaba a mi lado:

  • si estuviéramos en guerra salvando a la clase obrera y tuvieras ocasión de hacer un mundo mejor pegándole un tiro a uno del PP,¿ qué harías?

    Ella me miro y me respondió tras un breve silencio que no lo mataría.

    Jo tíos, que decepción me lleve, no se porque pero me senti mal.

    Hice la misma pregunta la resto y me contestaron lo mismo.

    Yo estaba allí bastante deprimido y aburrido, eso si, la paella estaba bastante buena.

  • Imagen

    Angelillo de Uixó.

  • Creative Commons License
    La izquierda de ayer luchó, la de hoy no by Ángel Blasco is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Empresarios de vall d´uixó celebran la pobreza de los obreros.

Imagen

Esta historia está basada en la cena que aconteció el sábado 19 de Octubre en las grutas de San José. Me han comunicado hoy que  empresarios y miembros del PP comieron cómo cerdos en festín en dos conocidos restaurantes del lugar y celebraron que hay gente que pasa hambre en Vall d’uixó. Yo no soy nadie para juzgarlos, ni lo pretendo, solo soy vuestro humilde narrador.

Cohetes pirotécnicos se abren iluminando el cielo sobre el rocoso y negro paraje de las grutas de San José en Vall d´uixó. En lo alto la luna llena.

En la terraza del restaurante la Gruta hay una larga mesa repleta de bandejas de plata con alimentos; a su alrededor la jauría. Vestidos de frac los caballeros, y con sedosos vestidos de alta alcurnia con pedrería, las perras burguesas. Del cuello les pende a todos una servilleta blanca manchada de grasa y líquidos. Entre los asistentes a la macabra celebración hay únicamente empresarios y miembros del partido popular.

La luna les sonríe a todos ellos.

Imagen

Un empresario del mundo de la formación para desempleados, de un empujón agarra a una joven camarera rumana que sirve unos langostinos; la sienta sobre sus rodillas.

Con brusquedad le acaricia los pechos mientras recibe una gran ovación del concejal de asuntos sociales:

OHHHHHHHHHHH.

La rumana hace cómo que su ruboriza:

-Por favor, por favor señor.

A que te gusta,¿ eh? cerdita-le pregunta el empresario con rostro de caimán y la nariz roja del vino.

Imagen

Ella finalmente claudica su débil defensa, y dice cómo todas con la mirada perdida y pensando en su hijo:

-Siiiiii.

Imagen

Suena la alarma de un reloj de un empresario a las 12 en punto de la noche.

Una negra cortina de nubes pasa entre la luna.

Un brindis, un brindis- ruega un empresario poniéndose en pie con esfuerzo y suspirando con dificultad por el empacho.

Imagen

Hay voces jubilosas todavía hablando excitadísimas por la cocaína.

-Por favor caballeros, por favor, que el señor Amancio va a decir alguna ocurrencia- ruegan varias voces silencio.

Amancio, un viejo empresario del mundo de la naranja, con ojos medio cerrados y somnoliento, toma la palabra achispado por el vino:

“Entusiasmados con la pobreza,

Con ver a los hijos de los proletarios hambrientos,

Entusiasmados con el odio,

Con saber que todas las casa de los obreros están llenas de rencor.

Entusiasmados de nuestra imagen,

Con adivinar el sufrimiento,

Entusiasmados del zarpazo que hemos dado a miles de hombres y mujeres,

Con pensar en sus noches de miedo,

Entusiasmados con el poder,

Con imaginar el sufrimiento que causamos,

Entusiasmados con los esfuerzo inútiles de miles de personas por intentar escapar de la miseria.

Entusiasmados con la guardia civil,

Con escuchar los disparos en el monte,

Con escuchar los disparos por las casas,

Entusiasmados con los gritos de los pobres en las prisiones,

Entusiasmados, entusiasmados, entusiasmados”

Imagen

Con dificultades y sonriendo se recuesta en al silla.

Se produce en el festín un silencio al que le siguen grandes y excitados gritos de:

Bravo, bravo, bravo- rompen en aplausos y explosiones los empresarios y miembros del partido popular entre la lluvia instantánea y breve de color dorado, rojo, azulado de la pirotécnica.

Imagen

En un grisáceo bancal un parado se entretiene en su huerta.

Transporta afanosamente entre las rocas de los bancales cómo un chino unas garrafas de plástico colgadas de una caña de bambú que vierte en un tonel del que surge la manguera del goteo que poco a poco va bañando las hortalizas.

Entusiasmado por el odio y consumido, ahonda los ojos en el agua retenida en el tonel.

Sus pensamiento son funestos.

Un par de desempleados que pasean por la montañeta de San Antonio se paran alegres a verlo trabajar pensando que es feliz.

-Mira Antonio, ¡que entretenido está ese tipo en su huerta! Se le ve feliz.

– Si, Juan, es un tipo afortunado al tener ese trozo de tierra, por lo menos comerá, y no pensará tanto cómo nosotros en nuestras desgracias.

-¿ Llevas para una cerveza en el bar?- pregunta uno de ellos.

-No, no llevo nada, hasta el día 10 no cobro 100 euros del ayuntamiento.

Imagen

Mientras se van este par de desempleados se escucha un zambullido. El desempleado agricultor se ha tirado de cabeza al tonel, sus piernas sobre salen luchando por la vida.

Angelillo de Uixó.


Empresarios de Vall d’uixó celebran la pobreza de los obreros by Angel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Basta de brutalidad policial y basta de brutalidad vecinal

LaraMazagatos

Ayer por la noche,un millar de personas se concentraron y caminaron por las calles del Raval para denunciar la muerte de J. A Benítez a manos de los Mossos d`esquadra.

El pasado 5 de octubre en la calle de la Aurora hacia las 21.30 se produjo una pelea entre dos vecinos que discutían por la desaparición de un perro propiedad de uno de ellos. Cuando los mossos llegaron,los vecinos no se golpeaban y esperaban la llegada de la policía para solucionar el conflicto. Durante la identificación de uno de ellos,un grupo de mossos lo redujeron,lo esposaron y lo golpearon. Como consecuencia de ésta actuación,Juan Andrés Benítez,un pequeño empresario del Eixample,residente en el raval,murió horas después en el Hospital Clínic.

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

Lara Mazagatos Pascual

View original post

Las vendettas en el pueblo de Vall d´uixó.

Imagen

¿ Qué golpe tan grande les ha dado la vida para que hayan caído en más absoluta inhumanidad?

¿ Con que fiera rabiosa tropezaron para que les inyectara su veneno letal y les convirtiera en lo que son?

¡Oh débiles criaturas!

Frágiles y martirizadas por el sino del infortunio y la tierra maldita de Vall d´uixó.

Lloren todos conmigo, y no dejen de sentir una profunda piedad por estás familias de gente capaz de los más brutales crímenes, vicios y actos plebeyos ante las autoridades.

Recen, recen, todos conmigo por la salvación de estas familias, arquetipos de la sociedad de vall d´uixó que hay que corregir.

 

 

Una de las familias es basura blanca fascista.

Los otros, mercheros, ni blancos ni gitanos.

Viven en las casetas de San Antonio; escupiendo cuando hablan, maldiciendo la verdad, el amor, la justicia, el pensamiento, y teniendo siempre dos cosas en la mente: el odio a los de su alrededor a los que puedan dañar, y el servilismo ante la autoridad.

Imagen

 

  1. Donde un vecino explica la cómo empezó la vendetta.

Imagen

La tía Seba entre espasmos, con el vientre hinchado, rodeada de la estirpe de Caín con los que vive, da un trueno.

Un disgusto me mata- grita mirando la cara de su hijo cuyos diente chirrían, sus ojos de hiena están encendidos cómo ascuas. La tía Seba extendida sobre una tolla playera en la terraza de la caseta ve las nubes blancas pasar raudas galopando hacia el mar empujadas por la brisa que refresca una tierra caliente, seca, y pobre.

Agggggg- exclama agitándose. De su boca sale espuma, y se lleva la mano al corazón dolorida.

¿ No deberíamos darle un masaje cardiaco?- pregunta Pedrín, el nieto de la tía Seba.

El hijo de la tía Seba lo mira con intención de fulminarlo.

Chilla ofendido el hijo de la tía Seba

-Porque tengo la cabeza de madre en las manos. Si no te mato, fill de puta. A mi nadie me dice lo que tengo que hacer.

-Bien dicho hijo, ahhh, ahhh,bien dicho, OHHHHHHHHH- la tía Seba muere feliz contemplando la cara de rabia de su hijo y la pelea que se ha desatado entre ellos.

La muerta recibe varios golpes en la cabeza sin querer de los pasos de los que corren ora huyendo, ora atacando, pues han empezado los Lipapollas a pelarse entre ellos acusándose de la muerte de la vieja.

-La culpa ha sido tuya por lo de las patatas.

-No, no fue lo de las patatas, fue lo del vecino que paseo con el perro suelto y la contestación que le dio lo que la mato.

-No, no fue lo del cambio de las patatas- insiste uno de ellos, pegando un una barra de hierro el lomo de una chiquilla que chilla cómo un demonio.

La familia se divide en dos bandos, los que culpan a los que compraron las patatas, y el caso del vecino con el perro suelto.

Imagen

Los ojos de la tía Seba se le abren y un último impulso eléctrico del sistema nervioso movido por los golpes hace que se incorpore.

Todos paran de pegarse.

-Mirar, la vieja ha vuelto a la vida cómo Lázaro- dicen con la boca muy abierta.

La vieja señala la caseta de abajo y cae redonda.

-Ha señalado al vecino- dicen todos mirando donde ha indicado la vieja.

EL vecino que asomado al balcón escucha la pelea y toca guitarra mientras la tía Seba muere, se defiende alarmado. Su rostro momentos antes feliz, se torna el de la desolación:

 

-No digáis eso coño, que la finada no ha señalado a mi casa- el vecino de abajo señala la casa de al lado, donde vive un hombre tetrapléjico.

-Contra ese, contra ese tenéis que ir- trata de convencerles.

-No, no, que ha señalado tu casa- le dice el hijo de la difunta sonriendo muy feliz.

-Eso es falso testimonio, la voluntad de la tía Seba no era esa- contesta frente la puerta de sus enemigos el vecino.

-No, no, que ha sido a ti a quien ha señalado- insiste el huérfano.

Y todos a coro gritan:

vendetta.

Imagen

III. La vendetta de chirigüilis.

Imagen

 

Conforme se llega a la casa de los chirigüilis empiezan a aparecer por el camino perros muertos, cabezas de gallinas, huesos de animales, plumas, y se escuchan estrellarse mano contra mano, de forma brutal, salvaje, homicida, formando el tribal y antropófago sonido las palmas gitanas. Asciende al olfato en ese lugar un olor a locura sectaria incestuosa, a crimen, a azufre, a gasolina, a barbarie inhumana.

El horror, el horror, el horror.

Imagen

A lo lejos se ve la pequeña sombra de algún niño parido no hace mucho por alguno de ellos deambulando con un hueso de jamón para jugar y merendar entre los escombros. En la entrada de este lugar satánico y maldito, donde hasta Caín sentiría ganas de vomitar, hay un perro pastor alemán nacido para estar atado a una cadena. Su carne se ha fundido con la cadena de un metro de largo. Enloquecido da vueltas alrededor del contenedor de basura al que está atado cómo si fuera un compás abierto; a un metro hacia un lado, y a un metro. Hace esto cuando alguien pasa y los chirigüilis se ríen mucho del hecho y bailan flamenco.

Un contenedor de basura invertido hundido en la tierra es lo que le han ofrecido cómo hogar los chirigüilis a su perro.

Un vecino conmovido por la suerte de este animal, fue a hablar un buen día con los chirigüilis sobre el perro.

Salió a recibirlo un hombre de pómulos enjutos. Le miraba cómo loco, llevaba el pelo malrapado, estaba delgado cómo un tísico, amarillento, y lleno de una rabia infantil, sádica, fanática.

En definitiva, el caballero en cuestión era lo que se diría un hombre débil, un monigote emocional carente de inteligencia y de sentimientos. Le daba mucha pena al vecino escucharlo:

Ay, ay, Ay, payo, payo malo, que el perro es mío, y hago con el lo que quiero, que te mato payo. Mira payo lo que hago con el perro, y quitándose el cinturón empezó a pegar al pobre animal que aullaba de dolor.

Por favor, basta, basta- le suplico el vecino.

Payo, payo, que somos medio gitanos payo.

Desde la ventana de la casa se escuchó un coro de voces no humanas, en dialecto de rumis:

Vendetta.

Imagen

Angelillo de Uixó.

 

 

 

 

 

 


Las vendettas en el pueblo de Vall d’Uixó by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

 

 

 

 

 

 

 

La paraeta fascista de vall d’uixó

Imagen

Esta historia está sacada de hechos reales, las fotos y los hechos han sido conocidos gracias al facebook del camarada Lluis.

Días de la festividad de la Sagrada Familia en Vall d’uixó: farandules, gitanillos, votantes del PP, incluso rojos bohemios y medio borrachos deambulan entre las paraetas cantándole a cuba:

-Oh cuba mi amor, ¿ qué te han hecho con el embargo?

Te deshacen, pero tu, pero tu: resiste amada mía,

Resiste, que pronto abandonare Vall d’ uixo y me uniré a tus palmeras.

Imagen

El porvenir señor, el porvenir. Por la voluntad le leo el porvenir- una misteriosa gitana con un puro en la boca detiene al camarada Amado que habla sobre los fértiles valles de cuba caminado entre las paraetas donde valleros venden bombillas, incienso, mirra, y trozos de hueso de Recedero Centelles que curan todos los males si se coloca cerca del corazón y se cantan dos padres nuestros y un Ave María.

-No, no gracias. Mi futuro lo conozco, irme de este ambiente infernal- le contesta el camarada Amado a la gitanilla.

La contempla confuso y siente ternura ante la imagen de una pequeña gitana adornada con un velo repleto de cascabeles, colgantes de oro, aros de plata, y cientos de cascabeles que penden de brazaletes de plata atados a las muñecas, y así cómo muchos más atados a sus bellos tobillos desnudos ,pues va descalza.

La agarra de la mano, entre el murmullo de voces:

¿ quieres venirte conmigo a Cuba?- le pregunta de súbito, sin reflexionar, impulsado por el deseo.

Ella duda, y le pregunta atónita:

¿ Cuba?

Si- responde él.

Imagen

Miran a su alrededor, escuchan los dos aterrados las voces que les rodean en el mercadillo fascista católico de Vall d’uixó:

Huesos de Recedero Centelles, biblias católicas; la sociedad no valora nuestros esfuerzos por limpiar a los enemigos de la patria, los rojos, los putos rojos, por la sangre derramada de fascistas en la guerra civil…- ambos dirigen la mirada a la paraeta de donde salen esas voces.

La paraeta está adornada con banderas fascistas y cráneos humanos.

Son los 9 niños de padres comunistas que mando encerrar en el sótano de al iglesia de la Asunción en 1940 un teniente de la guardia civil para que murieran de hambre y de sed. Los niños chillaban día y noche:

  • papa, mama, papa, mama.

    Algunos eran bebes y los fascistas obligaban a escuchar a sus padres, cautivos comunistas y anarquistas, cómo se morían de hambre y de sed.

La chica gitana mira los rostros de sádicos, de asesinos, de criminales de los fascistas. La guardia civil que custodia la paraeta al notar las miradas de ellos tiran mano a la culata de su revolver.

Los dos salen corriendo.

Imagen

Angelillo de Uixó. Días previos al genocidio que va a acontecer en vall d’uixó, sospecho el PP de Vall d’uixó van a asesinar gente de izquierdas. Insto a los camaradas a resistir.


La paraeta fascista de Vall d’Uixó by Ángel Blasco Giménez is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Amb el vistiplau de l’Ajuntament i la comissió de les festes de la Sagrada Família i el Santíssim Crist de la Vall d’Uixó, podem observar en una paradeta de la fira, unes banderes on s’exhibeix el feixisme i el Nazisme.
Amb normalitat meridiana.